Aprende todo sobre la diosa Ganga en la mitología hindú

La diosa Ganga, era hija del dios de la montaña Himalaya. Se le conoce además con los nombres de Maa Ganga que significa madre Ganges o también como Ganga Devi, la diosa Ganges. Esta diosa personifica al sagrado río Ganges.

Ganga

La historia de la diosa Ganga

Según la mitología hindú, el dios de la gran montaña Himalaya, tuvo una hija muy hermosa a la que llamo Ganga. Por su hermosura tuvo muchos pretendientes, convirtiéndose en un primer momento en la esposa del dios Visnú, quien luego se la dio como consorte al dios Shiva. Dentro de su historia también la unen como pareja del rey Shantanu.

Los ocho dioses

De igual manera se dice que esta diosa era la madrastra de Kártikeia, el dios de la guerra, hijo de Shiva y Párvati. Cuenta la leyenda que la diosa Ganga estuvo ligada en lo que fue el nacimiento de los ocho dioses del día, el viento, el fuego, el agua, el amanecer, la luz, la luna y estrella polar conocidos como los Vasus, en los tiempos que estuvo unida al rey Shantanu. (Ver articulo: Shiva)

Según la historia, estos dioses Vasus estaban cumpliendo con una condena que los obligaba a nacer de nuevo pero como seres mortales. Conociendo de esto, la diosa Ganga sitio una gran compasión por estos seres por lo que decidió convertirse en la gran madre de todos, haciéndoles la promesa que les devolvería con ello la inmortalidad.

Su ayuda era acabar con sus vidas en el momento del nacimiento para convertirlos así en inmortales. Al nacer, la diosa los ahogaba en sus propias aguas y así fue haciendo con cada uno de ellos. Cuando se disponía a matar al último de los recién nacidos apareció el rey Shantanu y evitó tal suceso. Este recién nacido era Bhishma, quien aparece reflejado como uno de los principales héroes la gran aventura mitológica hindú conocida como la Mahabharata.

La diosa y el río Ganges

Según datos que aparecen en la mitología Hindu, la creación del rio sagrado Ganges se le atribuye al dios Brahma, el dios creador del universo. Cuentan que le dio la vida al Ganges alimentándolo del sudor de uno de los pies de Vishnú, el dios conservador. Se dice también que para esos tiempos el río sólo circulaba por el cielo.

Otro de sus orígenes ubica al dios Shiva, el dios destructor, como su creador. Cuentan que un día, Shiva decidió bajar las aguas que estaban en el cielo y llevarlas a la tierra. Con estas acciones, el dios buscaba liberar las almas de aquellos que habían sido condenadas por los dioses y estaban purgando condena.

Estas aguas se convirtieron en sagradas. Las mismas comenzaron a brotan de la cabellera celestial este dios, calmando con esto la sed de las tierras apartadas para el cultivo. Otra versión del mito, nombra a Sagara, rey mortal que engendró a 60 mil hijos. Cuenta la leyenda que este rey se ha enfrentado al dios del cielo visible Indra, por el robo de su caballo. El rey le había ordenado a todos sus hijos que le ubicaran al preciado animal. (Ver articulo: El dios rama)

Para cumplir con el encargo, los hijos del rey se dirigieron hasta el reino de Patala, ubicado en lo más profundo de la tierra, donde efectivamente lo encontraron. En el sitio, junto al animal, estaba un anciano llamado Kapila, a quienes los hijos del rey golpearon creyendo que era el dios Indra disfrazado.

Kapila respondió al ataque y los azotó con tan solo echarles una mirada, con la cual comenzaron a agonizar, muriendo entre llamas que aparecieron de forma inexplicable quemándoles todo el cuerpo. Como castigo mayor, terminarían vagado por toda la eternidad como almas malditas.

Un nieto del rey llamado Ansuman, le suplicó a Kapila para que éste perdonara lo sucedido, respondiéndole que solo cuando las aguas del Ganges bajaran del cielo a la tierra, así también las almas de los hijos de Sagara dejarían de estar en pena.

Más tarde, Bhagiratha Raja, quien era hijo de Ansuman, rogó ante Brahmá por el cese definitivo del castigo, y así éste le concedió que la diosa Ganga, bajara desde el cielo a la tierra para purificar con su divina agua, las cenizas que quedaron de los cuerpos y liberar las almas en pena.

Pero la diosa Ganga se percató de que la distancia entre el cielo y la tierra era mucha, por lo que le pidió al dios Shiva que hiciera un camino para no devastar la superficie de la tierra con la fuerza del descenso de las aguas. Fue entonces cuando la diosa Ganga bajó primero hasta la cabeza del dios Shiva y en sus cabellos dividió siete ríos que fueron el mítico Ganges y sus afluentes.

Los Sagaras habían dejado un gran hueco cuando bajaron al inframundo, el cual fue llenado con las aguas divinas, inundándolo y liberando las almas. Esta agua también dio origen a un gran océano. Hoy en día el río Ganges sigue siendo considerado como un río sagrado, al cual acuden cientos de personas para bañarse en el diariamente ya que se supone que purifica el alma y el cuerpo.

EVALÚA ESTE ARTÍCULO


Si te ha gustado el artículo Aprende todo sobre la diosa Ganga en la mitología hindú te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario