¿Quieres saber quien es Cernunnos? Apréndelo aquí

Cernunnos, también es conocido como “Dios Ciervo”, “Dios Verde”, “Señor del Bosque”, y el “Gran Padre” por mencionar alguno de los apelativos más populares. A pesar de ser considerado uno de los dioses más poderosos pertenecientes a la mitología celta, jamás reinó en el panteón de los dioses.

cernunnos

Cernunnos como el dios celta.

Dios celta, Cernunnos, que se entiende como “El Cornudo” o “El Astado”. Es una deidad masculina con una majestuosa cornamenta, he ahí los nombres con los que se le conoce, piernas cubiertas de un pelaje salvaje, algunas veces es descrito con barba; llevando siempre collares o torques acompañado siempre por una serpiente cornuda. En muchas historias, dicen que el dios estaba dotado con un gran miembro constantemente erecto.

El Gran Padre, deidad de la fertilidad, virilidad, lujuria, abundancia, renovación y regeneración. Su animal protegido y emblemático, era el ciervo, por las astas que ambos poseían. El ciervo, especialmente el que estaba en celo, fue considerado y tratado por las tribus celtas como una criatura divina.

Amo y señor de los bosques, desde los arboles hasta los musgos; de los animales salvajes, terrestres y marinos. Su esencia misma representa a la naturaleza. Su cornamenta, símbolo del ramaje, es sinónimo de fortaleza, supremacía y perennidad, y la serpiente cornuda que lo acompaña corresponde a la virilidad, fertilidad, prosperidad y abundancia.

Además de estar constantemente acompañado por la serpiente con cuernos, se le veía y representaba rodeado con otros animales, leones, osos, lobos, ciervos y toros, eran los más comunes, dando a entender que era “El Señor de las Bestias”.

“Él es el que domina a los feroces lobos, y aúlla desde la montaña. El que logra que los más peligrosos depredadores se tranquilicen solo con su presencia, o él que puede lanzarlos contra sus enemigos.”

Esta deidad ha sido inspiración para muchas historias, leyendas y cuentos. Uno de los escritos más conocidos sobre este dios lo encontramos en el libro “El Dios de las Brujas” escrito por Margaret Murray en el año 1931.

Este libro nos relata la vida de Herne, un cazador que personifica al dios Cernunnos, y todas las batallas y luchas que tuvo que enfrentar para proteger, resguardar y preservar la flora y la fauna. Herne muere junto con la tierra seca, para renacer nuevamente en primavera, y erguirse como el protector y guardián del bosque y todas sus criaturas.

En el territorio de los celtas galeses, Cernunnos era también muy conocido como Herne el Cazador, era como una representación diferente del mismo dios, tenía las mismas virtudes y era también defensor de la naturaleza y del cazador. Respondía a muchos seudónimos, los druidas lo llamaban “Gran Padre”; Julio Cesar, Dis Galli Pater que significa “El Padre de Todos los Galos”.

El Dios de la Cacería.

Sus astas coronaron a esta deidad proclamándolo como el regente y amo del bosque, era su protector y guardián, como habíamos mencionado anteriormente. Además del título de “Señor del Bosque”, es conocido como el dios de la caza.

Como el buen gobernante que era, y como dios padre, mantenía un equilibrio en la naturaleza, bien es cierto que era el protector de los seres vivos que habitaban el bosque, pero también proveía a los buenos cazadores con una caza o sustento satisfactorio. También puedes aprender sobre la diosa celta Brigid.

Sus atributos no se detenían ahí, al estar ligado con la naturaleza misma, logró desarrollar también su conexión y poder con la misma hasta atribuirse la capacidad de conceder beneficios provenientes de la tierra con lo eran los frutos, hortalizas y granos.

Se sabía que era un dios que le rendía respeto y prodigaba el amor por la vida y los seres vivos, por eso los cazadores solo se atrevían a tomar lo justo y necesario del bosque, tanto con los animales que cazaban como con los frutos que recolectaban, pues no querían hacer molestar a su dios y tener que atenerse a pésimas consecuencias, como sería que maldijese sus futuras cazas.

En Otros Cultos y Religiones.

En las mitologías es muy común establecer cierto tipo de equivalencias y comparaciones entre los dioses con las mismas características o atributos, o por lo menos más parecidos. Cernunnos, por su poder, fortaleza y esa cualidad paternal, era asociado al dios Apolo en la mitología griega (Febo para los romanos) y al dios Mercurio en la mitología romana (Hermes para los griegos).

Algunas personas decían que el señor del bosque, también era el encargado de guiar al inframundo las almas de las personas que habían muerto, por esta razón en algunas culturas era visto como un dios de la muerte. Al ser considerado el dios del inframundo y la muerte, también se le adjudica el poderío sobre las riquezas y fortunas, (oro y similares) y obviamente sobre el dinero.

Desde inicio de la era media, la iglesia católica se encargo de distorsionar la imagen de esta deidad debido a sus grandes cuernos y su miembro erecto, y catalogarla de demonio, más específicamente, Satanás, también conocido como Lucifer o el diablo. Aprende todo sobre Deirdre, otra deidad celta.

A pesar de que trataran de cambiar su imagen, y volverlo un símbolo negativo y de maldad, sus fieles seguidores preferían verlo como el dios benévolo y el Gran Padre, protector de la naturaleza y la vida que siempre fue.

¿Quieres saber quien es Cernunnos? Apréndelo aquí
3 (60%) 2 votos


Si te ha gustado el artículo ¿Quieres saber quien es Cernunnos? Apréndelo aquí te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario