Descubre todo sobre Satis, diosa en Egipto

La diosa Satis o Satet, es conocida como “la que vuela como una flecha”, por lo que fue considerada la diosa de la guerra y de la caza. Por ser una deidad guardiana de las aguas del Nilo, se le relaciona con las inundaciones, pero también al amor y la fertilidad.

¿Quién era Satis?

La diosa Satis es de las deidades que tiene poder sobre las aguas y por ello se le adjudica la potestad de poder provocar inundaciones. Y como el agua es vida, en ese desbordamiento se le relaciona con el tema de la fertilidad. (Ver articulo: Hathor)

Etimológicamente su nombre stjt o Satit, es denotativo de “aquella que corre como una flecha”. El nombre tiene su origen de la raiz Sat, que es disparar. El nombre de Satet con el que también es conocida esta diosa, apareció por primera vez en vasijas de cerámica en el antiguo egipcio.

Satis

Su nombre significa la que dispara continuamente, enmarcado esto también con referencias a la inundación anual del río Nilo. Por sus diversos roles y características fue ligada con las diosas Isis-Hator, Amonet, Manat y Renpet. (Ver articulo: Amon)

Le fueron conferidos varios títulos entre estos “la que vuela como una flecha”, como diosa de la guerra, el “espíritu de la región inferior”, “la que dispara continuamente” y como una deidad de las aguas del Nilo, “agua fresca que proviene de Elefantina”.

Su mitología

Físicamente se presenta como un animal tipo antílope o una mujer que lleva sobre la cabeza la corona del Alto Egipto. Está acompañada por dos cuernos curvados de antílope y en otras graficas se le presenta con dos plumas.

También se le puede ver con un cintillo de buitre y en sus manos sosteniendo un lazo y una flecha. Fue llamada además Satyt y Setet, siendo su nombre en griego Satis y su equivalente  griega griego la diosa Hera.

Dentro de la mitología egipcia, Satis o Satet además de ser una diosa guerrera, fue la deidad de las inundaciones específicamente del río Nilo. Se dice que su culto se inició en la antigua ciudad de Syene, al sur de Egipto.

Dentro de su fisionomía es presentada como una mujer con la corona blanca símbolo grandes dioses del alto Egipto. Satet fue adorada por el faraón Sebekhotep III, de quien se dice era diosa protectora contra sus enemigos.  Su evocación fue tomada como la madre del río Nilo, y por ende la protectora del sur de Egipto, por lo que uno de sus títulos, “la que vuela como una flecha”, hace semejanza con la corriente del río.

Fue una de las primeras diosas relacionadas a la guerra, custodia y vigilante protectora de la frontera sur de Egipto. Se llegó a decir que con sus flechas atacaba a los enemigos del faraón.

Se presenta como la esposa del dios Jnum, guardián del rio Nilo, y que era madre o hermana de la diosa Anuket, diosa del Nilo. Junto a Jnum y Anuket pertenecía a la tríada de Elefantina. También pertenecia a la tríada de Esna con su esposo Jnum y Neit.

Sus características

En diversas gráficas Satet se manifiesta como una mujer que posee la corona Blanca del Alto Egipto, en la cabeza junto a unos cuernos de gacela o antílope. Pero también como un antílope, criatura de movimiento rápido que vive cerca de las riberas del río.

Por ser la diosa de la guerra o una diosa guerrera se le veía contentiva de un arco y flechas, lista para el ataque. Al igual que otras deidades, lleva consigo una cruz de anj, debido a su asociación con la vida y las inundaciones del Nilo.

Satet también actuó como una diosa del amor. Se decía que concedía los deseos de aquellos que buscaban el amor. También se la describe brindando las vasijas de purificar el agua. En la Isla de Elefantina se encuentra su templo donde es venerada

Su estrecha participación en las inundaciones anuales del río Nilo, la llevó a ser vista en forma de la estrella llamada así como Sepdet o Sotis, que  aparecía durante la noche en el cielo, al inicio de esta estación.

Precisamente, en ese espacio es donde se dice que vive el alma de la diosa Isis. Desde esta perspectiva, se asocia a Satis con Isis, cuando se trasforma en ésta, por lo que también se relaciona con el dios Osiris, esposo de Isis.

Al adquirir funciones relacionadas con la fertilidad y el amor, estas cualidades le dieron potestad de convertirse en el Ojo de Ra, asimilándose a Hathor.

EVALÚA ESTE ARTÍCULO


Si te ha gustado el artículo Descubre todo sobre Satis, diosa en Egipto te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario