≡ Menu




Templos Sumerios, lo que no sabías sobre estos míticos lugares

Los templos sumerios fueron grandes construcciones arquitectónicas que surgieron en la antigua Mesopotamia. Construidas de forma estable formando parte de la cultura de esta antigua civilización. Todo lo que necesitas saber acerca de estas maravillas arquitectónicas podrás encontrarlo aquí.

Templos Sumerios

Sumeria es una región histórica que se encontraba en el Oriente medio, específicamente en el sur de la antigua Mesopotamia, entre los ríos Éufrates y Tigris. Esta civilización se considera como la primera y más antigua civilización del mundo. La procedencia de los habitantes es incierta, ya que muchos registros aseguran que estos habitantes provenían de múltiples tierras. Se dice en leyendas que Mesopotamia fue la primera civilización conocida en el mundo, y hasta la actualidad su historia se mantiene viva. El término sumerio se les concede a todos los habitantes que hablan la lengua sumeria. (Ver articulo: Eshu)

Tambien Te Recomiendo Ver...

La arquitectura sumeria, en especial los templos sumerios, fueron construidos por los mismos nativos, con la finalidad de establecer una comunidad y sociedad donde ellos pudieran estar tranquilos. Los avances que trajo esta sociedad sirvieron para sustentar lo que hoy se conoce como comunidad. Entre sus logros arquitectónicos se encuentra la invención del planeamiento urbanístico, donde estos desarrollaron un conjunto de sociedad de casas, el cual se dividía por vecindades y casa perimétricas por los dueños una de otras. Estas construcciones, junto con la creación de las pirámides escalonadas llamadas Zigurat, fueran las primeras registradas en el mundo.

En Sumeria la arquitectura no era conocida como una profesión, esta actividad era vista común entre la realeza y el gobierno, estos consideraban el don de construir como un don divino dado por los dioses.

Tambien Te Recomiendo Ver...

¿Cómo se construyeron?

La construcción arquitectónica más famosa por el pueblo sumerio fue el yepa. Esta construcción hecha de largas y grandes plataformas sobrepuestas, encima de estas se encontraban templos, muchos historiadores han estigmatizado que esta podría haber sido la base de la Torre de Babel, descrita en el Génesis.

Muchos de estos templos sumerios se construyeron en base de arcilla y muchos ladrillos apilados de forma compleja, permitiendo la formación de grandes estructuras que sirvieron de base para las posteriores civilizaciones como la hebrea. Los ladrillos que usaron de arcilla no poseían la suficiente fuerza y las edificaciones se derrumbaban, estos templos fueron derribados y construidos de nuevo en el mismo lugar. El ciclo de vida de estas estructuras elevo el nivel de ciudades dentro de la comunidad. (Ver articulo: Rinpoche)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Muchas de estas estructuras con el tiempo se fueron derrumbando, haciendo que sólo queden restos de estas ciudad, todo debido a los edificios construidos por arcilla y las múltiples decoraciones que se colocaban en la construcción de dichos templos sumerios, como conos de piedras coloreadas, múltiples paneles de terracota y clavos hechos de arcilla, los cuales fueron colocados en el interior de los ladrillos para poder así adornar las fachadas de estos templos.

Los sumerios no poseían ningún tipo de bosque o pradera cerca, por lo que para poder llevar a cabo su edificación, tuvieron que usar ladrillos de barro como material principal estos construían todos sus edificaciones con estos materiales. Estos utilizaban estos ladrillos por sus propiedades térmicas, ya que estas reducían el calor dentro de la estructura, permitiendo la comodidad de las personas que yacían dentro, además de los menores costos de producción que estos dejaban.

El tipo de ladrillo que usaban dependía del color, ya que este les atribuía diferentes condiciones. El ladrillo rojo era usado en muy pocas ocasiones las cuales implicaban agua, decoraciones y la construcción de grandes edificaciones. Muchos de los sumerios usaban ladrillos construidos de múltiples formas, muchos de estos se usaban para servir como sostén de los otros ladrillos, y para servir de apoyo para los otros tipos bloques de arcilla.

Muchos de los templos sumerios eran construidos con diferentes materiales para darle estilo y comodidad a sus casas. Estos materiales se usaban para el revestimiento de los pisos y techos, así como se hacen en la actualidad. Entre estos materiales se pueden encontrar: tierra, la cual se usaba para sellar y realizar los múltiples acabados de los espacios internos y externos; palma para construir los dinteles que sostendría los techos de arcilla de sus templos; múltiples paneles de terracota que se usaban para decorar estos sitios emblemáticos.

Comunidades

El pueblo de Sumeria fue la primera sociedad que creó una ciudad en donde establecerían su sociedad. Estos se sentían orgullosos ante estos logros, ya que concebían el construir como un don dado por Dios, el cual servía para que estos se entregaran a esta actividad y se dedicaran al establecimiento de la primera sociedad del mundo, y a la construcción de todos sus templos, calles, mercados y jardines.

Este prototipo de sociedad cómoda para las personas que ahí estaban serviría como base para todas las sociedades y grandes ciudades que se construyeron después de esta civilización. Esto permitió que la cultura de la creación de las comunidades se extendiera para el occidente asiático.

La creación de estas grandes ciudades fue el resultado que se obtuvo al comienzo de la revolución neolítica. El desarrollo de las ciudades fue hecha de manera parcial, planificada y organizada. La construcción de estos planes se vio en los primeros muros, construida alrededor de los templos principales, entre los diferentes caminos que se usaban para conectar los caminos entre las plazas y los templos, las calles y los mercados.

El planeamiento de los templos permitió el uso de espacios entre las residencias y las áreas públicas. Los sumerios aplicaban las transacciones de bienes raíces, en donde estos decidían reconstruir sus templos en donde ellos pudieran considerar que se encontraba en mejor posición para los mismos ciudadanos o personas del gobierno, para esto se tomaba en cuenta la cantidad de espacio, donde estos se encontraban y el valor agregado que se le daba por las múltiples decoraciones que llevaban estos lugares; gran parte de estas decoraciones y atributos seria las que  servían para diferenciar las clases sociales de los sumerios. (Ver articulo: Gris gris)

La comunidad de los sumerios contaba con ciudades que se dividían por los diferentes lugares donde compartía la comunidad. Esta ciudad contaba con espacios residenciales, lugares donde se practicaba el comercio, y lugares donde podrían estar los civiles, estas áreas de residencia se clasificaban por la profesión de los sumerios. En el centro de la ciudad se podía encontrar un templo principal, este era para el uso de los ciudadanos y, alrededor de este, se extendían las diferentes actividades que se practicaban en la ciudad, sirviendo como núcleo en donde se esparcirían las actividades que realizarían los citadinos.

Templos emblemáticos

A las grandes edificaciones que poseía la civilización sumeria se le acreditaba los edificios hechos de Uruck, estas grandes edificaciones aún se mantiene intactas pese al paso del tiempo. La creación de estos sitios se hizo de manera constante, el papel que desempeñaban estas edificaciones se relacionan con la religión y la creencia que con estas edificaciones alcanzarían a Dios y a las fuerzas de la naturaleza, siendo estas últimas las que mantienen el orden de la sociedad.

El rey de Sumeria era considerado como el ser que fue creado por seres divinos, este rey serviría como intermediario entre Dios y ellos, considerado también como un intérprete. La creencia religiosa de los sumerios se basaba en la creencia de dioses que provenían de la naturaleza, por tal motivo los sirvientes del rey como forma de agradecimiento edificaban torres y templos en honor a estos dioses. El templo sumerio principal servía como lugar para rendir tributo y ofrendas a los dioses.

El zigurat o torre escalonada, constituye en Sumeria como unos de los templos que fueron construidos a finales del III milenios a.C. Este templo fue construido con un propósito religioso y fue el más imponente y vistoso de toda la cultura sumeria en estas épocas inmemoriales. De este templo se encontraban múltiples referencias en textos antiguos que aseguraban que en ese lugar también residían estos dioses.

Muchos de estos templos fueron construidos como las grandes edificaciones que conocemos hoy en día, con la creencia que estos alcanzarían el lugar donde provenían estos dioses. Estos se estructuraban de forma rectangular dividida en múltiples espacios, un lugar central y otros dos divididas en capillas, junto con las múltiples decoraciones hechas de arcilla de diferentes colores que le daban a este lugar un ambiente majestuoso, lugar donde los dioses podrían descansar.

Entre las tendencias que crearon los sumerios destaca la de elevar y proporcionar grandes murallas, simbolizando la distancia de ellos y los dioses, dándole al templo un aspecto de fortaleza que se encuentra por encima de muchas plataformas y por el centro de estas una escalera. (Ver articulo: Templos egipcios)

Templo de Ur

Este templo fue construido por el rey Ur-nammu, dedicado a la diosa lunar llamada Ianna, este templo fue uno de los primero que fueron dedicados directamente a una entidad. Los sumerios agradecidos con su diosa, hicieron de manera representativa un templo en donde rendirle tributo y homenaje a este.  Este lugar ubicado en medio de un patio dentro del templo del rey, fue construido apuntando a los cuatro puntos cardinales, tenía tres terrazas en donde cada una servía para diferenciar las diferentes clases sociales y acercamientos de estos con su diosa.

Dejar Comentario