≡ Menu




¿Quieres saber todo sobre Befana? Descúbrelo aquí

La expresión Befana se origina del vocablo epifanía, que quiere decir la celebración del nacimiento y la bienvenida de Jesús a la tierra, y se origina cuando los magos de oriente van en búsqueda de Jesús hacia Belén para regalarle oro, incienso y mirra y a su paso se consiguieron a una anciana con este nombre. Los invitamos a conocer en este fantástico artículo un personaje femenino de origen italiano que pertenece a las festividades navideñas.

Befana 1

Significado de Befana

La Befana es un personaje femenino muy exclusivo de Italia que está relacionado con las festividades navideñas, y es una señora que la denominan como una hechicera, pero de las que hacen el bien, por lo que les obsequia golosinas y regalos a los niños. El personaje Befana goza de una gran distinción y es muy querida por la cultura italiana, y es quien le lleva obsequios, caramelos y distintas formas de dulces a los niños en sustitución de los Reyes Magos. Esta fiesta se celebra el día 6 de enero consagrado al día de la Epifanía, en el que los cristianos conmemoran la veneración a Jesús por esos personajes mágicos como son los Reyes. (Ver Artículo: Reyes Magos Existen)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Befana 2

¿Quién es Befana?

Al hablar de este personaje conocido como Befana se refieren a una anciana bruja que se transporta en una escoba, es de carácter amable, alegre y siempre tiene una sonrisa atrayente en su rostro, y lleva consigo una mochila repleta con caramelos y regalos, y también carbón.

En la cultura italiana, existe la bruja buena Befana, que le da a los niños regalos en las festividades de la navidad, como si fuera los Reyes Magos, o el conocido Papá Noel. Tradicionalmente, los niños italianos recitan con beneplácito el siguiente refrán:

Tambien Te Recomiendo Ver...

La befana vien di notte con le scarpe tutte rotte il vestito alla romana viva viva la Befana”, que literalmente traduce: ¡La befana viene de noche con los zapatos rotos y el vestido a la romana, viva viva la Befana!

El nombre de Befana es un símbolo alegórico de la Italia central de los Apeninos, que se ha hecho famosa en todas partes del país europeo. La nación italiana también cuenta con su propio Santa Claus, que se refiere a un Babo Natale, pero en realidad, no es considerado en serio, llegó a la península aproximadamente unos 50 años; mientras que el hábito de la Befana se remonta al siglo XIII, formada dentro de las festividades religiosas cristianas, y que su presencia tiene más tiempo.

Befana 3

Por lo general, las naciones y ciudades tienen su propia cultura y aspectos folclóricos para festejar la navidad, pero la Befana posiblemente se origine de los antiquísimos ritos pre-cristianos que son afines a las fiestas campesinas paganas que conmemoraban el nuevo año.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Se pudiera vincular el símbolo de la agradable anciana con lo viejo, específicamente al año que está terminando. La escoba que usa la bruja pudiera relacionarse con la limpieza de lo malo y lo antiguo; y la entrega de regalos pudiera asumirse al valor que representan los mínimos homenajes para iniciar un venturoso año nuevo. Es probable que en el Medievo su aspecto se asemejara al de una hechicera que trataba de separar de las festividades religiosas durante la época más arraigada del fundamentalismo de la religión cristiana.

Befana la bruja amable, cariñosa y buena que entusiasma a los italianos, es el personaje más ansiado en los hogares italianos durante el festejo de la Epifanía. Existen figuras antiguas que jamás se disipan en el tiempo ni tampoco pierden su esplendor, esto es lo que sucede con la ancianita hechicera más querida por los infantes italianos, costumbre única y exclusiva de la fiesta Epifanía, que es la similitud a la interpretación de los Reyes Magos, pero en versión italiana. (Ver Artículo: Anjana)

El origen de la Befana proviene de los ritos paganos entre los siglos X y VI a.C, muy vinculados a las estaciones del año y sobretodo en la agricultura, estas ceremonias fueron adquiridas por los antiquísimos romanos vinculados a su calendario. La imagen de la Befana se personifica con una bruja, lo más cierto es que se trata de una anciana cariñosa que se sube sobre una escoba y viaja por los aires, y que su presencia representa la limpieza espiritual de las viviendas, así como de las almas, en predicción del renacimiento a un nueva estación del año.

Befana 4

A partir del siglo IV, la iglesia dio origen a castigar a todos los cultos y creencias paganas, poco a poco el catolicismo fue adoptando la vieja figura pagana femenina.  La Befana rememora la cultura religiosa de Santa Lucía, que brindaba regalos a los infantes, al igual que San Nicolás antes de Papá Noel.

Lo más cierto es que son incontables las repeticiones italianas de la Befana y las celebraciones en su honor, lo que tiene un objetivo específico es que hace soñar a los infantes, y las personas adultas desean volver a revivir aquellos recuerdos bonitos de su niñez, hasta la presente fecha no hay quien pueda desatar ese encanto mágico que trae la Befana.

La Befana figura ser una de las máximas ilusiones que alegran y despiertan el entusiasmo a muchos infantes italianos, cada año con la tan esperada llegada con sus regalos, caramelos, dulces y hasta carbón, es la bruja consentida Befana, y quien además es la única que tiene la responsabilidad de entregar los juguetes y obsequios a los niños.

La cultura italiana manifiesta que la bruja Befana es una viejita de carácter y condición de buena gente, que tiene la misión de amenizar y alegrar las celebraciones navideñas a los bambinos italianos con sus regalos y golosinas.

Befana 5

Estas fiestas se celebran con la Befana la noche del 5 de al 6 de enero, cuando visita todos las casa italianas para entregar los regalos. Los niños deben haber colgado en las chimeneas los calcetines, si los infantes han sido obedientes y buenos, esta anciana les llena sus calcetines con sorpresas, juguetes, regalos y dulces, y si por el contrario el comportamiento del niño no ha sido el más adecuado, entonces le deja carbón o un dulce de color oscuro, nada apetecible. La costumbre es que los niños deben dejar una fruta como una naranja o una mandarina, y un vaso lleno de vino para que la Befana lo ingiera y recupere sus energías, y además esta anciana en agradecimiento procede a barrer, limpiar y purificar la vivienda que visita.

La Befana lleva puestos unos zapatos rotos, por lo que muchos de los infantes dejan cerca de la chimenea los suyos, por si ella los necesita que los agarre, y a cambio les proporciona más cantidad de golosinas y obsequios.

Finalmente, con las celebraciones de la Epifanía se clausura el cierre de los festejos navideños que se iniciaron en diciembre, terminado el 6 de enero y con la fanática y muy apreciada presencia de Befana que hace la representación a un año que culmina. El día 5 de enero las calles se colman de cientos de símbolos representando a Befana, que cuelgan en las torres principales de las iglesias o campanarios, dos lugares hoy en día que se relacionan con la costumbre italiana de la Befana.

Aspecto y características

Cuando imaginamos un personaje de que se hable que es una vieja bruja, generalmente suponemos que es una anciana fea con una nariz larga y arqueada, con una joroba grande, pues tratándose de la Befana es una anciana de carácter muy alegre, risueño y siempre está de buen humor, que trabaja fuertemente durante todo el año laborando juguetes hermosos para los niños que han sido buenos, y para los que se comportaron mal les prepara carbón.

Su apariencia es de una hechicera tradicional, que usa un gorro puntiagudo, su vestimenta es como harapienta, se ve como una anciana maltrecha, usa una escoba y tiene verrugas en la nariz. Siempre está recubierta de cenizas porque ingresa a las casas por las chimeneas,

Leyenda 

Existen distintas teorías sobre el nacimiento de este característico personaje, muy seguro se pudiera decir que está asociado a los rituales paganos pre-cristianos, el símbolo femenino que sobrevuela los espacios del cielo y los techos de las casas, y que al terminar la mitad del mes lunar, luego del solsticio de invierno, augura la buena suerte para el próximo año venidero.

Indudablemente la Befana no se ajustaba normalmente a las costumbres cristianas, por el hecho de que era una vieja que volaba en una escoba como si fuera una hechicera malvada; sin embargo, las costumbres populares han ido demostrando lo contrario a la creencia sobre este personaje, que es muy ansiado y a su vez temeroso para algunos de los bambinos italianos.

Cuenta la leyenda que cuando los Reyes Magos andaban en la búsqueda del Niño Jesús para llevarle sus regalos, no lograban conseguir el recorrido exacto para llegar hasta él porque perdieron de vista la fulminante y luminosa estrella del firmamento que los orientaba, debido a que unas nubes grandes y oscuras le escondieron su estela.

Befana 6

Cuando ya estaban angustiados empezaron a preguntar por todos los lugares y a las personas que hallaban, pero ninguna sabía darle razón, al primero que le preguntaron fue a un pastor, que no supo responder, luego consiguieron a un niño que tampoco sabía de lo que le estaban preguntando, prosiguieron preguntando a campesinos, y justamente cuando ya estaban por perder la esperanza, cuando se encontraban extraviados, agotados y tristes porque no llegarían a ver al niño Jesús, fue entonces cuando se cruzaron con una anciana, con los cabellos largos y blancos y una vestimenta muy oscura, quien los atendió y les obsequió dulces y golosinas, y los invitó a pasar a su casa para que descansaran, comieran y durmieran esa noche.

Los magos, al ver la actitud de la viejita, le pidieron que los acompañara a ver al niño Jesús, la invitaron y le rogaron que fuera con ellos a visitar al pequeñito, pero la señora no aceptó acompañarlos ni salió de su casa. La anciana de buen corazón fue la única persona que les indicó a los Reyes Magos el camino que debían de continuar para llegar a Belén, esto se debió a que Befana de tanto andar conocía el sendero para llegar donde estaba el niño Jesús.

Los Reyes Magos se dieron cuenta que los niños del lugar le tenían rechazo a la anciana, de hecho le gritaban “bruja Befana”, ella nunca estaba acompañada, su compañía era sólo una añeja escoba que andaba por caminos extraños y misteriosos.

Befana 7

Los Reyes Magos continuaron su camino para encontrar al niño que había nacido, la viejita sintió remordimiento y arrepentida por haber dejado ir el momento de conocer al recién nacido; decidió salir de la casa para ir detrás de los Reyes Magos, pero ya era demasiado tarde, por lo que preparó un canasto repleto de dulces y saltó de su vivienda para localizarlos y acompañarlos, pero fue imposible que lograra conseguirlos.

La Befana continuó por todas partes y tocaba las puertas de cada casa que hallaba a su paso, con lo que comenzó a regalar chucherías y golosinas a los infantes que conseguía, con la ilusión que alguno de estos pequeños fuera el niño Jesús. Desde ese momento rondaría por todas partes ofreciendo regalos a todos los infantes, para que este hecho la perdonara de no haber acompañado a los Reyes Magos.

Cuenta la leyenda de la Befana, que al igual que Papá Noel, ella ingresa por la chimenea de las casas para dejar los regalos y dulces a los niños, por lo que aparece manchada de hollín, y también se dice que no le agrada que la vean, y al que llegase a verla lo golpea fuertemente con la escoba, y si un niño la está espiando también lo castiga con la escoba. (Ver artículo: Las Banshee)

Igualmente cuentan que si un infante quiere que le provea de más juguetes y dulces, antes de irse a dormir le debe de dejar un plato de exquisita pasta junto con una botella de vino, y es posible que sea mucho más espléndida. A partir de este momento es la tradición que todos los niños reciben en Navidad regalos, sorpresas, juguetes, chucherías, dulces, caramelos y chocolates de parte de la vieja Befana en memoria al nacimiento del Niño Jesús.

También existe otra leyenda acerca del personaje de Befana,pero con un origen más sombrío, ya que cuentan que la Befana se trataba de una señora de actitudes y  comportamiento normal, que era madre de un niño a quien amaba profundamente. Pero por alguna razón su hijo falleció, este hecho la hizo perder la razón por el sufrimiento y llegó a la demencia.

Befana 8

Cuenta esta leyenda que Befana se enteró del nacimiento del niño Jesús, lo que la entusiasmó a ir a conocerlo, pero no pudo ser posible que lo conociera, aunque narran que al pasar el tiempo tuvo la oportunidad de conocerlo y le entregó regalos para que fuera feliz. El niño Jesús se contentó por los regalos, y le otorgó a la Befana un obsequio a cambio de eso, la de ser madre de todos los bambinos italianos en la época navideña.

La Befana se ha convertido en un signo especial de toda Italia, muy exclusivamente en las ciudades de La Marca, Umbria y Lazio, ya que su símbolo está relacionado a los Estados Pontificios, donde la celebración de la Epifanía cobra una especial importancia.

En la Piazza Navona ubicada en el centro de Roma, espacio muy particular donde funciona un vendimia popular cada año al llegar la Navidad y la Epifanía, venden juguetes, carbón de azúcar y muchos dulces. Los romanos tienen la creencia que en la medianoche del 6 de enero la Befana se visualiza por una ventana de la Piazza Navona.

Poema en su honor

La Befana es un personaje con características tan folclóricos de la cultura italiana que también cuenta hasta con su propio poema, que recitan con entusiasmo no solamente los niños sino también los adultos, a continuación se lo mostramos:

“La Befana vien di notte

Con le scarpe tutte rotte

Col cappello alla romana

Col cappello alla romana

Viva viva la Befana!

Este poema se traduce literalmente como:

“La Befana viene por la noche

Con los zapatos todos rotos

Con el sombrero a la romana

Que viva la Befana!”

Este poema puede ser proclamado en honor a Befana cuando se están disfrutando las grandes festividades en honor a este personaje femenino.

Befana suplanta a otros personajes mágicos de la Navidad

En distintos países y costumbres navideñas existen relatos que aparecen desde la nochebuena a la Epifanía, que se relacionan con personajes mágicos que obsequian regalos, juguetes y dulces muy especialmente a los infantes. A estos personajes se les puede conocer con diferentes nombres como son: Papá Noel, Santa Claus, Reyes Magos, todos con un fin único el de poseer momentos mágicos, de alegría y felicidad a todos los miembros de una familia.

Entre todos estos personajes la única con características femeninas es la Befana que llega de acuerdo a la cultura italiana en Navidad, justo cuando es la madrugada del 6 de enero trayendo gozo, felicidad y haciendo placentera la Navidad tanto a los niños como a los adultos. Por lo que en estas fechas tan especiales, sale a relucir el símbolo en distintas formas y decoraciones de una anciana con sonrisa agradable que usa vestimenta marchita, que lleva consigo un enorme mochila y viaja en el lomo de una escoba. (Ver artículo: Ded Moroz)

No se trata precisamente de una hechicera que hace maldad, como pudiera aparentan su aspecto físico, sino más bien de una imagen folclórica que entrega regalos sorpresas a los chicos en honor a la Epifanía, y que los bambinos italianos de ninguna manera no esperan ansiosamente a los Reyes Magos con su aspecto majestuoso y llamativo, sino que al contrario esperan a una viejita con forma de bruja consumida y necesitada.

Esencial para las Navidades en Italia

El personaje de la Befana es típicamente de Italia, no es sustituida por la imagen extranjera de Santa Claus. Se refiere de una protagonista con carácter mítico en la imaginación de una cultura, que posee una personalidad curiosa, fielmente adaptado al origen italiano, y que es muy querido como una hada, bruja generosa, y hasta seria.

En distintos tiempos se le han otorgado varias interpretaciones, hay quienes afirman que es una anciana fea porque figura la naturaleza sin vida como es el invierno, también simboliza un año desgastado y sin vida que termina. Representa los sufrimientos y penas del pasado, que a través de su figura gastada retira la maldad. En la época arcaica, en la duodécima noche luego que pasa la Navidad, esto quiere decir, al pasar el solsticio de invierno, se festeja la muerte y el renacer de la naturaleza, con la presencia del símbolo pagano de la Madre Naturaleza. (Ver artículo: Capac Raymi)

Sin embargo, a pesar de todo esto, en la cultura italiana sin la creencia ni la presencia del símbolo de Befana no existiría una Navidad alegre y feliz que pudieran disfrutar los niños, por lo que la noche del 6 de enero la Madre Naturaleza, después de estar agotada aparece como una anciana bruja compasiva que vuela en una escoba por los cielos y techos de las casas, con el fin de traer y entregar los tan esperados regalos y dulces que llenan de felicidad y alegría a tantos niños italianos.

Befana 10

Finalmente, es vista como la abuelita que es consentidora y al mismo tiempo justa que premia o escarmienta a los niños de acuerdo a su comportamiento, que los hacen merecedores de méritos acumulados durante todo el año.

¿Por qué le dan fuego a Befana?

Continuando con la historia de este personaje propio de Italia, seguimos comentando las culturas originales de un país que resultan una mezcla de sus raíces y que nos permiten la oportunidad de conocer y convivir entre la familias italianas.

El estado de Puebla, localizado en Chipilo, México, fue fundado en 1882 por inmigrantes italianos y actualmente conserva las costumbres y ritos de la vida italiana, y demuestra al mundo su patrimonio cultural adquirida de generación en generación.

En cada uno de los rincones más recónditos de este estado se practican las tradiciones más particulares y propias de Italia. Entre sus costumbres está la quema de la Befana, en representación de terminar con un año para dar cabida a un nuevo año, dando importancia a la Epifanía que indica el fin de la Navidad.

El prenderle fuego a una figura de Befana proviene de la costumbre de muchos países europeos, donde existía esta tradición de quemar muñecos trajeados con ropas viejas que fueron usadas durante el año. Los integrantes de este pueblo tienen el hábito de hacer un ritual cada 5 de enero con  un muñeco que representa a una vieja vestida con trajes de colores llamativos y que mide entre 5 y 7 metros de altura y está elaborada de cartón y periódicos viejos.

Befana 11

El fuego prendido a este muñeco quiere decir que se termina todo lo malo y desagradable que pudo haber pasado, y que vendrá la esperanza y la bienvenida a un nuevo año que será excelente para todos. Este evento le fascina a los niños, porque justo en el momento que la figura está por consumirse, de un rincón aparece una mujer que simula ser la Befana, se pasea por todo el lugar donde están los presentes, hace sonar una campana y reparte dulces y golosinas a los más pequeñitos.

La Befana simboliza lo femenino del arcaico año, dispuesto a sacrificarse para generar una nueva vida que sea prospero y exitoso. Existen algunos lugares que la denominan la hoguera de la vieja, que es un muñeco de trapos descosidos que se quema en las plazas luego de haberla paseado en un vehículo, como sucede en algunas ciudades como Toscana y Emilia Romaña.

También en otros casos este símbolo se exhibe en las ventas de las casas, como sucedía en Florencia o en Roma. En la ciudad de Veneto, la práctica indica la hoguera como panevin, que es una fogata que indica que se eliminan todos las situaciones negativas del año que termina, así como que trae buenos augurios para el año que está por comenzar.

Curiosidades del personaje Befana

Existen muchos que piensan que la Befana es sucesora de la diosa sabina conocida como Strenia, diosa que representa la buena salud y suerte. En estas festividades en Roma al entrar el año próximo, radicaba en que los romanos intercambiaban obsequios entre sí, de su nombre proviene el vocablo “estreno” por las populares “estrenas”.

La Befana es una mujer muy trabajadora que recorre al mundo en búsqueda de los Reyes Magos y el niño Jesús, causa por la que va dejando regalos en  todas las casas por donde va pasando, en señal de su presencia y arrepentimiento por no haberlos acompañado.

Befana 9

También vale la pena destacar que este personaje famoso cuenta con un espacio muy particular denominado como la “casa de la Befana” que es una oficina de correos que posee un buzón solamente para recibir las cartas, tarjetas, postales dirigidos a esta brujita cariñosa y amable.

Dejar Comentario