Temis, la diosa de la justicia. Conócela aquí

Descubre en este artículo la enigmática leyenda de Temis, la diosa griega de la justicia y la equidad, cuya vida es ejemplo para muchos al contar con las habilidades necesarias para decidir lo que es correcto y lo que no, sin equivocarse.

Temis

Biografía de Temis

Etimológicamente, en la mitología griega, su nombre proviene del griego Θεμις, que significa “ley de la naturaleza”, no de la autoridad humana. Sin embargo, representa la justicia y el equilibrio tanto de mortales como de dioses. De allí que se le haya designado diosa de la justicia en general.

Temis fue una de las Titanides griegas, hija de Urano, dios del cielo con Gea, diosa de la tierra. En la Mitología Romana encontramos dioses similares a los griegos, con diferente nombre.

Según lo mencionado en la Teogonía de Hesíodo, importante poeta y filósofo de la Antigua Grecia de alrededor del año 700 a. C., Temis tuvo seis hermanos y cinco hermanas, quienes constituyeron los Titanes y Titánides de la mitología griega.

Sus hermanos Titanes fueron Océano, Ceo, Crío, Hiperión, Jápeto y Cronos,  y sus cinco hermanas Titánides eran Febe, Mnemósine, Rea, Tetis y Tea. A veces a todos ellos en conjunto se les denomina los antiguos dioses y por un tiempo se les consideró los dueños supremos del universo.

Temis

Temis desempeñó un rol muy importante mientras vivió en la tierra, a donde fue enviada por los dioses a instruir a los humanos durante la llamada Edad de Hierro, en la Era Prehistórica, en la que procuró imponer justicia, hasta que decidió regresar al Olimpo, horrorizada por los delitos que se cometían.

Ya en el cielo ocupó el lugar del signo Virgo en el zodiaco y estando en el Olimpo trabajó también incansablemente para lograr justicia entre los dioses y fue tal el orden que impuso, que la misma diosa Hera se refería a ella como la “Señora Temis”.

Algunos estudios advierten que el nombre de Temis podría haber sido confundido y reemplazado por el de Adrastea o Arastea, que se correspondería mejor con su esposo Zeus, padre de los dioses, oriundo de Creta, en donde se empleaban nombres de ese estilo.

Se dice que ella fue la que construyó el Oráculo de Delfos y que incluso fue pitonisa del mismo. En Mitología egipcia se presenta monumentos de este estilo.

Oráculo de Delfos

Es un recinto sagrado construido para venerar a Apolo, dios del sol, la lógica y la razón, como tal este oráculo fue consagrado a esta divinidad. Fue uno de los más importantes de la Grecia Antigua, muchos siglos antes de la era cristiana. Se constituyó en un sitio importante porque era el lugar de peregrinación al que se dirigían los seguidores para consultar a los dioses, en específico a Apolo.

Temis

De este oráculo aún se conservan reminiscencias en el valle del Pleisto, en lo que hoy se conoce como la villa de Delfos. Se encontraba junto al monte Parnaso, que es la gran montaña de piedra caliza que se halla en la población de Fócida, en Grecia.

Una característica resaltante de este oráculo eran los diversos manantiales que brotaban de las montañas, formando en su caída fuentes de gran hermosura. La que más se conoce es la fuente Castalia, porque se halla rodeada de un bosque maravilloso de laureles que han sido consagrados a Apolo.

La leyenda reseña que Temis heredó la responsabilidad de ocuparse del Oráculo de Delfos de su madre Gea y luego ella la cedió a Febe, su hermana Titánide.

Las hijas de Temis

Temis se casó con Zeus, convirtiéndose en su segunda esposa y con él engendró seis hijas: las Parcas o Moiras: Cloto, Laquesis y Átropos, y las tres Horas: Eunomia, que simbolizaba la disciplina, Diké, la justicia, y Eirene, la paz.

Las Parcas o Moiras

Las Parcas eran encargadas de dirigir el destino en el inframundo de los mortales e incluso de los dioses. Conozcamos a continuación, un poco más sobre ellas:

  • Siempre vivieron en Hades o inframundo.
  • La mitología griega nos dice que las Parcas fueron tres mujeres, cuya misión era tejer el destino o suerte de cada quien.
  • De acuerdo con esta mitología todo el mundo tenía su Parca predeterminada, que regularía su vida y comportamiento desde su concepción hasta su último día en la faz de la tierra.
  • Ellas fueron:
    • Cloto: que tejía el destino de cada quien, simbolizado por un hilo elegido de una gran variedad de tipos y colores. Se dice, por ejemplo, que con los hilos de seda y oro ella tejía el destino de alguien feliz, mientras que con los de lana y cáñamo hilaba finales fatídicos.
    • Laquesis: segunda Parca, se encargaba de mover la rueca para que Cloto pudiera hilar.
    • Atropos: la hermana mayor, cortaba, con unas largas tijeras, el hilo de la vida cuando esta llegaba a su fin, sin aviso ni protesto.
  • Algunos mitólogos aseveran que ellas actuaban de acuerdo con lo que les ordenaba el dios Destino, quien tenía en una urna que siempre llevaba consigo, la suerte de cada humano.
  • Las decisiones de las Parcas eran firmes y jamás podían ser revocadas ni contravenidas. En otras palabras, el destino quedaba marcado por ellas.
  • Con respecto al origen de las Parcas, el poeta lírico de la Grecia clásica Píndaro, en uno de sus fragmentos cuenta que las Moiras ya existían cuando Zeus y Temis se casaron, y que de hecho ellas brotaron junto con Temis de los manantiales del océano que rodeaban al mundo.

Las Horas o estaciones

En cuanto a las Horas, se trataba de tres jóvenes hermosas, que tenían el don de la juventud eterna. Se encargaban de que hubiera un buen funcionamiento del tiempo, en cuanto a día y noche o en cuanto a las distintas divisiones del año agrícola o climático. Conozcamos más de ellas, a continuación:

  • Personificaban las tres estaciones del año, mas luego también desempeñaron el rol de las horas del día.
  • Se les representaban bailando juntas con sus túnicas recogidas y es por esta imagen que a menudo se les confunde con las tres Gracias, diosas del hechizo, la alegría y de la belleza que animaban los festines.
  • En conjunto desarrollaban otras funciones menores referidas a la fecundidad y la fertilidad, así como también enganchar los caballos al carro del dios sol, acompañar a varios dioses como Afrodita cuando apareció en el mar, a Dionisio, Pan o Perséfone, acumular o disipar según se requiriera, las nubes sobre el monte Olimpo y custodiar el acceso a este recinto sagrado.
  • Ellas fueron:
    • Diké: A veces llamada también Dicea o Dice. Simbolizaba la justicia y era igualmente justa como su madre, pero se encargaba de la justicia para los humanos. De manera tal que debía vigilar los actos de los hombres, lo que con frecuencia le causaba pesar, por lo que muchas veces tuvo que acudir al trono de Zeus con lamentaciones por las violaciones de justicia de algún juez que a veces no podía soportar y solicitarle su intervención. Estaba en contra de las falsedades y procuraba preservar la debida administración de la justicia.
    • Eunomia: Era la representación de la disciplina, por lo que se hacía referencia a ella como la diosa de las leyes y la legislación. Ella simbolizaba el orden en la ejecución dentro del gobierno para un desenvolvimiento estable de la sociedad.
    • Eirene: En ella quedó personificada la paz y la fortuna, siendo representada como la joven hermosa, con una cornucopia repleta de riquezas, un cetro y una antorcha. En la mitología romana encontramos la versión de esta diosa con el nombre de Pax.

Temis y la justicia

Temis por lo general, al cumplir con su misión de administrar justicia, tenía la potestad de pronunciar las sentencias y la autoridad necesaria para enjuiciar y sancionar. Para llevar a cabo su labor, Temis aplicaba los principios de orden pertinentes según la circunstancia. En virtud de esta ecuanimidad que la asistía, los dioses griegos acudían con frecuencia a ella cada vez que requerían aplicar justicia.

También solía acompañar regularmente a Zeus, en sus misiones y presidía junto a él en el Olimpo. Tenía, además el poder de dictar sentencias a los dioses, que llevaban a cabo acciones impropias de su condición de divinidad.

Es pertinente acotar aquí que a los jueces griegos que seguían los dictámenes de Temis se les llamaba themistopoloi, quienes eran sus servidores para aplicar lo sentenciado. Esos jueces “themistopoloi” trabajaban en forman conjunta para mantener el orden en el Olimpo a través de las resoluciones que, en virtud de esa facultad divina de poder formular las sentencias, se denominaban Temitas.

Temis

Esa potestad de juzgar que le fue conferida por mandato divino, estuvo basada en la creencia general de que había un orden supremo, asociado completamente al espíritu divino, mediante el cual solo era posible llevar un intercambio social fundamentado en principios justos y así se hacía. Temis estaba dotada de esa facultad.

Se cuenta en la leyenda que fue conocida también como la diosa de las profecías, de los juramentos y de la ley divina, lo que le permitía percibir qué era lo correcto y lo incorrecto.

A Temis también se le asociaba como la diosa que imponía el orden en el mundo natural, de allí que ciertos autores la relacionen con las estaciones del año.

En el universo se le reconocía como primordial el rol de dar cumplimiento a los preceptos de justicia para procurar mantener el orden sobre la naturaleza y sobre la humanidad. En virtud de ello, tanto dioses como mortales, dependían de su consejo para poder actuar.

Temis

Representación

Se le representa como una dama que sostiene en una de sus manos una balanza, con la cual sopesaba los hechos a enjuiciar y aplicar la debida justicia, y en la otra mano tiene la espada, que usa para aplicar la sanción correspondiente.

Lo primero que se debe resaltar es que se ha empleado una figura femenina para representar a la justicia y ha sido así por varias razones. La mujer simboliza a la madre que todos amamos, que da a luz a la humanidad y que cobija en el vientre al nuevo ser.

Es la que amamanta, la que protege, la que da las primeras enseñanzas y eso es lo que la madre justicia representa. Ella nos da a luz a la realidad jurídica y nos prodiga su protección.

Luego tenemos a la balanza ,que es la representación de la consideración objetiva de los argumentos que exponen los litigantes e implica también la proporcionalidad y equidad en los hechos juzgados. Esta balanza se presenta de manera completamente equilibrada; es decir, no está inclinada hacia ningún lado, simbolizando la equidad en la administración de la justicia, como debe ser.

La espada indica su capacidad de coacción para imponer y hacer cumplir las decisiones tomadas. Se emplea para la defensa de los desamparados y de las causas justas, haciendo que prevalezca la ley.

Temis

Además, esta dama aparece con los ojos vendados y la venda es símbolo de la imparcialidad al resolver cualquier litigio, lo que implica que todos seremos juzgados por igual.

El vendaje no significa de ninguna manera que la justicia sea ciega, como se ha expresado en infinidad de ocasiones. La venda apunta hacia la imparcialidad que debe imperar en todo acto de justicia. Ello redundará en procurar proveer a cada quien lo que le corresponde, sin distingo de raza, edad, posición social o económica.

Esta es la razón por la cual algunos se referían a Temis con el calificativo griego de Θεμιδα, que significa “temida”, ya que por esa condición de no poder ver, hacía que las decisiones y sentencias tomadas resultaran muy fuertes y contundentes, pero apropiadas. En ocasiones se le representaba sobre un león para escenificar que la justicia estaba sustentada en la fuerza.

A veces también se observa en algunas imágenes su pie izquierdo descalzo sobre un libro y pisando una serpiente, lo cual, de acuerdo con algunos mitólogos, significa que se fundamenta y se nutre de las leyes para aplicar la debida sanción. Este tipo de estatuas en ocasiones se colocan al lado de un globo terráqueo para significar que la justicia es accesible a todo el mundo.

Se le muestra como una mujer impasible y así se observa en las esculturas que podemos ver en la entrada de algunos juzgados, que por lo general se hacen con la versión romana de Temis; es decir Iustitia, a la cual también se le representaba con una imagen portando una balanza y con los ojos vendados.

Todos estos elementos que provienen del mundo antiguo persisten en nuestros días por su gran carga simbólica.

Cualidades

Son muchas las cualidades que mostraba Temis, en su condición de administrar justicia. Así, se le adjudica como uno de sus atributos más importantes el ser buena consejera y como tal debía serlo, pues le correspondía desempeñar el rol de ser la encarnación del orden divino, de las leyes y de las buenas costumbres.

Cuenta la leyenda que si a una decisión o sentencia pronunciada por Temis, se le hacía caso omiso, traería como resultado el justo y colérico castigo que se aplicaría como el de Némesis, quien era la diosa de la justicia retributiva, la solidaridad, la venganza y la fortuna.

