≡ Menu




Aprende todo sobre la Isla de las Muñecas, un lugar con leyenda

Se conoce como la Isla de las Muñecas a una pequeña isla ubicada al sur de la Ciudad de México, esta isla se caracteriza por haber tenido a un sólo residente, el cual según se cuenta, encontró a una niña pequeña que se había ahogado cerca de la isla en 1951 y con ella también encontró su muñeca, luego de esto comenzó la colección de muñecas que fue consiguiendo, las mismas por lo general eran muñecas desechadas, se cuenta que esto lo hacía en memoria de la niña; hay quienes aseguran, que las muñecas están poseídas por el alma de la niña. Como se puede apreciar, la historia de la Isla de la Muñecas resulta muy interesante, conoce más de esta isla aquí.

islas de las muñecas

¿Qué es la Isla de las Muñecas?

La Isla de las Muñecas es considerada como uno de los destinos turísticos más espeluznantes que tiene Xochimilco, México; este lugar fue hecho con el fin de rendir tributo al alma de una joven que falleció muy joven.

Este lugar se caracteriza actualmente, por ser el hogar de cientos de muñecas, las cuales en su mayoría están mutiladas y la imagen que representan es realmente aterradora, ya que son muñecas cuyas extremidades están cortadas o por el contrario fueron decapitadas, hay otras que tienen los ojos vacíos; la imagen se vuelve más a aterradora al ver a todas estas muñecas colgando en los árboles.

islas de las muñecas

Sin importar a la hora que se visite la isla, ésta mantiene un aspecto tenebroso y muy amenazador, aunque no hay que negar que en la oscuridad la isla se convierte en un lugar muy inquietante y nada agradable para estar.

La historia de esta isla nace en el año de 1950, cuando Don Julián Santana Barrera se convierte en el único habitante y cuidador de la isla, éste encontró a una niña ahogada en un canal que rodeaba misteriosamente la isla y por más que lo intentó, el hombre no pudo salvar su vida. (Ver artículo: Mamacuna)

Con el pasar de los días, luego de la muerte de la joven, Don Julián vio una muñeca flotando cerca del canal, éste se imaginó que la muñeca era de la niña por lo que decidió agarrar dicha muñeca y colgarla en un árbol para complacer al alma torturada de la niña.

Posteriormente a este hecho, se cuenta que la culpa de no haber salvado la vida de la niña inquietó mucho a Julián, éste llegó a sentir que la isla estaba obsesionada por el espíritu de la niña, por lo que pensó que una sola muñeca no era suficiente para complacer a aquella niña, así que decidió buscar más muñecas para que de esta forma la niña no se sintiera sola; durante casi medio siglo, este hombre logró coleccionar más de 1.500 muñecas o mejor dicho pequeños horrores. En la actualidad, todas las muñecas siguen allí intactas, da la impresión de que fueran cadáveres en descomposición, es una imagen bastante aterradora.

Leyenda

La leyenda de la Isla de las Muñecas da inicio cuando el único habitante de la isla encontró el cadáver de una niña flotando en el canal, se cuenta que don Julián se sintió muy culpable, ya que según éste cuenta, por más que lo intentó no pudo salvar la vida de la pequeña niña.

islas de las muñecas

Con el pasar de los días, el sentimiento de culpa se hizo más grande, ya que descubrió una muñeca flotando en las mismas aguas y muy cerca del lugar donde había encontrado a la niña, por lo que éste asumió que la muñeca pertenecía a la niña fallecida.

Don Julián sintió que debía tomar la muñeca y colgarla en un árbol, esto lo hizo como una señal de respeto, pero lo que parecía un acto inocente pronto se convirtió en algo espeluznante.

Se cuenta que don Julián comenzó a escuchar susurros, pasos y unos terribles y angustiados lamentos de una mujer en la oscuridad, éste pensó que no podía ser nadie más que la niña, ya que su cabaña estaba escondida en las profundidades de los bosques de Xochimilco y esto quedaba a kilómetros de la civilización. (Ver artículo: Leyenda del Nahual)

Lleno de mucho miedo y pensando que tenía que conseguir algo que calmara el espíritu de la niña, éste decidió buscar más muñecas y juguetes para colgarlos en los árboles y que de esta forma tratar de apaciguarla.

Don Julián paso así los siguientes 50 años, decorando el bosque en un intento desesperado por apaciguarla, este hombre colgó muchísimas muñecas y es que se dice, que hay más de mil muñecas allí decorando los arboles y las alambradas que rodeaban su choza de madera.

Don Julián vivió la vida de un ermitaño en esos bosques hasta el 2001, cuando su sobrino lo encontró muerto, ahogado en el mismo canal donde encontró la muñeca flotando.

Son muchas las historias que se dan en torno a don Julián, existen además informes que mencionan que la niña muerta nunca pudo haber existido y fue un invento de este hombre luego de años de aislamiento en el bosque; los que de alguna manera estaban cerca de él sugirieron, que estaba “impulsado por una fuerza invisible que lo cambió por completo”.

En la actualidad, la familia de Don Julián son los que cuidan la isla y la mantienen como una atracción turística y estos cuentan que Don Julián siempre decía que la isla estaba obsesionada por el espíritu de la niña muerta que encontró en el canal.

Posterior a la muerte de Don Julián y con la ayuda de los familiares de éste, el área se convirtió en una atracción turística popular, donde los visitantes traen más muñecas y existen comentarios de muchas personas que han visitado la isla que afirman que sí se escuchan susurros.

Características de la isla

Cuando se llega a la isla, lo primero que se ven son las muñecas que no sólo cuelgan en los árboles, sino que se agrupan en las bases de dichos árboles, unidas a pequeñas estructuras y cercas; también se ven muñecas guindadas como en tendederos.

islas de las muñecas

Además, se ve que muchas de estas muñecas han estado expuestas a los elementos como el sol y la lluvia, lo que han hecho que éstas luzcan más desgastadas y deterioradas, además de que muchas de ellas están envueltas en telarañas gruesas, a algunas les faltan extremidades y algunas otras ni siquiera poseen cuerpos y son sólo cabezas de muñecas colgando de los herrumbrosos cables en los árboles.

También se puede apreciar que algunas muñecas son el hogar de grandes insectos, los cuales se arrastran por las bocas o las cuencas de los ojos de las mismas, en algunos casos se ven piojos en los escasos cabellos de las referidas muñecas.

Existen lugares en la isla donde se aprecian muchas muñecas juntas y se ven también monedas y barajitas, en este caso son los visitantes los que dejan ciertos objetos como señal de ofrenda, además hay algunos visitantes que colocan ofrendas alrededor de la primera muñeca que recogió Don Julian, a cambio de milagros y bendiciones.

Aparte de las muchas muñecas que están en la isla, existe un pequeño museo en donde se han colocado algunos artículos de los periódicos locales que hacen referencia a dicha isla; está también una tienda y tres habitaciones, una de las cuales parece haber sido utilizada como dormitorio, en esta sala está colocada la primera muñeca que Don Julian recogió, así como su muñeca favorita.

Como se puede ver, la descripción de este lugar no es nada agradable, por el contrario, son muchas las características tenebrosas que envuelven el referido lugar, son muchas las personas que cuando llegan al lugar dicen que cualquier alegría que se puede sentir se convierte en horror.

islas de las muñecasEn la actualidad, quien vive en la isla es un familiar de Don Julian, éste se encarga de dirigir a los turistas que vienen a conocer la isla, el mismo cuenta, que “el espíritu de la niña todavía está aquí” por lo que se considera importante que no se retiren las muñecas.

También cuenta que por la noche da la impresión de que las muñecas cobran vida, “ellas mueven sus cabezas y se susurran la una a la otra”; es realmente espeluznante vivir en la isla, pero como el mismo asegura, con el pasar de los días se ha ido acostumbrado.

Los visitantes por su parte mencionan que es una experiencia horrible caminar a través de estas muñecas mutiladas, las extremidades rotas, las cabezas sin cuerpo y los cuerpos sin cabeza, que ahora están cubiertos de moho; hay quienes aseguran, que el sentimiento inocente de Don Julián, convirtió este jardín flotante en un cementerio de muñecas.

¿Dlónde queda la isla?

La Isla de las Muñecas está ubicada aproximadamente a unos 28 km al sur del centro de la Ciudad de México, aproximadamente a una hora y media del embarcadero de Cuemanco. Existen dos posibles formas de llegar a la isla, una es tomando un ferry desde el Embarcedero Cuemanco o el Embarcadero Fernando Celada; éste es un viaje que sumando la ida y la vuelta demora aproximadamente unas cuatro horas, es importante señalar que no todos los botes se detienen en la Isla de las Muñecas.

Por otro lado, otra forma de llegar es mediante el viaje en las trajineras, en este caso, la mayoría de los remeros están dispuestos a transportar personas a la isla, pero siempre existe quienes se niegan debido a supersticiones. Este viaje demora aproximadamente una hora e incluye un recorrido por el Área Ecológica, el Museo Ajolote, el Canal Apatlaco, la Laguna Teshuilo y la Isla Llorona.

Generalmente, la isla no es muy concurrida en los días de semana, pero los fines de semana por lo general los canales pueden llenarse, los precios para llegar a la isla en un viaje en barco se calcula a una tarifa por hora y es de alrededor de 200 pesos, aunque claro está, los precios pueden variar. (Ver artículo: Leyenda del Silbón)

Es importante destacar que la Isla de las Muñecas está en los canales de Xochimilco, estos canales son parte del último gran lago que quedó en esta área, es conocido que toda el área que rodea los lagos y las ciudades se desarrollaron en islas.

Don Julián Santana Barrera

El cuidador de la isla y el responsable de la creación de esta historia es don Julián Santana Barrera y es que la historia cuenta, que fue don Julián quien encontró a la niña muerta y fue el que trató de salvarla, pero que lamentablemente no pudo hacer nada por ella.

islas de las muñecas

También fue Julián Santana Barrera quien encontró a la muñeca flotando en los canales y la recogió para posteriormente colgarla en un árbol y fue quien se encargó de buscar todas las muñecas que hoy adornan la isla.

No es mucha la información que se tiene de este personaje antes de que se convirtiera en el cuidador de la Isla de las Muñecas, hay quienes cuentan, que éste estaba por casarse cuando su novia lo abandonó y se casó con otro, se dice que esta es la razón por la que don Julian decidió apartarse de la civilización y se fue a vivir en una cabaña solo en la isla.

Otros aseguran, que la niña ahogada nunca existió y que don Julián se encontraba en una depresión muy fuerte y esto lo hizo imaginar cada una de las cosas para tratar de entretenerse en algo; aunque los familiares que lo visitaban con alguna frecuencia aseguran que era una especie de magia o una fuerza invisible que lo movía a hacer cada una de estas cosas.

Don Julián tenía una muñeca preferida, era conocida con el nombre de La Moneca, de todas las chozas que tenía, siempre la trasladaba de una a otra, cada choza era distinta, había una que estaba llena de mulitas que él hacía con hojas de maíz y las tenía colgando, también tenía muchas cruces las cuales hacia él mismo con retazos de madera de ahuejote, además tenía en una pared recortes y fotografías de algunos personajes de la política, como delegados de Xochimilco y algunos artistas.

Un poco antes de que don Julián muriera, éste tenía a su hermana y su sobrino que lo cuidaban, estos les llevaban comida a diario, además de que su sobrino aprovechaba para llevarse lo que su tío cultivaba y lo vendía en Xochimilco.

Según se cuenta, el día de su muerte parecía ser un día común y corriente y es que como de costumbre, ese día su sobrino cuenta que su tío le dijo que una sirena le había estado llamando, al parecer porque se lo quería llevar, don Julián le dijo que le iba a cantar para que no se lo llevara, además le dijo que esta no era la primera vez.

El sobrino no le hizo mucho caso y le dijo que iba a ordeñar las vacas, cuando el sobrino regresó no vio a su tío, por lo que lo buscó y lo encontró en el mismo sitio donde él contaba que había encontrado a la niña muerta y en este caso don Julián ya había fallecido.

Cuando se le pregunta a los familiares cómo se sienten por la pérdida de don Julián, estos contestan que sienten mucha tristeza, pero que también sienten que éste murió donde él quería, junto a sus muñecas y junto a la sirena de la que el mismo siempre hablaba y son muchas las personas que piensan igual que don Julián y se ha unido a los otros espíritus de la isla. (Ver articulo: La Ciguapa)

Luego de la muerte de este cuidador, la isla se convirtió en una atracción turística, donde los visitantes traen más muñecas y es que desde la muerte de don Julián, la isla se ha vuelto muy famosa e incluso ha aparecido en muchos artículos de prensa como en algunos programas de televisión.

Como atracción turística

La Isla de las Muñecas de México se ha convertido en una atracción turística, un tanto distinta a las que se consiguen en la Ciudad de México y es que se puede decir, que es posible que su aspecto es lo que ha estado atrayendo a miles de turistas y fotógrafos fascinados por el extraño espectáculo, aunque este lugar turístico está basado en una historia un poco trágica y lo que hace que la isla sea más perturbadora, es que el origen de este lugar turístico está marcado por la trágica muerte de una joven anónima hace más de 50 años.

Hay quienes cuentan que un hombre llamado don Julián Santana dejó a su familia un día y decidió mudarse a una isla en el lago Teshuilo, en los famosos canales de Xochimilco, para vivir sus últimos años como un solitario.

Se cuenta que en algún momento de la década de 1950, Julián Santana descubrió el cuerpo de una niña que se había ahogado en un canal y posteriormente encontró su muñeca de juguete flotando cerca del mismo lugar, movido por el descubrimiento del cuerpo de la niña y según cuentan algunas personas, para apaciguar su espíritu, Santana se propuso transformar toda la isla en un santuario dedicado al alma perdida de la niña.

Durante muchas décadas, este personaje se encargó de recolectar muñecas por centenares y decoró la isla con sus cuerpos sin vida, la mayoría de las muñecas que se encuentran en la isla fueron rescatadas por Santana de los canales y la basura.

Julian vivía en una pequeña cabaña, donde aún se exhiben sus fotos y algunas posesiones, rodeados de árboles y de unas 1500 muñecas en descomposición.

Al parecer, con el pasar del tiempo las personas se comenzaron a interesar por visitar y conocer la historia de esta isla, por lo que Santana comenzó a aceptar una pequeña tarifa para mostrar a los visitantes su peculiar hogar.

Una de las razones por las que la Isla de las Muñecas llama la atención de los turistas, es que las historias de fantasmas son una parte de la tradición local en la región, lo que dio paso a historias espeluznantes de muñecas que cobran vida en la noche, aparentemente consumidas por el espíritu de la niña muerta.

La Isla de las Muñecas obtiene más popularidad cuando en el año 2001 el sobrino de Santana lo encontró muerto en un canal, en el mismo lugar donde Santana había descubierto décadas atrás el cadáver de la niña que inspiró el trabajo de su vida.

Esto hizo que creciera de manera significativa el interés por la popular isla y su oscura leyenda y es que a pesar de que los familiares de Santana cuestionaron si la niña muerta realmente existió y comentaron que esto podría haber sido un producto de la imaginación de Santana, las personas siguieron interesados en conocer la isla.

Lo distinto de la leyenda, sumado a la característica peculiar que tiene actualmente la isla, ha hecho que se incrementara el número de fanáticos por ésta.

En la actualidad, son muchos los interesados en conocer la ubicación de la isla y conseguir la forma de llegar, aunque no es muy difícil, pero sí es un poco largo el viaje, ya que los visitantes que desean conocer la isla pueden tomar un ferry desde el Embarcedero Cuemanco o el Embarcadero Fernando Celada, aunque es importante preguntar antes, si ese ferry se detiene en la Isla de las Muñecas, ya que algunos son muy supersticiosos y prefieren no acercarse mucho.

El ferry hace un viaje completo por el canal, lo que hace que éste se demore un aproximado de 4 horas; aunque los lagos prehistóricos de Xochimilco son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y una atracción turística bastante popular, la Isla de las Muñecas no está en la ruta turística regular.

Conoce sobre la  película

En el año 2017 se estableció la idea de realizar una película de terror en la Isla de las Muñecas, la película contaría con un elenco internacional y se filmó en Xochimilco para poder captar el ambiente ideal de esta terrorífica historia.

La película lleva el nombre en inglés de “Island of the Dolls” cuya traducción seria “La Isla de las Muñecas”, tuvo una co-producción inglesa, ecuatoriana y mexicana, que según los críticos de películas le aportaron un gran ambiente a la misma.

La Isla de las muñecas fue protagonizada por la actriz y escritora Emma Raine Walker y la mexicana Isela Vega, el productor de la película Christia Mejias Acosta menciona:

“Es una película de terror que pondrá a temblar al más valiente y que cuenta la historia de una periodista británica de la época moderna que se puso a investigar una serie de asesinatos que sucedieron en la famosa isla de las muñecas de Xochimilco y con su amigo fotógrafo llegan al lugar donde se encontrarán con desagradables sorpresas”.

Para cada uno de los miembros de esta película, la cinta tiene un toque diferente, ya que los espectadores podrán encontrar una historia paranormal que habla de “los muertos que viven en esa isla”, además de que se hace una exploración por todos los misterios que rodean el lugar.

El guión de la película fue escrito por la que también es la protagonista Emma Raine Walker y esto ha hecho que la misma se encuentre muy metida en su personaje y es que además, ésta siempre se ha sentido muy interesada por este tipo de historias, por lo que desde el inicio se interesó mucho cuando se enteró de la existencia de la Isla de las Muñecas.

Emma asegura haber realizado una investigación de esta isla e incluso se acercó a la ciudad de México para escuchar las historias de la gente de esta región y de esta forma fue que logró y desarrolló la historia de la película y es que ésta muestra una mezcla entre la ciencia ficción y todos los mitos que se cuentan en el lugar.

En una entrevista realizada a la actriz Isela Vega, la cual cumple un papel muy importante dentro de la trama de la película, ésta mencionó estar fascinada con su personaje y aunque en Xochimilco la tengan como una bruja, ella menciona que “es un personaje muy bonito que conoce algunas historias de la Isla de las Muñecas y sus mitos”; la misma también asegura que dentro de la isla se siente una vibra distinta y especial.

La película tuvo como escenarios algunas locaciones de Xochimilco y el Centro Histórico de la Ciudad de México. La trama de la película está ambientada en el año de 1957, en este año se cometen algunos asesinatos en la isla de las muñecas, por lo que una periodista británica llamada Emily, utiliza todas las herramientas que tiene a su alcance para investigar y descubrir la verdad del evento tácito.

Emily le pide ayuda a su amiga fotógrafa y algunos residentes de la ciudad de Mexico, para ir a la Isla de las muñecas, cuando están allí se dan cuenta que un peligro terrible las acecha y es que se comienzan a presentar diversos hechos espeluznantes y en algunos casos amenazantes.

Imágenes de la isla de las muñecas

islas de las muñecas

islas de las muñecas

islas de las muñecas

islas de las muñecas

islas de las muñecas

islas de las muñecas

Finalmente te dejamos este vídeo

Dejar Comentario