Cleopatra VII, la más joven y ultima reina Antiguo Egipto

Cuando del Antiguo Egipto se trata, no sólo pensamos en las hermosas pirámides sino también en sus faraones quienes marcaron un hito en la historia de esta nación. Dentro de los faraones y reyes de Egipto encontramos muchos pero es inevitable no pensar en Cleopatra VII quien fuese la última reina y la más joven del Egipto y en este artículo hablaremos sobre ella.

Cleopatra VII

¿Quién era Cleopatra VII?

Su nombre completo era Cleopatra VII Thea Filopátor, nació en el año 69 antes de Cristo (a.C) y falleció en el año 30 a. C.​ Esta mujer fue la última gobernante de la dinastía ptolemaica en el Antiguo Egipto, por otro lado, también destacó por ser una diplomática, comandante naval, lingüista y escritora de tratados médicos.

​Cleopatra VII era descendiente de Ptolomeo I Sóter quien fuese el fundador de esta dinastía y que además era un general greco macedonio que pertenecía a las filas del emperador Alejandro Magno. Luego del fallecimiento de Cleopatra, Egipto se convertiría  en provincia del Imperio romano hecho que marcó el final del período helenístico iniciado con el reinado de Alejandro entre los años 336 a 323 a. C.

Historia de Cleopatra VII

La magnifica historia de Cleopatra VII inició aproximadamente en el año 58 a. C. cuando acompañó a su padre, Ptolomeo XII en su exilio a Roma luego de que ocurriese una revuelta en Egipto. Esta revuelta permitiría que la hermana mayor de Ptolomeo XII llamada Berenice IV reclamar el trono de Egipto pero todo acabó con el asesinato de esta en el año 55 a. C., cuando su padre retornaría a Egipto con la ayuda militar romana.

Cuando Ptolomeo fallece en el año 51 a. C., Cleopatra y su hermano pequeño llamado  Ptolomeo XIII accedieron al trono con la figura de corregentes pero ciertas diferencias entre los hermanos propició una guerra civil en Egipto. Luego de una espiral de conflictos civiles en las dependencias de la República Romana, Julio César estaría en la persecución de Pompeyo el Grande quien se encontraba en Egipto. Al enterarse de esto Ptolomeo ordenó su asesinato lo que hizo que Julio César entablase una buena relación con este gobernante egipcio.

Con el cargo de cónsul de la República romana, Julio César intentó reconciliar a Ptolomeo XIII con su hermana Cleopatra VII pero Potino el Eunuco quien fuese consejero de Ptolomeo XIII creyó que los términos propuestos por Julio César beneficiaban más a Cleopatra VII que a Ptolomeo XIII lo que desató un nuevo conflicto pero esta vez con Julio César como nuevo enemigo de Egipto.

Este conflicto entre Julio César, Cleopatra VII y Ptolomeo XIII se llevó a cabo en la ciudad de Alejandría. El conflicto culminó gracias a la llegada de aliados de César a principios del año 47 a. C. Poco tiempo después de que culminara esta batalla, Ptolomeo XIII murió en la batalla del Nilo.

Con la muerte de Ptolomeo XIII, a Arsínoe IV quien fuese hermana menor de Cleopatra VII no le quedó más remedio que exiliarse en Éfeso, debemos destacar que Arsínoe IV estaba del lado de Ptolomeo XIII.  Con la proclama de Julio César como dictador y sin un gobernante claro en Egipto, Cleopatra VII junto con su hermano menor llamado Ptolomeo XIV serían impuestos por Julio César como los cogobernantes de Egipto.

Por otro lado, se sabe que Julio César tuvo una relación sentimental con Cleopatra VII de la cual nacería Ptolomeo XV.  Con el asesinato de Julio César en el año 44 a. C., Cleopatra intentaría que Ptolomeo XV fuese el heredero del imperio Romano pero esto no pudo ser debido a que el ascenso correspondía a Augusto, el primer emperador de Roma.

Cleopatra VII 2

La disputa por el poder de su hijo llevó a una acción desesperada por parte de Cleopatra VII. Dicha acción consistió en el asesinato de su hermano  Ptolomeo XIV para que así su hijo Ptolomeo XV fuese elevado como corregente de Egipto.

Papel de Cleopatra VII en la Tercera Guerra Civil Romana

Durante la tercera guerra civil de la República romana la cual trascurrió entre los años 43 y 42 a. C., Cleopatra decidió aliarse al Segundo Triunvirato el cual estaba conformado por Octavio, Marco Antonio y Lépido.  De esta alianza nacería además una relación sentimental con Marco Antonio donde nacerían Alejandro Helios, Cleopatra Selene II y Ptolomeo Filadelfo.

Esta relación que inició con Marco Antonio fue bastante peculiar puesto que Cleopatra lo usó a él para ordenar la ejecución de Arsínoe IV. Mientras que Marco Antonio la usaría a ella para  obtener financiación y ayuda militar para llevar a cabo las invasiones del imperio parto y del Reino de Armenia.

Inicio de la Cuarta Guerra Civil Romana

Con el extensivo dominio de Marco Antonio, lograron conquistar Alejandría y muchos otros territorios los cuales los hijos de Cleopatra con Marco Antonio serían nombrados como gobernantes de dichos territorios. Aunado a esto, el divorcio de Marco Antonio con la hermana de Octavio para casarse con Cleopatra VII y la imposición de sus hijos como gobernantes de varios territorios pertenecientes a Roma, desataron la Cuarta Guerra Civil.

Cleopatra VII

En este conflicto, Octavio forzó la huida de los aliados de Marco Antonio en el senado romano y además le declararía la guerra a Cleopatra VII en el año 32 a. C. Los ejércitos de Marco Antonio y de Cleopatra fueron derrotados por los ejércitos de Octavio bajo el mando del general Marco Agripa en la batalla de Accio en el año 31 a. C. El avance de las tropas de Octavio llevó a que invadieran Egipto en el año 30 a. C y así  derrotaron Marco Antonio hecho que llevó a su suicidio.

Con la conquista de Egipto a manos de los ejércitos de Octavio y además las intenciones de este de exhibir a Cleopatra VII como un trofeo de su conquista, llevó a que esta gobernante también se suicidara. La creencia popular asevera que Cleopatra VII se suicidó dejándose morder por una serpiente.

Árbol genealógico

Para poner en contexto la vida y obra de Cleopatra VII es necesario conocer su árbol genealógico. Para ello nos pasearemos por su extenso e importante linaje y también por sus descendientes quienes tuvieron un importante papel en la historia del imperio Romano.

Linaje

Cleopatra VII pertenecía a la dinastía greco macedonia de los Ptolomeos, sus raíces europeas se remontan al norte de Grecia. Su padre Ptolomeo XII  era descendiente de Alejandro el Grande de Macedonia quien era conocido como el general Ptolomeo I Sóter que destacaría por ser el fundador del reino ptolemaico de Egipto.

Cleopatra VII

Es importante mencionar que la identidad de la madre no se conoce con certeza, se presume que pudo ser hija de  Cleopatra VI Trifena. No se tiene muy claro si Cleopatra VI Trifena era prima y esposa​ o bien la hermana y esposa de Ptolomeo XII. Se piensa que la dinastía de los Ptolomeos nunca llegó a mezclarse con los egipcios nativos, esto lleva a la conclusión de que Cleopatra VII nunca tuvo un ancestro egipcio. Por otro lado, ella misma se describía así misma como griega.

Dentro de la dinastía de los Ptolomeos existía un alto grado de endogamia lo cual se puede ver fácilmente en el árbol genealógico de Cleopatra VII.  Cleopatra V era esposa de Ptolomeo XII, además era hija de Ptolomeo X y Berenice III, esto convertiría a Cleopatra V en prima de su marido, Ptolomeo XII.

Descendientes

Los tres hijos de Cleopatra VII que sobrevivieron fueron Cleopatra Selene II, Alejandro Helios y Ptolomeo Filadelfo quienes fueron enviados a Roma junto con Octavia la menor quien fuese hermana del emperador Octavio con la hermana de Octavio, Octavia la Menor, exesposa de su padre, como su tutora.

Tanto Cleopatra Selene II como Alejandro Helios estuvieron presentes en el triunfo de Octavio en el año 29 a. C.  Desde esa fecha se desconoce del destino de Alejandro Helios y Ptolomeo Filadelfo. Por su parte,  Octavia organizó un matrimonio entre Cleopatra Selene II y Juba II quien fuese hijo de Juba I el rey de Numidia, nación que había sido convertida en provincia de Roma por Julio César en el año  46 a. C.

Cleopatra VII

El emperador Augusto nombraría a Juba II y a Cleopatra Selene II como los nuevos gobernantes de  Mauritania después del año 25 a.C año en el que se data la boda entre ambos. Este mandato transformaría la ciudad de Iol en la nueva capital de Mauritania y la nombrarían como donde Caesarea Mauretaniae, en la actualidad esta ciudad se encuentra en Cherchell, Argelia.

Cleopatra Selene II bautizó a su hijo como Ptolomeo de Mauritania a modo de honrar su dinástica ptolemaica. Se sabe que Cleopatra Selene II murió aproximadamente en el año  5 a. C. mientras que Juba II murió en el año 23 d. C.  El sucesor al trono de Mauritania sería su hijo Ptolomeo de Mauritania.

Ptolomeo de Mauritania sería ejecutado por el emperador romano Calígula en el año 40 d. C.. De esta forma, Ptolomeo de Mauritania sería el último monarca conocido de la dinastía ptolemaica. A pesar de esto, la reina Zenobia del fugaz Imperio de Palmira derivado de la crisis del siglo III, reclamaría su descendencia de Cleopatra VII.

Reinado de Ptolomeo XII

En el año  65 a. C el censor romano Marco Licinio Craso argumentaría ante el Senado romano que Roma debería anexar al imperio Egipto ptolemaico a sus filas. Pero este proyecto sería rotundamente rechazado por el senado. Ptolomeo XII se enteraría de este proyecto y respondió ante estas amenazas ofreciendo remuneraciones y generosos obsequios a poderosos estadistas romanos, entre ellos encontramos a Pompeyo y a Julio César luego de ser electo como cónsul romano en el año  59 a. C.

Cleopatra VII

Este comportamiento derrochador de Ptolomeo XII lo llevaría a la quiebra y se vería obligado a pedir préstamos al banquero romano Cayo Rabirio Póstumo. Para el año 58 a. C los romanos anexaron Chipre a su imperio, esto derivó en el suicidio de  Ptolomeo de Chipre quien fuese hermano de Ptolomeo XII.

Por su parte Ptolomeo XII guardó silencio público sobre la muerte de su hermano, esta fue una decisión que en a la cesión de territorio tradicionalmente ptolemaico a los romanos dañaría fuertemente su credibilidad entre los súbditos quienes se encontraban ya enfurecidos por sus políticas económicas.

Todas estas circunstancias llevaron a que Ptolomeo XII huyera de Egipto y se exiliara en varias ciudades, entre ellas Rodas,  Atenas y finalmente llegó a la villa del triunviro Pompeyo ubicada en las colinas de Albanos en Italia.  En este lugar se piensa que estuvo acompañado de su hija Cleopatra VII quien se piensa tenía para ese momento unos 11 años de edad.

En la escalada por el poder, Berenice IV enviaría una embajada a Roma para defender su gobierno en Egipto y oponerse a la restitución de su padre Ptolomeo XII como otra vez gobernante de Egipto. Por su parte, Ptolomeo XII asesinó a los líderes de la embajada y este hecho sería encubierto por aliados poderosos que tenía en Roma.

Cleopatra VII

Después de este acontecimiento, Ptolomeo XII tomaría valor para solicitar al Senado romano una escolta armada para tomar Egipto. Esta petición fue negada y llevaría a que Ptolomeo XII abandonara  Roma a finales del año 57 a. C y le llevó a exiliarse en Éfeso en el Templo de Artemisa.

Muchos de los financieros romanos de Ptolomeo XII seguían decididos en restaurarlo en el poder de Egipto. Esto llevó que Pompeyo persuadiese a Aulo Gabinio quien para el momento era el gobernador romano de Siria a que invadiese Egipto para darle de nuevo el poder a  Ptolomeo XII. Por cumplir esta misión Pompeyo le ofreció unos 10.000 talentos.

Aunque sabía que esta invasión lo situaría al margen de la legislación romana, Gabinio decidió invadir Egipto en la primavera del año 55 a. C. Para ello siguió el camino de Judea asmonea lugar donde Hircano II tuvo a Antípatro de Idumea quien fuese el padre de Herodes I el Grande, esta parada le permitiría abastecer al ejército dirigido por los romanos.

Para ese entonces, existía un joven oficial de caballería llamado Marco Antonio quien estaba bajo las órdenes de Gabinio. En este momento, Marco Antonio fue crucial para evitar que Ptolomeo XII masacrara a los habitantes de Pelusio y además rescató el cuerpo de Arquelao quien fuese el esposo de Berenice IV, para garantizarle  un entierro real apropiado. Para ese entonces, Cleopatra VII tendría unos 14 años de edad y se encontraba viajando en esa expedición Romana que tenía como fin la conquista de Egipto.

Luego de la conquista de Egipto a manos de Gabinio, este sería llevado a juicio en Roma por abuso de autoridad, a pesar de ello sería absuelto por estos cargos.  Por su parte, Ptolomeo XII hizo ejecutar a Berenice IV y a todos aquellos que la estuviesen apoyando, también permitió que el ejercito de Gabinio azotara a la población de Alejandría.

El control de Alejandría llevaría a la instalación de su banquero romano Rabirio como el responsable de finanzas no sólo de la ciudad son también de su nuevo mandato. Un año después, Rabirio sería puesto bajo custodia protectora y enviado a Roma luego de que su vida corría peligro al agotarse los recursos de Egipto otra vez a manos de Ptolomeo XII.

Con una nuevo revuelta cerca de estallar,  Ptolomeo XII decidiría redactar un testamento en el cual designaba a Cleopatra VII y a Ptolomeo XIII como sus coherederos. En este testamento se estipulaba que Cleopatra VII era nombrada como regente de Ptolomeo XII, hecho que se puede confirmar en una inscripción en el Templo de Hathor en Dendera.

Hay un hecho que es importante mencionar en la historia de Ptolomeo XII y de su banquero Romano Rabirio. Este hecho es que Rabirio no pudo cobrar la totalidad de la deuda que Ptolomeo XII había adquirido con este por lo cual Cleopatra y  de Ptolomeo XIII se tuvieron que hacer cargo de esta deuda, un hecho que marcaría el próximo reinado de Egipto a manos de ambos.

Cleopatra VII

 Ascensión de Cleopatra VII al reino

Se sabe que Ptolomeo XII murió antes del 22 de marzo del año 51 a. C. Se estima esta fecha debido a que uno de los primeros actos de Cleopatra VII como reina fue viajar a  Hermontis cercano a la ciudad de Tebas por motivo del descubrimiento de un nuevo toro sagrado. Un  toro sagrado el cual es adorado al ser considerado como un intermediario del dios Montu en la religión del Antiguo Egipto.

Cleopatra VII tuvo que enfrentarse con muchas situaciones apremiantes poco tiempo después de ascender al trono. Una de estas situaciones fue la hambruna causada por la sequía y bajos niveles en el Nilo. Otro problema era el comportamiento anárquico del ejército de Gabinio quienes se quedaron en Egipto en una situación de desempleo. Es importante mencionar que Cleopatra VII heredó las deudas de padre, dentro de estas una deuda de 17,5 millones de dracmas a la República Romana.

Para el 29 de agosto del año 51 a. C., los documentos oficiales egipcios comenzaron a incluir a Cleopatra VII como su única gobernante. Esto era una muestra de rechazo de la sociedad egipcia a Ptolomeo XIII como corregente.  Pese al rechazo, de la sociedad, Ptolomeo XIII todavía tenía poderosos aliados, sobre todo el eunuco Potino quien fuese su tutor durante su infancia y además administrador de sus propiedades.

Es probable que Cleopatra intentara una alianza fugaz con su hermano Ptolomeo XIV pero para otoño del año 50 a. C, Ptolomeo XIII tomaría la delantera en este conflicto de poder y comenzaría a firmar documentos importantes con su nombre antes que el de su hermana. Esto llevó al establecimiento de su primer año de reinado en el año  49 a. C.

Guerra Alejandrina

Probablemente la Guerra Alejandrina es la peor crisis a la que se enfrentó Cleopatra VII en la lucha de poder con su hermano Ptolomeo XIII. Por su parte, Ptolomeo XIII conservaba muchos aliados con grandes influencias en la región y el reclamo del poder por parte de Cleopatra VII desató una guerra entre los dos bandos.

Mientras se estaba desarrollando el conflicto entre los hermanos, el político romano Pompeyo quien fuese desterrado de Grecia en plena guerra civil romana, pediría ayuda militar. Tanto Cleopatra como Ptolomeo XIII aceptaron ayudarlo en su causa. Es sabido que luego de este gesto, Pompeyo nombraría a Ptolomeo XIII como el único gobernador de Egipto, lo que llevaría a Cleopatra VII a abandonar Alejandría por conflictos políticos.

Sin embargo, este conflicto entre hermanos no quedaría ahí. Cleopatra VII regresaría a Alejandría con un ejército para librar una batalla contra su hermano. A pesar del ejército bajo las órdenes de Cleopatra VII, las fuerzas militares de Ptolomeo XIII lograron frenar el avance de las tropas de Cleopatra VII, incluso se cree que las tropas de ella no llegaron a la ciudad de Alejandría.

Cleopatra VII

Paralelamente, al conflicto entre los hermanos,  la guerra entre Pompeyo y Julio César se libraba en aguas egipcias. Pompeyo y su ejército estaban fuertemente debilitados y debieron huir de la batalla.  Se cree que con la buena relación que Pompeyo tenía con Ptolomeo XIII, buscó asilo en Egipto.

Este pedido de asilo desató la preocupación de Ptolomeo XIII, ya que no quería Egipto se convirtiese en la sede de una guerra civil romana además de que para defender a Pompeyo debía emplear a sus tropas lo que lo dejaría sin recursos para luchar contra Cleopatra VII. La solución a este problema fue idear una emboscada contra Pompeyo.

En esta emboscada, Pompeyo fue asesinado por los aliados de Egipto, cortaron su cabeza y se la llevaron Julio César. Este acto fue una muestra del poder egipcio y además una muestra de la posición política de Ptolomeo XIII. Julio César finalmente marcharía hasta Alejandría y allí pediría a ambos hermanos que se reconciliaran pero esto no resulto de esa manera.

Últimos años

Luego de mucho tiempo de conflicto con su hermano y varios exilios, Cleopatra conocería a Marco Antonio, tendrían tres hijos y volverían a tomar la gesta del poder. En este caso lucharían contra quien fuese en algún momento de la historia su aliado Octavio.

Cleopatra VII

Mientras Octavio se encontraba ocupando Atenas, Marco Antonio y Cleopatra VII desembarcaron en Paraitonion en Egipto. Desde este lugar se separarían, por su parte Marco Antonio tenía la misión de reunir más tropas mientras que Cleopatra navegaría hasta el puerto de Alejandría.

Lucio Pinario quien fuese nombrado como gobernador de Cirene recibiría la noticia de la victoria de Octavio antes de la llegada de los mensajeros de Marco Antonio quienes solicitarían tropas para su gesta contra Octavio. La decisión de Pinario fue ejecutar a los mensajeros de Marco Antonio para luego desertar a las filas de Octavio quien le entregaría las cuatro legiones que Marco Antonio aspiraba conquistar.

Marco Antonio estuvo al borde del suicidio al enterarse de esta noticia, pero sus oficiales de estado mayor impidieron que lo hiciera. A este conquistador no le quedo mayor opción que  construir una pequeña casa en Alejandría la cual estaba aislada en la isla de Faro. En algún punto de este conflicto, Herodes había aconsejado personalmente a Marco Antonio que luego de la batalla de Accio debía traicionar a Cleopatra. Como es de esperarse, Marco Antonio no hizo caso a la recomendación de Herodes.

Ahora bien, la influencia de Herodes en los últimos días de Marco Antonio y de Cleopatra VII fue crucial. Herodes  viajó a Rodas para encontrarse con Octavio y además renunciar a su reinado como muestra de lealtad a la lucha de Marco Antonio. Como respuesta a esto, Octavio le permitiría mantener el poder de Herodes en Judea ya que estaba muy impresionado con la lealtad de este hombre.

Cleopatra VII

Este nuevo aliado de Octavio acorralaría aun más las aspiraciones de Marco Antonio y de Cleopatra VII. Ahora bien, la decisión de Cleopatra VII de abandonar Egipto junto con su hijo Cesarión se debía a que veía como una carga a Marco Antonio. Por otro lado, Cleopatra VII planeaba cederle el trono a Marco Antonio y además trasladar su flota desde el Mediterráneo al mar Rojo para luego zarpar a un puerto extranjero.

Estos planes se vieron trastocados cuando Malicos I quien fuese el gobernador de Siria nombrado por Octavio quemaría la flota de Cleopatra como una venganza por sus derrotas en una guerra previa contra Herodes la cual fue auspiciada en gran medida por Cleopatra.

Esta situación no le dio otra alternativa a Cleopatra VII sino quedarse en Egipto y negociar con Octavio. Con la decisión tomada de permanecer en Egipto, Cleopatra hizo que Cesarión ingresara en la efebeia que era una especia de servicio militar para los adolescentes. Esto era una muestra de que ella preparaba a su hijo para convertirlo en el único gobernante de Egipto.

Por otro lado, tanto Cleopatra VII como Marco Antonio decidieron hacer uso de la política para negociar su posición ante una inminente derrota contra Octavio. Ellos le enviaron mensajes por separado a Octavio pero este solo le respondió a  Cleopatra VII. En su carta, Cleopatra VII solicitó que sus hijos heredaran Egipto y que además se le permitiera a Marco Antonio vivir en Egipto exiliado.

Para convencerlo, Cleopatra VII le ofreció dinero a Octavio en un futuro y le envió además preciosos regalos. Tal parece que la respuesta de Octavio no fue muy satisfactoria para Cleopatra lo que la llevó a redactar otra carta donde amenazaría quemarse así misma junto con su tesoro en el interior de una tumba.

Ya ante esta amenaza de suicidio, Octavio decidió enviar a su diplomático Tirso para aconsejarle a Cleopatra VII que debía matar a Marco Antonio para que se le perdonara la vida a ella. Marco Antonio se dio cuenta de las intenciones de este emisario por lo que lo envió de vuelta con Octavio sin llegar a un acuerdo.

Tras una larga serie de negociaciones que al final no dieron ningun resultado para Octavio, Cleopatra VII o Marco Antonio. Octavio decidiría invadir Egipto en la primavera del año 30 a. C.​ Durante este viaje se detendría en Fenicia en donde su nuevo aliado Herodes le entregaría provisiones a su ejército para continuar con la gesta.

El viaje de Octavio continuaría hacia el sur donde conquisto Pelusio mientras que Cayo Cornelio Galo marchó hacia el este donde conquistaría la ciudad de Cirene y además derrotaría las fuerzas de Marco Antonio que se encontraban cerca de Paraitonion.

Octavio continuó avanzó hacia Alejandría, en el camino vencería a la flota naval de MARCO Antonio y a su caballería. ​Con todo esto sucediendo, Cleopatra VII se escondió en su tumba y le envió un mensaje a Marco Antonio diciéndole que se había suicidado. Al recibir el mensaje, Marco Antonio​ desesperado se apuñaló  en el estómago y se quitó la vida a los 53 años de edad.

Antes de que Cleopatra se suicidara, Proculeio uno de los asistentes de confianza de ella irrumpió en la tumba y la detendría de cometer este atroz acto. Luego le llegaría el mensaje a Cleopatra de que Marco Antonio había muerto y que se le permitiría ​ embalsamar y enterrar a Antonio en el interior de su tumba.​

Finalmente, Octavio llegó a Alejandría y ocupó el palacio de esa ciudad, además arrestó a los tres hijos más pequeños de Cleopatra VII para forzarla a negociar.​ Cuando Cleopatra VII se reunió con Octavio, ella le dijo que estaba negada a “Ser exhibida en un triunfo” a lo que Octavio le prometió que la mantendría con vida pero sin negar la petición de ella.

