Descubre todo sobre la diosa Sedna, la cual es maligna

Sedna es un espíritu marino y la creadora de todas la criaturas que habitan en el mar, sus animales predilectos son las ballenas y las focas, si la molestan los hombres puede desencadenar tormentas y problemas en la caza. Conoce más sobre su historia.

Sedna

Sedna

Sedna es una diosa de la mitología Inuit, la cual vive en el fondo del mar en una zona conocida como Adligen (en donde llegan las almas de los muertos que padecieron en la costa, océano o mar son juzgados) y es la progenitora de todas las criaturas marinas. Cuando molestan a la diosa ella envía enfermedades y problemas en la pesca además de enviar tormentas, ya que si los seres humanos tratan mal al alma de alguna de sus criaturas ella puede provocar que haya carencia en la caza. (Ver artículo: Poseidón)

A Sedna la describen como una joven sumamente hermosa, de tez clara, con la edad perfecta para casarse, que sabía cocinar y coser, además de tener una impresionante cabellera larga de color negro, pero que está enredado por no tener dedos con que peinarlos.

¿Por qué la respetan?

La respetan debido a que puede generar tormentas en los mares por su ira y cólera hacia los hombres y consideran que se debe de tratar con respeto su historia, además de ser muy generosa con los humanos, ya que les permite alimentarse con los animales marinos, pero si ellos los maltratan pueden desencadenar su ira y provocar que no haya más fuente de comida, por lo que los chamanes debían emprender un viaje hacia las profundidades del océano para llegar al hogar de la diosa y solicitarle que los suelte para que los humanos se puedan alimentar de ellos.

Los chamanes también tienen el deber de que cuando los mamíferos se quedan atrapados en la larga cabellera que posee Sedna tienen que peinar su cabello, que ella no puede peinar porque no posee dedos, para que los mamíferos suban y alimenten a los humanos, y la razón por la que se enreda su cabello es debido a la contaminación que causa el hombre en los océanos, mares, ríos y lagos. Los humanos que cazan a los peces gracias a la generosidad de Sedna toman agua del océano para agradecerles por permitirles cazar y alimentarse de ellos. (Ver artículo: Susanoo )

Leyenda

Cuenta esta historia que Sedna era una hermosa joven de la tribu Inuit que vivía junto a su padre, el cual era viudo, ella se consideraba de una belleza tan deslumbrante que no cualquiera se podría casar con ella, por lo que todos los cazadores que fueron a proponerle matrimonio los terminaba rechazando, por lo que su padre ya frustrado le comenta que ya no tienen comida suficiente para poder sobrevivir, por lo que ella necesita de un hombre que la mantenga y la cuide, decidiendo así que el primer hombre que se apareciese ella lo iba a aceptar, Sedna decidió ignorar su advertencia y siguió con lo que se encontraba haciendo mientras miraba su reflejo en el agua.

Un día, su padre vio a una figura acercarse a ellos, era un cazador con un atuendo hecho de pieles, sin embargo tenía su cara tapada, el papá le dijo al hombre misterioso que si quería a una esposa su hija sería una buena compañera capaz de coser y cocinar; aunque le suplicara, Sedna no consiguió que su padre cambiara los planes, ya que ese hombre misterioso aceptó y se la llevó en una barca donde se dirigirían a su nuevo hogar. Cuando llegan, Sedna se da cuenta que no hay chozas, ni personas, no se encontraba nada en la isla donde arribaron salvo unas cuantas piedras y un acantilado.

En eso, el hombre misterioso se descubrió la cara riéndose de manera espeluznante y en ese momento Sedna se dio cuenta que era un cuervo y no un hombre (en algunas versiones en vez de ser un cuervo es un chamán) el cual se había disfrazado. Sedna intentó escapar, pero el cuervo la agarró y la llevó a una zona cerca del acantilado que estaba cubierto por plumas en una roca, diciéndole que ese sería su nuevo hogar y su único alimento constaría de pescado que él  le traería crudo después de buscar el alimento volando por el océano.

Al pasar unos días, Sedna se sentía cada vez más infeliz de vivir ahí, por lo que cada vez llamaba a gritos a su padre, estos gritos eran tan fuertes que atravesaron el ártico, llegando a los oídos de su padre que, al sentirse culpable por haberla dejado con ese hombre, decidió emprender un viaje que duró días para llegar donde se encontraba su hija. Al llegar a la isla, Sedna corre hasta la orilla y abraza a su padre para luego montarse en la barca para regresar a su verdadero hogar

Pero después de varias horas divisaron a un pájaro volando a la distancia mientras el océano se encontraba tranquilo, en ese momento ella sabía que su esposo la había encontrado y lo peor, estaba enojado. Cuando el cuervo los alcanza, su papá intenta alejarlo con el remo mientras el océano se iba tornando mas violento, pero fracasó y el cuervo siguió molestándolos incluso más, en eso empieza una fuerte tormenta y el océano hacía que la barca se moviera de atrás hacia adelante por las olas que chocaban contra ellos.

Su padre se encontraba tan temeroso que agarró a su hija y la tiró al océano, gritando a los cielos que no lo lastimara pues se la estaba entregando, esto hizo que Sedna se hundiera, pero ella luchando llegó a la barca nadando y cogió con sus dedos la punta de la barca, su padre para evitar que ella lograra subirse empezó a golpear sus dedos con el remo por lo que su hija empezó a gritar de dolor y como ella ya tenía las manos casi congeladas, estas se agrietaron y cayó de nuevo al océano; sus dedos rotos se convirtieron en focas.

Sintiendo la energía negativa de su marido, logró nadar y asir de nuevo el borde de la barca, pero a pesar de este intento su padre hizo lo mismo y se agrietaron las manos, convirtiéndose en ballenas, que junto ella viven en el fondo del océano pero esta vez no luchó y se hundió, sin embargo, no murió y molesta por todo lo sucedido se convirtió en la diosa del mar.

Descubre todo sobre la diosa Sedna, la cual es maligna
5 (100%) 1 voto


Si te ha gustado el artículo Descubre todo sobre la diosa Sedna, la cual es maligna te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario