Huaca de la Luna complejo religioso de la cultura moche

El Perú tiene una diversidad cultural que se pone de manifiesto con la diversidad de obras arquitectónicas antiguas. Muchas de estas obras son complejos religiosos como lo es el caso de La Huaca de la Luna de la cual estaremos hablando a lo largo de este artículo.

Huaca de la Luna

¿Qué es la Huaca de la Luna?

Podemos decir que La Huaca de la Luna es una construcción hecha de adobe la cual fue levantada gracias a la cultura Moche. Se encuentra a 500 metros de la Huaca del Sol la cual fue construida posteriormente, igualmente por la cultura mochica. Se sabe que entre estas dos huacas se encontraba una ciudad.  Actualmente la Huaca de la Luna se puede apreciar con sus diferentes pinturas en las paredes las cuales han perdurado con el paso del tiempo.

¿Dónde se ubica la Huaca de la Luna?

La Huaca de la Luna está ubicada al norte del Perú, específicamente en el departamento de La Libertad, aproximadamente a unos 5 km al sur de la ciudad de Trujillo.

Construcciones

Esta construcción está constituida por tres plataformas y tres plazas las cuales están delimitadas por grandes muros hechos de adobe los cuales también sirven como áreas de interconexión. La base de estos muros es cuadrada con unos 87 metros por lado y una altura de 21 metros. Un hecho que destaca de la construcción de la Huaca de la Luna es que estas construcciones están superpuestas y construidas en diferentes períodos históricos.

Los componentes más destacados de la Huaca de la Luna son los relieves que se pueden apreciar en sus murales de cinco colores. En ellos se representan los atributos de la divinidad moche llamada “Ai apaec” o conocido también como el dios degollador. A continuación detallaremos sobre las plataformas y las plazas que conforman a esta construcción.

Huaca de la Luna

Plataforma 1

La Plataforma 1 se destaca como el núcleo más alto de la Huaca de la Luna, esto se debe a que fue el producto de la superposición de varias construcciones a lo largo de 600 años. Con base a un calendario ceremonial, el viejo templo se iba enterrado de forma consecutiva para levantar sobre este una nueva plataforma mucho más elevada y más amplia.

Hasta los momentos son seis los edificios identificados sobre la construcción de la Plataforma I de la Huaca de la Luna. Desde el Edificio A que es el más nuevo hasta el edificio F que destaca por ser el más antiguo descubierto hasta ahora. En la parte inferior de esta plataforma podemos apreciar una procesión de prisioneros mientras que en la parte superior podemos ver a personas tomadas de la mano en una actitud observadora.

En el interior de la plataforma 1 de la Huaca de la Luna, el espacio esta estructurado en patios, plazas y recintos lo que permite la comunicación entre una diversidad de ambientes. Estos ambientes han sido descritos como galerías techadas para presentar diseños iconográficos en relieve o bien pinturas murales.  La estructuración de la plataforma 1 ha permitido entender de una mejor forma estructuración  del poder dentro de la sociedad Moche.

Plaza 1

La Plaza 1 está situada al norte de la Plataforma I, es descrita como un espacio abierto y amurallado el cual está anexo a edificios que contienen espacio interiores cerrados. Esta plaza está asociada además al Edificio A el cual era espacio destinado a la participación de un número amplio de personas para la realización de ceremonias propias de la cultura moche.

Huaca de la Luna

Las investigaciones en torno a la Plaza 1 han logrado determinar que la función principal a de esta sala eran rituales de presentación ante las deidades del templo y también de la élite sacerdotal de aquellos guerreros que eran capturados en los combates rituales. Esto se ha podido corroborar gracias a relieves encontrados dentro de la  Huaca de la Luna.

Se ha llegado a la conclusión de que la Plaza 1 fue un espacio fundamental para recibir a las multitudes para que pudiesen ser testigos de sus rituales. Esta plaza era un lugar para la población común puesto que sólo los más privilegiados podrían establecerse en los lugares más altos de la Huaca de la Luna.

Plaza 2

Por su parte, la Plaza 2 se encuentra a un lado de la Plaza 1, sus dimensiones son menores en comparación con la plaza 1. Se han encontrado elementos arquitectónicos que han permitido determinar que esta plaza tenía una función ceremonial.  Por otro lado, se han encontrado vestigios de que la Plaza 2 es parte de una secuencia de etapas constructivas las cuales en cada una de ellas se han realizado remodelaciones.

Su diseño arquitectónico inicial correspondía a una división jerárquica del espacio en donde el centro de la plaza era la función ceremonial pero se complementaba con la presencia de una galería y de cuatro ambientes menores.

Huaca de la Luna

Plaza 3

La Plaza 3 está subdividida en los recintos 3A, 3B y 3C. Por su parte la Plaza 3A en conjunto con la Plataforma II formaban una sola unidad arquitectónica y ceremonial. Los sacrificios realizados en esta plaza se agrupaban frente a un conglomerado rocoso en los cuales se exponían a aquellos que serían sacrificados.

En lo que respecta a la Plaza 3B se encuentra localizada al suroeste de la Plaza 3A, por la presencia de restos cerámicos se le ha considerado a esta plaza como un área de sacrificios. Ahora bien, en la Plaza 3C se realizaban la misma actividad de sacrificios que en la Plaza 3A, esto se sabe gracias a hallazgos de restos óseos humanos muy similares a los encontrados en la Plaza 3A.

A diferencia de las otras plazas, La Plaza 3C está rodeada por cuatro muros que delimitan un espacio de unos 23 por 14 metros. Por su parte, el interior de esta plaza se encuentra subdividido en dos recintos, los cuales posiblemente llegaron a albergar prisioneros que serían sacrificados en los actos ceremoniales. En frente a la Plaza 3C se encuentra una estructura rectangular a la cual se le ha denominado como “Altar de sacrificio”. Este altar posee dos niveles los cuales fueron dispuestos para colocar a dos individuos a una altura diferente.

Esta construcción del Altar de Sacrificio permití al  verdugo situarse en el altar mientras el prisionero estaba de rodillas sobre la rampa lo que hacía que quedara en un nivel más bajo lo que facilitaba también el trabajo del verdugo. Frente a este recinto se ha encontrado una especie de banqueta que estaba destinada para que las personas pudieran presenciar el sacrificio.

Huaca de la Luna

Arquitectura de la Huaca de la Luna

Esta impresionante construcción está sustentada sobre una arquitectura bastante moderna para la época, además de ello su buena técnica ha permitido que se mantenga hasta la actualidad. A continuación conoceremos sobre las técnicas y materiales empleados para la construcción de la Huaca de la Luna.

Técnicas

Toda la pirámide y los muros que componen a la Huaca de la Luna están hechos de adobes. Para poder levantar las plataformas y todos las grandes estructuras sólidas que componen a esta construcción se usó  la técnica del Bloque de Adobe Tramado. Esta técnica consiste en levantar los bloques que se formaron por la superposición de muchas capas de adobes ordenados en sentidos diferentes.

Materiales utilizados

El material usado para la construcción de la Huaca de la Luna no fue otro sino el adobe. El adobe no es más que ladrillos de barro secados al sol.  En estos ladrillos se realizaron impresiones o bien sellos de los cuales se han identificado cerca de 128 marcas provenientes de comunidades cercanas a la hueca.

En lo que respecta a las pinturas murales que podemos apreciar en la Hueca de la Luna, estas fueron pintadas con colores extraídos de sustancias minerales como lo son la limonita que daba el color amarillo, la hematita que daba el color rojo, la arcilla que daba el color blanco y finalmente el carbón que pintaba en color negro.

Cultura Moche

Podemos definir a la cultura moche como aquella cultura arqueológica perteneciente al Antiguo Perú la cual se desarrolló entre los siglos II y V en el valle del río Moche, territorio que actualmente es la provincia de Trujillo. Esta cultura se extendería hacia los valles de la costa norte de Perú. La cultura Moche se destacó por la realización de grandes obras de ingeniería hidráulica como lo fueron sus canales de riego y represas, estas construcciones les permitirían ampliar su frontera agrícola de una manera impresionante.

Su principal material fue el adobe, con ello pudieron construir complejos tanto religiosos como administrativos, las cuales eran recubiertas de grandes murales con relieves y además pintados con colores que provenían de la naturaleza. En estas pinturas plasmaban a sus dioses, mitos y  leyendas dejando así una muestra de su cultural. Las construcciones más destacables de esta cultura son las Huacas del Sol y de la Luna.

Se le considera a la Cultura Moche como los mejores metalurgistas de su época en toda América. Esto se debe a que empleaban una gran variedad de técnicas como lo son  el dorado, laminado, la soldadura, entre otras técnicas que les permitirían fabricar tanto herramientas, como armas y ornamentos que complementaban a su cultura.

No podemos dejar de lado también que la Cultura Mache realizaba trabajos impecables con la cerámica. En ellas representaban de forma escultórica como pictórica a sus divinidades, hombres, animales y escenas representativas de ceremoniales y mitos. Gracias a estas cerámicas se pudo conocer como concebía al mundo esta cultura y además daban a conocer su asombrosa expresividad, perfección y realismo que pasmaban en cada una de sus obras.

Huaca de la Luna

Es importante destacar que los pertenecientes a la cultura Mache eran grandes navegantes y excelentes pescadores. Ellos fueron los creadores de los caballitos de totora, una embarcación bastante adaptable a las necesidades del momento. Podían hacer a estos caballitos de totora pequeños para la pesca o bien grandes para realizar los viajes por las costas.   En lo que respecta a la política, en la sociedad moche se podía apreciar una marcada separación de clases sociales. Se organizaban en reinos o bien señoríos confederados.

Historia

La historia de la cultura moche se desenvuelve en el período conocido como Intermedio Temprano el cual data entre los años 200 y 600. La historia de esta cultura la podemos dividir en el Periodo del Comienzo, Periodo de la expansión y en el Periodo del Ocaso. A continuación profundizaremos un poco más sobre estos períodos.

Período del Comienzo

Este período abarca los años 150 a 300, durante esta época los moches se imponían sobre la cultura Virú-Gallinazo. Esta imposición no sólo abarcaba el terreno militar sino también ideológico.

Período de la Expansión

Por su parte, el periodo de la Expansión transcurre entre los años 300 a 600, sin lugar a dudas este constituye el periodo del apogeo de la cultura moche. En él se dieron sus máximos logros en el tema político, militar, económico y cultural. Por otro lado, en este período se forman los estados de Mochica del Norte y Mochica del Sur.  De esta época data la gobernante moche que era conocida como la Señora de Cao. Es importante mencionar que la ideología moche se hacía más guerrera y además comienzan a florear sus expresiones artísticas.

Período del Ocaso

El periodo del Ocaso se caracterizó por ser un período de decadencia para la cultura Moche. Este período data de los años 650 entre y 700 d.C. Uno de los acontecimientos que marcó este período fue una devastación climatológica la cual fue ocasionada por un fuerte fenómeno del Niño, el cual propició una sequía muy extensa.

Esta sequía hizo que la alta jerarquía moche perdiera su creciente poder sobre la población, esto se puso de manifiesto con revueltas de la población motivado a las pérdidas de las cosechas y la consecuencia hambruna.  Este período de decadencia afectó principalmente a los moches del Sur y fue en ese momento en el cual se perdió la Huaca de la Luna.

Economía

A pesar de su cercanía a la costa y de sus grandes habilidades pesqueras, este no sería su principal sustento económico. Se piensa que esta cultura subsistió tanto tiempo debido a que se hicieron expertos en muchas áreas que sustentarían su económica y facilitarían su vida. A continuación mencionaremos cuales fueron los pilares de la economía para la cultura Moche.

Agricultura

La cultura moche tuvo un especial cuidado con el desarrollo de la agricultura. Esto les permitiría cultivar maíz morado, yuca, papa, y muchas frutas como la tula, chirimoya, papaya e incluso lograron cultivar maní. Por otro lado, se sabe que lograron cultivar algodón en sus para uso industrial.

La ingeniería hidráulica

Lo que permitió el desarrollo y sustento de la agricultura era su novedosa ingeniería hidráulica. Esta ingeniería se desarrolló debido a que era necesario llevar agua para poder regar las tierras secas. Para ello construyeron canales los cuales nombraron como “Wachaques”, estos canales son consideradas verdaderas obras de ingeniería hidráulica.  Además de estos canales, lograron construir represas como la que se encuentra en San José, estas aguas almacenadas sirvieron para regar los cultivos sobre todo en épocas de sequía y de escasez.

A pesar de sus obras de ingeniería hidráulica, se sabe que durante los años 650 el Fenómeno del Niño provocó una grave sequía que propició el abandono de los cultivos por parte de la cultura Moche. Esto trajo como consecuencia la reducción de la población con la posterior desaparición.

Pesca

Se le considera a la cultura moche como unos expertos en materia de pesca, muestra de ello son sus embarcaciones. El impacto de estas embarcaciones fue tal que hasta la actualidad son usadas este tipo de embarcaciones. Estas embarcaciones se les conoce como caballitos de totora. Los productos principales de su pesca eran las rayas y los lenguados pero también se dedicaban a la recolección de mariscos, erizos y cangrejos.

Embarcaciones y Expediciones

Gracias a sus embarcaciones conocidas como Caballitos de Totora, no sólo pudieron hacerse expertos pescadores sino también pudieron hacer expediciones que les llevó hasta las islas Chincha de las cuales extraían el guano, un producto sumamente eficiente para  el abono de las chacras.

Existen indicios que indican que la cultura moche logró hacer expediciones a Ecuador y a Chile. Esto se sabe debido a que del Ecuador traían las conchas de Spondylus las cuales eran sagradas para los moches. De estas conchas hacían collares y brazaletes, otro uso que se le daba era en los templos como decoración de sus suelos.

Es importante destacar que la cultura moche poseían naves guerreras las cuales eran tripuladas por más de tres personas. En dichas naves se y trasladaban no sólo grupos militares sino también prisioneros.  Para poner en contexto lo avanzada que era esta cultura, este tipo de embarcaciones no fueron construidas por otras culturas sino hasta el año 1.000

Arte

Otra de las áreas donde destacó la cultura Moche sería en las artes, sobre todo en la cerámica puesto que es reconocida no sólo en todo el Perú sino también son muy apreciadas por todas las culturas latinoamericanas. A continuación conoceremos un poco más sobre la cerámica realizada por esta cultura.

Cerámica

Lo más conocido culturalmente hablando de la cultura moche era la cerámica, principalmente porque en ella se depositaban ofrendas para los muertos. En estas obras en cerámica lograban pasmar sus creencias religiosas y culturales, para ello hicieron uso de imágenes escultóricas o bien decorando con pincel la superficie de la vasija. Expertos consideran que la cerámica constituye el mejor testimonio de esta cultura.

En estas obras de cerámica pasmaban tanto al hombres como a las deidades, también podíamos apreciar en ellas a los animales, plantas y muchas escenas de la vida cotidiana de esta cultura. Muchas son las características que resaltan de sus obras en cerámica las cuales mencionaremos a continuación:

  • Escultura: En las obras de cerámica podemos ver representaciones de figuras de hombres, animales y plantas.
  • Realismo: Esta era una de las características más relevante puesto que podían reproducir de forma exacta la realidad. Sus obras carecían de invenciones, por el contrarío pasmaban su mundo tal cual lo veían.
  • Documental: Gracias al realismo de sus obras, se les hacía fácil dar a conocer los elementos de la vida común de la cultura moche. Esto facilito el estudio de esta cultura ya que básicamente era como leer un documento que relataba sus costumbres.
  • Pictográfica: Algunas de estas obras de cerámicas eran pintadas y ornamentadas lo que incrementaba su valor como piezas artísticas.

El realismo de sus obras en cerámica era una de las  características más resaltantes de sus obras.  Los rasgos de expresividad y perfección pasmados en sus piezas de cerámica hacen que se les considere como una verdadera obra de arte. Los rasgos clásicos de perfección y realismo son reconocidos en sus piezas de seres mitológicos, animales humanizados y en hombres con partes combinadas de animales.

Por otro lado, la cultura mache también hizo uso de la cerámica con gran contenido simbólico sobre temas como sus pensamiento e ideas en donde las imágenes se vuelven abstractas y conceptuales. Ahora bien, tanto el simbolismo como el realismo  se encuentran ampliamente vinculados, inclusive hay piezas en cerámica en las cuales podemos ver la combinación de estas  tendencias.

En lo que respecta a la iconografía de la cerámica, muchos investigadores han logrado conocer sobre la cultura moche gracias a su iconografía. Sobre todo ceremonias funerarias, rituales, paisajes, guerras, enfermedades, entre otras escenas. Lo cierto es que en estas obras podemos apreciar la relación que existía entre los vivos y los muertos dentro de esta cultura.

Estas pictografías se destacan por tener mucho movimiento en sus complejas escenas de ceremonias, combates y cacerías. Es importante mencionar que la vajilla de uso diario de esta cultura eran bastante sencillos sin mucha decoración.

Al ser esta una cultura bastante avanzada para la época, la producción de la cerámica por lo general era en masa. Para ello  hacían uso de moldes sobre las cuales el experto aplicaba técnicas como el modelado, grabado y la pintura. Las asas de las vasijas eran confeccionadas a parte y por último la pieza ya armada era llevada al horno.

La Huaca de la Luna en la actualidad

Primero es importante comentar que la Huaca de la Luna es una de las pocas huacas que se encuentra abierta al público. Por otro lado, esta huaca posee una infraestructura bastante avanzada para su época en conjunto con sus acabados y pinturas en paredes lo que ha permitido perdurar en el tiempo.  En la actualidad es posible visitar los patios y las plazas ceremoniales las cuales tienen al menos 1.500 años de historia.

La Huaca de la Luna posee un museo el cual es denominado como Centro de Investigaciones y Visitantes. Este museo es distribuido den diversas habitaciones las cuales abarcan dos patios. La arquitectura de este museo sigue la línea constructiva de la Huaca de la Luna, esto ha permitido que no impacte visualmente a este lugar. Los techos, paredes y postes están pintaos en naranja y beige igual que la huaca.

Alrededor de la huaca se ha estado desarrollando una especie de parque que contiene cactus y flores del lugar. Uno de los patios de la Huaca de la Luna dispone de mesas con artesanías las cuales son reproducciones de los murales y de la cerámica de la cultura moche. Es importante destacar que este lugar está sustentado gracias a una financiación privada.

El ingreso a la Huaca de la Luna se realiza por medio de una senda escalonada por tramos la cual está acompañada de paneles explicativos y visuales. En el interior de la Huaca podemos encontrar pasillos con cordones a modo de barrera para no tocar los muros de la huaca.

Cada sector dentro de la huaca está cubierto por techos de quincha (Conformados por caña y bambú) los cuales son sostenidos por pilotes de caña, muy  similares a los originales. El rumbo de la explicación de los diferentes sectores de la Huaca de la Luna sigue el curso de las investigaciones arqueológicas las cuales se van abriendo al público a medida que éstas se han ido realizando.

En este artículo pudimos conocer sobre la Huaca de la Luna el cual es un complejo religioso de la cultura moche. En este lugar se desarrollaban principalmente rituales de sacrificios los cuales eran uno de los eventos más relevantes para la sociedad de esta cultura. Por otro lado, la cultura moche se caracterizó por estar muy avanzada para la época debido a sus avances en agricultura y navegación sin dejar de lado lo cultural, hecho que le permitió abarcar mucho terreno dentro del Perú. También te pueden interesar los siguientes artículos:

EVALÚA ESTE ARTÍCULO
(Visited 45 times, 1 visits today)


Si te ha gustado el artículo Huaca de la Luna complejo religioso de la cultura moche te recomendamos los siguientes artículos relacionados:

Deja un comentario