Muerte

Cuando un informante le notificó a Cleopatra VII que Octavio planeaba trasladarla a ella y a sus hijos a Roma, Cleopatra optaría por el suicidio ya que no quería ser expuesta en un triunfo como lo sucedido con su hermana Arsínoe IV.

Se sabe que Cleopatra VII se suicidó a la edad de 39 años, pero no e tiene certeza de si su suicidio ocurrió en su palacio o en su tumba. Esta situación enfureció enormemente a Octavio pero este decidió respetarla y enterrarla en una ceremonial real junto a Antonio en su tumba.

La creencia popular asegura de que el suicidio de Cleopatra VII se llevó a cabo con la picadura de una cobra egipcia que la mordió y la enveneno. Se sabe que al momento de encontrar el cuerpo de Cleopatra VII no se registró ninguna serpiente venenosa cerca de ella pero si se pudieron ver pequeñas heridas punzantes en su brazo las cuales podrían haber sido causadas por una aguja.​

Julio César y Cleopatra VII

Ptolomeo XIII llegó a la ciudad de Alejandría al frente de su ejército a modo de desafiar las exigencias de Julio César de disolver y abandonar su ejército antes de su llegada a la ciudad. Por su parte, Cleopatra envió emisarios ante Julio César quien parece que tenía cierta debilidad a las mujeres de la realiza.

Finalmente Cleopatra VII decidió ir a Alejandría a verlo personalmente. Es importante destacar que Cleopatra VII ​tomó esta decisión sin informárselo a su hermano.  Ahora bien, cuando Ptolomeo XIII se entero de que su hermana se encontraba en el palacio de Julio César para formar una alianza, intento impulsar al pueblo de Alejandría pero no logró su cometido debido a que fue arrestado antes por Julio César quien además calmo a la población.

Cleopatra VII

​Con las aguas un poco más tranquilas, Julio César llevó a Cleopatra VII y a Ptolomeo XIII ante el Consejo de Alejandría. Estando allí,  Julio César revelaría el testamento escrito de Ptolomeo XII en el cual se nombraba a Cleopatra y a Ptolomeo XIII como sus coherederos.​

Ahora bien, a Ptolomeo XIII no le agradaba mucho la posición de Julio César puesto que consideraba que el emperador romano favorecía a Cleopatra VII. Por otro lado, Ptolomeo XIII consideró que su ejército de 20.000 soldados podría derrotar a los 4.000 soldados que tenía Julio César.

Toda esta situación llevó a que Ptolomeo XIII le ordenara a su general Aguilas que condujera sus fuerzas a la ciudad de Alejandría para atacar tanto a Julio César como a Cleopatra VII. ​ Esto desató una guerra civil en Alejandría y Julio César como Cleopatra VII tuvieron que permanecer encerrados en el palacio hasta el año 47 a. C.

Cuando finalmente Julio César pudo salir del palacio y recobrar sus fuerzas militares, comenzaría una venganza, el primero en caer sería Potino la mano derecha de Ptolomeo XII. Por su parte, Arsínoe IV quien fuese hermana de Ptolomeo XII uniría fuerzas junto con Aguilas y sería declarada reina.

Aproximadamente en la primavera del año 47 a. C. llegarían los refuerzos solicitados por Julio César. Con la llegada de estos refuerzos iniciaría una nueva batalla donde Ptolomeo y Arsínoe enviaron sus fuerzas al Nilo lugar donde Julio César los atacó. Ptolomeo XIII intentó huir del lugar en una balsa pero esta volcó y se ahogaría. Por su parte, Arsínoe fue exhibida en la celebración del triunfo de Julio César en  Roma.

Por su parte, Cleopatra estuvo alejada de estos acontecimientos y se mantuvo en el palacio. Se piensa que durante este tiempo estuvo embarazada del hijo que tuvo con Julio César. El mandato de Julio César como cónsul de Roma había expirado a finales de año 48 a. C, pero Marco Antonio quien en ese momento era  uno de sus oficiales, le ayudó a conseguir una elección como dictador la cual duró un año. Con este cargo, Julio César tenía la autoridad para resolver de forma legal la disputa del poder en Egipto.

La solución que encontró Julio César fue evitando cometer el error de Berenice IV quien fuese hermana de Cleopatra. El error de esta gobernante fue tener a un único soberano. Para evitar esto, Julio César designó a su hermano de 12 años, Ptolomeo XIV como cogobernante de Cleopatra VII quien para ese momento tenía 22 años de edad. Para oficializar el cogobierno, se realizó un matrimonio simbólico entre los hermanos, pero Cleopatra VII  continuó viviendo con Julio César.

Julio César partió de Egipto cerca del mes de abril del año 47 a. C, esto para enfrentarse a Farnaces II del Ponto el hijo de Mitrídates VI, quien le estaba causando problemas a Roma en Anatolia. Al irse de Egipto dejaría tres legiones las cuales luego aumentaron a cuatro bajo el mando del liberto Rufio, esto con el fin de asegurar la débil posición de Cleopatra VII.

Cesarión quien era el hijo de Cleopatra y Julio César nació el 23 de junio del año 47 a. C. y su nombre  originalmente era el de “Faraón César”. Cleopatra junto con su cogobernante Ptolomeo XIV, visitaron Roma a finales del año 46 a. C y se les daría alojamiento en la villa de César.

Se cree que la presencia de Cleopatra VII tuvo consecuencias en las fiestas lupercales celebradas un mes antes de que Julio César fuese asesinado.  Ahora bien, Julio César fue asesinado en el mes de marzo del año 44 a. C. Por su parte, la reacción de Cleopatra fue permanecer en Roma hasta mediados de abril con la esperanza de que Cesarión fuese reconocido como heredero de Julio César.

Las esperanzas de Cleopatra VII no pudieron hacerse realidad puesto que en el testamento de Julio César, se nombraba a su sobrino nieto Octavio como el principal heredero. Al no poder concretar que Cesarión tomase el trono de Roma, Cleopatra partió hacia Egipto. Debemos destacar que poco tiempo después de su retorno a Egipto, Cleopatra hizo que Ptolomeo XIV muriera envenenado para así proclamar a su hijo como corregente de Egipto.

La relación con Marco Antonio

Luego de superar la muerte de Julio César y hacerse con el Poder de Egipto, Cleopatra VII invitó a Marco Antonio a que fuese a Egipto antes de partir de Tarso. Marco Antonio aceptó la invitación y se dirigió a Alejandría en noviembre del año 41 a. C. Al llegar a Alejandría fue bien recibido por el pueblo, sobre todo por sus acciones heroicas durante la restauración de Ptolomeo XII en el poder.

Estando en Egipto, Marco Antonio  continuó disfrutando de un lujoso estilo de vida el cual ya había presenciado cuando estuvo a bordo en el barco de Cleopatra el cual estaba atracado en Tarso.​ Cleopatra VII se encargó de escoger de forma cuidadosa a Marco Antonio como su pareja para dar a luz más herederos ya que él era considerado como la figura romana más poderosa después del fallecimiento de Julio César.

Con el poder político adquirido con el Triunvirato, Marco Antonio estaba en la disposición de restaurarle a Cleopatra VII tierras que pertenecían a sus dinastía familiar las cuales estaban bajo el dominio romano.​ Para la primavera del año 40 a. C, Marco Antonio tuvo que salir de Egipto por problemas en Siria en donde su gobernador Lucio Decidio Saxa fue asesinado y además su ejército fue tomado por Quinto Labieno quien servía para el Imperio parto.

Cleopatra VII ayudaría a Marco Antonio con 200 naves, sobre todo era una forma de pago por los territorios repuestos. Marco Antonio y Cleopatra VII no se volverían a ver hasta luego de tres años pero si mantuvieron contacto por medio de cartas.

A finales del año 40 a. C, Cleopatra dio a luz a gemelos, estos eran Alejandro Helios y Cleopatra Selene II quienes eran hijos de Marco Antonio.  Estos gemelos  simbolizaban una era de rejuvenecimiento social y además una ilusión de Cleopatra VII de que Marco Antonio repetiría las ​ hazañas realizadas por Alejandro el Grande conquistando al imperio Parto.​

La campaña de conquista del Imperio Parto llevado a cabo por Marco Antonio se vería interrumpida por la guerra de Perusia la cual se llevó a cabo entre los años 41 a 40 a. C. Este conflicto fue iniciado por  Fulvia contra Octavio, ahora bien, Fulvia era esposa de Marco Antonio. El conflicto fue iniciado con el fin de que finalmente Marco Antonio se convirtiera en el líder indiscutible de Roma.

La muerte de Fulvia llevó a que Octavio y Marco Antonio pactaran la paz en Brundisium en septiembre del año 40 a. C. Este acuerdo consolidó el control de Marco Antonio sobre los territorios pertenecientes a Roma en el este del mar Jónico, además estipuló que debía ceder los territorios de Italia, Hispania y la Galia y también debía casarse con la hermana de Octavio, Octavia la Menor quien era una potencial rival para Cleopatra.​

A finales del año 40 a. C, Cleopatra recibió a Herodes en Alejandría en calidad de huésped y de  refugiado puesto que se encontraba huyendo de una situación turbulenta en Judea. Por su parte Cleopatra intentó darle una asignación militar a Herodes pero este la rechazó  y viajó a Roma en donde Octavio y Marco Antonio lo nombraron rey de Judea. ​La decisión de nombrar a Herodes el rey de Judea era un acto que ponía a este en contra de Cleopatra quien quería influenciar a Herodes de recuperar los antiguos territorios que pertenecían a su linaje para así anexarlos a su reino.

Para ese momento, la relación entre Marco Antonio y Cleopatra se resintió considerablemente cuando se casó con Octavia y además tuvo dos hijos con ella, estos eran Antonia la Mayor quien nació en el año 39 a. C. y Antonia la Menor quien nació en el año 36 a. C. A pesar de estas movidas políticas, el poder y la posición de Cleopatra VII en Egipto estaban aseguradas.

El nuevo rival de Cleopatra VII,  Herodes se encontraba librando una guerra civil en Judea la cual requería ayuda militar romana. Esta tardó en llegar debido a que la autoridad de Marco Antonio y Octavio como triunviros había finalizado el 1 de enero del año 37 a. C. Para extender este poder, Octavia organizó una reunión en Tarentum en donde el triunvirato se prolongó oficialmente hasta el año 33 a. C. Esto permitió que Herodes pudiese recibir tropas para defenderse.

Luego de que se extendiera el triunvirato, Marco Antonio viajó a Antioquía para realizar finalmente los preparativos para la guerra contra los partos. Al llegar a Antioquía, ​Marco Antonio convocó a Cleopatra para discutir algunos asuntos urgentes, como por ejemplo el reino de Herodes y su apoyo financiero para su campaña.

Cleopatra VII acudió a Antioquía y  llevó a sus gemelos que para el momento tenían tres años. Esta sería la primera vez que Marco Antonio vería a sus hijos y donde recibieron por primera vez sus apellidos lo que consolido los planes ambiciosos de Cleopatra VII y Marco Antonio.

Para lograr una mayor estabilidad en sus territorios y también en su campaña, Marco Antonio amplió los dominios de Cleopatra VII  y además estableció nuevas dinastías gobernantes que le serían leales.  Con este acuerdo Cleopatra VII ganaría territorios importantes que pertenecían a su dinastía.

Es importante mencionar que de facto estos territorios no pertenecían propiamente a Cleopatra VII ya que eran administrados por funcionarios romanos. Pero sin lugar a dudas, estos territorios enriquecerían su reino y la llevarían a declarar la instauración de una nueva en el año 36 a. C.​

Este acuerdo de expansión sería un arma de doble filo para Marco Antonio puesto que causaría un sentimiento de descontento en el público de Roma ya que una gobernadora extranjera se fortalecía al hacerse con territorios que pertenecían a Roma. Este descontento sería aprovechado por Octavio quien fomentó la versión de que Marco Antonio prefería a Cleopatra VII sobre su esposa Octavia.

En el año 36 a. C, Cleopatra acompañaría a Marco Antonio al Éufrates en su campaña de invasión del imperio parto.​ Luego de esto regresaría a Egipto ara dar a luz a Ptolomeo Filadelfo, su segundo hijo varón con Marco Antonio.​ Ahora bien, esta campaña de invasión del imperio parto resultó un completo desastre para Marco Antonio. Las razones fueron muchas pero la principal fue la traición de Artavasdes II de Armenia quien se uniría a las filas de los partos.

Luego de que la traición de Artavasdes II le costara la vida de unos 30.000 hombres Marco  Antonio huyó a Leukokome, actualmente la ciudad de Beirut en el Líbano.  Cleopatra VII llegó con la intención de continuar impulsando la campaña de Marco Antonio pero este sólo deseaba regresar a Alejandría a ver a su hijo recién nacido y no responder en Roma por su desastrosa campaña.

 

La búsqueda de la tumba de Cleopatra VII

Actualmente se desconoce la ubicación del mausoleo de Cleopatra y Marco Antonio. Aunque, el  Servicio Egipcio de Antigüedades cree que este puede estar cerca de un templo de Taposiris Magna, al suroeste de Alejandría. En las excavaciones realizadas en el templo de Taposiris, la arqueóloga dominicana Kathleen Martinez y el arqueólogo egipcio Zahi Hawass han descubierto hasta ahora seis cámaras funerarias así como también varios objetos, entre estos se destacan cuarenta monedas acuñadas por Cleopatra y Marco Antonio así como un busto hecho de alabastro que representa a Cleopatra.

En este artículo pudimos conocer sobre Cleopatra VII quien perteneció a la dinastía de los Ptolomeo. Se caracterizó por ser una mujer con ansias de poder lo cual fue logrando poco a poco con la influencia de representantes de mucho peso en el imperio Romano como lo fueron Julio César y Marco Antonio. Pese a que no era una egipcia, logró hacerse con el poder de Egipto y gobernarlo por un buen tiempo pero todo ello durante un momento muy turbulento en la historia de Roma que termino costándole la vida. También te pueden interesar los siguientes artículos:

  • Mnemósine, la diosa de la memoria, conócela aquí.
  • Principales Dioses Mesoamericanos y sus características.
  • Nudo Celta: origen y significado de este símbolo de la mitología.
  • Descubre todo sobre Hebe, diosa de la mitología griega.
EVALÚA ESTE ARTÍCULO
(Visited 51 times, 1 visits today)


Si te ha gustado el artículo Cleopatra VII, la más joven y ultima reina Antiguo Egipto te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario