≡ Menu




¿Quieres saber todo sobre la Calchona? Apréndelo aquí

La Calchona es conocida como una criatura que existe dentro de la cultura chilena, mejor conocida como una mujer que posee cuerpo de oveja. Todo lo que necesitas saber con respecto a esta enigmática criatura femenina de la mitología chilena podrás encontrarlo a lo largo de este artículo.

¿Quién es la Calchona?

Es una criatura conocida por tener la apariencia de una oveja por sus patas, rostro de mujer, cabello largo y sedoso, ésta no posee ninguna capacidad para hablar y se comunica a través de balidos como las ovejas. También se le dice Calchona a todas las brujas mitológicas que pertenecen a la cultura chilena.

Tambien Te Recomiendo Ver...

La palabra Calchona proviene de las palabras Kalcha del Mapudungun, el cual significa perlo largo o largo peludo mechudo. Esta criatura comparte muchas leyendas las cuales hablan sus orígenes dentro de las tierras chilenas, muchas de éstas provienen de la zona central del país donde se escuchan más sus múltiples relatos. (Ver articulo: La Ciguapa)

Leyendas

La Calchona fue una hermosa mujer que bajo circunstancias adversas terminó convertida como un híbrido de mujer y oveja. Según las historias, la Calchona fue una gran bruja que estaba casada con un hombre de renombre, poseía dos hijos y ésta vivía humildemente en el campo.

Esta hermosa mujer era una gran bruja que practicaba diferentes magias, poseía grandes secretos que ni siquiera su propia familia se podría imaginar. A través de múltiples hechizos y encantamientos había conseguido lograr múltiples pócimas y ungüentos las cuales podían convertirla en cualquier animal que quisiera.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Durante las noches, la bruja se encargaba de dormir a toda su familia con su poderosa magia, ésta aprovechaba ese momento para poder colocarse sus ungüentos mágicos y así poder transformarse en una oveja negra. De esta forma, salía a pasear por los diferentes campos de las ciudades. Cuando terminaba de hacer sus caminatas nocturnas volvía a su casa en la noche en donde tomaba sus posiciones mágicas para poder regresar a su forma humana.

Pero una noche, el hechizo que había realizado para poder dormir a sus hijos no funcionó de la manera que siempre lo hacía y estos pudieron apreciar como su propia madre se transformaba en frente de sus ojos. Cuando vieron este espectáculo los niños decidieron imitar a su madre y tomaron los ungüentos para convertirse en zorrillos.

Cuando lo hicieron, no pudieron encontrar la forma de revertir el hechizo y empezaron a llorar. Con el ruido que hacían lograron despertar al padre, éste poseía una vaga idea de lo que había pasado y se puso a buscar los diferentes ungüentos que ayudarían a los niños para retornar a su forma humana y así fue, cuando volvieron a ser humanos, los niños le explicaron al padre todo lo que había sucedido y éste cegado de ira echó todas las pociones al río y se marcharon muy lejos de su casa.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Cuando la mujer, que se había convertido en oveja, regresó de sus caminatas nocturnas, no encontró a su familia, ni ninguno de sus ungüentos. Empezó a buscar sus diferentes posiciones y sólo encontraba los frascos vacíos, conseguía pequeñas sobras de esos líquidos y estos sirvieron para transformarle las piernas y sus rostro. La mujer desde ese momento fue conocida como la Calchona por su aspecto lanudo. (Ver articulo: Historia del Lago de Atitlán)

Ésta abandonó su casa y decidió vivir una vida escondida ya que no podía soportar su aterrador aspecto de oveja con brazos y rostro humanos, de esta forma decidió ir por los diferentes caminos del campo. Su antigua casa desapareció y su familia nunca más apareció y ella sólo pudo lamentarse, sufriendo un calvario al tener que soportar su aspecto que provocaba miedo, pavor y terror para las personas y animales.

Su incapacidad de comunicarse era otro factor que no le permitía conseguir ninguna ayuda, ya que sólo podía balar como una oveja, dificultando así su existencia.  Otras versiones son muchos más sencillas ya aquí señalan que la bruja cuando llegó a su casa no encontró ningún ungüento y pócima para revertir la situación de aquella noche, y sólo quedó convertida como una oveja negra de pies a cabeza, sin ningún rasgo humano.

La Calchona también es conocida por ser una gran oveja que era capaz de trepar árboles y llegar a su copa. Esta criatura no poseía ningún rasgo de mujer originalmente.

Otra leyenda cuenta como una mujer, en su desesperada búsqueda de vengarse de todos las personas que la habían maltratado y abusado de ella, empieza a practicar la magia negra y con esto consigue crear múltiples pócimas, las cuales les ayudaría a convertirse en animales. (Ver articulo: Leyenda del Lago Titicaca)

Después de mucho tiempo de inventar y descubrir pócimas logra conseguir convertirse en cualquier animal que ella quisiera con tan sólo beber de la botella. Cuando ella logró consiguió transformarse casi a cada uno de sus perpetradores, convirtiéndose en serpiente, búho y buitre.

El último que ella decidió atacar vivía en una gran granja y tenía muchas ovejas, eso fue razón suficiente para que la mujer supiera en que animal quería convertirse para poder así  su venganza. Tomó una pócima y se convirtió en una oveja y se fue durante la noche, para que en la mañana siguiente pudiera sorprender al hombre y así fue. Cuando el hombre salió en la mañana a ver sus ovejas, se llevó una gran sorpresa cuando vio a una oveja negra; esta oveja tipificaba el tamaño normal de una oveja de granja.

Cuando decidió acercarse a ésta para ver si no era una broma hecha por los demás campesinos, la oveja saltó y empezó a embestirlo, arrinconándolo con su fuerza.

El hombre logró sacar un cuchillo y con el mismo se defendió de la criatura, hasta el punto de herirla, esto hizo que la oveja saliera corriendo de nuevo a lo profundo del campo para esconderse de nuevo y sanar sus heridas. Cuando ésta llega a su hogar, bebe la pócima la cual la convertía en humana y así pudo atender sus heridas y  sanar para volver a atacar al hombre. Por otro lado, el campesino se había llevado un gran susto y decidió darle caza a esa criatura todo para evitar que lastime o se coma a las demás ovejas. (Ver articulo: Ochosi)

El hombre siguió por varios días los rastros de sangre que había dejado la oveja y consiguió dar con su nido, su mayor sorpresa fue haber llegado a una casa que se encontraba muy lejos de las personas y en la cual se encontraba una mujer durmiendo. De esta manera, el hombre esperó que llegara la noche con la idea de atacar a aquel animal sólo para evitar que le hiciera daño a la mujer que yacía en la casa.

Mientras observa como la mujer se paraba por fin de la cama, viendo como se dirigía a un cuarto oscuro dentro de su casa. La mujer ya había sanado por completo sus grandes heridas y quería de esa manera continuar con su venganza. Ella tomó de nuevo la pócima la cual le permitía convertirse en animal y se transformó en oveja, esperando así poder darle un susto al hombre.

El hombre al ver esto se quedó completamente sorprendido por ver como la mujer se transformó en la oveja que lo atacó; entendió que eso sólo era posible gracias a que aquella mujer era una bruja. Esperó que la gran bestia saliera de su casa y partiera y éste aprovechó para entrar en la casa y destruir todo lo que había adentro: las pócimas y los ungüentos los derramó por todo el lugar y como último quemó la casa de la mujer, causando con esto que no tuviera un lugar donde regresar y menos que pudiera convertirse de nuevo a humana. Luego de esto, decidió ir de nuevo a su granja, y al llegar observó que todas sus ovejas se encontraban masacradas con mordeduras de una gran criatura.

De esta forma, el hombre decidió huir de la furia de la criatura e irse a otro lugar muy lejos de su casa. Desde ese momento, se empezó a conocer la historia de la Calchona, una gran oveja negra que se subía a los arboles para así poder cazar a los hombres que caminaran por los lugares, dejándose caer sobre ellos para producirle un gran susto y daño.

Muchas veces se conoce a esta criatura por atacar a los caballos y luego a los jinetes, consumiendo así su carne y causando miedo entre las personas y los animales que se encuentren en su paso cuando ésta aparezca.

La pastorcita

Dentro de las historias de la Calchona existe una versión la cual habla como una pastorcita de un campo, vivía muy felizmente con su esposo. Un día, esta mujer fue salvajemente asesinada por unos jinetes que se encontraban rondando esas tierras. Considerado como uno de los actos enajenados que pueden solamente hacer los seres humanos. (Ver articulo: El Ánima Sola)

Estos hombres abusaron de la mujer salvajemente y luego la mataron, usaron Corvos para mutilar todo su cuerpo. Enterraron el mismo debajo de un gran sauce el cual estaba hueco por dentro, éste llevaba el nombre de estero la Calchona. En ese momento, el alma de  la pastora comenzó a aparecerse por esos lugares durante la noche.

Esta pobre alma se encontraba herida por la eternidad por todo lo que habían hecho con su cuerpo y su vida, cobrando una profunda ira, con todos los hombres que realizaban estos actos a menudo a las mujeres. Inundada de dolor, esta mujer juró venganza contra todo estos, manifestándose siempre con una gran brisa fría, la cual siempre viene acompañada por muchos gritos de ultratumba.

De esta manera, la Calchona inició su venganza y lo hacía derribando a los caballos y a todo los jinetes que se paseaban por ese lugar. Muchas personas inocentes murieron producto de la caída que les propiciaba esta criatura, y aquellos que lograban sobrevivir sufrían posteriormente maldiciones que les causaban la muerte.

Muchas personas también aseguraban que la Calchona era capaz de succionar la sangre, esta criatura aparecía de una forma blanquecina que se encontraba con un olor que era muy putrefacto, tanto era su pesada presencia que hacía que los caballos huyeran despavoridos del miedo. Durante mucho tiempo la aparición de esta criatura se mantuvo viva, ya que eran muchos los vecinos que aseguraban lograr escuchar aterradores gritos y fuertes aullidos por las noches.

Esos aterradores gritos venían del puente donde según yacían los restos de la criatura, también aseguraban que cuando se manifestaba esos aterradores gritos se podía apreciar fuertes vientos que eran capaces de sacudir los arboles del sector, mientras que la vegetación se mantenía siempre en calma. Muchos de los vecinos aseguraban que esta era la forma de la manifestación de un alma humillada por la maldad del humano.

Un día, los pobladores de esas tierras quisieron poner fin a la aterradora criatura y poder expulsarla de aquel lugar, librándola de su venganza. Esto lo hicieron ya que la presencia de esta aterradora criatura causaba muchos padecimientos entre las personas del pueblo. Por esto tomaron la decisión de crear una gran cruz de hierro la cual fue bendecida por una santidad.

De esta forma, lograron clavarla en el lugar donde siempre aparecía la criatura. Sin embargo, esto provocó aún más la furia del espíritu, el cual se puso mucho más agresivo y vengativo, esto hizo que aumentaran mucho más su andanzas y los ataques a todos los jinetes, volviéndose mucho más peligroso  para las personas.

Luego de mucho tiempo, unos arqueólogos fueron capaces de encontrar los restos de la pastorcita, sucedieron muchas deliberaciones y como resultado decidieron que las personas del pueblo le darían sepultura los restos de la pastorcita en un cerro donde esa misma pastora llevaba a todas sus cabras, en busca de que ésta pudiera descansar en paz y terminar de una vez por todas sus fechorías. Efectivamente, se le dio santa sepultura y luego se procedió a bendecir el lugar donde se encontraba la tumba. (Ver articulo: Gauchito Gil)

Desde ese momento no se volvió a escuchar más de la Calchona y todas las personas del pueblo pudieron dormir con completa tranquilidad. Pero aun así en la actualidad se conoce como muchas personas aseguran que aún se pueden oír los aullidos de la Calchona la cual se encuentra aun vagando por los caminos ya que no puede descansar en completa paz, ya que aún sigue buscando venganza por lo que le hicieron y siempre se mantiene vagando por los cerros esperando el día en que de verdad puede lograr su venganza.

La Calchona en otros continentes

Dentro de múltiples partes del continente americano se puede encontrar diferentes personas que se han topado con múltiples historias muy parecidas a la de la Calchona. Dentro de Costa Rica se puede encontrar el Cadejo, el cual es una animal negro y peludo mayormente comparado con un gran perro negro que tiene las patas de ovejas, y sale durante las noches a espantar a las personas.

En México se pueden encontrar muchas historias que hablan sobre una bestia peluda que tiene forma de oveja antropomorfa que sale durante las noches en los campos para comerse a los hombres y llevarse a las personas a sus guaridas donde posteriormente devoraría consumiendo su piel y carne dejando sólo los huesos.

Dentro de los territorio de las riberas del Río de la Plata, ubicado en Paraguay, se conoce también a una criatura que es llamada Luizon, el cual es una bestia con forma humana, es visto como el señor de la muerte, debido al gusto que posee de alimentarse de las carnes descompuestas de los cadáveres; reside en lo profundo del cementerio.

En países como Colombia se pueden encontrar historias sobre una mujer de abundante cabello que posee una cara deforme y se encarga de asustar a todas las personas que se cruzan con ella durante la  noche, conocida por ser una mujer flaca con manos grandes y uñas largas, su aspecto causa temor por las noches y más a las personas que viven en los campos.

Autores y la Calchona

Muchos son los autores que han considerado la historia de la Calchona como parte y conjunto de todo la cultura chilena y su mitología, estos autores han buscado una verdad detrás de esta criatura y el por qué se volvió tan conocida dentro de su territorio y también por qué su historia es tan emblemática e importante para muchas personas. El escritor Julio Vicuña Cifuentes es uno de los que considera la historia de la Calchona como muy precisa y clara, él creó múltiples definiciones que servían para abarcar la historia de esta criatura y su comprensión.

Una de estas es que la Calchona viene siendo considerada como parte de los mitos y supersticiones que fueron recogidos por muchas tradiciones orales de la cultura chilena que surgieron en el año 1915, en donde hablaban de la Calchona como una oveja que rondaba por las noches y visitaba las habitaciones de los campesinos, quienes sabían que era una mujer les dejaban las sobras de sus comidas para que esta pudiera alimentarse. (Ver articulo: El Hoyo de Mel)

Estas personas también aseguraban que la Calchona era un ser inofensivo dado que un cura ya había hecho contacto con esta criatura y había recomendado de no lastimarla y mucho menos dañarla. En estas narraciones que nacieron en el año 1915 hablaba como la mujer que se había convertido en esa horrible criatura prefería llevar una vida solitaria y apartada del mundo, saliendo frecuentemente por las noches para que nadie pudiera ver su monstruosidad.

En otras versiones alternativas de la leyenda, hablaban como esta criatura se trataba de inmiscuir dentro de los rebaños de las ovejas, ya que se consideraba mucho mas oveja que humana, sin embargo, siempre terminaba siendo descubierta por los campesinos y esto era motivo de pánico y terror.

Dentro de la zona de Petorca en Chile, se conoce también como una gran oveja negra, que siempre se mantiene cruzando las haciendas de las personas,  aseguraban que esta criatura podía ser invocada por grandes hechiceros que vivían en esas provincias, las cuales veían a la Calchona como una presencia diabólica fundamental en sus diferentes tradiciones.

Dentro de las tierras chilenas en la región metropolitana existe la leyenda de la Calchona ya que en este lugar es donde se puede presenciar mucho más su leyenda. Las personas que viven en estos lugares tomas en consideración que el aullido de la Calchona provoca miedo en los perros, siendo esta la única forma de conocer cuando ésta se mantiene cerca. Dentro de este lugar también se conoce a la Calchona por ser aquella que ataca a los hijos desobedientes las personas que deambulan en la noche.

Creencias

Dentro de la cultura chilena se pueden encontrar muchas personas que aseguran haber visto a la criatura que posee una semejanza a una oveja con cara y manos de mujer, pero la lana de ésta es de color blanco y  no de color negro como lo señala las leyendas. Se representa como una oveja que inunda en las noches y ronda por las habitaciones de los campesinos.

Estas personas se encargan de alimentar a esta criatura ya que posee dotes humanos y conociendo la condición de cómo terminó convertida en una oveja, aseguran haberla escuchado; además de esto ven a esta criatura como un ovino que sale de paseo por los campos en las noches pidiendo comida a las personas y si estos no satisfacen su necesidad los embiste de forma violenta hasta que los derriba y pisotea.

La definen como una gran y enorme oveja lanuda negra, que trepa los diferentes arboles y espera el paso de las personas, jinetes o diferentes caravanas para caer sobre ellos y causarles miedo y terror. Dentro de la cultura chilena hay otros que aseguran que es un perro que arrastra su largo pelaje por el suelo, encarnado así a una bruja que hizo mal su hechizo o un alma vendida a un demonio.

Hay otras personas que aseguran que la Calchona salta encima de los jinetes, los mata abrazándolos fuertemente con sus manos, como también hay otras personas que aseguran que esta criatura sólo lastima a aquellas personas que han hecho cosas malas o diferentes criminales que están sentenciados a muerte. Otras historias aseguran que la Calchona les murmura múltiples cosas lúgubres al oído a sus victimas, asegurándose de lastimar a las personas que cargan con malos sentimientos o aquellos que poseen una oscuridad en su corazón.

También se le conoce por ser una criatura que espanta a todos los hombres que deambulan durante las noches. Ataca a todos los hijos que son desobedientes con sus padres y castiga fuertemente a las mujeres que son infieles. (Ver articulo: Perchta)

Según los cuentos chilenos de las personas que aseguran haber visto esta criatura, cuentan que cuando aparece por las noches, los perros se asustan y salen huyendo despavoridos, como también los gatos y otros animales. Mas cuando la Calchona se encuentra molesta tiende a salir corriendo por las calles causando miedo y pánico.

Turismo

El turismo dentro de un país viene siendo conocido como el completo desplazamiento de las personas, de manera temporal y voluntaria, donde se pueden encontrar diversos factores humanos los cuales conllevan a la brusquedad de diferentes prestaciones de servicios, los cuales puedan satisfacer las necesidades de las personas

Dentro del Chile se pueden encontrar muchas historias sobre diferentes versiones de la Calchona, en donde cada una de ellas sirve para infundir y crear la mitología propia de este país. Dentro de esta vasta cultura y  hermosas tierras se encuentran múltiples sitios turísticos que cargan con el nombre de la Calchona por ser sitios concurridos y vivos en la historia real de esta pobre mujer que se convirtió en cabra.

Dentro de cada uno de estos sitios turísticos cuentan con una parte real de la historia volviéndolo un lugar ampliamente llamativo por las personas ya que aseguran estar cerca de algún lugar donde la Calchona hace su parición. Estas son cabañas de madera, las cuales poseen un fuerte turístico, los cuales son sus hermosas vista hacia el campo, éstas poseen diferentes atracciones para las personas, como los son centros de ecoturismo, restaurantes, bares, pesca, ciclismo de montaña, ríos, cabañas al pie de la cordillera, entre otras.

La historia de la Calchona se ha convertido tan popular que su leyenda se ha expandido por muchas partes del mundo, haciendo que las personas pongan su completa atención en estos lugares esperando encontrar algún tipo de rastro de esta criatura o sencillamente por los diferentes paisajes que pueden ofrecer para las personas.

Dejar Comentario