Árboles del paraíso, lo que no sabías sobre ellos y sus mitos

Los árboles del paraíso, según las creencias religiosas, tienen gran importancia, ya que son considerados los árboles que se hallaban en el paraíso donde habitaron las primeras creaciones de Dios. Sin embargo, ellos desobedecieron los términos y condiciones que debían aceptar para vivir allí y fueron desterrados del jardín donde estaban los árboles del paraíso.árboles del paraíso

Las comunidades que vivían en las zonas del Oriente Medio, son los conocidos hebreos, sus comunidades llevaban esa denominación en el Segundo Milenio a.C.; ellos fueron los que se encargaron de formaron las comunidades árabes e israelitas, que en la actualidad son los judíos, tuvieron mensajeros de Dios que transmitían mensajes en su nombre. En determinado momento las tierras de los hebreos tuvieron cierto poder, pero no duró mucho tiempo, ya que en esos tiempos se tenía la tendencia de invadir terrenos para adquirir más poder.

Los hebreos tienen una gran relevancia con los Libros Sagrados, ya que fueron escritos en hebreo y después fueron transcritos al latín, por esta razón se considera que pudo haber ciertos términos mal empleados en las traducciones, porque existe la posibilidad que la persona que los haya traducido, probablemente no tenía el dominio correcto de los idiomas, lo que puede ser un tema de debate sobre los Textos Sagrados. (Ver artículo: Naamáh)

En los Textos Sagrados, en el tomo de Génesis se habla de los árboles del paraíso con mayor detalle, ya que se cuenta cómo Dios les indicó a Adán y Eva cuáles eran sus límites dentro de los árboles del paraíso. Aunque ellos intentaron seguir las órdenes, terminaron incumpliéndolas y así fue como terminaron desterrados de los árboles del paraíso.

En tiempos remotos, los hebreos tuvieron un gran desarrollo en distintos ámbitos, entre los que más resaltan fue la difusión de las creencias de que sólo existe un solo Dios, que se puede nombrar como Jehová, de igual manera se le conoce de otros modos. La influencia de sus creencias en la actualidad se ha adaptado en otras religiones, en cuanto a las festividades que celebran.

¿Cuáles son los árboles del paraíso?

Los conocidos árboles del paraíso fueron nombrados en el Texto Sagrado que pertenece a la antigüedad, específicamente se hace mención sobre los árboles del paraíso conocido como el vergel de la gloria. Uno de los árboles del paraíso se conoce como el árbol del discernimiento y el otro árbol es reconocido como el árbol de la existencia. (Ver artículo: Ángel Barachiel)

El árbol del discernimiento fue uno de los árboles del paraíso que fue nombrado en el tomo del Génesis, era un árbol inhabilitado para consumir por parte de Adán y Eva. Se reconoce como la fruta restringida del árbol del discernimiento, ya que les proporcionaría las concepciones necesarias sobre la vida, para poder elegir entre lo que podría ser considerado como bueno o malo. Adán y Eva sentirían que habrían perdido su dignidad al probar las frutas de los árboles del paraíso debemos recordar que Adán y Eva fueron las primeras personas que habitaron la Tierra.

Primero, se encargó de la creación de Adán y después a Eva, los situó en el mejor lugar, conocido como el vergel de la gloria, ellos podían alimentarse de cualquiera de los árboles del paraíso, excepto de dos que se hallaban en la parte central del vergel. El segundo árbol es el árbol de la existencia, tiene gran importancia en distintas culturas, su prohibición se debía que al probarlo serían eternos. (Ver artículo: Kokabiel)

¿Cómo es su cuento?  

Encontramos en el Génesis la historia de la formación del universo, el desarrollo de los escritos de los Textos Sagrados están comprendidos del Génesis 1-3. Primero hay que contar que Dios en la primera parte se describe cómo fue la formación del universo, las constelaciones, cómo fue cada procedimiento y cómo empezó a transcurrir el tiempo, el día y la noche, los animales marinos y los terrenales. De este modo también se describe la creación de Dios según su día.