Tenía el conocimiento sobre cómo identificar e imponer la justa sanción a los que infringían su justicia y ante una acción ilegal cometida. Así también era responsable de castigar a aquellas personas que teniendo el derecho de aplicar las sanciones de ley, no lo hacían.

Asimismo, se encargaba y velaba porque se cumpliera que los hijos obedecieran a sus progenitores. Era una diosa ecuánime, no era colérica. Era la diosa de las “las preciosas mejillas”, como se le nombraba a veces, pero al momento de aplicar sentencia, lo hacía sin titubear.

En la leyenda se le describe como una diosa cordial y, a tal efecto, se reseña el episodio en el que ella fue la primera que le ofreció a Hera, esposa de Zeus, una copa de vino como consuelo y empatía hacia ella, luego de que este la amenazara.

Siempre dispuesta a incentivar la debida relación y orden natural entre hombre y mujer, pues de acuerdo con su parecer, era el pilar de una familia legítima y ordenada. Ello contribuiría al fortalecimiento de los lazos familiares.

Fue siempre generosa y procuraba guiar por el buen camino a los que solicitaban su ayuda. Mantenía el orden entre buenos hábitos y leyes.

Culto

Las formas de rendirle culto a esta divinidad consistieron en edificaciones, estatuas y escritos referidos a ella y a su misión justiciera. Fue tal su influencia que en Roma, donde se conoció el mito de esta diosa, se creó una versión de la misma a la cual llamaron Iustitia o Justicia.

Como sabemos, Roma fue una región que desde tiempos ancestrales se ha abocado a la creación e implementación de prácticas del Derecho en todas sus formas, que se concretaron con el nombre de Fas.

Este fue el término latino que se ha empleado y que significa “divino”, que es comúnmente usado en el Derecho Romano para denotar lo correcto e incorrecto que se debe hacer, sin referencia a una norma jurídica específica.

Estatua de Temis

La estatua de la justicia, también llamada la Dama de la Justicia, se ha venido usando de hace algún tiempo como símbolo e imagen por muchas instituciones y palacios de justicia en muchos lugares del mundo.

De manera tal que está definitivamente asociada al sistema legal y a los principios de justicia e igualdad en todo el planeta. Esta escultura hace referencia al equilibrio que se requiere en un litigio y de allí su mención como “balanza de la justicia”.

Por lo general, la estatua se fabrica en concreto para simbolizar fortaleza y poder; otras a veces en tamaño natural, con la finalidad de hacerla ver “humana”. Se le ubica en las entradas de juzgados y tribunales para recibir a los litigantes.

También se le representa en estatuillas de bronce, acero, hierro pulido o cerámica como elemento decorativo en escritorios y estantes donde se le coloca para estar vigilante de los procesos.

La figura empleada es de reciente data y se trata de la obra ideada por Nicolás Mayer, quien fuera un escultor francés del siglo XIX, la cual se ha utilizado simbólicamente para la justicia con la imparcialidad y el poder que ella implica.

La idea de representar la imparcialidad colocando sobre los ojos un vendaje surgió en el siglo XVI y aún hoy se considera una forma apropiada para demostrar que es justa y no manipulada, la decisión que se tome en un juicio.

Por otro lado, aun cuando el derecho romano prevalece en muchos lugares, en la actualidad es posible encontrar una combinación entre los símbolos que caracterizan a la diosa griega Temis con los de la diosa romana Iustitia.

Su figura en la actualidad

La influencia de Temis se mantiene vigente, no solo por su presencia escultórica ante diferentes palacios de justicia de algunas ciudades del mundo, sino también porque se ha estado utilizando en videojuegos y tiras cómicas.

Por ejemplo, la empresa DC Comics ha ideado un personaje ficticio para una historieta con el mismo nombre de Temis y basado en esta deidad. Al igual que en la mitología sus progenitores son Gea y Urano.

Temis tuvo una aparición en la película de acción Liga de la Justicia, que incluye a los grandes superhéroes; Batman, Superman, Aquaman, la Mujer Maravilla, Linterna Verde, Flash, Arrow, Cyborg, entre otros.

La diosa de la justicia es presentada en el episodio en que la Mujer Maravilla llega Londres para impedir el estallido de una bomba terrorista y su aparición allí se contempla como una forma de expresar que la justicia está presente.

(Visited 3.157 times, 2 visits today)


Si te ha gustado el artículo Temis, la diosa de la justicia. Conócela aquí te recomendamos los siguientes artículos relacionados: