≡ Menu




Aprende todo sobre la Tatuana, una mujer acusada de brujería

La Tatuana es una personaje incluido en la mitología de Guatemala, denominada tambien “Manuelita de la Tatuana”, su apodo proviene por un misterioso tatuaje de un barco que llevaba en su brazo. Una de las leyendas expresa que la mujer se paraba frente a su casa en las noches y esperaba a hombres y mujeres que se entregaban a la diversión, la lujuria y la brujería. Si deseas conocer más relatos sobre esta misteriosa mujer, te invitamos a leer el siguiente artículo.la tatuana

Origen

La Tatuana se dice que llegó desde muy lejos en un barco que no pudo nunca atracar en ningún puerto de Guatemala,  se le denominó de esa manera por el tatuaje de un barco que tenía en su brazo. Una de las versiones indica que fue una bella joven que vivió en la ciudad de Santiago de los Caballeros a finales del siglo XVII; otra leyenda dice que vivió en Nueva Guatemala de la Asunción a principios del siglo XIX, muchos dicen que es la misma persona.

La Manumita, como también fue denominada, se instaló en una pequeña casa en el barrio de la parroquia Vieja, encerrándose en ella sin tener contacto con el exterior, allí se dedicó hacer brujerías y recibir personas que se dedicaban a la lujuria y la farra hasta el amanecer. Desde ese tiempo han existido una gran cantidad de historias, que han hecho la particularidad de convertirla en una leyenda del país centroamericano. (Ver articulo: La Sayona)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Características

Se le consideraba una hermosa mujer de piel blanca, con grandes ojos negros, su cabello ondulado y muy oscuro, era alta y contaba con un hermosos cuerpo, usaba un escote que maravillaba a los hombres, de una manera que los ponía a soñar. Era una mujer muy deseada y esta leyenda dice que en Guatemala jamás se había visto una mujer como ella, despertaba los instintos masculinos, atrayendo a jóvenes y maduros; se paseaba en ocasiones por las plazas y callejones, creando problemas entre las mujeres que la insultaban por la atracción que irradiaba hacia sus parejas.la tatuana

La leyenda

Es una historia que se extendió a países tales como México, Honduras, El Salvador, Costa Rica, Colombia, Venezuela, Brasil y hasta España, se dice que navegó por todas esas costas en un barco llevando su tradición a muchas ciudades. Dos de las leyendas más importantes con respecto a La Tatuana se han descrito a través de los años. (Ver articulo: Leyenda de la Dama Tapada)

La Tatuana Joven

Cuentan que era muy odiada por las señoras de la ciudad, ya que por su belleza, los hombres deliraban por tenerla. Ella no prestaba atención a las críticas ni insultos, incluso las denuncias hechas por las mujeres no eran procesadas debido a que los mismos funcionarios en ocasiones caían en las redes de esta hermosa mujer, más bien la protegían de agresiones y acusaciones.la tatuana

Tambien Te Recomiendo Ver...

Sin embargo, durante el aniversario de su llegada al pueblo, la Tatuana se encontraba dando una gran fiesta en su mansión, cuando de repente tocaron a la puerta, ella no prestó atención porque no esperaba más invitados, no obstante seguían tocando la puerta; al abrirla encontraron más de una docena de soldados de un batallón que traían una orden de captura para la mujer.

Sin embargo, los hombres al observarla quedaron abrumados por su belleza hasta el punto que casi no entregaban la orden para la mujer, ya que habían escuchado rumores de su belleza y al percatarse de que estos estaban en lo cierto, comenzaron a discutir en función de no entregar la orden. A pesar del debate, el líder de la tropa asumió la autoridad y pudo entregar la orden que provenía del Tribunal de la Santa Inquisición; en ésta se especificaba que se le acusaba a la Tatuana de brujería y de hacer hechizos para atraer a todos los hombres de la localidad, además de lujuria y no seguir los preceptos y lineamientos de la iglesia.

la tatuana

Inmediatamente fue llevada a un calabozo ubicado en el Palacio del Ayuntamiento, y a los dos meses se procedió a llevarla a hoguera. Ese día, a la Tatuana por derecho se le concedió su último deseo, en el que pidió un pedazo de carbón con la finalidad de dibujar o escribir algo. Una vez que se le entregaron sus requerimientos a la celda, la Tatuana procedió a dibujar en la pared un gran océano conteniendo un barco, conjuntamente recitaba unos conjuros en una lengua que el guardia no comprendía; en ese momento se apareció el mismísimo demonio para ayudar a la mujer a subir al barco, y de esa manera la Tatuana pudo escapar de la cárcel.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Al día siguiente, cuando intentaron buscar respuesta del hecho, el guardia de la cárcel no sabía cómo explicar lo sucedido y sólo pensaba en la hermosura de la mujer; se presume que había sido seducido por la mujer y la había dejado escapar, inmediatamente ocurrió un terremoto que destruyó casi toda la ciudad y una enorme piedra acabó con la vida del inquisidor que la había interrogado.

A raíz de este suceso, la población comenzó a describir la leyenda de la Tatuana explicando lo sucedido, y agradeciendo a Dios de haberla librado de las garras del demonio; asimismo sirvió para que el pueblo se encontrara más con ellos y se unieran en función de crear la prosperidad y la reconstrucción del pueblo. (Ver articulo: Leyenda de la Candileja)

La Tatuana vieja

A comienzos del siglo XIX, en la Nueva Guatemala de la Asunción, cerca del cerrito del Carmen, apareció una misteriosa anciana de aproximadamente 65 años vestida totalmente de negro, alta, delgada, de cabello plateado; esta señora se instaló en una pequeña casa de madera cerca del callejón de brillantes, dicen que se llamaba Doña Manuela Tatuana y venía desde muy lejos.

En ese callejón comenzaron a escucharse rumores sobre la señora y el misterio de su casa, ocasionalmente llegaban personas extrañas que procuraban no ser reconocidos, entraban a la casa y luego de unos breves minutos salían de la misma sin entablar conversación con ningún vecino; en ocasiones llegaba una carreta llena de una cantidad de enseres extraños tales como incienso de rosas, aceite de pachulí, extracto de vainilla y otras esencias y ramas.

la tatuana

En el pueblo era un secreto muy reservado las actividades de la señora, pero en el resto de la ciudad se corría un rumor de que en esa casa se hacían amarres de amor, enfrascamientos y otros trabajos de hechicería. Los clientes eran muy selectivos, y este tipo de actividad era penada por la iglesia, sometiendo a los que la realizan a la inquisición y posterior castigo con la hoguera.

Sin embargo, muchas personas recurrían a sus favores con el objeto de solucionar algunos de sus problemas económicos, espirituales o amorosos; era incluso visitada por altas autoridades que también utilizaban los servicios de esta señora, tales como jefes de policía, comerciantes, personeros del gobierno hasta clérigos de bajo rango buscaban siempre un servicio con la Tatuana.

Algunas historias

A finales del siglo XIX en las noches de las Bartolinas, cerca del Palacio de Gobierno, se podían ver en las noches de luna llena la silueta que dejó un barco donde supuestamente la Tatuana había escapado.

Después de haber recibido la sentencia de muerte, algunas historias describen que su nombre proviene de la palabra tatuaje, el cual como ya se dijo al principio, es una barco tatuado en su brazo y de allí su nombre, algunos dicen que lo utiliza como escudo para escapar de los que la acosan, e incluso se ha dicho que el mismo barco en su brazo fue tatuado por el diablo.

la tatuana

Algunos historiadores consideran que la leyenda está basada en el cuento de la mitología maya llamado Chimalmat, donde aparece un personaje muy similar a la Tatuana, la cual se convierte en invisible después de un encantamiento. Por otro lado, a pesar de su belleza, los hombres no la consideraban una bruja, no la nombraban como tal sino como una mujer hermosa que provoca observarla constantemente; la belleza de esta mujer era tan enigmática que hacía enmudecer a propios y extraños.

Su misterioso comportamiento, donde jamás se inmutó cuando se leía el veredicto de su sentencia de muerte, dejaba desconcertados a los jueces de la iglesia, la seguridad con la que abordaba su juicio daba pasmado a todos, jamás protestó, jamás se inmutó ni siquiera el mismo día de su ejecución, y cuando muchos pensaban que ya iba a ser quemada en la hoguera, el pueblo quedó asombrado cuando se enteraron de su escapada con el diablo.

Los historiadores y folcloristas guatemaltecos expresan que de la misma forma como vino se fue, escapó de las manos del hombre ayudada por el diablo, en el barco que la trajo desde el infierno y llevada de nuevo hacia el mundo que la vio nacer, dicen que nunca llegó a Guatemala y que sólo su paso es un reflejo del espíritu del diablo. (Ver articulo: Leyendas de Guatemala)

Dejar Comentario