≡ Menu




Descubre todo sobre la diosa protectora Robigus

Robigus, es una evocación para un dios romano tanto femenino como masculino, pero en ambos cumple el mismo rol de protector de la siembra y de las enfermedades.

¿Qué significado tiene Robigus?

Al consultar dentro de la mitología romana quien fue la deidad de Robigus, aparece una imagen femenina y una masculina para este nombre, pero ambos con el mismo rol, ser protector o protectora de las cosechas, en especial las de trigo. (Ver articulo: Ops)

Tambien Te Recomiendo Ver...

También, bajo ambos sexos se les atribuye el carácter de protector contra las enfermedades que atacan los sembradíos. Bajo el nombre masculino se le ligó con Robiga la diosa de los destrozos y Robigón. Se dice que los artesanos y campesinos invocaban su nombre para evitar las enfermedades y el exceso de calor en el trigo.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Dentro de la mitología forma parte de los dioses dedicados a la agricultura y está dentro de la categoría de los dioses romanos menores. En algunos escritos aparece como una diosa primaria, patrona de los granjeros romanos, conocida como la diosa del desperfecto.

Características de esta deidad

Era una diosa de gran fuerza y furia por lo que los granjeros le rendían culto y veneración con la intención de proteger sus cosechas del desperfecto que ésta podría ocasionar sobre sus cosechas si su furia no era sosegada. Bajo el nombre de Robigon era considerado el dios de los estragos que tenía como propósito proteger las cosechas de las diferentes enfermedades que podían afectarlas.

Tambien Te Recomiendo Ver...

En otros mitos era representado como el dios romano que simbolizaba la enfermedad de la roya, el tizón o verduguillo que se da en el grano de cereal, una enfermedad provocada por un hongo, que ataca al grano, especialmente durante las primeras fases de crecimiento.

Se dice que esta divinidad romana en los inicios de los tiempos fue considerada en forma masculina, mientras que en la edad imperial se consideraba de género femenino. (Ver articulo: Dios Plutón)

Se dice que posiblemente el cambio se produjo para hacer coincidir el género de la divinidad con el nombre común  que es descrito en todos los documentos que es el de Robigo, que en latín es femenino e indica la enfermedad de la roya.

Desde un principio los romanos trataron de colocar características positivas dentro de las principales divinidades que presentaban en sus mitologías, colocando además cualidades de los hombres pero de manera divinizadas, entre ellas el honor, la virtud, la abundancia y las riquezas.

Pero frente a estas divinidades hay otras que no son tan deseables dentro de las que entra el tipo de la diosa Robigus, dios del hongo que ataca la espiga del trigo. Estas divinidades fueron categorizadas como negativas y regularmente escandalizaban a los filósofos y demás  pensadores de la época.

Fiestas en su honor

Una de las preocupaciones que tenían los romanos era el que los cultivos crecieran sin ninguna dificultad, ya que de ello dependía la vida económica de cada uno de ellos.

El mes de abril era un mes lleno de rituales con fines agrícolas, y en ese marco se ubicaron las festividades en honor a esta diosa o dios de la siembra, las cuales fueron conocidas como la Robigalia, actividades que se conmemoran el 25 Abril, durante el período en que comienzan a formarse las primeras espigas de cereal.

El ritual ceremonial consistía en la realización de una procesión donde participaban un gran número de personas, todas vestidas de blanco y asistidas por un sacerdote del Quirinal. La procesión se dirigía hacia el bosque sagrado del dios, ubicado en la quinta milla de la vía Clodia.

Allí el sacerdote sacrificaba una perrita y una cordera lechal, de aproximadamente dos años. Parte de las fiestas era también la celebración de competencias de diversas actividades y carreras.

Rituales y sacrificios

Debido al cambio de género de la divinidad se haya cambiado también el género de las víctimas, por lo que originalmente debieron ser sacrificados un perro pequeño y un cordero.

Se justificaba el sacrificio del perro tras la hipótesis de que cuando la “Estrella del Perro” aparece en el firmamento, se da inicio a la estación cálida y se corre el riesgo de que los frutos maduren demasiado temprano.

Para poder disminuir dicho riesgo, se sacrifica un perro o una perra, dada a su analogía con el nombre de la constelación. Es probable que el perro fuese sacrificado por su condición de animal relacionado a divinidades infernales como Robigo.

Dentro de los ceremoniales se usaban diversos colores, por ejemplo para Robigus, el color era rojo, coincidiendo con el dios romano Marte, que es el dios sabino de la guerra. Se cree que los romanos sustituyeron la imagen de Marte por una nueva divinidad, Robigus y así deshacer la parte maligna.

Dejar Comentario