≡ Menu




Olentzero: su historia, canciones, comparaciones y más

En la mitología vasca del siglo XVII aparece un personaje de carácter amable y trabajador del carbón que vive dentro de los bosques llamado Olentzer, su ilusión es elaborar con sus propias manos juguetes que le reparte a los infantes vascos, en las épocas mágicas de la Navidad y anuncia el nacimiento de Jesús. Les invitamos a que disfruten de esta encantadora criatura que fue rescatada por un hada.

Olentzero 1

¿Quién es Olentzero?

Es un personaje típico de la cultura y raíces vasca, que se conoce como un señor de carácter amable, regordete y descuidado que entrega regalos a los niños en época de Navidad.

Este personaje característico de la cultura vasca simboliza un hombre de cuerpo fuerte y gordo, que siempre anda desarreglado, y teñido con carbón, es una persona de buen apetito que se deleita de comer y beber buen vino. El compositor y escritor español de la orden de Hermanos Capuchinos, conocido como Aita Donostia, lo califica como un señor de cabeza grande y de muy buena inteligencia.

Tambien Te Recomiendo Ver...

 

Una de sus principales características es que a este personaje le gustaba habitar retirado de la sociedad, vivía dentro de un bosque y su labor era de dedicarse a elaborar carbón vegetal, y cuando era la época de invierno salía de las montañas hacia el pueblo.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Su Origen

Existe la presunción que el origen de Olentzero proviene antes de la cristianización de Navarra, y que como lo señala el autor y escritor Claude Labat, el señor conocido como Olentzero, puede haber estado entre las festividades del solsticio de invierno. La cultura vasca tiene la creencia de homenajear el solsticio de invierno y la renovación de la naturaleza y del sol.

El aspecto andrajoso, abandonado y rancio del personaje personifica el tiempo que ya pasó, y su quema representa que ya ha pasado la Nochebuena, significando la eliminación de todo lo pasado en el año que termina, y que da la bienvenida a un nuevo tiempo.

Olentzero

En las localidades de Álava, Navarra, La Rioja y la región Burgalesa de la Bureba, tienen la costumbre que el día anterior a la Nochevieja, llega un hombre que posee muchos ojos, tantos como los días del año, y al llegar el día de Nochevieja tiene muchas narices como los días del año. En Larraun mencionan a Olentzero como el hombre que tiene 366 ojos.

Tambien Te Recomiendo Ver...

El héroe vasco conocido como Olentzero, se calificó como el anunciante que da la noticia del nacimiento de Jesús, igualmente lo manifestaban los gentiles que acuerdan con Olentzero le gustaba vivir aislado. A esta criatura Olentzero se le otorga el significado como un ser de cultura cristiana y que le gusta el hogar, de acuerdo a las enseñanzas recibidas de la iglesia católica.

¿Cuál es la historia que rodea a este personaje?

La principal historia que envuelve a este personaje vasco está relacionada con los Fueros Navarros que quiere decir las leyes y costumbres civiles, políticas, administrativas o económicas del régimen jurídico del autogobierno en esos tiempos. Según narra el historiador guipuzcoano del siglo XVII, conocido como Isasti de Lezo, su nombre verdadero era Onenzaro y aparecía en la víspera de la Nochebuena.

Las culturas de los pueblos tienen sus propias historias y leyendas, y de hecho la cultura vasca también cuenta con la suya. Desde la época de la prehistoria y luego de la influencia de la religión cristiana o la invasión romana, la cultura vasca ha sufrido muchas variaciones o influencias, y se dio origen a esta personaje navideño Olentzero.

Como ya conocemos en la mayoría de los países del mundo, todos tienen su personaje especial que los representa en las fechas para celebrar la Navidad y que les viene a dar hora buena y a manifestar la bienvenida a la Buena Noche. Los personajes míticos más conocidos están Papá Noel, Santa Claus y los Reyes Magos. En la cultura vasca, el comisionado de notificar la Navidad del 24 de diciembre es Olentzero, se cuenta que su nombre se origina de la palabras “Oles-aro” que traduce “tiempo de gracia”, que según cuentan es como los vascos antiquísimos denominaban el tiempo del solsticio de invierno.

Olentzero

Cuenta la historia sobre este personaje en aspecto despectivo que se trataba de un ser enorme que descendía por las chimeneas de las casas, con el rostro lleno de cenizas, los ojos los tenía de color rojo encendido, tanto que parecía un animal feroz. Igualmente decían que en la Zurriola introducía a los pequeños en un gran saco y los arrojaba al mar. También en algunos otras lugares tenían la creencia que este ser llegaba con una hoz con la que le cortaba la cabeza a los infantes.

El simbolismo de este personaje desde los tiempos arcaicos hasta la actualidad se presenta como un hombre alegre con aspecto de carbonero que le obsequia regalos a los niños, ha generado una evolución radical, sobretodo en la última década del siglo XX.

La historia relaciona a este hombre ingenuo con el sincretismo dentro de la cultura vasca, y las costumbres cristianas regionales, de un enorme y gentil ser que se transforma al cristianismo, continuando con las versiones modernas de una persona que trabajaba el carbón y habitaba dentro de las montañas y a quien no le agradaban los infantes, además que cuando bajaba de las montañas al pueblo a comercializar el carbón, los infantes cuando lo veían se ocultaban de su presencia.

También cuenta la historia que de alguna manera sus relatos han maravillado las representaciones contemporáneas. Existen versiones que incurren su historia en el aspecto cristiano; mientras otras versiones extinguen lo que se refiere a lo religioso, sin embargo, ambos conservan la magia que puede contener este personaje; y hay otros que liquidan lo que se pudiera conocer sobre los aspectos sobrenaturales que narra su historia, de manera que, esto traduce que puede ser mantenido por religiones distintas e inclusive por los mismos ateos.

Olentzero

Existen otras versiones que lo transforman en un mensajero que goza de buena voluntad y de espíritu noble, mientras tanto la comercialización lo muestra como alguien materialista que sólo da regalos. Hay quienes manifiestan que su aspecto es por la nacionalidad de la mitología vasca, mientras otros lo obvian. La interpretación habitual por lo general lo representa como un hombre sucio, que fuma pipa; pero normalmente el comercio y para la venta elaboran muñecos de Olentzero como un ser aseado y no fuma tabaco.

Narra la historia de este personaje Olentzero que en sus inicios se le asignaba este nombre al tronco con el que encendían el fuego de la chimenea en la Nochebuena, y que al día siguiente recogían las cenizas de ese fuego y se regaban en la entrada de la puerta de la casa, con la finalidad de dar protección en todo el año nuevo, tanto a la  vivienda como a los que moraban dentro de ella.

De acuerdo a la creencia de la mitología vasca y la historia de  Olentzero que su misión era bajar del bosque anunciando que venía Kixmi, que se refiere al nombre con que bautizaban a Cristo, significando “mono”, y que juntaron el elemento del fuego y el tronco dando origen y simbolizando al personaje bonachón que reparte regalos. Al tronco del árbol lo llamaban Olentzero y que lo señalaban como un trabajador del carbón, que cuando está entregado a las labores en la montaña, recibe el anuncio del nacimiento de Cristo, por lo que llega a los distintos y variados pueblos para dar la Buena Nueva. (Ver Artículo: Basandere)

Al personaje mítico de Olentzero se le asocia con el fuego que está vinculado en la actualidad a dos aspectos del personaje como lo son: un carbonero que fuma pipa e ingresa a las casas por la chimenea. Estos dos elementos y principalmente el fuego, representa lo unido a la evolución de lo antiguo o pasado y a la limpieza de lo que pudo haber sido pésimo.

Olentzero

Finalmente, la historia de este personaje se refiere a un buen hombre de carácter alegre y aspecto gordo, con barba blanca y una mochila llena de carbón que obsequia regalos a los infantes, que llama la atención y que luego de las festividades de la Nochebuena se enciende con fuego. Se tiene la creencia que la muerte antecede a la existencia humana, por lo que se simboliza con una presencia harapienta que simboliza el tiempo que ha pasado para dar la bienvenida a otro tiempo nuevo.

Relación de Olentzero y Papá Noel

El personaje bonachón de Olentzero, justamente en el siglo XX, comenzó a tomar sus propias características basadas en la imaginación de Papá Noel, Santa Claus y los Reyes Magos, quien empezó a entregar obsequios a los infantes en las celebraciones navideñas.

Este famoso personaje de la cultura vasca tiene un parecido a las características de Papá Noel en el País Vasco, cuando ya se aproxima la Navidad y con la magia y el encanto que trae estas festividades, las calles se engalanan con adornos de estrellas, luces de espectaculares colores, y se siente el amor y la paz entre los seres humanos. Es propio de la cultura vasca que los infantes elaboren sus cartas y tengan la ocasión de que las entregan a una persona cercana a ellos, esto puede significar la bondad de esa persona que está en paz y que sea humilde y sencilla, que está retirada de todo aquello que sea material, y que con su sencillez llega al pueblo a comer y beber buenos alimentos, y a disfrutar de lo bueno de la vida, además de obsequiar a los más pequeños regalos en una fecha tan especial y llena de magia como es la Navidad.  (Ver Artículo: Renos de Papá Noel)

Es muy probable que el personaje mitológico Olentzero sea el más esperado y fabuloso para los infantes vascos, es el viejito carbonero que viene de las montañas justo cuando es Nochebuena para dejar hermosos obsequios en todas las viviendas del país Vasco, se podría calificar como el Papá Noel Vasco.

Olentzero 1

Existe el conocido pueblo llamado Mungia, en Bizkaia, donde los niños, niñas y todos los integrantes de la familia, tienen el gusto de visitar su hogar ubicado en Landetxo Goikoa, que es el pueblito más antiquísimo de todo el país Vasco, que fue reconstruido hace algunos años para recibir a los visitantes a Olentzero y otros personajes que representan la mitología vasca.

Finalmente, la relación que tienen Olentzero con Papá Noel radica en que son personajes propios de las celebraciones navideñas, los que entregan regalos a los niños para que sean felices, que mientras que descansan y duermen, son los protagonistas principales en el encantamiento que hace que los niños en su inocencia, sean buenos y obedientes durante todo un año y que cuando se acerca la Navidad reciben sus hermosos regalos y caramelos. Estos seres mágicos son los héroes de los cuentos de navidad para que estas épocas sean momentos de alegría y se fomente el encuentro y unión entre las familias, sobretodo para los más pequeños de las casas.

Olentzero y los niños

Olentzero es un personaje mítico de origen vasco que le entrega regalos a los niños el 24 de diciembre y vive con una gran popularidad en toda su historia. El famoso Olentzero es conocido con el señor que tiene su ropa y cara llena de carbón, inició la labor de entregar regalos a los niños en la Nochebuena a finales de los años 80, según narra el experto de Eusko Ikaskuntza que es la sociedad de estudios vascos. Los niños vascos se acuestan a dormir la noche anterior a la llegada de la Nochebuena, imaginando los regalos que les obsequiará el simpático Olentzero, en ningún momento piensan ni en Santa Claus ni en Papá Noel. Igualmente, existe la tradición en esta cultura en la que se reúnen muchos niños en el Teatro Arriaga de Bilbao, donde hacen grandes filas para entregar a Olentzero sus pedidos de regalos escritos en las cartas.

Olentzero siendo un hombre con un carácter amable y paciente, le dice a los niños que no se angustien y que estén tranquilos porque él tiene regalos para todos, inclusive para algunos adultos que se han portado mal durante el año. A propósito de este carismático personaje Oldetzero, existe un cuento que se le narra a los pequeños de la casa, a continuación se lo describimos:

Había una vez, hace mucho tiempo atrás, que dejaron abandonado en las entrañas de la montaña Pirineo Navarro y Guipuzcoa a un hermoso bebé con carita muy graciosa; pero con suerte para él, en ese bosque permanecía un hada hermosa que tenía sus cabellos largos y amarillos que parecían hilos de oro, sus ojos eran de color azul y brillaban como diamantes, y andaba acompañada con muchos duendes llamados Prakagorri que usan los pantalones de color rojo, que colaboraban con ella en todas sus labores, sobretodo las de cuidar y proteger a los seres humanos.

Olentzero 2

Mientras el hada estaba disfrutando y trabajando dentro de las montañas, decide posarse en un riachuelo para peinar su hermosa cabellera, cuando fue interrumpida por los prakagorri para decirle que algo se movía y lloraba en el musgo y las hojas secas; los duendes se percataron que era un bebé y ante semejante asombro le gritaron al hada que era un humano que habían hallado. Enseguida el hada sorprendida le exclama al bebe: “te bautizaré con el nombre de Olentzero, porque realmente es un hecho maravilloso que te hayamos visto y encontrado”

También por este hecho le otorgó el don y la gracia de poseer energía y fuerza, dándole los regalos de la Fuerza, Coraje y el Amor, durante la existencia de  Olentzero. La hada agarro tiernamente al bebé, y se lo llevó volando a un lugar apartado en la montaña, a una casa donde vivían unos esposos que no habían podido tener hijos; dejó al bebé en la puerta de la casa para que los esposos lo criaran como si fuera suyo.

Al levantarse temprano por la mañana para ir a trabajar con el ganado, el esposo siente en la puerta de la casa el llanto de un bebé, y sale en estampida a recogerlo y se va a donde su esposa y le grita con algarabía, “Nos han dejado un bebé, seremos felices”, de inmediato lo tomaron para ellos como su propio hijo, lo abrigaron, lo alimentaron, lo quisieron y consintieron para siempre.

El niño Olentzero fue creciendo y formándose como un fuerte, cordial y saludable hombre entre los bosques, muy contento y agradecido con sus padres. Era muy trabajador y colaboraba con su padre en las labores de la preparación del carbón; pero lamentablemente llegó el día que sus padres fallecieron y Olentzero quedó muy solitario y desasistido en las montañas; con el pasar del tiempo también se hacía anciano.

Olentzero 3

Olentzero a medida que se hacía viejo se iba llenando de tristeza, recordó de unos niños que vivían solos y huérfanos en una casa cercana al pueblo, y pensó que podría hacer algo por ellos para que fueran felices y brindarles su apoyo. Se le ocurrió que podría elaborar distintos juguetes como pelotas y carritos para los niños, y para las niñas ideó hacer unas muñecas, que se los entregaría cuando saliera al pueblo a comercializar el carbón. Así fue, elaboró muchos juguetes que él pensaba que le podría gustar a los niños, los introdujo en una gran mochila, los montó en su mula junto con el carbón y se fue al pueblo con mucha alegría por lo que iba a regalar.

Cuando Olentzero llegó al pueblo, llamó a todos los niños, les dio los respectivos regalos y compartió con ellos, les contó fábulas que le había enseñado su papá. A partir de ese día, los infantes vascos comenzaron a sentir una gran admiración y cariño por este personaje, que esperaban con entusiasmo su llegada al pueblo a vender su carbón, y los niños acudían a rodearlo y acompañarlo durante sus ventas.

Olentzero era tan noble y de buen corazón, que un día cuando iba al pueblo, comenzó a caer una fuerte tormenta, inclusive caían rayos y centellas, y cuando pasó por una vivienda en ruinos se encontró con unos niños atemorizados debido a que un rayo les había incendiado su vivienda; enseguida Olentzero los abrigó con su manta porque tenían mucho frío y los llevó a un lugar seguro. En eso se termina de derrumbar la casa y cae sobre él una fuerte y enorme pared, que lamentablemente le causa un gran dolor y le paraliza su corazón. Los pobladores se dan cuenta de lo que está sucediendo con el carbonero y se entristecen porque no pueden hacer nada para salvarle la vida.

Pero, recordemos que a Olentzero le salva la vida en el bosque una hermosa hada, pues en la casa donde sucedía el hecho con los niños y el carbonero aparece una enorme y brillante luz, pues era la misma hada que lo bautizo como Olentzero, y con una voz dulce y cariñosa le susurra al oído: “Olentzero, tu comportamiento como ser humano ha sido formidable, en tu corazón has abrigado el amor y la compasión, te dedicaste a hacer felices a muchos niños y a otras personas, y diste tu propia vida para salvar a otros niños, por lo que no deseo que fallezcas, y vivirás para siempre elaborando juguetes y obsequios para los infantes, sobretodo para aquellos que son huérfanos”. En ese lugar estaban los duendes conocidos como prakagorris, que se entusiasmaron  al oír lo que decía la hada y prometieron prestarle  ayuda para su trabajo” (Ver Artículo: Galtzagorri)

Olentzero 4

Por lo que la imagen, el recuerdo y las buenas acciones de Olentzero quedaron vivas para siempre y más aún en las fechas especiales y mágicas como es el compartir de la Navidad.

Canción compuesta a Olentzero 

El símbolo de Olentzero transita hoy en día en el país vasco en la fecha especial como es el 24 de diciembre celebrando y dando la bienvenida a la Navidad. Es la época donde se encienden las brillantes y multicolores luces que adornan las calles, espacios y hogares en Euskadi y Navarra.

A este querido y por siempre recordado personaje le compusieron su propia canción que entonan para sus fiestas y grandes celebraciones, en memoria y alegrando los espacios donde comparten y esperan su tan ansiada llegada para entregar juguetes a los chicos de la casa. La canción dedicada a este personaje es la siguiente:

mendira lanera

intentzioarekin

ikatz egitera.

Aditu duenian

Jesus jaio dela

lasterka etorri da

berri ona ematera.

Horra! Horra!

Gure Olentzero!

Pipa hortzetan duela

eserita dago

kapoiak ere baditu

arraultzatxuakin

bihar meriendatzeko

botila ardoakin.

Inolaz ezin dugu

Olentzero ase

bakarrik jan dizkigu

hamar txerri gazte.

Saiheski ta solomo

makina bat este

Jesus jaio da eta

alaitu zaitezte.

Horra! Horra!…

******

Olentzero buru handia

entendimentuz jantzia

bart arratsean

edan omen du

bost arrobako zahagia.

Ai urde tripa handia

tragatu bait du

tragatu bait du

Ai urde tripa handia

tragatu bait du zahagia

Películas inspiradas en su personaje

El particular personaje de Olentzero es tan importante en la cultura vasca que existe quienes se dedicaron a realizar una producción cinematográfica para el disfrute en familia, denominada El Tronco Mágico.

La trama cinematográfica se desarrolla en el norte de España, cuando llegan las fechas de Navidad, allí existía una aldea los pirineos, y por supuesto Olentzero es el héroe principal que personifica el espíritu navideño y entrega obsequios a todos los infantes del lugar. Luego que ha recibido las cartas que elaboran los niños y niñas solicitando su preciado regalo, éste observa su actitud y conducta a través del “tronco mágico” que enciende en su chimenea.

Pero, en ese momento llegó al pueblo un vil señor que vive de los negocios, que intenta destruir las montañas para construir una pista para esquiar. Lleno de maldad y malicia se roba el “tronco mágico” de Olentzero junto con todas las cartas recibidas de los infantes, lo que hace estar en peligro  los obsequios para los niños.

Se le ocurre al joven carbonero de gran corazón, resguardar el lugar,  con el apoyo de los niños del pueblo, comienzan un sinnúmero de riesgos y sacrificios hasta que logran que el bosque sea salvado y todo este normal para recibir la Navidad.

Olentzero 5

También, existe otra película realizada en honor a su personaje conocida como “Olentzero y el Iratxo”, donde se narra de un niño que era el único en conocer a Olentzero, y uno de sus anhelos era ser uno de los acompañantes que lo apoyaban en sus labores. Cuenta la trama que inicia su trabajo limpiando el almacén mágico y encantador, donde labora el carismático carbonero. Pero, el niño ayudante se disgusta por lo primero que observa que piden, y dejar fluir de su encierro a Iratxo que se refiere a un duende de conducta infame. Lo que comienza a causar muchos problemas en el pueblo, por lo que el niño ayudante tiene la responsabilidad de atrapar al malvado duende.

Dejar Comentario