Piquillacta, sitio más importante de la cultura Wari

Piquillacta es un complejo arqueológico ubicado en el valle sagrado de Cusco, perteneciente al imperio wari, predecesor del imperio inca, la cultura wari se caracterizó por poseer la tecnología de ingeniería de alto nivel, bajo sus parámetros se establecieron los primeros asentamientos organizados  con planificación urbana. A continuación, te invitamos a conocer un poco más de esta espectacular ciudadela arqueológica peruana.

PIQUILLACTA

¿Dónde se ubica Piquillacta?

Piquillacta es un parque arqueológico nacional, está ubicado en la provincia de Quispicanchis, departamento del Cusco, Distrito Lucre, a 32 kilómetros al sureste de la ciudad de Cusco, al costado de la laguna de Muaina, tiene unas dimensiones aproximadas de 50 hectáreas y se encuentra a una altitud de 3350 metros sobre el nivel del mar.

El yacimiento arqueológico de Piquillacta, está constituido por los vestigios de una comunidad perteneciente al Antiguo Perú de la época preinca y precolombina, los especialistas en la materia, indican que Piquillacta, no es la denominación original del lugar arqueológico, el mismo es desconocido, algunos cronistas llaman a la zona como Muyuna, Muyna o Mohina. La denominación de Piquillacta comenzó finalizando la época colonial o al inicio de la naciente República de Perú.

Piquillacta, conformó uno de los centros administrativos y culturales de la cultura Wari, pertenecientes a los siglos VII hasta el siglo XIII, los mismos estuvieron antes de la época del Imperio Inca.

PIQUILLACTA

¿Qué significa Piquillacta?

La palabra Piquillacta, pertenece al antiguo dialecto quechua y era el idioma perteneciente a los pobladores de la región andina de Perú y Bolivia, que eran descendientes de los antiguos incas, Piquillacta se genera del Piki – nigua, una especie de pulga y llaqta – pueblo, lo que se puede describir como pueblo de las pulgas o pueblo pequeño.

Historia de Piquillacta

El imperio Wari, está catalogado como el primero en la región de los Andes americanos, se estableció entre los años 560 y 1000 después de Cristo – d.C., el mismo se extendió desde la zona de Mochica actual Departamento de Trujillo al norte, hasta el territorio Nazca en el Departamento de Ica al sur, incluyendo la sierra y la costa del actual territorio de Perú.

El cronista y conquistador español Pedro Cieza de León,  escribió sobre su existencia en el año de 1534, sin embargo, el asentamiento pasó por inadvertido, hasta el año de 1931 cuando el arqueólogo peruano Tello, la volvió a redescubrir, el arqueólogo neozelandés Gordon McEwan, estimó que la población de Piquillacta estaba constituida por alrededor de 10.000 mil personas

Orígenes 

Los antecedentes ancestrales de Piquillacta, se ubican en la cultura wari, que fue una mezcla social de las poblaciones de Warpa, Nazca y Tiahuanaco, esa unión se consolidó y se emprendió su expansión territorial, se considera que la sociedad wari, se ubicó en cuatro periodos de evolución:

  • Primer Periodo, se caracterizó por el nacimiento de la población  de Ayacucho a 25 kilómetros de la actual ciudad de Ayacucho,  ubicada en la región oriental de la cordillera de los Antes, como epicentro político y ceremonial.
  • Segundo Periodo de la cultura wari, se encuentra dentro de un movimiento expansionista y es cuando se construye Piquillacta y se conforma el Imperio Wari.
  • Tercer Periodo, el imperio entra en crisis y se produce una pausa en el movimiento expansionista y cesan los desplazamientos poblacionales.
  • Cuatro Periodo, aunque tienen una gran extensión territorial, su capital Viñaque, ubicada en la actual ciudad de Ayacucho colapsa.

Esta situación de la expansión wari, es considerada como el primer progreso cultural y social de la región precolombina, la cual se distingue por haber constituido un patrón planificado de desarrollo de centros urbanísticos a partir ejecución de ritos en  centros ceremoniales.

PIQUILLACTA

La dinámica expansionista también llegó acompañada por los combates y desafíos por el poder político entre las etnias de las diferentes ciudades, sin embargo, las ciudades consolidadas del imperio como Ayacucho, Cajamarquilla y Piquillacta, contribuyeron  con la aplicación del  poder wari, en un  el extenso territorio y esta situación se generó con su extraordinario proceso de organización administrativa, a la innovación y aplicación  en materia de construcción.

Se tiene establecido que la superioridad tanto política como tecnológica de la cultura wari, fue desarrollada por su fuerte ideología religiosa, ya que para la época la región estuvo marcada por una fuerte sequía y esto los motivó a realizar nuevos procedimientos de irrigación que estaban relacionados con el culto al dios Tiahuanaco que estaba vinculado con la fertilidad, por esta razón es que se tiene la hipótesis que su crecimiento estaba vinculados con los centros ceremoniales, lo cual garantizó su expansión territorial.

Centro Administrativo wari

Según los estudios realizados en Piquillacta, esta ciudadela tuvo su mayor apogeo entre los años 700 y 800 d.C, el recinto fue el punto de encuentro de artesanos y trabajadores, el lugar era muy próspero y para la época contaba con un excelente sistema hidráulico de canales de agua subterránea, situación que era propicia para el florecimiento como punto de encuentro de vital importancia.

El lugar donde está ubicado Piquillacta era un lugar estratégico para la cultura wari, por esa razón era el sitio donde residía el gobernante y su séquito de políticos, se practicaban los ritos ceremoniales, se decidían los asuntos bélicos, adicionalmente era un lugar residencial, donde vivían los soldados y los trabajadores que ejercían los diferentes oficios, así como el sitio de descanso para los viajeros,  fue el gran centro de almacenamiento y comercialización de granos de la región.

Por esta razón Piquillacta controlaba al sur, el valle medio alto de Vilcanota, hacia el noreste controlaba el valle medio bajo del Vilcanota y por el noroeste hacía lo propio con el valle de Quispicanchis, los dos últimos valles eran grandes productores de maíz, por esta razón las instalaciones de Piquillacta era el lugar establecido para el almacenamiento de los productos agrícolas y desde allí se comercializaban y se redistribuían a las regiones que ellos gobernaban.

Se estima que Piquillacta era la zona limítrofe al sur de la ocupación wari, en la zona de los Andes Centrales del Perú en región del Cuzco;  a menos de 2 kilómetros de Piquillacta se ubicaba el acueducto de Rumicolca, el fue era otro sitio estratégico y que según los especialistas fue construido por los  wari, posteriormente en la época incaica fue ornamentada con piedras labradas y pulidas, dándole así mayor relevancia a la importancia del lugar.

Ocaso de Piquillacta

Piquillacta dejó de funcionar como centro neurálgico y estratégico de la cultura wari, a mediados del siglo IX, cuando el imperio wari  se encontraba en decadencia, el funcionamiento de la ciudadela fue intensa e ininterrumpida, por un lapso de aproximadamente 150 años. La información arrojada de los diferentes estudios e investigaciones, no ha permitido aclarar las causas por las cuales el área de Piquillacta, fue abandonada.

Se ha establecido que el abandono del lugar fue de manera  planificada y muy bien organizada, esta situación se evidencia ya que las entradas de varias edificaciones fueron intencionalmente cerradas, igualmente, se encontraron pocas evidencias de elementos arqueológicos a nivel de la superficie, lo que hace inferir que sus habitantes tuvieron el tiempo para desocupar todos los rastros de su historia cultural en la zona.

Existen varias teorías populares que señalan las causas de su desaparición, como por ejemplo: que el nombre de Piquillacta en el dialecto quechua significa Piki – pulga y llakta – pueblo, lo que se traduce en el Pueblo de Pulgas, por lo que hace presumir que la ciudadela fue atacada por una plaga de insectos y se vio obligada a abandonarla.

Otras leyendas indican que la actividad principal de Piquillacta era la comercialización de granos y que en el sitio estaba plagado de insectos, lo que produjo que la actividad comercial se viera desprestigiada y ya no era rentable, esta situación obligó a los habitantes a tener la necesidad de abandonar a la zona.

Una última conjetura que el abandono del lugar fue parte de una estrategia establecida por los gobernantes wari. Sin embargo, ninguno de estos supuestos está científicamente comprobado.

Por lo que está desocupación de la región es otra arista de las variadas conjeturas relacionadas con la cultura wari en relación a la ciudadela de Piquillacta, las aclaratorias  de todas las dudas planteadas, daría luces de cómo fue el nacimiento y el  fortalecimiento político y cultural del imperio inca, que fue el que sustituyó al imperio wari.

PIQUILLACTA

En la actualidad

En la actualidad el lugar donde está situado la ciudadela de Piquillacta, se denomina Huacarpay e incluye  el complejo arqueológico y turístico de Piquillacta en el Valle Sur del Cusco.

El gobierno peruano continúa el proceso de preservación de la zona arqueológica de Piquillacta y promueve las investigaciones de la cultura Wari, igualmente en el lugar se encuentra un museo,  en el cual se exhiben las diferentes piezas arqueológicas encontradas en éste lugar.

Construcciones

Piquillacta, se construyó una estructura fortificada entre los años 600 a 900, está considerado como el yacimiento arqueológico con mayores dimensiones y el mejor preservado del sur de Perú.

Las instalaciones de Piquillacta, ocupan una superficie de 1 km2, está edificado con altos muros cuya altura promedio es de 7 a 12 metros, algunas habitaciones tienen de 2 a 3 pisos, los muros están levantados con material de piedra, procedentes de los montes y colinas aledañas, están pegadas con lodo y revestidas con barro y cal.

PIQUILLACTA

Entre las obras de infraestructura de Piquillacta se encuentran:

Choquepujio

Las ruinas de Choquepujio, están catalogadas como una de las más significativas el complejo arqueológico de Piquillacta, el mismo está ubicado en la parte izquierda del río Huatanay. Las construcciones del lugar se caracterizan por muros enormes, las habitaciones son de dos y tres niveles, realizadas con material de piedra y barro, la parte superior de las construcciones fueron edificadas sólo con adobe y barro.

Urpicancha 

La denominación del lugar puede traducirse como la casa de los pájaros, la estructura está diseñada con unas plataformas las cuales fueron construidas sin amalgama de ningún tipo, las cuales se califican como de perfectas y con una extraordinaria calidad, las mismas están ubicadas en una pequeña colina y de detrás de ésta se ubica una gran montaña y al este la laguna de Huacarpay.

Plataformas Amarupata

La denominación de Amarupata, está relacionado con el lugar de serpientes, tal denominación puede relacionarse, porque en el lugar se encontraban muchas serpientes. Las plataformas se ubican al sureste de la ciudad de Lucre, la construcción de los canales de agua, fueron realizados con una extraordinaria calidad, inclusive aún cumplen con su función y son utilizados en la actualidad por los habitantes de la zona.

Kunturqaqa

Kunturqaqa significa Roca de Cóndores, es el promontorio rocoso cuyo perfil se asemeja a la cabeza de un cóndor, se ubica al oeste de Piquillacta, al margen izquierdo del río Huatanay, es un lugar rocoso que tiene una pendiente vertical.

Comenta el historiador cusqueño Víctor Angles que el inca Wiracocha el dios del Sol, ordenó que se pintaran dos cóndores, uno de los cuales debería tener una actitud sumisa y las alas plegadas huyendo de Cusco y el otro cóndor, debía tener una actitud combativa avanzando hacia Cusco.

La primera ave está representado Yáhuar Huácac que abandonó a Cusco y buscó refugio en Choquepujio y la segunda ave representa a Wiracocha que desde la localidad de Chitapampa se trasladó a Mohína y volvió sobre la ciudad de Cusco para defender a Chanca.

Qaranqayniyuj

Qaranqayniyuj, es el segundo asentamiento ubicado en complejo arqueológico de Piquillacta en el Valle Sur del Cusco, algunas de sus edificaciones tienen forma semicircular, su construcción es irregular y están ubicados en una superficie cóncava natural.

Arquitectura de Piquillacta

La ciudadela fue diseñada por un patrón geométrico, el cual está rodeado por una muralla y en el mismo se ubican 704 edificaciones, 200 habitaciones de forma rectangular, algunas de esas habitaciones fueron diseñadas para la estructura social de la élite política y religiosa, otras para cultos religiosos y funerarios y se incluyen la construcción de 504 almacenes.

Estos recintos a su vez están distribuidos en manzanas, cada una cuenta con su propia fortificación, las cuales están delimitadas por vías de circulación a manera de defensa de cada uno de estos recintos.

Los especialistas indican que las agrupaciones de las construcciones en áreas en forma de manzanas, se corresponde a una segmentación de los diferentes estratos sociales, según las funciones a realizar. Se cree que Piquillacta, fue un centro de acopio y comercial, debido a su ubicación de cercanía con la ciudad de Cuzco.

En la entrada a la ciudadela se ubica una gran plaza, la cual pudo haber servido como tianguis o un lugar de intercambio de mercancía, aunque no se suprime la idea que haya sido utilizada como un lugar donde se realizaban rituales religiosos.

Los estudios arquitectónicos realizados en Piquillacta, establecen que en el lugar se diseñaron tres tipos de elementos arquitectónicos, que se utilizaron frecuentemente en forma combinada, para conformar cinco tipos de estructuras básicas, dichos elementos son, el recinto rectangular, la galería periférica y el edificio rectangular.

Estos tres elementos se combinan para la conformación de cinco tipos de estructuras estándar, que contemplan las siguientes características:

Edificación tipo A

Es una estructura rectangular que dispone de galerías periféricas, diseñadas con un patrón simétrico con dos galerías a cada lado de la estructura.

Edificación tipo B

Es una estructura rectangular que puede poseer o no galerías periféricas, pero que se distingue porque posee un edificio de dos o tres pisos dentro del recinto.

Edificación tipo C

Esta estructura se caracteriza por poseer un recinto rectangular  y cuenta con galerías periféricas con patrones asimétricos, lo que se traduce en que no hay una distribución homogénea con el diseño de las galerías múltiples y que ninguno de los recintos tiene el mismo número de galerías.

Edificación tipo D

En esta estructura solamente se ubica un recinto rectangular plano, sin ningún tipo de divisiones.

Edificación tipo E

Esta estructura está conformada por un edificio rectangular y no está acompañado de ningún elemento arquitectónico adicional.

Igualmente, la ciudadela de Piquillacta, se divide en 4 sectores arquitectónicos, los cuales tienen las siguientes características:

Sector 1

Este sector contiene 81 espacios rectangulares cuyas dimensiones son de 35 por 40 metros, el mismo contiene 5 filas de 14 estructuras y una fila de 11 estructuras, aquí se ubican de manera alternada las edificaciones tipo A y D, en el lugar se ubican las murallas que en la actualidad se encuentran destruidas, las que han sobrevivido al paso del tiempo tiene entre 2 y 3 metros de altura. En este sector no hay calles para acceder a otros espacios de la ciudadela.

Sector 2

El sector contiene 124 estructuras de las cuales 16 son del tipo A, 1 del tipo B, 1 del tipo E y las 106 restantes son del tipo C, en este centro también se encuentran unas murallas cortas cruzadas y otras de manera de portillos que son unas aberturas realizadas en las murallas y en las paredes.

Las murallas en este sector están muy bien conservadas, las mismas poseen una altura de 10 a 12 metros sobre la superficie, igualmente se construyeron 3 calles por las cuales se puede penetrar a esta área.

Sector 3

En esta área se ubica una gran plaza,  11 estructuras y la construcción de un grupo de terrazas, las edificaciones están ubicadas a los dos extremos del sector y posee 3 estructuras del tipo B, 6 del tipo C y 2 del tipo D. Tanto las edificaciones, como las terrazas y las murallas están destruidas, solo una está bien conservada y tiene una altura de 12 metros.

Sector 4

En este sector se ubican 501 estructuras pequeñas del tipo E, su diseño es en forma de filas y a su vez están divididos en 5 grupos, cada una estas estructuras poseen su puerta y la misma da acceso a la calle frontal del sector. Las murallas de este sector están en promedio bien conservadas, algunas miden 6 metros de altura, el arqueólogo MacEwan sugiere que estas 501 habitaciones fueron parte de las guarniciones militares, sitio de vivienda de los trabajadores temporales o lugar de descanso de los viajeros que se dirigían a la ciudad de Cusco.

En la parte norte y sureste de la ciudadela de Piquillacta, se encuentran dos inmensos recintos que tienen por nombre Canchones éstos son dos terrenos amplios y cercado que posiblemente su función era servir de corral, pero no está bien definido aún.

En los terrenos de Piquillacta que se ubican en las adyacencias de lo que hoy es la carretera que bordea a la ciudadela, se ubica un impresionante acueducto, el cual se caracteriza por poseer varios niveles construidos en piedra unidos con canales de circulación hídrica que provienen de las montañas aledañas, igualmente los terrenos internos de Piquillacta, se ubicó una red subterránea de irrigación del agua proveniente del acueducto.

Descubrimiento e investigaciones

Los descubrimientos e investigaciones realizadas en Piquillacta, han arrojado algunos indicios sobre la cultura wari, entre actividades se pueden destacar, los siguientes:

En el año de 1927, en las instalaciones del centro arqueológico de Piquillacta se localizaron 40 micro esculturas de material de turquesa y una escultura de piedra con la representación de un puma de tamaño real.

En los primeros meses del año de 1960 el estadounidense arqueólogo William Sanders, realizó una serie de investigaciones arqueológicas sobre los rastros de la infraestructura ubicada en el lugar, estos datos le permitieron realizar un plano de la zona central de las ruinas, igualmente realizó dos excavaciones en la misma área, los objetos encontrados le llevaron a opinar que el lugar tenía por objeto el almacenamiento de granos.

En el año de 1982, el arqueólogo Gordon McEwan, excavó en 22 pozos, con la finalidad de obtener muestras de los materiales de la estructura, la investigación arrojó que a 2,10 metros de profundidad se encontró que la construcción de los pisos estaba realizada con yeso y arcilla, igualmente, encontró restos de fragmentos de cerámica de la cultura wari.

En enero del año 2019, el Ministerio de Cultura del Cusco, a través de un proyecto de excavación en 15 fosas realizada en la plaza principal de Piquillacta, ubicaron ofrendas ceremoniales pertenecientes a imperio wari, entre los hallazgos encontrados, se identificaron los siguientes elementos:

  • Se encontraron 6 ídolos de pequeñas dimensiones, 24 fragmentos laminados en plata cuyas representaciones se identifican con mujeres guerreras; 3 piezas de momias completas, que se presumen servían para realizar cultos o ritos divinos, 107 piezas de partes humanas envueltas en conchas del molusco spondylus, entre otros elementos.
  • En una fosa de aproximadamente 70 cm de diámetro y 2 metros de profundidad, se encontró 2 osamentas de camélidos del género Alpaca que presentaban signos de quemaduras conjuntamente con 8 conchas del molusco spondylus y 2 placas pequeñas de plata las cuales representaban un diseño con la técnica de repujado.
  • En los  diferentes niveles de profundidades, se hallaron ofrendas ceremoniales con un diseño circular entre otros restos, los cuales por la forma en que fueron encontrados, se presume que eran elementos importantes dentro de la cultura wari.

Leyendas sobre Piquillacta

Sobre el nacimiento de Piquillacta hay una leyenda, donde la princesa Qori T’ika – Flor Dorada, vivía en un lugar donde no había agua,  los jardines sólo florecían en la estación de lluvia, siendo ya una joven mayor, quería ayudar a los habitantes de su pueblo y prometió su amor a quien pudiera llevar agua para Piquillacta, la solicitud fue correspondida por tres jóvenes de la realeza, Paukar que era de localidad de Qolla, Tuyasta que era Canchino de la provincia de Canchis y Sunqo Rumi que era Quechua.

El primer príncipe que era oriundo de la zona montañosa, construyó un acueducto en la parte alta de las montañas, pero el agua no conseguía llegar a la ciudad. El segundo príncipe que pertenecía a la región baja también construyó un acueducto en las laderas de la montaña, pero no consiguió que el agua llegara al lugar. El tercer príncipe que era cusqueño y pertenecía a la región intermedia, realizó un trabajo de ingeniería hidráulica y llevó el agua para la ciudad, cumpliendo de esta manera con la solicitud de la princesa conquistando el amor de Qori T’ika.

En la actualidad se puede observar en la parte media de la montaña, dos líneas paralelas de forma horizontal, estos son dos de los tres acueductos construidos, el canal superior de los dos cauces de agua llegó a Piquillacta haciendo un recorrido de 10 kilómetros.

Ingreso a Piquillacta

Para llegar a Piquillacta, puedes contratar los servicios turísticos que se disponen en la ciudad de Cusco, estos te buscan en tu hotel y te llevan al lugar, dependiendo del servicio que adquieras puede incluir guía turístico, también puedes llegar al lugar,  a través de vehículo privado el lugar cuenta con estacionamiento o puedes tomar un bus con dirección a Oropesa, el costo del pasaje es de 4 Soles.

El horario de ingreso al complejo arqueológico de Piquillacta es de lunes a domingo en el horario comprendido de 8:00 a.m. hasta las 5:00 p.m., para el ingreso debe contar con el boleto turístico, el cual lo puedes adquirir en cualquiera de las agencias de viaje en la ciudad de Cusco, si no adquiriste el boleto en Cusco lo puedes comprar en las instalaciones del museo que se encuentra en la entrada de la  ciudadela, pero debes de tener en cuenta que en este lugar el monto del boleto de entrada lo cancelas en efectivo.

Es importante que tengas en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Como Perú se encuentra cercana al paralelo de Ecuador, las radiaciones solares son muy dañinas, por esa razón es importante que te coloques protector solar cada dos horas, llevar sombrero o gorra y lentes oscuros.
  • Llevar bocadillos, frutos secos o barras energéticas, así como también suficiente líquido.
  • Dependiendo de la estación del año, deberás llevar chaqueta o poncho para lluvia.
  • Llevar tu  cámara fotográfica.
  • Contar con dinero en efectivo.

Con esta información hemos terminado el tema relacionado con Piquillacta y la cultura Wari; sí este artículo fue de su agrado, te invitamos a conocer otros temas de interés a través de los siguientes enlaces:

 

(Visited 112 times, 1 visits today)


Si te ha gustado el artículo Piquillacta, sitio más importante de la cultura Wari te recomendamos los siguientes artículos relacionados: