≡ Menu




Origen de la Navidad: según la biblia, según la iglesia católica y más

El origen de la Navidad se deriva de la celebración del nacimiento del hijo de Dios hecho hombre. El periodo de la Navidad se llegó a celebrar el 25 de diciembre, comenzando con el tiempo de pascua. El origen de la Navidad ha sufrido variaciones convirtiéndose en un tiempo de meditación, donde se dan obsequios, entre otros que la definen como un evento pagano.

origen de la Navidad

¿Cual es el origen de la Navidad?

El origen de la Navidad puede variar de acuerdo a la festividad. A pesar de que no se encuentra registrada la fecha puntual en que se dice que nació Jesús de Nazaret, la fecha del 25 de diciembre ha sido significativa dentro de la cultura de los pueblos quienes desde la antigüedad celebraban la Navidad, preparándose para ello desde el solsticio del invierno que iniciaba desde el 21 de diciembre. (Ver articulo: Tió de Nadal)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Aunque la fecha del nacimiento de Jesús, que es parte fundamental en el origen de la Navidad, no aparece reflejado en la Biblia, ni en el Antiguo Testamento ni el Nuevo Testamento, la fecha del 25 de diciembre como origen de la Navidad, fue adoptada siglos después, aproximadamente cerca del año 221, basados en el testimonio de Sexto Julio Africano, referenciados con el nacimiento en Judea y el calendario litúrgico.

En aquellos tiempos se comparaban las fiestas celebradas los meses de diciembre con las que se realizaban durante el mes de marzo, teniendo como aspecto en común que ambas eran consideradas inicios de año en diversas culturas. En el mes de enero se hacían fiestas en honor a la diosa Jano, mientras que en los cultos religiosos se comentaba sobre las celebraciones paganas realizadas los meses de diciembre y enero, fiestas que eran condenadas por varios de ellos debido a su carácter pagano.

En la indagación del origen de la Navidad nos conseguimos con que también se honraba al dios Saturno con la conmemoración de fiestas que eran denominadas las Saturnalias, planificadas los días 17 y 23 de diciembre. Posterior a estas fiestas se fueron incorporando otras celebraciones dentro del marco del mismo mes, como la fiesta de los locos que se celebran entre los días 6 y 28 de diciembre, según la región que lo conmemore. La cultura de estas fiestas se enrizaron en los pueblos españoles con cierta influencia adquirida de las fiestas Saturnalias, las cuales también eran aceptadas por la iglesia.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Durante la Edad Media comenzaron a darse libertades dentro de los templos, por lo que la fecha del 25 de diciembre para conmemorar el nacimiento de Jesús fue aceptado por los papas católicos, esto con la intención que los fieles cristianos, le diesen más importancia a la parte religiosa que a las celebraciones paganas del solsticio de invierno. Es así como poco a poco la celebración de la Navidad llegó a ocupar el lugar que de las fiestas saturnales y muchas otras celebraciones relativas al invierno en Roma.

Se dice que la iglesia católica eligió la fecha del 25 de diciembre para conmemorar el nacimiento de Jesús para que fuese en paralelo con la celebración de la fiesta romana del Sol Invictus. Para el año 345 D.C., se visualizaba mejor el origen de la Navidad, ya para dicha fecha, se celebraba la Navidad el día 25 de diciembre en occidente, mientras que para la zona del oriente, la Navidad era festejada el 6 de enero. Al final, y gracias a la influencia de varios religiosos importantes de la época, se impuso la fecha del 25 de diciembre, quedando como único día de Navidad y el 24 para la Nochebuena.

Según la Biblia

Llevados por las sagradas escrituras, el origen de la Navidad no es mencionado dentro de la Biblia cristiana, ni las actividades propias de estas fiestas, a pesar de ser una de las actividades más festejadas en todo el mundo, en especial por los creyentes de la fe en Cristo. Existen en el planeta millones de personas que aprovechan estas fiestas para realizar intercambios de regalos, cenas y otras cosas más, para celebrar con ella el nacimiento del Señor Jesús. (Ver articulo: Olentzero)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Son millones los cristianos profesos que han crecido teniendo como enseñanza que el hijo de Dios, como base del origen de la Navidad. Jesús de Nazaret nació el 25 de diciembre, a pesar de que la Biblia no señala nada sobre ese hecho ni siquiera alguna referencia que se le asemeje. Otra de las actividades que comprende la celebración de la Navidad es la entrega de regalos, que se hace como una representación de la entrega de regalos que le hicieron los reyes magos al niño Jesús, relato que según las escrituras no es un dato exacto, ya que la visita no se produce luego del nacimiento sino aproximadamente 40 días después.

Las sagradas escrituras también dejan ver que a Dios Padre no le complace el hecho de que los seres humanos adoren las imágenes de satos y dioses, que los hacen llevar al punto de la idolatría, demandando que se le reconozca solo a él como único Dios. El origen de la Navidad tiene sus raíces en el paganismo, por lo que la religión cristiana busca evitarla. De la misma manera, no acepta la adoración de la virgen María bajo la evocación de la madre del cielo o reina del cielo.

Dentro de las escrituras de la Biblia no se refleja la fecha en que Jesús nació, muchos menos hace la salvedad de que se deba celebrar la fecha de su nacimiento, por lo contrario, considera que todas las celebraciones enmarcadas dentro de esas fiestas son el producto del paganismo influenciado por la Iglesia Romana. El origen de la Navidad deja claro que la celebración de la misma tiene lazos estrechos con los rituales paganos, ya que la Biblia sólo nos muestra que si se llega a adorar a Dios de una forma que él no apoye, en vez de honrarlo lo estamos ofendiendo, esto según Éxodo 32:5-7.

Su origen pagano

El origen de la Navidad, basados en la fecha del 25 de diciembre, es una manera de cristianizar la conmemoración de estas fiestas paganas que se efectuaban durante el solsticio de invierno en la zona norte. Tuvo influencia de otras fiestas paganas de las cuales las actividades de Navidad se fueron nutriendo, como es el caso del Yule, que pertenece a la cultura celtas y nórdicos, donde se realiza una festividad tipo invernal, celebrada en el norte de Europa con la que los pobladores celebraban el comienzo de un nuevo ciclo con la quema troncos que eran adornados con cintas.

En el Yule o también Jul, se realizaba una festividad denominada la Rueda del Año, cuyo objetivo era celebrar el inicio de año nuevo. El nombre iba asociado con el significado que tiene la rueda, ya que es considerado como un símbolo solar, a quienes lo fieles les solicitaban que se llevara la temporada de invierno, y con ello alejara a la muerte, trayendo de nuevo al sol y por ende a la vida. (Ver articulo: Apalpador)

El origen de la Navidad de igual manera tuvo cierta influencia del culto al dios Mitra dentro de las tradiciones Persa, que igualmente se conmemoraba el 25 de diciembre, debido a que según cuenta la leyenda, este dios nació de una piedra en esa fecha. Dentro de la corriente mitrísma se tenían elementos en común con el cristianismo, entre estos se encontraban el bautismo, las fiestas del domingo, el uso del agua bendita y también la evocación de los pastores dentro del nacimiento de su Dios.

En el caso de los griegos, estos se identificaban con Mitra, el dios solar que para el caso se llamaba Helio, siendo luego los responsables de que el culto se expandiera. El sol era considerado como una antigua divinidad dentro de la mitología griega aunque su culto se hacía de forma modesta donde se solicitaba protección para los agricultores. Esta celebración se hacia el 9 de agosto.

Pero fueron los emperadores Heliogábalo y Aureliano los que eligieron el 25 de diciembre como el día del nacimiento del Sol Invicto. El 6 de enero se conmemoraba el nacimiento del dios Osiris, en Egipto, quien era el Dios de la vegetación, el cual también según su mitología, muere y renace constantemente siendo además el dios soberano del inframundo, el mundo de los muertos. Sin duda alguna, la fiesta más pagana que se asemeja a las celebraciones navideñas occidentales fueron las Saturnales romanas, las cuales se realizaban en honor al dios Saturno.

Con respecto al origen de la Navidad,  esta fiesta duraba sólo un día, y fueron los siguiente emperadores quienes le agregaron mas días, celebrándose del 17 al 23 de diciembre. En aquellos tiempos, algunos esclavos gozaban del beneficio de libertad y podían hasta sentarse a la mesa junto a sus amos. De igual manera se hacían concesiones como la suspensión esos días de las ejecuciones programadas y de operaciones militares.

También se llevaban a cabo cenas públicas donde además de compartir la comida, los asistentes se intercambiaban regalos. La celebración de las fiestas se fue transformando, desde el origen de la Navidad, convirtiéndose en escenas para orgías y fiestas sin ningún tipo de control. En el siglo IV las fiestas de la Natividad y la Epifanía se festejaban juntas para el 6 de enero, siendo parte de las actividades de las iglesias Orientales, haciendo lo propio la iglesia romana el 25 de diciembre.

Después de un tiempo, estas fiestas comenzaron a celebrarse por separado cuando tomaron carácter de navidades cristianas. Es por ello que se tiene el que origen de la Navidad es para los religiosos unas festividades netamente paganas.

Según la iglesia católica

Para la iglesia católica, el origen de la Navidad está asociado con la solemnidad de la Natividad que se tiene en vísperas de la llegada del 25 de diciembre, cuando se inicia formalmente la Navidad. Las actividades navideñas abarcan la conmemoración de la Sagrada Familia que tiene lugar el domingo de cara a la octavita de la Natividad. También comprende otras celebraciones religiosas como la solemnidad de Santa María, que dentro de la religión católica tiene el titulo de Madre de Dios, la cual se celebra el 1 de enero. (Ver articulo: Kris Kringle)

Otras actividades religiosas se desprenden del origen de la Navidad y pasaron a formar parte de las celebraciones decembrinas como la solemnidad de la Epifanía del Señor, que se conmemora el 6 de enero, junto a la fiesta del Bautismo del Señor que se conmemora el domingo después de la Epifanía, acto con el cual finaliza este período. Las festividades en honor a San Esteban Protomártir, que se celebra el 26 de diciembre, también se le suma a la planificación de la temporada Navideña, igual que la del apóstol san Juan, ubicada el 27 de diciembre y la de los Santos Inocentes el 28 de diciembre.

Existen regiones con tradiciones católicas que celebran el día de nuestra Señora de la Esperanza y también nuestra Señora de la Soledad, ambas festejadas el 18 de diciembre. Dentro de las tradiciones navideñas se ha hecho costumbre celebrar misas durante el periodo de Navidad, las cuales tienen un sentido especifico al igual que el horario. Una de ellas es la misa que se celebra la noche anterior a la Navidad, es decir durante la Nochebuena, la cual es denominada como la Misa de Gallo.

De igual forma, para algunas regiones el origen de la Navidad comprendía la realización de una ceremonia conocida como la misa de la Aurora, que se efectúa durante la madrugada del 25 de diciembre, lo que se traduce en un compartir durante la noche de Navidad al estilo de las vigilias, pero ésta de corte festiva. Se tiene como cultura religiosa oficiar durante el día de Navidad una misa que tiene lugar en la basílica de San Pedro, la cual es oficiada por el propio Papa, quien aprovecha la convergencia para enviar un mensaje de Navidad a todos los fieles del mundo desde su balcón en Roma.

Origen del espíritu de la Navidad

El origen de la Navidad incluye dentro de sí una preparación previa al día de Navidad, que se ha hecho típico en varios hogares, llamado el espíritu de la Navidad. La llegada del Espíritu de la Navidad tiene sus raíces dentro de las tradiciones nórdicas, realizándose dicha festividad todos los 21 de diciembre de cada año, siendo éste el día en que según la historia, la Tierra inicia el periodo de Solsticio de Invierno, lo que significa que el planeta se ubica en el punto más lejano de su órbita con respecto a la dirección del sol.

Este escenario se presenta oportuno para que cuando sean unos cuantos minutos pasados la medianoche, el Espíritu de Navidad descienda a la tierra para ir y visitar todos los hogares de buena voluntad, quienes lo esperan ansiosos y le dan una cálida bienvenida, recibiéndolo con una serie de rituales y oraciones las cuales les son retribuidas en paz, amor y abundancia para los próximos doce meses siguientes.

¿Cómo recibir al espíritu de la Navidad?

El origen de la Navidad encierra muchos mitos fantásticos, uno de ellos es el espíritu de la Navidad. Una de las maneras más usuales de celebrar la llegada del Espíritu de la Navidad, es con los corazones llenos de alegría, y acompañando al sentimiento, el encendido de velas de colores varios, entre ellos rojas, doradas y violetas, sin importar la cantidad pero tomando en cuenta que deben ser en números impares. La bienvenida que se le hace al espíritu de la Navidad es una representación simbólica, donde los habitantes de las casas abren todas las puertas y ventanas dentro del hogar, además que utilizan esencias de mandarina para armonizar.

Seguido de esto, se dice una oración de forma interna y personal dentro de la cual también cabe un acto de reflexión, solicitándole al espíritu de la Navidad un perdón de forma sincera a causa de todas las faltas en las que se haya incurrido. La dinámica se acompaña de una lista de propósitos para realizar el año próximo y se quema la lista vieja del año anterior. Al finalizar este proceso, el espacio se presta para dar gracias a Dios por las metas cumplidas.

El número de las peticiones contentivas dentro de la nueva lista también debe ser impar, y la misma debe hacerse por categorías, por ejemplo, para pedir por la Humanidad, por el país, por la familia y los amigos cerrando con nosotros mismos. Las peticiones espirituales deben ser destacadas dentro de la lista ya que son las que tienen mayor fuerza con respecto a las peticiones materiales.

Las peticiones tienen un carácter muy personal, y este es un detalle que ha cambiado desde el origen de la Navidad cuando se hacía de manera más colectiva, por lo que la persona que hace la petición se encarga de guardarlas cuidadosamente hasta el siguiente año, cuando se hace una revisión de cuáles fueron las metas cumplidas.

El Ritual

Muchas costumbres han variados desde el origen de la Navidad, dándole en cada hogar su toque personal a las tradiciones que fueron formando parte de estas fiestas. Por ejemplo, para darle la bienvenida al espíritu de la Navidad va acompañado de un tradicional ritual que se efectúa en la fecha indicada, el día 21 de diciembre, desarrollando todo el proceso entre las 10 y las 12 de la noche, ya que se dice es en esas horas cuando baja a la Tierra el espíritu de la Navidad y se queda para acompañarnos durante el resto de las celebraciones navideñas. Para cumplir con el ritual se deben conseguir los siguientes elementos, una vela de color azul, una vela de color amarilla, una vela de color roja.

También un cono o varilla de incienso preferiblemente con aroma de benjuí, gotas de esencia de azahar, cerillas, algunas hojas de papel, un lápiz o bolígrafo y unas tijeras. Todos los elementos a utilizar dentro del ritual conllevan una simbología en el marco de la festividad, por ejemplo, la vela azul denota paz, la vela roja el amor, mientras que la vela amarilla representa la alegría y la felicidad. El incienso de Mirraí evoca la paz y la prosperidad, teniendo que en el caso de la esencia de azahar es para atraer el amor, la suerte, el dinero, la energía física, la alegría y la salud.

Una vez que se tienen todos los ingredientes, procedemos a colocar las velas en forma de triangulo. El incienso y la esencia se ubican sobre un altar que se elabora previamente. Las velas son encendidas con sentido igual a las agujas del reloj, para luego prender el incienso, al tiempo que se esparcen las gotas de la esencia alrededor del espacio donde se va a desarrollar el ritual.

Se abren las puertas y las ventanas de la casa para recibir al espíritu de la Navidad, y luego, en total concentración, se entra en un estado de silencio durante unos minutos, para extraer así la energía  y las buenas vibras que trae consigo el espíritu de la Navidad. Con los ojos cerrados, pasamos a visualizar la Tierra llena toda de luz, paz y armonía, un espacio donde todos los hombres sean felices. Se visualizan también los deseos y metas por cumplir. Se debe dejar que las velas se consuman en su totalidad, dando por finalizado el ritual, y también a otra actividad que se desprende del origen de la Navidad.

Origen de la estrella de Navidad

El origen de la Navidad comprende un elemento que forma parte de la cultura, la estrella de Navidad o también estrella de Belén, la cual tiene sus orígenes en la religión cristiana, donde se indica que fue el astro que sirvió de guía a los reyes magos hasta el lugar del nacimiento de Jesucristo. Dentro del Evangelio que cita a Mateo, se indica que los Reyes Magos visualizaron a la estrella de Belén, cuando se les apareció por el Oeste.

A pesar del paso de tiempo, aún no se tiene clara si la extraña aparición de esta estrella se trataba del movimiento de un planeta, una estrella de verdad o simplemente cualquier otro fenómeno astronómico o incluso astrológico. Basados en las escrituras, los reyes magos viajaron orientados por la estrella, la cual vieron que se detuvo específicamente sobre el lugar en el que había nacido Cristo.

Debido a que se hace imposible que un astro defina un lugar en concreto como el caso de la ubicación del pesebre, esta teoría ha desprendido varias explicaciones que tratan de darle sentido a este hecho. Se presume que el pasaje bíblico que hace referencia a la estrella, sólo se refiera a una metáfora basada en los hechos aparentes.

El origen de la Navidad también nos describe el paso de los Reyes Magos, siguiendo a esta estrella que marcaba el nacimiento del Rey de los Judíos. Se dice que si los reyes magos hubiesen sido astrólogos griegos o romanos, tal vez relacionarían a la estrella de Belén con el paso del planeta Júpiter, el planeta rey, o en el caso de Babilonia, se asociaría al planeta Saturno. De igual forma, podría haberse referido a la estrella Sirio, que forma parte del cinturón de la constelación de Orión. (Ver articulo: reyes magos existen)

El origen de la estrella de Navidad, aquella que indicaba cual era el camino a seguir hasta llegar al lugar del nacimiento del Niño Jesús, hoy en día se encuentra vigente, incluso se ha relacionado con el paso del cometa Halley, aunque su origen se convierta en un tema más controvertido con las distintas variantes dentro de las posibles teorías que tratan de imponerse al momento de tratar de explicar dicho fenómeno astronómico.

Origen de los regalos de Navidad

Desde el origen de la Navidad, esta temporada con el paso del tiempo, ha adquirido un carácter comercial el cual se ha centrado en el tema de los regalos. Cada año cuando se va acercando la fecha de las fiestas decembrinas, las tiendas comienzan a hace publicidad y comienzan a exhibir  distintos obsequios ideales para estas fiestas. Las personas comienzan a adquirir los obsequios con el objetivo de tener los regalos debajo del árbol para abrirlos con toda la familia durante la mañana de Navidad.

Pero en realidad, hay diferentes historias que explican el verdadero origen de los regalos de Navidad, manteniendo una base dentro de la realidad. La celebración de las fiestas antiguas que se realizaban en honor a los dioses de la época del solsticio de invierno, coinciden con la temporada de la Navidad. La mayoría de estas celebraciones antiguas, incluyen el intercambio de regalos, por lo general, se hacían entre los patrones y sus trabajadores.

Se cree que la tradición del intercambio de los regalos fue incorporada a la fiesta cristiana de la Navidad como una manera de lograr la transición de las sociedades paganas a la nueva religión. Con la tradición de la entrega de regalos se dieron a conocer personajes que ahora hacen parte de las tradiciones navideñas, tal es el caso de los Reyes Magos. Según las santas escrituras bíblicas, los tres reyes magos le llevaron obsequios al niño Jesús cuando estaba en el pesebre.

El hecho de entregar obsequios durante el periodo de Navidad, está reconocido como un evento que forma parte de la tradición navideña y un acto que lleva consigo la intención de recordarles a los creyentes el regalo que Dios le dio a su hijo, Jesucristo. Otro de los personajes relacionados a la entrega de regalos es San Nicolás, quien según la historia fue un obispo del siglo IV que habitaba en la Asia Menor. (Ver articulo: Befana)

Este personaje era conocido por su sus atributos de bondad y generosidad, en especial para con los niños del mundo, a quienes se le veía entregándoles dulces y pequeños regalos. El nombre de San Nicolás evolucionó para convertirse luego en un moderno Santa Claus. En todo el mundo, las sociedades han venido adoptando esta tradición de entregar regalos a los niños, teniendo por creencia que la mayoría de los países participan de esta tradición desde los tiempos del siglo X.

Generalmente, los regalos que se entregan son juguetes hechos en casa o alimentos, frutos especiales, y otros regalos de tipo más comunes. Con la llegada de la revolución industrial, fueron cambiando los regalos hechos en casa por los artículos manufacturados. Pero con el paso del tiempo, la sociedad actual se olvida del verdadero significado que conlleva esta tradición de los regalos, muy desligado del concepto original que se derivaba del origen de la Navidad.

Origen de la tarjeta de Navidad             

Del origen de la Navidad se desprenden con el paso del tiempo la integración de otros elementos que se han hecho tradición navideña. En este caso hablamos de la tarjeta de Navidad, que conceptualmente es una tarjeta de felicitación adornada de forma creativa con los elementos que forman parte de la celebración navideña. (Ver articulo: Jack Frost)

Su típico contenido comprende generalmente los símbolos tradicionales del cristianismo, entre ellos el Nacimiento de Jesús, la estrella de Belén, paisajes, entre otras, así como las actividades comunes de la época decembrina como regalos, cenas y otros festejos. Las primeras tarjetas de Navidad comerciales comenzaron a reproducirse en el año de 1843. El diseño era el de una familia reunida tomando vino junto a un pequeño niño, lo que generó gran polémica en aquellos tiempos, siendo impresas un serial de 1.000 tarjetas, las cuales tenían un costo de un chelín cada una.

El diseño de las primeras tarjetas sustituyeron los temas religiosos por los adornos con flores, imágenes de hadas y de otros seres imaginarios que insinuaban la llegada de la primavera. Luego se fueron incorporando en el diseño de las tarjetas imágenes chistosas, escenas sentimentales con niños y animales, que se volvieron muy populares. De igual manera estaban las formas y los materiales con que se elaboraban las tarjetas.

La primera impresora de tarjetas navideñas producidas en América apareció en el año 1875, sin embargo a la par de las tarjetas originales también se comenzaron a reproducir las imitaciones que eran de menor costo y pronto invadieron los mercados. La presentación tipo postal fue el estilo de las primeras tarjetas y ya para el año de 1920, las tarjetas eran envueltas en sobres. A través del siglo XX, continuaron desarrollándose las tarjetas con distintos diseños y técnicas de impresión.

Las guerras mundiales ocurridas en varias partes del mundo influyeron en el tema de algunas tarjetas que comenzaron a realizarse con un diseño patriótico. En los años 50 se sumaron las tarjetas con imágenes de historieta y de humor que se apoderaron del mercado. Los diseños con imágenes evocando la nostalgia, sentimientos varios e imágenes religiosas se volvieron populares.

En los tiempos de la reina Victoria, soberana del Reino Unido, se empleó el término de las tarjetas oficiales de Navidad para el año de 1840. En el caso de las tarjetas navideñas de la familia real británica, los diseños eran sus retratos o eventos significativos. Para el año 1953, la casa blanca de EEUU publica la primera tarjeta oficial donde se representaba generalmente escenas de la Casa Blanca.

La forma de adquirir las tarjetas de Navidad se hacen de manera individual o también por paquetes de diseños variados. Las tarjetas hechas en casa han mejorado en cuanto al uso de herramientas para estampar, perforar y cortar, al igual que el uso de los avances referidos a la fotografía digital y la calidad de impresión, lo que ha permitido unas tarjetas mas personalizadas con fotografías, mensajes o clip art. Las entregas se pueden hacer de manera personal, por correo, de forma digital, entre otros.

Origen de la música de Navidad

Siguiendo con el tema del origen de la Navidad, un elemento fundamental dentro de la celebración de las fiestas decembrinas es la música tradicional de este festejo. Las primeras canciones de Navidad que existieron se presentaron con un estilo de himnos, los cuales se escribieron en honor de la Navidad. (Ver articulo: Renos de Papá Noel)

Descubriendo cada paso del origen de la Navidad, nos encontramos con los primeros inicios de la música de Navidad que según los registros datan del siglo IV, teniendo sus primeros pasos en la antigua Roma. Las escrituras de esos primeros himnos navideños estaban en latín, teniendo el caso del titulado Veniredemptorgentium, cuya letra fue compuesto por el padre Ambrosio, quien para aquella época era el arzobispo de Milán. Con el paso de la historia, estos himnos pasaron a ser canciones, que eran dedicadas a la Navidad, las cuales se fueron transformando variando en los estilos adaptándose a la cultura de las distintas regiones.

Las canciones de Navidad tomaron el nombre de villancicos, y entre los primeros temas que se volvieron famosos y populares están “Noche de paz”, que se compuso durante el siglo XIX. Otro de los temas fue “White Christmas” o Blanca Navidad, producida en el año de 1940. Otro de los temas fue “Feliz Navidad” que se popularizo durante el año de 1970. El auge de las canciones de Navidad motivaron a varios cantantes que convirtieron su interpretación en un género musical,  y llamado la atención también de grupos musicales que comenzaron a grabar temas navideños y hasta álbumes completos.

Las canciones han sido interpretadas en sus textos y ritmos originales así como con adaptaciones propias que le hace cada intérprete. Las letras de las canciones de Navidad están relacionadas con hechos cristianos como el nacimiento del niño Dios, los personajes que participaron, San José, la Virgen María, los reyes magos, al igual que las características propias de estas fechas navideñas o simplemente la historia de los elementos navideños como el árbol, las estrellas, la cena de Navidad, los regalos, entre otros.

La música sin duda es parte dentro del origen de la Navidad y con ellos todos sus elementos simbólicos de estas fiestas. Las composiciones revelan constantemente el significado que tuvo para el mundo los personajes religiosos

¿Cómo celebran los países la Navidad?

Con el origen de la Navidad se adoptó esta celebración como parte de la cultura de muchas regiones, aunque con el paso del tiempo, las actividades que comprende esta fecha festiva han evolucionado. Cada continente, región o país, mantiene cosas en común y otras le han apostado la influencia de su propia cultura que los identifica. Es por ello que cada país le coloca un toque personal a la celebración, incorporándole elementos propios ya sea en la decoración, la cena, entrega de regalos o representación del nacimiento, entre otros.

En México

En México durante la temporada de Navidad se sigue la tradición de la realización de las tradicionales Posadas, un evento que efectúan entre los días del 16 al 24 de diciembre, lo que implica una gama de celebraciones populares, que dramatizan todo el recorrido que hicieron San José y la Virgen María cuando iban camino a Belén en busca del pesebre para el nacimiento del niños Dios.

Otra de las actividades que se realizan en México son las piñatas, las cuales consisten en colocar una olla de barro la cual se adorna con muchos picos y papel picado con figuras de cartón y papel de colores. Estas piñatas se rellenan con dulces y frutas y en algunos casos le añaden juguetes y confeti. Las piñatas se rompen durante los días de las Posadas y siguiendo la tradición, deben llevar 7 picos, representando cada uno de ellos los siete pecados capitales.

De igual forma los habitantes adornan las calles, las avenidas, las plazas, los parques, entre otros escenarios que se adecuan para el disfrute de esta temporada festiva. En el Occidente y el Oriente, los habitantes colocan alumbrados coloridos y llamativos que le aportan gran belleza a las calles, en especial las más concurridas, donde también se ven hermosos árboles de Navidad de diversos tamaños ubicados en los balcones de las casas.

En México, más importante que el árbol de Navidad es el nacimiento, por lo cual es usual verlos en los hogares a partir del 16 de diciembre y luego se guardan el 2 de febrero, cuando terminan las fiestas. Al principio se le colocan sólo las figuras principales de la virgen María, San José, y luego se le incorpora la del niño Jesús la noche del 24 de diciembre. La figura de los Reyes Magos se le añaden el 6 de enero, así como los animales del pesebre, los pastores y el ángel.

Muchas familias tienen como tradición también asistir a la Misa del Gallo, el 24 de diciembre a media noche y después vuelven a sus hogares para abrir sus regalos, que los colocan al pie del nacimiento. Dentro de los adornos que se colocan está también la flor de Navidad, la tradicional de color rojo. Esta flor significaba para los indígenas mexicanos “la nueva vida”, el estado que alcanzaban los guerreros que habían muerto durante el combate. Tiempo después, se convirtió en la flor favorita representativa de la época navideña.

En México, los Reyes Magos son de los personajes navideños más populares entre los niños quienes les escriben cartas solicitándoles obsequios, los cuales esperan que lleguen el 6 de enero. El día de reyes, se reúne la familia y los amigos durante la tarde para compartir la típica Rosca de Reyes, que consiste en un pan hecho con harina, huevos, levadura, azúcar y mantequilla y ya listo es decorado con frutas cristalizadas y frutas confitada.

La rosca de reyes tiene una tradición propia que consiste en colocar dentro del interior de la rosca varias figuras del niño Jesús de plástico. Al repartir el pan de rosca, quien consiga la figura del niño tendrá que hacer una fiesta el 2 de febrero, cuando se conmemora el Día de la Candelaria. Para acompañar la Rosca de Reyes, se prepara chocolate caliente, el cual se hace en una olla de barro y con molinillo, con poca espuma y mucho sabor y calidad.

En Venezuela

A partir del origen de la Navidad, las tradiciones propias de la época se volvieron costumbre dentro de varios países latinos, entre ellos Venezuela. Las festividades decembrinas en Venezuela comienzan de forma oficial a partir del 16 de diciembre, fecha en la cual también inician las misas navideñas o misas de aguinaldo, que cierran el 24 de diciembre con la celebración a media noche de la Misa de Gallo. Por ser un país donde la religión católica es predominante, de esa corriente se derivan muchas tradiciones navideñas en Venezuela.

Una de las celebraciones más importantes en Venezuela es la Nochebuena, la noche del 24 de diciembre, cuando se conmemora el nacimiento del niño Jesús. Es usual ver a las familias reunirse para compartir una cena juntos, donde son servidas las comidas típicas de la Navidad venezolana, entre ellas el pan de jamón, que es un pan alargado, relleno de jamón y pasas. También está la hallaca y el dulce de lechosa como postre. (Ver articulo: Belsnickel)

Otra tradición navideña que se cumple en Venezuela es armar el Nacimiento, una réplica del pesebre de Belén conformada por figuras de plástico, vidrio entre otros materiales y tamaños, que unen a la familia, la cual se reúnen para construirlos juntos teniendo distintos estilos y modelos; incluso existen zonas del país donde se hacen concurso de Nacimientos. De igual manera, colocar el arbolito de Navidad y adornarlo con bambalinas coloridas, escarcha y luces.

En Venezuela, al personaje que trae los regalos llamados Santa Claus o Papá Noel, los venezolanos le llaman San Nicolás, el cual llega la noche del 24 o madrugada del 25. Los niños se levantan ansiosos y alegres para abrir los regalos que son dejados por él ya sea alrededor del Nacimiento o debajo del árbol de Navidad. En Venezuela se tiene la costumbre de acreditarle la entrega de los juguetes al Niño Jesús, quien le lleva los obsequios a los niños y niñas que se portaron bien durante todo el año.

Dentro de las tradiciones navideñas venezolanas, la música tiene un papel fundamental ya que la Navidad es una de las fechas donde las familias se reúnen para celebrar. Dentro de las canciones tradicionales navideñas destacan además de los villancicos venezolanos, los aguinaldos y las gaitas, para lo que utilizan instrumentos musicales como el cuatro, la guitarra, las maracas y el furruco, que es parecido a un tambor que se toca con un palo de madera ubicado en el centro.

En Estados Unidos

El origen de la Navidad en Estados Unidos influyó de una manera que la celebración se denominó como “temporada de fiestas”, cuya festividad inicia el cuarto jueves del mes de noviembre, donde en los EEUU se conmemora el Día de Acción de Gracias, cerrando las celebraciones el 6 de enero con el día de Reyes. En las ciudades grandes como New York, la temporada de fiestas incluye la realización de un gran desfile donde el protagonista es la figura de Santa Claus. Con la realización de este desfile se le da la bienvenida oficialmente a la época de compras navideñas.

Una de las actividades que son características de los EEUU durante la época navideña es la decoración que no se hace sólo en las casas sino también en los sitios públicos y muy concurridos. Para ello usan los árboles navideños, las guirnaldas y muchos otros objetos decorativos y alegóricos que se ven por todas las calles, las plazas y centros comerciales durante todo el mes de diciembre.

De igual forma, a la Navidad le da vida y color las luces de colores que son colocados en los diseños formando figuras navideñas y también en los árboles navideños. Muchas familias salen a recorrer las calles para admirar la decoración de otras casas en las urbanizaciones. En Estados Unidos el 24 de diciembre no es considerado como un día festivo sino por el contrario es el 25 cuando las familias se unen para festejar. La cena de Navidad es parte de la tradición de la Nochebuena donde se sirve pavo, puré de papas con salsa y pasteles salados como parte del festín. El ponche es una de las bebidas con la que se acompaña la cena.

Los niños suelen vestirse con pijamas nuevas para pasar la Nochebuena y luego abrir los regalos la mañana del 25. También se hace típico colocar medias navideñas sobre la chimenea, donde también se colocan regalos al igual que al pie del árbol. Junto a la tradición de abrir los regalos se le suma el desayuno de Navidad y en familia, tomando una taza de chocolate caliente.

En Colombia

El origen de la Navidad deja sus raíces sembradas también en Colombia, donde la planificación navideña inicia a finales del mes de noviembre, donde en las principales calles colombianas empiezan a mostrarse los primeros preparativos navideños, con una gama de luces coloridas. Para los colombianos, la Navidad es una gran fiesta que se hace para conmemorar el nacimiento de Jesús, presentándose además como un espacio para poder reunirse con sus familiares y demás seres queridos.

En Colombia, la Navidad inicia de manera oficial el 7 de diciembre que es el Día de las Velitas, actividad que se hace en la víspera del Día de la Inmaculada Concepción, que es el 8 de diciembre. Dicho evento es uno de los festejos más tradicionales en especial para los católicos, quienes salen a las calles para colocar cientos de velas en las puertas de las casas, en forma de un camino que se supone es el que recorre la Virgen. (Ver articulo: Knecht Ruprecht)

Una de las tradiciones más arraigadas dentro de la sociedad colombiana es el alumbrado de las calles, uno de los eventos por los cuales incluso el país ha sido reconocido en el mundo. Debido a esto, los pobladores colocan mucho ímpetu en la preparación de los espectáculos que llaman poderosamente la atención de miles de personas en todas partes del país y del mundo. Las ciudades que más estacan en sus alumbrados están Bogotá, Cali y Medellín.

En Colombia, las actividades navideñas se centran generalmente en la religión católica, donde se aprovecha la convergencia de la familia para juntos entonar rezos típicos como es el caso de la Novena de Aguinaldos, una oración que se hace por nueve días previos al día de Navidad. Estos rezos se hacen alrededor del nacimiento al que además de rezar también se canta villancicos. El último día de la Novena se hace durante la víspera de Navidad.

En la cena de Navidad de los colombianos hay pollo, cochino o lechona, papas y tamales, teniendo como postres dulces típicos colombianos como manjares, buñuelos, hojaldres y natillas. Al final de la cena se realiza un brindis. La época navideña colombiana se alarga hasta el 6 de enero, día en que los niños colombianos reciben sus regalos que son llevados por los Reyes Magos.

Los globos de papel seda, que es un tipo de artefacto volador, se suelta durante la celebración de la Navidad y es parte de la tradición en Colombia. Los globos son lanzados al cielo durante los días del 24 y 25 de diciembre, tradición que se realiza sólo en las ciudades importantes.

Puerto Rico

En Puerto Rico se festejan varias fechas en el marco del origen de la Navidad. Por ser tradicionalmente un país fiestero, las familias celebran varias actividades como la Nochebuena, día de Pascuas y el día de Navidad. También hacen despedida del año, celebración por el año Nuevo, fiesta de Víspera de Reyes, celebración de la llegada de los Reyes, la Misa de Gallo y de Aguinaldos, y hasta las octavitas, tradiciones que aún se mantienen.

La Nochebuena en Puerto Rico es considerada como una celebración religiosa, que tiene lugar el 24 de diciembre. Para el festejo se coloca el árbol de Navidad adornado con bambalinas de colores y muchas de luces. Ese día, la familia asiste a la la Misa de Gallos y al regresar, participa de la cena de Navidad con toda la familia unida. En la Misa, se hace una presentación del nacimiento donde los niños participan vistiéndose de pastores.

En la cena de Navidad suelen comer pasteles, arroz con gandules, lechón o cochino asado en vara, cochifritos, morcillas, guineitos verdes y tembleque. Como postres se sirve arroz con dulce, turrones, coquito y toda clase de bebidas. Los regalos se abren en la mañana de Navidad que se van a buscar debajo del árbol donde supuestamente ya los dejó “Santa Claus”. Luego visitan las casas de familiares y amigos, en busca de más regalos.

El día 31 de diciembre, se preparan para despedir al año viejo y recibir el nuevo. Familia y amigos se reúnen en una casa donde se organiza una fiesta con bailes, comida y amenizada con se canciones y bebidas. Con el sonar de las campanas a las doce de la noche, se anuncia la llegada del año nuevo, y se brinda como símbolo de la esperanza para que el año nuevo sea mejor. En la víspera del año nuevo, algunas familias acostumbran a comerse 12 uvas, las cuales representan los doce meses del año y deseos a cumplir en el año nuevo.

Siguiendo la tradición de las abuelas, los participantes de la celebración se vestían de amarillo o cargaban alguna prenda de ese color para traer con ello a la buena suerte. Al llegar el 1 de enero, las personas, llaman a familiares y amigos para desearles les un feliz año nuevo. A los familiares y amigos que se encuentran lejanos, se tiene por costumbre enviarles tarjetas de felicitación navideñas.

El día 5 de enero, celebran la víspera de Reyes, actividad donde los niños recogen grama, pasto o hierba, para luego colocarla debajo de sus camas para alimentar a los camellos de los reyes magos. También le colocan leche y galletas para los Reyes Magos, quienes esa noche dejaran los regalitos a los niños bajo la cama. Se dice que los adultos acostumbraban a llevar parrandas como una manera de pagarle promesa a los Reyes Magos.

En día de reyes, al caer la tarde, se ofrecía un santo rosario cantado dedicado a los Reyes Magos, acción que se repetía a la medianoche cuando se rezaba otro rosario siguiendo también con la música, cerrando con el rosario dedicado a la aurora. Durante nueve días previos a la Nochebuena se celebraban las Misas de Aguinaldo en horas se la madrugada. En estas misas se interpretaban temas de aguinaldos y villancicos, utilizando para ello instrumentos como cuatro, guitarras, maracas, entre otros.

Se podía visualizar en un espacio de la iglesia, un pesebre con el nacimiento. Con respecto a la música de Navidad, se escuchaban aguinaldos o parrandas. Anteriormente, las parrandas iniciaban a partir del 20 de diciembre lo que ha variado hoy en día cuando ya desde el mes de Noviembre se escuchan por las calles de Puerto Rico. De igual forma se celebraban las octavitas, que se cumplían ocho días después del Día de Reyes. Durante la octavita se suele llevar parrandas a las casas donde no se pudo asistir durante los días de Navidad.

En Chile

El origen de la Navidad también tuvo su influencia de celebración en Chile. En este país le llaman a Santa Claus, el Viejito Pascuero, quien se traslada por todos los rincones del país, para dejar los regalos debajo el árbol de Navidad. Por ser un país donde hace mucho frío, se presenta un escenario perfecto para festejar la Navidad por todo lo alto tanto como cualquier país donde hasta la nieve cae.

El plato tradicional lo conforma un pavo asado con castañas, teniendo variaciones en los acompañamientos ya que cada hogar lo prepara a su gusto. Alguno de los contornos suelen ser el arroz con pasas, ensalada de papa con mayonesa, la ensalada de repollo con manzana, la ensalada de apio con aguacate, la ensalada de repollo con manzana y la ensalada de remolacha.

Una de las comidas típicas de Chile que se sirve en la cena es el Pan de Pascua con una bebida conocida como ‘Cola de mono’ o ‘colemono’, que es un cóctel a base de aguardiente, leche, café, azúcar y especias, bebida que forma parte de la gastronomía chilena tanto para la época de Navidad como para celebrar el Año Nuevo. En la víspera de Navidad, los niños esperan a que el Viejito Pascuero salga por la Chimenea llevando consigo regalos para toda la familia.

La mañana del día 25 de diciembre, se abren los regalos y el resto del día se dedica por completo a disfrutar de los presentes recibidos. Una de las costumbres es colocar el árbol de navidad el cual se decora con figuritas navideñas, bambalinas de colores y muchas luces, también forma parte de la tradición montar un pesebre en cada hogar. El Fin de Año en Chile se celebra con una gran fiesta en la calle donde a la medianoche explotan los fuegos artificiales dándole la bienvenida al nuevo año.

En el Perú

Los preparativos para la temporada Navideña comienzan semanas antes en Perú, ya que el festejo en este país inicia con el decorado las casas tanto por dentro como por fuera. Además de esto, las familias se toman su tiempo para hacer las compras de Navidad escogiendo regalos para toda la familia. La Navidad al estilo peruano comprende la celebración de numerosas actividades ya sea en las plazas, parques, o las casas de los amigos y familia. Parte de la celebración es poder escuchar los coros de los niños y villancicos.

Se ha vuelto parte de las tradiciones para los peruanos recorrer las calles y tiendas durante todo el mes de diciembre. Con ello buscan despertar el espíritu navideño que ya desde los primeros días del mes se comienza a respirar en cada rincón por donde se transita. La ocasión se presta para que las empresas les obsequien a sus empleados cestas navideñas contentivas de alimentos típicos de la época de Navidad, además de bebidas espumantes para la hora del brindis.

El menú de la cena de Navidad puede ser muy variado ya que va a depender de la tradición de la región. Pese a eso es común ver dentro del festín Navideño pavo asado, panetón, champagne, pisco y chocolate. Presentaciones de platos donde se incluya el arroz es parte de la gastronomía peruana navideña. Los contornos para el pavo pueden ser puré de manzana o de ensalada blanca, de acuerdo a las preferencias de los comensales.

Por lo general, la Nochebuena para los peruanos es una celebración muy familiar y elegante. En esa noche las familias lucen sus mejores galas. También es usual que la familia se una para cantar villancicos a la espera de la medianoche cuando se felicitan por la llegada de la Navidad con besos y abrazos. Es el momento también para que los niños coloquen la figura del niño Jesús dentro del pesebre. Los fuegos de artificiales forman parte de la celebración.

La noche del 24, pasadas las 12, los niños abren los regalos que les dejo Papá Noel debajo del arbolito, mientras que los adultos acuden a la tradicional Misa del Gallo. Los peruanos también visitan las iglesias el 25 de diciembre, ya que ese día es considerado como festivo en todo el país. Durante el día de Navidad aprovechan para visitar a los familiares, descansar, disfrutar de los regalos, entre otras cosas. Algunos se preparan un sándwich de pavo con las sobras de la cena de Navidad.

El origen de la Navidad Celta

El origen de la Navidad empezó durante la época de la Edad Media, pero no se conocía con las características que tiene hoy en día, ya que eso se le atribuye a los papas y sacerdotes de aquella época, quienes impusieron la fecha del 25 de diciembre, con la intención de deferir la atención de los fieles religiosos sobre la celebración de las fiestas paganas que se desarrollaban en el marco del solsticio de invierno que es parte de las tradiciones celtas, y se concentraran más en las celebraciones religiosas.

Se dice que incluso el típico árbol de Navidad que tiene sus bases en el origen de la Navidad, tiene sus raíces dentro de la cultura celta. El solsticio de invierno es considerado como el día más corto de todo el año. Este fenómeno se debe a que es la ocasión en la que la tierra se encuentra más inclinada con respecto a su distancia con el sol, trayendo como consecuencia que en el planeta se reciba menos luz solar. Para muchas culturas, ese hecho era considerado como el inicio del año, por lo que era motivo de celebración para los pueblos.

La festividad del solsticio de invierno era denominada como el Yule dentro de la cultura celta, conmemoración en la que se designaba el momento oportuno para que la rueda del año estuviera en su momento más bajo, pero a su vez preparándose para subir de nuevo. El Yule era celebrado con fiesta y bailes en la región de Escandinavia, donde esta celebración comenzó a ser una tradición. Parte de la celebración era sacrificar un cerdo en honor de Frey, que era el dios del amor y la fertilidad celta. Según la mitología de su historia, era la deidad que controlaba el tiempo y los periodos de lluvia.

Las fiestas del Yule contemplaban la quema de un tronco, el tronco de Yule, que tenía la forma larga y que se dejaba quemar lentamente mientras duraba el tiempo de las festividades en honor al nuevo sol naciente. Se dice que de esa tradición se derivaron la forma redonda de los pasteles, la forma de troncos como enrollados de chocolate, tortas que hoy en día se comen durante las Navidades.

Para los antiguos celtas, el tronco del árbol tenía un gran poder con el que se protegía y ayudaba al resto de los árboles. Por esa razón, los bosques eran considerados en aquellos tiempos como un lugar sagrado que servía de templo para los germanos. Para los galos, el roble era considerado como un árbol sagrado sobre el que los sacerdotes celtas se convertían en guardianes de las tradiciones.

De las tradiciones que se desprenden del origen de la Navidad, también se encuentra el tradicional muérdago que era una ramita especial que formaba parte de un rito sagrado. Esta tradición se fue heredando de generación en generación a través de los siglos, que luego sirvió de inspiración para lo que es hoy en día el actual árbol de Navidad