Coloso de Rodas, Estatua de antigua Grecia a dios del sol

El coloso de Rodas fue una gigantesca estatua que se erigió en la isla de Rodas, ubicada en Grecia, en el año 292 antes de Cristo (a.C) y destruida por un fuerte terremoto en el año 226 a.C. En este artículo abordaremos la historia de este importante monumento así como sus características y su reconstrucción.

Coloso de Rodas

Historia del Coloso de Rodas

Esta era una gran estatua en honor al dios del sol de la mitología Griega, conocido como Helios. Dicha estatua fue construida por el escultor griego Cares de Lindos en el año 292 a.C. Es considerada por muchos historiadores como una de las Siete maravillas que componen al mundo antiguo. Por otro lado, es considerada como la estatua más alta construida durante el período helenístico ubicado entre los años 323 y 31 a.C.

El Coloso de Rodas se caracterizó por ser un símbolo de victoria y protección para la ciudad de Rodas, luego de haber resistido y combatido una invasión liderada por Antígono quien sería un general que estaba al servicio de Alejandro III. Considerando esto, la estatua servía como una especie de aviso para todos aquellos que tenían intenciones de invadir la isla de Rodas en Grecia.  (Ver artículo: La Guerra de Troya)

En un principio la isla de Rodas fue conquistada por Mausolo, quien fue un gobernante Persa y luego conquistada por el rey de Macedonia Alejandro Magno en el siglo III a.C. Por ser una ciudad con un puerto codiciado, Rodas siempre se vio amenazada por las fuerzas militares de Macedonia, este hecho llevó a que se establecieran alianzas con el Rey egipcio Ptolomeo.

La mayor amenaza para la isla de Rodas la representó Antígono, quien envió a sus fuerzas militares, las cuales estuvieron lideradas por su hijo Demetrio que era conocido como “El asediador de Ciudades”. Este ejército estaba conformado por unos 40.000 hombres, los cuales se enfrentaron a las fuerzas militares de la isla de Rodas y sus aliados de Egipto durante todo un año. Al final, los ejércitos de la isla de Rodas y el egipcio lograron triunfar sobre las fuerzas invasoras de Demetrio y estas fueron expulsadas de la isla.

¿Cómo se pudo costear la obra?

La masiva retirada de los ejército dejó un gran número de armas y equipos que servían para el asedio, los cuales fueron vendidos por los comerciantes de la isla de Rodas. Con el dinero de la ventas de estas armas y equipos de asedio, el pueblo de Rodas logró financiar la construcción de su Coloso; quien estaría a cargo de esta magnífica construcción sería Cares de Lindos y para ello emplearía a un gran número de habitantes de la isla en su construcción.

Proceso de Construcción

El escultor griego Cares de Lindos fue escogido para llevar a cabo esta obra debido a su gran habilidad para el trabajo en bronce, el material con el que se haría al Coloso de Rodas.  En un principio, el pueblo de Rodas quería una estatua pequeña pero al ver la gran cantidad de dinero que poseían, decidieron pedirle a Cares que duplicaran el tamaño de su obra.

Una vez terminada esta obra en el año 292 a.C, la altura del Coloso de Rodas era de 30 metros, esto hacía considerarla como la estatua de bronce e incluso la estatua más grande en todo el mundo antiguo. Toda la información que se ha recopilado acerca del Coloso se debe a escritos que dejaron grandes personajes como los historiadores griegos Estrabón y Polibio, también se agregan a estos escritos las crónicas bizantinas de Constantino VII “Porfirogéneta” quien debe su sobrenombre a haber nacido en la sala púrpura del palacio de Bucoleón.

Destrucción de la obra

Luego de sesenta años de haber finalizado la construcción del Coloso de Rodas, un terremoto se encargaría de destruir de forma parcial a esta estatua en el año 226 a.C. Luego de esta catástrofe solo quedarían los miembros inferiores, dejando solo parte de sus miembros superiores. Esta parte que quedó en pie de la estatua, luego fue saqueada para ser vendida por piezas a los invasores provenientes del medio oriente.

Coloso de Rodas

El pueblo de la isla de Rodas se planteó la reconstrucción de su obra más representativa, pero tuvieron miedo de llevarlo a cabo, debido a que una profecía comentaba que el Coloso habría sido destruido por el Dios del sol Helios, luego de que se sintiera insatisfecho con su representación en la estatua. (ver artículo: Mimas)

Características del Coloso de Rodas

Se conoce que las obras de construcción de la estatua están ubicadas en el año 304 a.C hasta el momento de finalización que habíamos comentado, en el años 292 a.C. A ciencia cierta su altura no es muy conocida ,pero se estima que sea de 30 a 35 metros. En la actualidad se suele comparar la envergadura del Coloso de Rodas con la Estatua de la Libertad, ubicada en Nueva York.

La estructura del Coloso de Rodas se describe en el libro sobre las Siete Maravillas escrito por Filón de Bizancio durante los siglos IV y VI. Según este escrito el Coloso de Rodas estaba conformado por un armazón de hierro, cuyo peso era cerca de ocho toneladas.

Materiales y métodos para su construcción

La estatua contaba con bloques de piedra que formaban ángulos rectos y de esta manera le daban soporte a la estructura. A su vez, este gran armazón contaba con una especie de cobertura elaborada en bronce de doce a trece toneladas de peso y era este su punto más llamativo.

Coloso de Rodas

Se desconoce hasta cierto punto cómo fue hecho el Coloso, pero en base a lo que se encuentra en el libro de las Siete Maravillas, se dice que esta estatua fue construida piso a piso, de forma similar a como se construye un edificio. La base de la estatua eran unas placas de mármol donde estaban colocados los pies y desde allí se iba avanzando en la construcción del Coloso.

Para poder avanzar en dicha construcción, en cada nivel se  levantaría una especie de terraplén el cual se enterraba en cada parte de la estatua una vez que era terminada, de esta forma los obreros podrían seguir avanzando al siguiente nivel y tener una superficie firme y segura.

La imagen donde aparece el Coloso de Rodas con sus piernas separadas en la entrada de lo que vendría siendo el puerto de la isla de Rodas en Grecia, proviene de una obra realizada por artistas medievales del siglo XIV la cual llegó a popularizarse durante la Edad Moderna en los siglos XV y XVIII, gracias a los grabados del pintor holandés Van Heemskerck.

Ubicación del Coloso de Rodas

Quizá este sea el aspecto más llamativo y discutido en lo que respecta al Coloso de Rodas, esto se debe a que no hay una evidencia histórica totalmente concluyente y mucho menos evidencia científica que respalde de manera exacta la ubicación de este Coloso en la isla de Rodas.

Sin embargo, en este apartado daremos cobertura a las teorías existentes para que usted pueda sacar sus propias conclusiones fundamentadas en los hallazgos que se han hecho hasta este momento de la historia.

Teoría del Puerto

Muchas ilustraciones y representaciones artísticas de esta estatua la sitúan en las orillas del puerto de Rodas, sus piernas abiertas se posicionaban en unas bases de mármol que se hallaban en toda la entrada al puerto. Muchos expertos coinciden en que esta posición habría sido imposible considerando la magnitud y el peso de esta obra, ya que este mismo factor la habría hundido si se ubicaba en la entrada del puerto.

Por otro lado, otro factor que desestima la ubicación del Coloso es que se habría bloqueado por una gran cantidad de años la entrada del puerto debido a la construcción. Este factor provocaría no solo que la isla fuese vulnerable a cualquier ataque sino que el comercio disminuyera de forma considerable, trayendo consigo una posible hambruna.

El siguiente factor que descarta la ubicación del coloso en el puerto tiene que ver con su cercanía al mar, ya que no existen restos de esta estatua en las profundidades del mismo luego de que se produjera su derrumbe. Estos restos ya en la actualidad pudieron haber sido encontrados, debido a todas las investigaciones realizadas sobres las Maravillas del Mundo antiguo. Según esta teoría, de haberse ubicado al coloso en la entrada al puerto de la isla de Rodas, existieran restos de esta estatua.

Teoría de la Colina

Otra teoría que se maneja acerca de la ubicación del Coloso de Rodas es que esta estatua fue construida en una pequeña montaña, situada dentro de la isla. Esta montaña le otorgaba una pequeña elevación la cual le confería una privilegiada vista del puerto y de la entrada a la isla respectivamente. Esta ubicación en la montaña sería más lógica debido a que no interferiría con actividades comerciales ni militares durante su tiempo de construcción.

Si bien es cierto que muchas representaciones o bien ilustraciones han ubicado al Coloso a la orilla del mar, en la entrada del puerto de la Isla de Rodas, la teoría de la construcción de la estatua en la colina ha sido muy apoyada. Este apoyo se sustenta en investigaciones arqueológicas de una investigadora alemana, quien descubrió grandes pilares de piedra que pudieron ser la base del Coloso de Rodas en su momento.

En la actualidad, muchos creen que habría sido imposible construir tal estructura con los recursos tecnológicos de aquella época, incluso llegan a dudar de su existencia. Sin embargo, en los últimos años se han conocido diferentes hallazgos arqueológicos los cuales han logrado demostrar que el Coloso de Rodas estuvo de pie sobre la colina que se eleva por encima de la bahía, en donde ahora se encuentra un castillo medieval.

Restos de la obra

El coloso de Rodas se mantuvo en pie por 56 años, hasta el día en que la isla griega de Rodas fue sacudida por un terremoto en el año 226 a. C. Dicho terremoto no solo destruyó al Coloso sino que también hizo añicos a la isla. Con el terremoto esta figura se partió a la altura de las rodillas y se cayó la parte superior de la estatua, cuyo gran peso hizo que finalmente se derrumbara toda la estructura.

A pesar de que tanto la ciudad como la estatua estuvieran arruinadas, una gran cantidad de personas seguían acercándose al lugar donde estaban los restos del Coloso para admirarla, aún el asombro era grande por parte de los presentes.

Los pocos restos que quedaron del Coloso se mantuvieron intactos durante 900 años, hasta que se produjo la invasión de la isla de Rodas en el año 654 a manos de los árabes. Para ese momento, se hizo uso de los restos de la estatua para ser fundidos y de esta forma poder acuñar monedas, fabricar herramientas, utensilios y armas para defenderse de posibles invasores.

Al respecto existe una leyenda muy famosa, que cuenta sobre un comerciante sirio compró los restos del Coloso y tuvo que emplear cerca de 10.000 camellos para poderlos trasladar al lugar de destino, el cual hasta ahora nadie sabe cuál fue.

Reconstrucción del Coloso de Rodas

Luego de que cayera el Coloso de Rodas a causa de un terremoto en el año 226 a.C. Existe una historia de que la isla de Rodas recibió una oferta del faraón de Egipto Ptolomeo III Evergetes, para cubrir todos los gastos referentes a la restauración de la estatua, pero los habitantes de la isla se negaron a esta noble causa.

El hecho de que el pueblo de la isla se negara a su reconstrucción en su momento, fue sustentado por una consulta al Oráculo de Delfos con el fin de saber si el terremoto habría sido un castigo del Dios del Sol Helios por el aspecto que tenía la estatua en su honor. La respuesta del Oráculo confirmó las sospechas de sus habitantes y por este motivo se negaron a volver a construir otro Coloso. (Ver artículo: Helios)

Proyectos Actuales

En el año 2008 el alcalde de la ciudad de Rodas Hatzis Hatziefthimiou, le encargó al artista alemán Gert Hof la reconstrucción del Coloso, en su momento dicho alcalde lo denominó como una “Escultura Luminosa” que iba a ser hecha de acero. Se le conocería como “Escultura Luminosa”  debido a un homenaje al pacifismo, ya que el acero para hacer al nuevo coloso vendría de la fundición de armas de fuego que serían recolectadas por todo el mundo.

Por otro lado, en su momento existió un error de traducción y se creyó que la estructura del nuevo Coloso sería únicamente de luz, pero más allá del simbolismo de la escultura, esta también contaría con artefactos luminosos de última tecnología que permitirían hacerla visible durante la noche.

La nueva estatua se construirá en la entrada del muelle y se estima que la inversión inicial sería de unos 100 millones de euros, los cuales provendrían de organizaciones comerciales internacionales. La altura de esta estructura sería de entre unos 60 y 100 m siendo el doble e incluso el triple de la altura del original que era de unos 30 metros.

Otro proyecto que se conoce es el “Colossus of Rhodes Project” el cual está liderado por un equipo europeo en el que figura el joven y arquitecto griego llamado Ari A. Palla, el comerciante griego Dionisis Mpotsas, el ingeniero civil británico Eral Dupi y la economista española Matilda Palla.

El objetivo de este proyecto es hacer una estatua similar a la Estatua de la Libertad de Nueva York, será hueca por dentro y le permitirá a las personas ingresar al nuevo coloso, además medirá 150 metros. Este proyecto servirá como sustento e impulso de la economía de la isla de Rodas.

Reseña Histórica sobre Cares de Lindos

Cares de Lindos fue un escultor griego que nació en la isla de Rodas, se desconoce su fecha de nacimiento. Se dice que fue discípulo del escultor clásico griego Lisipo. Cares se encargó de construir el Coloso de Rodas en el año 292 a.C.

Además de esta obra, también se le adjudica a este escultor griego la creación de una cabeza colosal, la cual fue llevada a Roma y dedicada al político romano Publio Cornelio Léntulo Spinther, esta cabeza sería ubicada en la Colina Capitolina de Italia en el año 57 aC.

Existen dos versiones sobre la muerte de Cares de Lindos, ambas coinciden en que la causa fue un suicidio generado a raíz de su mayor obra: el Coloso de Rodas. La primera versión de su suicidio dice que cuando ya casi estaba construido el Coloso, alguien le habría señalado un pequeño defecto que tenía su obra. Debido a que Cares de Lindos era una persona muy avergonzada, decidió matarse por este pequeño defecto al no soportar que se lo señalasen a cada momento.

La otra versión sobre la causa de su muerte indica que el pueblo de Rodas le preguntó cuánto saldría construir una estatua que tuviera el doble del tamaño de la original, a lo que este respondió que el doble. Estos cálculos a final de cuentas estaban errados y esto lo llevó a la quiebra, hecho que motivó su suicidio.

Para finalizar, el Coloso de Rodas es una obra majestuosa de las 7 Maravillas del Mundo antiguo y la historia que hay detrás de ella es alucinante, al igual que la escultura en sí. Es una lástima que dicho Coloso no se haya mantenido hasta la actualidad y esperamos que esos proyectos entorno a un nuevo Coloso puedan ser cumplidos, para así poder disfrutar de esta obra.

EVALÚA ESTE ARTÍCULO
(Visited 10 times, 1 visits today)


Si te ha gustado el artículo Coloso de Rodas, Estatua de antigua Grecia a dios del sol te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario