Aprende todo sobre Clitio, un gigante de la mitología griega

Clitio, era un gigante de la mitología griega, hijo Eurito y de Antíope. Se destaca por haber participado en la expedición de los argonautas, acción que lo hace figurar como uno de los pocos gigantes que son héroes.

Clitio, gigante que se convirtió en héroe

Clitio era un gigante de la mitología griega que era hijo Eurito, del rey de Ecalia, y de Antíope, reina de las amazonas y hermano de Ifito. Los gigantes dentro de la mitología griega, son personajes caracterizados por su estatura y fuerza excepcionales.

En tiempos de la antigua grecia se les denotaba a los gigantes como un linaje de hombres brutales, feroces y de grandes extensiones, que vivían en el lejano oeste, en la isla de Trinacia. Se caracterizaban por ser irreverentes ante la autoridad de los dioses y se revelaban constantemente para no ejercer su voluntad sino la propia, viviendo en una la lucha eterna.

Clitio y su hermano Ifito eran llamados los guardianes de Ecalia, y junto a el participo en la expedición de los argonautas. Destacan la participación de Clitio en la expedición de los argonautas cuando son atacados por las aves de la isla de Ares, y este disparo unas flechas contra ellas, después de que hirieran a Oileo, un héroe de la guerra de Troya. (Ver articulo: Morfeo)

Clitio está representado vistiendo una túnica hecha de sombras y mide seis metros de altura. Sus piernas de dragón son de color ceniza y su cabello trenzado es como un “manto de oscuridad”. Era difícil de verlo pues estaba cubierto con un manto oscuro, quedándole visible solo sus grandes y esplendorosos ojos azules.

Sin embargo, cuando el manto se fue deteriorando, quedo al descubierto la piel de Clitio, que era tan oscura como la personificación de una muerte violenta, y sus ojos azules le brillaban de manera más intensa, parecido a una gama.

Su enorme cuerpo al estilo de un robot, estaba cubierto con una armadura negra hecha de Hierro sacado del inframundo y tenía una enorme espada negra también hecha del mismo Hierro, cinco veces más grande que la espada de Nico, el semi dios griego rey de los fantasmas.

Clitio y sus Habilidades

A pesar de que la mayoría de los gigantes son descritos con una maldad absoluta, Clitio sin embargo era catalogado como héroe por su participación en episodios donde ayuda a los demás. Es su carácter retador contra los dioses el que lo hace ver como el malo de la historia. Destacan entre sus habilidades:

Destreza en batalla

Clitio es un guerrero muy enérgico y diestro. En La Casa de Hades, era capaz de mantenerse firme ante varios oponentes a la vez, aunque al final fue derrotado por la diosa Hécate.

Absorción de magia

Clitio tiene la capacidad de tomar la mágica presente en sus contrincantes. En su enfrentamiento contra Leo, tomaba su fuego y lo pasaba a través de su manto de niebla negra, aunque sin el manto Clitio era más susceptible a los ataques de fuego de Leo y Hécate.

Casi inmortal

En su condición de gigante, Clitio sólo puede ser derrotado por un dios y un semidiós luchando juntos. Su armadura de hierro con material del inframundo lo protege y hace que su piel se regenere, cuando sus heridas a un ritmo acelerado.

Clitio

Teorías sobre la muerte de Clitio

Sobre el final de este gigante existen diversas teorías. Para algunos Clitio muere a manos de Eetes, rey de la Colquia, cuando el Argos (nave de los argonautas) emprende la huida desde la Cólquide una vez conseguido el Vellocino. Otros describen que encontró la muerte al interceder en el enfrentamiento de su padre Eurito frente a Heracles. (Ver articulo: Hércules)

Se dice que Clitio fue creado con la intensión de que robara los poderes mágicos de Hécata, la diosa de las tierras salvajes y de los partos, nacida en Tracia, pero Hércules, Dioniso y Hécate se unieron para evitarlo y también derrotarlo.

Clitio se retó a los dioses del Olimpo, intentando llegar a ellos uniendo las montañas de Tesalia, Pelión y Osa, una sobre la otra, en lo que fue la guerra de los gigantes. Sin embargo, fueron derrotados por los dioses olímpicos con la ayuda de Heracles.

La Casa de Hades

Cuando Leo, hijo del dios Hefesto y Hazel, la hija de Pluton, fueron separados de los demás dioses en la Casa de Hades, se enfrentaron a Clitio y la hechicera Pasífae. Después de que Pasífae fuera derrotada, el resto de los siete y Nicose unieron para lucharon contra Clitio hasta que llegó la diosa Hécate, y con la ayuda de Hazel entre ambas lo destruyeron.

EVALÚA ESTE ARTÍCULO


Si te ha gustado el artículo Aprende todo sobre Clitio, un gigante de la mitología griega te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario