≡ Menu




Aprende todo sobre la leyenda de La Sucia, se le aparece a los mujeriegos

La leyenda de La Sucia es muy conocida en muchos países de Centroamérica, principalmente en Honduras, el Salvador y México, aunque siempre se cuenta la misma historia, cada región la cuenta de una forma distinta, pero todas coinciden en que es un espectro tenebroso con apariencia de mujer que se le aparece lavando a aquellos hombres que gustan de tener muchas mujeres. Conoce más de esta leyenda aquí.

leyenda de la sucia

Origen

Muchos son los nombres con que se le conocen a esta leyenda y es que al ser una leyenda que se cuenta por toda Centroamérica, cada país le asigna un nombre distinto, algunos de los nombres con los cuales es conocida esta leyenda son: La Siguanaba, Sihuanaba, Siguamonta, Cigua, Cegua, Caballona, Chuca, Sucia, Macihuatli y Xtabay. Sin importar el nombre con el que sea conocido, esta se refiere a un espectro del folclor centroamericano, que tiene por costumbre aparecérsele a los hombres infieles o que les guste la parranda.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Suele presentarse siempre de la misma manera y es como una mujer muy atractiva desnuda o semidesnuda, la cual no muestra su rostro, lo lleva oculto y cuando logra que los hombres se le acerquen, ésta muestra su rostro que suele ser muy tenebroso (en algunas historias se comenta que su rostro es un caballo y otros dicen que es una calavera horrorosa) se dice que cuando los hombres la ven, terminan enloquecidos o muertos del susto.

leyenda de la sucia

El origen de este mito se cree que viene del periodo colonial y es que se cree que los colonizadores lo inventaron y lo usaron para ejercer algún tipo de control en las poblaciones indígenas de la región; según sea la región se establece un posible origen.

Tambien Te Recomiendo Ver...

En México por ejemplo, la leyenda de La Sucia es conocida con el nombre de “La Siguanaba” y se cree que el origen del vocablo proviene de algún idioma de origen indio y además se menciona que esta palabra tiene un correlato con una palabra compuesta, que proviene del idioma Náhuatl y la cual es Macihuatli, este vocablo está compuesto por cihuatl que significa mujer y matlatl que significa trampa o red, por lo que se puede decir entonces que el nombre siguanaba hace referencia a la mujer (que es el espectro) y a que ésta está en búsqueda de cazar hombres.

Por su parte, en Honduras y Costa Rica se la conoce con los nombres “Cigua” y “Cegua” y ambos términos tienen un origen en el étimo cihuatl, cuyo significado en español sería mujer. En Guatemala por su parte, se cree que existen dos orígenes de la palabra Siguanaba, el primero sería del idioma maya guatemalteco que se traduce como mujer desnuda y el segundo sería del idioma náhuatl, ciuanauac o ciguanauac, cuyos términos significan amante o concubina. (Ver artículo: Hawaiki)

Aunque se establece en la etimología popular de Guatemala que el origen de la palabra Siguanaba se deriva de vocablo siguán, la cual es proveniente del idioma k’iche’ cuyo significado sería barranco o precipicio.

Como vemos, cada país le asigna una definición diferente a esta leyenda, pero lo cierto es que muchas coinciden que es una mujer que busca hombres para castigarlos por ser mujeriegos.

Tambien Te Recomiendo Ver...

La leyenda

Son muchas las variantes que se dan en torno a la leyenda de La Sucia, pero la más conocida es la que relata la historia de una hermosa dama que vivió con sus padres y cuando tenía 15 años conoció a un joven y se enamoró.

leyenda de la sucia

El joven correspondiendo al amor de la muchacha, fue a ver a sus padres y les pidió su mano en matrimonio, los padres de la joven sabían que el muchacho provenía de buena familia y tenía la reputación de un trabajador, por lo que decidieron aceptarlo de inmediato.

Todo se complica el día de la boda y es que se reveló que la niña no había sido bautizada y debido a esto, la niña no pudo casarse y cayó en una gran depresión. Al verla en este estado, su prometido se olvidó rápidamente de ella, lo que causó que ésta se volviera completamente loca y comenzó a usar el vestido de novia para cualquier lado que iba. Las cosas se complicaron más aún para la muchacha, ya que ésta descubrió que su ex prometido iba a casarse con otra mientras ella estaba en el río lavando su ropa y esto fue el último clavo en el ataúd para su cordura.

Se dice que en ese momento, su dolor y angustia hicieron que perdiera el control de su cordura y comenzó a correr gritando por el dolor que sentía; ésta se encontró con un acantilado y saltó de él provocando su muerte instantánea.

Las historias cuentan que desde entonces su espíritu ha buscado al hombre que amaba, se cree que aparece en ríos y arroyos vestida de blanco, se le aparece especialmente a los hombres deshonestos y borrachos. (Ver articulo: Octavius)

Para atraer a los hombres, aparece como una mujer muy hermosa para lograr que estos se acerquen a ella, en ese instante ésta se transforma en un espíritu aterrador, se dice que la apariencia es tan horrible que supuestamente es suficiente para volver locas a las personas.

Variaciones de la leyenda según el país

Muchas son las variaciones que existen en torno a la leyenda de La Sucia, estas variaciones dependen principalmente del país en donde estés y es que por ejemplo, en Guatemala se le conoce con el nombre de la Siguanaba o Siguamonta, en el Salvador se le conoce con el nombre de Ciguanaba, en Honduras se le conoce como Cigua o Sucia y en Costa Rica y en Nicaragua se le conoce como Cegua. A continuación se menciona como es visto este espectro en cada uno de ellos.

Costa Rica

Como ya vimos, en Costa rica se le conoce con el nombre de Cegua y en este país se dice que es un espanto que aparece a los hombres infieles, en este caso varía su aspecto ya que ésta aparece con una cara de caballo muerto y en estado de descomposición, por otro lado, la Cegua es un mito muy presente en el ámbito rural de ese país.

leyenda de la sucia

Su forma de atacar es muy parecida a los otros países, en este país se le da una característica distinta y es que en este caso ella a veces aparece entre manadas de caballos y en algunos casos la misma aparece montada en un caballo para de esta forma ser más terrorífica.

En Costa Rica, también se menciona que la Cegua suele aparecer con la forma de un niño que está en la orilla del camino llorando con mucha fuerza y luego de que tiene a su víctima cerca, ésta se transforma en el monstruo horrible que tiene una cara de caballo.

El Salvador

En el caso de El Salvador, la leyenda de La Sucia es conocida con el nombre de la Siguanaba y en este país se cuenta, que había una vez una mujer llamada Sihuehuet cuyo nombre se traduce como mujer hermosa, ésta era una campesina que tenía unos encantos femeninos extraordinarios y que la misma usó sus encantos femeninos, además de la brujería, para enamorar al príncipe nahua Yeisun, quien era el hijo de Tláloc, ésta quería casarse con él y de esta forma poder convertirse en princesa. (Ver artículo: Leviatán)

leyenda de la sucia

Se cuenta que Sihuehuet logró su cometido y luego quedó embarazada de un varón, al que llamaron Cipitío, posteriormente Nuhua Yeisun tiene que irse a pelear a la guerra y ésta aprovechando esa situación, tuvo amoríos con otros hombres, por lo que no le dedicó tiempo y cuidado a la crianza del niño. Lo peor fue lo que sucedió después, ya que Nuhua Yeisun decide hacerse con el poder y por ello utiliza una poción mágica y con esta logra convertir a su esposo en un monstruo y posterior a ello reclama el trono y se lo entrega a uno de sus amantes.

Nuhua Yeisun, a raíz de la poción mágica, quedó convertido en un gigante de dos cabezas que muere cuando intenta acosar a unos invitados a una fiesta palaciega, cuando el padre de Yeisun, conocido como Tláloc, se entera de lo que había sucedido, le pidió ayuda al dios Teotl y para ello tuvo que maldecir a Sihuehuet convirtiéndola en la Siguanaba.

Y es que este maleficio, hizo que Sihuehuet fuera a primera vista una hermosa mujer, pero los que la observaban con detenimiento se daban cuenta de que era un horrible espectro, era tan horrible que lograba espantar a sus víctimas y por lo general lograba que estas cayeran en barrancos alejados de la población.

La maldición la hizo vagar por el campo y ésta suele aparecerse a hombres que viajan solos en horas nocturnas, en especial aparece en los ríos, lagos y otras fuentes de agua, ya que por lo general se la ve lavando ropa y buscando a su hijo.

Guatemala

En el caso de Guatemala, cuenta la leyenda de La Sucia que se conoce con el nombre de la Siguanaba, que en este caso ella aparece lavándose el cabello con un guacal de oro y se arregla su cabello usando un peine de oro; en este caso se cuenta que vaga por las calles de la ciudad de Guatemala para acosar a los hombres que están enamorados.

La leyenda de la Siguanaba es muy común en la capital de Guatemala y en los departamentos orientales del país, en estos sitios esta leyenda es muy popular y es que en la mayoría de estos se comenta que este espectro suele aparecer con la cara de caballo y sus víctimas suelen ser los hombres infieles a los que ésta busca para castigarlos.

leyenda de la sucia

En Guatemala, específicamente en San Juan Comalapa, tienen una versión kaqchikel de la Siguanaba, la cual consiste en que ésta es una mujer con enormes ojos brillantes y pezuñas en vez de manos, que va vestida muy brillante y tiene un cabello muy largo, ésta suele espantar en el tiradero de basura y sus víctimas son tanto los hombres borrachos como los niños desobedientes.

Por su parte, en Jutiapa, específicamente en los poblados más cercanos al lago de Güija, se cuenta de una leyenda en la cual se describe a un espectro que suele tomar diversas formas y la más común es la de una delgada y atractiva mujer, con un cabello muy largo, que suele bañarse en las riberas del río Ostúa, aunque esto no implica que ésta también se aparezca cerca de otras fuentes de agua.

Sus víctimas suelen ser hombres muy lujuriosos y a estos se le presenta como una mujer hermosa, mientras que para los enamorados adquiere la apariencia de la amada; y es que por ejemplo, en San Juan La Isla, se cuenta la historia de un hombre que fue a encontrarse con su esposa, que venía a caballo desde El Salvador.

Honduras

En Honduras se le conoce a esta leyenda con el nombre de la Cigua o la Sucia, en este país se le hicieron algunas variaciones a la leyenda, en este caso la sucia es un espíritu bueno y es que en este caso ésta no busca matar a las personas.

En este país la leyenda cuenta que La Sucia era una muchacha muy trabajadora y de su casa, que tenía una belleza extraordinaria, ella vivía con sus padres y por lo general ayudaba a su madre a lavar la ropa en el río.

Cuando la bella joven cumplió 15 años, de ella se enamoró un joven del pueblo de muy buena familia y éste fue a pedir la mano de la muchacha en matrimonio, los padres al darse cuenta que el muchacho era de muy buena familia, decidieron aceptar sin poner ninguna traba.

El día de la boda llegó y una vez en el altar, el sacerdote les pidió a los novios que le entregaran su fe de bautismo (el cual era un requisito ineludible) como la muchacha no estaba bautizada no se pudo casar, a pesar de las muchas súplicas que le hicieron al sacerdote. Al ver que la joven que no se pudo casar con su amado, la misma cayó en una profunda depresión, tanto que parecía haberse vuelto loca, el novio al ver la situación se alejó y se olvidó de ella.

La depresión que tenía la muchacha hacía que no quisiera quitarse su vestido de novia, el cual usaba a diario a donde fuera. Un día estaba la muchacha en el río lavando ropa y escuchó que su amado se iba a casar con otra mujer y esto hizo que lo poco que le quedaba de cordura se esfumara y en medio de su locura y dolor salió corriendo gritando y cuando llegó a un acantilado se lanzó matándose de forma instantánea. Desde ese momento se cuenta que el espíritu de ella vaga cerca de los ríos y riachuelos en busca de su enamorado.

La leyenda cuenta, que ésta suele aparecérsele a hombres parranderos y borrachos, por lo general aparece vestida de blanco, como una mujer muy atractiva y en algunos casos la misma se transforma en la figura de la novia o la pareja del hombre, el cual en medio de su borrachera suele ir feliz a su lado y una vez que estos están cerca de ella, la misma se transforma en un espanto espeluznante, logrando así que el hombre se vuelva loco de sólo verla; también hay quienes dicen, que ésta aparece con el cabello muy largo, tanto que le tapa su rostro y cuando el hombre logra verle la cara se vuelve loco de lo espeluznante que es. (Ver artículo: Ziusudra)

Su apariencia y sus víctimas

Al igual que su nombre, la apariencia de la leyenda de La Sucia varía de acuerdo al lugar en donde sea contada, en la mayoría de los relatos este espectro se aparece como un mujer muy atractiva que está desnuda y en algunos casos lleva puesto sólo un camisón blanco, ésta suele siempre aparecer de espaldas a sus víctimas.

leyenda de la sucia

Por lo general, “La Sucia” está bañándose en algún río o en alguna fuente de agua, ya sea natural o artificial y en algunos casos se cuenta, que en lugar de aparecer bañándose aparece lavando ropa.

En Guatemala, ésta aparece como una mujer muy atractiva y hermosa, con un cabello muy largo y que lleva su rostro oculto, en este país mencionan que cuando revela su rostro a la víctima, lo que se ve es la cabeza de un caballo o en algunos casos es un cráneo humano.

En otros lugares, se cuenta que esta mujer no tiene rostro de caballo y no necesariamente aparece de espaldas, más bien se cuenta que aparece como una mujer muy atractiva, con el rostro cubierto por su largo cabello y que cuando por fin tiene cerca a su víctima, le muestra su rostro que es el de una mujer pero horrible, espectral y desfigurado y, aparte del rostro horrible, los hombres pueden ver que ésta tiene los pechos grandes y caídos, tanto que le llegan hasta las rodillas, tiene las uñas largas y que está completamente desaliñada.

En lo que respecta a sus víctimas, estas suelen ser hombres que salen a la calle en las noches más oscuras, en las que no hay luna, en algunos casos se trata de hombre infieles, mujeriegos y parranderos; en algunas ocasiones busca que sean jóvenes atractivos con edades comprendidas entre 17 y 25 años.

Se cuenta que en ocasiones, suele aparecérsele a niños pequeños y que en este caso ella adopta la apariencia de la mamá para atraerlos y una vez que los toca, los niños se vuelven locos y la misma los suele abandonar a su suerte en el medio de algún campo o bosque.

En el caso de los hombres, suele desviarlos de su camino para que finalmente estos caigan en un precipicio. Esta suele aparecer con frecuencia en lugares donde haya agua como los son ríos, riachuelos y veredas solitarias.

Protegerse de la Leyenda de la Sucia

Así como son muchas las historias que se dan en torno a este espectro, también son muchas las aparentes protecciones que pueden hacer los hombres para evitar ser enloquecidos por ella.

Una de ellas, es agarrar una medalla o cruz y morderla y al mismo tiempo decir: “Confío en Dios”, se dice que de esta forma la Siguanaba se aleja rápidamente.

Otra forma que existe para hacer que ésta se aleje, es un poco más arriesgada que la anterior, pero según se cuenta es muy efectiva, consiste en acercarse a ella lo más cerca que sea posible y ver al cielo estirando el brazo para lograr tomar su cabello y halárselo fuertemente, se dice que así esta se asusta y sale corriendo.

El programa que difundió esta leyenda

En Honduras, la leyenda de La Sucia es muy conocida y esto se debe principalmente a un programa que se llama “Las historias y leyendas de Honduras” el cual representa una tradición hondureña que aún vive y ha pasado de generación en generación.

Este programa inicialmente se creó como un programa de radio que comenzó a emitirse el 9 de septiembre de 1974, en éste su narrador Jorge Montenegro se encargaba de leer una novela con una voz muy fuerte y tremendamente premonitoria, lo que funcionaba perfectamente con las muchas historias de miedo que se relataban.

Por lo general, las historias que se narraban en este programa, eran en su mayoría historias de horror que algunos hondureños afirmaron haber experimentado en algún momento de su vida, los más conocidos fueron de la leyenda de La Sucia, el cadejo, el duende, entre otros.

El éxito de este programa se debió principalmente a que el narrador hacía con su boca una serie de sonidos que eran realmente perturbadores, esto hizo que el programa se hiciera muy famoso; y es que “Las historias y leyendas de Honduras” ha estado presente en la cultura del pueblo de Honduras durante más de 50 largos años.

Otros cuentos y leyendas de Honduras

Como vimos al inicio, la leyenda de La Sucia es muy popular en Honduras, pero aparte de esta leyenda, existen muchos otros que también forman parte del folclore y las creencias populares de Honduras.

Por lo general, la mayoría de estas leyendas tienen como objetivo principal aterrorizar a las personas y en algunos casos se busca que las personas que las escuchen, se porten bien para evitar ser víctimas de alguna de estas historias. A continuación se mencionan las leyendas hondureñas más populares:

El Cadejo

El Cadejo es un personaje sobrenatural, cuyo origen proviene del folclore centroamericano, más específicamente del sur de México; es muy popular, ya que éste es un personaje con el que se suele amenazar a los niños que no se portan bien.

La Mula Herrada

Esta es la historia de una de una mula infernal que suele vagar por las calles haciendo sonar sus herraduras.

El Bulero

El Bulero era una persona que estaba encargado de vender “bulas” de la iglesia, las bulas eran permisos que se hacían a las personas para que pudieran comer carne los días de ayuno. Esta historia cuenta, como un día en una cantina estaban jugando naipes, el bulero con la esposa del alcalde, cuando la mujer grita que ha ganado y todos comienzan a aplaudir, pero el Bulero cegado por la cólera, acusó a la mujer de haber hecho trampa y por ello le da una bofetada, haciendo que la mujer cayera al piso llorando, esto provocó que todos los presentes se enojaran, el bulero sintió miedo al ver que las personas estaban muy molestas y querían vengarse, así que salió corriendo y se metió en la iglesia.

Los Frailes al ver lo que estaba sucediendo, decidieron entregar ellos mismos al hombre para que las personas no entraran a profanar el templo, pero las personas no aceptaron la propuesta y entraron al templo armados de piedras y palos destruyendo todo lo que encontraron a su paso hasta que capturaron al hombre, lo sacaron a patadas del templo y lo llevaron hasta La Plaza Mayor del pueblo, lo decapitaron y frieron su cabeza en una olla de aceite caliente. Se cuenta que cuando los frailes vieron esto, maldijeron el pueblo hasta su quinta generación y se marcharon sacudiéndose la sotana y las sandalias para no llevarse ni el polvo de aquella tierra maldita.

La Sucia

Esta es una de las historias más populares en Honduras y narra como una joven no se pudo casar porque no estaba bautizada, lo que hace que ésta se vuelva loca y ande con el vestido de novia, ella muere cuando se entera que su amado se casará con otra. La leyenda cuenta que ésta se le aparece a los hombres en forma de una hermosa mujer, los cuales quedan tan cautivados por su belleza, que la siguen hasta que ella se convierte en un espanto tan horrible que vuelve locos a los hombres.

La Llorona

Esta historia narra como una mujer ahogó a sus hijos y luego, al darse cuenta de lo que había hecho también se ahoga a sí misma. Se dice que por eso ella está condenada a vagar llorando por sus hijos.

La Taconuda

Esta historia cuenta como una mujer muy alta y con un cabello tan largo que le llega más abajo de las rodillas, deja un fuerte olor a perfume cuando pasa. Se cuenta que ésta busca a los hombres para volverlos locos y luego dejarlos aturdidos y desnudos por el camino.

Dejar Comentario