El último día de la creación fue en el momento de descanso para Dios por todas las obras que había creado, conocido como el séptimo día.

En la segunda parte del Génesis, es cuando inicia la historia que se desarrolla en el vergel de la gloria; Dios creó al hombre a través de los polvos de la tierra, dio un soplo de vida para la creación del hombre. A su vez, Dios hizo una plantación en el vergel de la gloria, allí dejó al hombre, donde empezó a habitar crecieron gran variedad de árboles y crecieron los árboles del paraíso, que eran dos árboles, el primero es conocido por ser el árbol de la existencia eterna y el otro por ser el árbol del discernimiento. (Ver artículo: Abadón)

Dios dejó al hombre en el vergel y le dijo que allí podía habitar, sin embargo, debía cuidar de esas tierras. El hombre podía consumir los frutos de cualquier árbol, pero había sólo uno que no podía probar, el árbol del discernimiento, ya que si lo probaba él moriría. Dios se encargó de la creación de distintos animales que habitarían allí, todos los animales que tenían la capacidad de volar llevaban por nombre Adán, igual que el hombre.árboles del paraísoEl Señor hizo que Adán se quedara dormido, en ese lapso de tiempo el Señor se encargó de sacar una de sus costillas. A partir de la costilla de Adán formó a la mujer que sería su compañera, por lo que adán dijo que ella era huesos de sus huesos y carne de su carne.

Se dice que la mujer fue nombrada varona, ya que venía del varón. Adán y su compañera deambulaban por el vergel sin ningún tipo de ropa que los cubriera, no tenían ningún tipo de vergüenza por ello.

La parte tres del Génesis de los Textos Sagrados, hace referencia a cómo ocurrieron los hechos para que Adán y su compañera cometieran una falta, se cuenta que la culebra tenía la astucia que no poseían los demás animales que allí vivían con Adán y su mujer. La culebra empezó a interrogar a la mujer, preguntándole que el Señor no les había dado autorización de alimentarse de los frutos que había en el vergel. (Ver artículo: Palmoni)Ella, por su parte, aclaró que ellos sí podían alimentarse de los frutos de los árboles del jardín, menos del árbol que se encontraba en la mitad, lo prohibió para que Adán y su compañera no murieran. Sin embargo, la culebra le dijo a la mujer que Adán y ella no morirían si llegaban a comer de los frutos del árbol del discernimiento, si probaban sus frutos ellos alcanzarían otra perspectiva, ya que serían como Dios. Tendrían la posibilidad de diferenciar lo que se denomina como bueno o malo.

Por consecuente, la mujer cambió de parecer y consideró que lo podría probar, sus deseos por adquirir el saber que le decía la culebra que obtendría si daba una probada a los frutos del árbol del discernimiento. Así que la mujer probó las frutas del árbol y le dio a Adán. Por lo que empezaron a ver el mundo diferente y se percataron de que sus cuerpos estaban en la desnudez total y optaron por diseñar con hojas una especie de atuendo para tapar la desnudez.

El Señor dio un paseo por el vergel y Adán y Eva buscaron un escondite para que Dios no los notara, él llamó a Adán y él respondió que al escucharlo sintió temor, ya que se encontraba en desnudez total, por lo que se escondió de él. Por esta razón, Dios los interrogó para saber quién les había explicado sobre la desnudez y también preguntó si había probado las frutas del árbol que estaba prohibido.

Así que Dios reprendió a Adán y a su mujer, él le explicó que su compañera fue quien le dio de la fruta y por esa razón la probó, por otro lado la mujer dijo que había sido engañada por la culebra y por esa razón ella se comió el fruto. De igual manera, Dios sancionó a la culebra por haber incitado al hombre y a la mujer a comer del árbol del discernimiento que pertenecía a los árboles del paraíso, por esa razón la culebra se desplazaría por la tierra y se alimentaría del polvo. (Ver artículo: Haniel)

Adán y su compañera también fueron sancionados, Adán se sentiría mal cada vez que se alimentara y la tierra está condena por su codicia. La sanción de la mujer sería que cada vez que estuviera encinta y llegara el momento de parir a sus hijos, padecería de grandes dolores. Dios nombró a la compañera de Adán como Eva, sería la madre de todos los habitantes de la tierra, el Señor diseñó unos ropajes especiales para ellos.

Dios dijo que Adán ya se había convertido en uno de ellos, ya que tenía la conciencia de lo que es bueno y malo. Por esta razón desterró a Adán y a Eva del vergel de la gloria para que no probaran otro de los árboles del paraíso, que es el árbol de la existencia eterna. A partir de ese momento Adán y Eva fueron enviados a la tierra y mandó a los querubes para que estuviesen al cuidado del camino que llegaba hasta el árbol de la existencia eterna.

Simbolización de los árboles del paraíso

Los árboles del paraíso tienen un significado meramente religioso que se puede reflejar de dos formas, según cada uno. El hecho de la prohibición de una fruta que pertenece al árbol del discernimiento y el hombre y la mujer hayan decidido comerla por la incitación de esa figura, representa a la maldad que tiene el mundo y la idea de Adán y Eva por tomar la decisión de comer la fruta es la verdadera sanción.

El verdadero mensaje que había detrás de los árboles del paraíso, eran las pruebas que hacía Dios para probar a Adán y Eva. El hecho de que Eva haya deseado probar la fruta que ofrecía ese árbol, era la verificación de la fragilidad de estos seres, ya que habían cometido un error, habían infringido las normativas que Dios les había dictado al hombre y la mujer en los árboles del paraíso. (Ver artículo: Lilim)Dios les advirtió sobre las consecuencias que vivirían si optaban por probar uno de los árboles que se hallaban en la parte central del vergel de la gloria. Sin embargo, Adán y Eva no cumplieron y Dios cumplió su palabra, fueron desterrados de los árboles del paraíso.

Por otro lado, los primeros seres que habitaron la tierra no podían continuar allí, por el sencillo hecho de haber cometido la infracción, de igual manera habían obtenido la conciencia de lo que les podría favorecer, pero según sus percepciones, no actuarían según lo que Dios delimitó para ellos cuando habitaron el vergel de la gloria, ya que sus acciones irían ligadas a sus pensamientos y no a las normas de Dios.

Por otro lado, el segundo árbol que pertenece a los árboles del paraíso, conocido como el árbol de la existencia, corresponde a una simbología profunda, ya que aquellos que actuaran de manera adecuada, tal como ordena Dios que debe ser, por lo que él sabe qué es lo correcto o incorrecto para nuestro bienestar.

Aquellos que lleven su vida de ese modo tendrán el privilegio de comer del fruto del árbol de la existencia, ya que ofrece vida eterna. Ese árbol es considerado como el surtidor del saber y también se refiere a la sanación, por lo que las personas vivirían como Dios ordena, ya que serán los que tendrán la oportunidad de comer de sus frutas. (Ver artículo: Balberith)

Consecuencias de probar los frutos restringidos

El hecho de haber comido las frutas que se habían establecido como fruto restringido de los árboles del paraíso, tuvieron resultados terribles, esto hizo que Adán y Eva cayeran en un terrible juego, ya que desobedecieron los límites determinados del vergel de la gloria. También se considera que el hecho de haber probado estos frutos, fueron signos de codicia e individualismo por parte Adán hacia Dios y hacia su compañera de vida, Eva.

Como resultado de la mala toma de decisiones, se obtiene un pensamiento en una posición bastante absurda, ya que aquellos que desobedecen no pueden pensar que les irá bien. Por esta razón sentirán que llevan una vida no tan buena, ya que hacen el papel de víctima. En la actualidad se puede percibir que esa actitud se puede notar en muchas personas y se debe al incumplimiento de la serie de normas que se deberían cumplir para llevar la vida que se diseñó para nosotros.

La experimentación del egocentrismo hace que las personas vayan en búsqueda de aquellas cosas que le proporcionará un beneficio individual. Sin embargo, este tipo de vida debe llevarnos a corregir esa forma de vivir y pensar, ya que después puede invadir el enfado y terminar consumidos por la oscuridad, culpando a otras personas de los errores y consecuencias que se tienen que vivir.

Árbol paraíso sombrilla  

Es una especie de árbol que se puede conocer de distintos modos, ya que tiene un nombre científico y se le conoce como cinamomo o paraíso sombrilla. Este es un árbol que tiene un carácter decorativo y su frondosidad permite la sombra, es originario del Sudeste de Asia. Sin embargo, se ha notado que es un árbol que se adapta a todo tipo de clima, su frondosidad hizo que se le diera ese nombre. (Ver artículo: Bene Elohim)

El paraíso sombrilla puede llegar a alcanzar los ocho o quince metros de altura, por lo general se siembra y tiene varios usos, por ejemplo, brindar un poco de sombra, las semillas del fruto son utilizados para la creación de rosarios, su madera no es común que se use, pero se dice que funciona; ya que tiene un volumen intermedio, la madera puede ser de color marrón o un color rojizo. En tiempos de antaño se utilizaba para pintar el cabello de color negro y para nutrirlo.

Por lo general, se cuenta que el árbol aguanta incluso las temperaturas hay en Siria, por lo que es un árbol adaptativo, su florecimiento se puede dar cuando termina la época de florecimiento.

Daños por causa del paraíso sombrilla

El árbol tiende a producir sueño, si se ingieren los frutos que da el árbol son dañinos en muchas cantidades. Se extraía una especie de gas inflamable que era empleado para la alumbrar. Por otro lado se puede utilizar el fruto como un medio para limpiar los cabellos cuando están llenos de piojos. Los daños que puede causar pueden ser tanto a animales como a las personas, pero a las aves no les causa daño, de hecho, es la base de alimentación de una especie de aves.

Al momento de ingerir los frutos del árbol produce reacciones como llegar a vomitar, pérdida de la coordinación, dolores estomacales, diarreas, entre otros, por último podría ocasionar un paro cardíaco. Sin embargo, sus hojas también son utilizadas en las proporciones necesarias como medicina para preparar tés que permitan la relajación del útero. Determinada cantidad de los frutos ocasionan la muerte de los animales adultos. (Ver artículo: Ziz)

Mención de los árboles del paraíso

Los árboles del paraíso se encuentran presentes en diferentes culturas y religiones en el vasto universo, existen gran cantidad de creencias sobre los árboles que yacen, y representan vida eterna.

Principalmente, los elementos que forman parte las creencias de los judíos, cristianos y musulmanes se siguen desarrollando en la actualidad, el fin es representar lo que desde los inicios se ha contado, el bienestar que se puede tener y por caer en la persuasión de distintos seres, se cometen las faltas, las culebras, las frutas que ofrecen los árboles y el hombre.

Árbol de la existencia en Apocalipsis

Como hemos mencionado anteriormente, los árboles del paraíso aparecen en el Génesis del Antiguo Testamento. Sin embargo, nos conseguimos que en los Libros Sagrados, que son más recientes, se habla del árbol de la existencia en Apocalipsis. Primero se hace mención sobre el árbol, sus características por pertenecer a los árboles del paraíso. Por otra parte, también se dice que aquellos que lo merezcan, probarán de ese árbol de la existencia que se ubica entre la gloria de Dios.

Árboles del paraíso mencionados por Enoc

Sobre el personaje de Enoc hay diversas versiones, es nombrado en los Textos Sagrados, se dice que es descendiente de distintas personalidades importantes de las religiones. Por otro lado, se dice que Enoc mantenía una relación estrecha con Dios, por lo que no atravesó la muerte.

Enoc hace mención en sus tomos sobre estos árboles, primero describe cómo es el Edén, cuenta que existe gran variedad de árboles del paraíso, hay uno que se denomina como el árbol del discernimiento que se ubica en el Edén. Existían gran variedad de árboles, todos eran distintos a los demás. Sin embargo, se podía notar que uno de los árboles resaltaba entre los otros y era el árbol del discernimiento. (Ver artículo: Malakim)Ese árbol era distinto a los otros por poseer un aroma que se percibe a leguas, con gran cantidad de frutos. Enoc lo describió un árbol sumamente grande. El hecho de que los primeros padres hayan probado los frutos de ese árbol, hizo que se quitaran una venda de los ojos, por lo que tomaron consciencia de su desnudez y automáticamente fueron sacados del vergel de la gloria, lugar donde yacían los más bellos árboles del paraíso.

De igual manera, se hace mención de forma detallada que en el vergel del paraíso, yacía otro árbol que poseía gran importancia como el otro, esto se debe a que generaba vida, Enoc se refería al árbol de la existencia. Ese árbol en específico, superaba todos los tamaños de los otros, además de todos los aromas que se podían percibir de los árboles del paraíso; el árbol de la existencia era el que predominaba sobre los otros.

Miguel por su parte le dice a Enoc, que el árbol de la existencia no puede ser probado por nadie. Hay que mantenerse a la espera del Señor, en esa ocasión él elegirá a las personas que podrán tener la oportunidad de entrar a las puertas de la gloria, donde se habitará con el Padre Celeste. Una vez elegidas las personas, se podrá consumir el nombrado árbol de la existencia, ya que una vez que se prueba se alcanzará los huesos, al probarlo las personas se mantendrán sanos hasta el final, vivirán sin perturbaciones y cuando llegue ese día después se trasladará el árbol para el paraíso de Dios.

Los árboles del paraíso desde distintas perspectivas

La representación del árbol que fue probado por Adán y Eva, entre los árboles del paraíso correspondía al diseño de un árbol que tenía los frutos de unas manzanas. Sin embargo, es una representación que puede ser falsa o no corresponde a las ilustraciones que se han hecho sobre ese episodio.

Se cuenta que realmente no hay certeza del fruto que había verdaderamente en los árboles paraíso, se sabe que poseían semillas, sin embargo hay varias frutas que poseen semillas, como por ejemplo, peras, mangos, entre otras frutas.

Percepción desde el hebraísmo

Según las creencias religiosas que tienen los judíos sobre los árboles del paraíso, ellos consideran que el árbol del discernimiento, al haberlo probado Adán y Eva, produjo el inicio del entendimiento de lo que se puede considerar como bueno o malo. Antes de ese episodio, Adán y Eva no habían hecho consciencia de la maldad.

Es correcto que ya la maldad existía, sin embargo, no estaba dentro de la consciencia del humano y dentro de su vida no existía el deseo por saber sobre la maldad. Aparte del hecho de haber probado la fruta, Eva agregó palabras que no había pronunciado Dios al momento de referirse a su alimentación de los árboles del paraíso y la restricción que tenían sobre uno de ellos. Eva agregó que no se podían tocar los frutos del árbol del discernimiento.

Por esta razón, los judíos consideran que la manera de no dejarse persuadir por la maldad es mediante la educación y la práctica religiosa, para ello hay que leer las normativas que existen en el Torá, uno de los tomos que tienen los Textos Sagrados.

 Los cristianos y los árboles del paraíso

Existen distintas representaciones artísticas sobre la escena de Eva comiendo la fruta prohibida del árbol que pertenecía a los árboles del paraíso, en las creencias del cristianismo se considera que el hecho de Eva haya comido la manzana y luego Adán, es lo que se conoce como primera falta.

Los árboles del paraíso y los católicos

La perspectiva que enseñó San Agustín sobre los árboles del paraíso, mantiene una postura diferente ante otras creencias, ya que él consideraba que el problema no era que los frutos del árbol del discernimiento tenían maldad. En realidad, San Agustín se basaba en una posición que podría ser bien acertada, ya que se trata de la insubordinación por parte de Adán y Eva hacia la normativa de Dios.Como consecuencia de esa escena, los descendientes de la tierra también sabrían la diferencia que existe entre el bien y el mal, además el caos que ocasionaron por haber comido de los frutos que pertenecía a uno de los árboles del paraíso que estaba prohibido.

EVALÚA ESTE ARTÍCULO


Si te ha gustado el artículo Árboles del paraíso, lo que no sabías sobre ellos y sus mitos te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario