≡ Menu

Mitología mexicana, lo que no sabias sobre este tema

a mitología mexicana o azteca es una expansión social mexicana alucinante desde antes de la entrada de los aztecas al valle de México, en ese momento había viejas religiones del sol que escribieron en su entusiasmo por asegurar una cara.

Historia de la mitología mexicana

Al aclimatarlos, también cambiaron sus propios seres divinos, esforzándose por ponerlos en un nivel indistinguible de los anticuados señores del Panteón Nahua. En esta línea, elevaron a sus seres divinos tutelares, Huitzilopochtli y Coatlicue, al nivel de los antiguos dioses, por ejemplo, Tlaloc, Quetzalcoatl y Tezcatlipoca.

Considerando todo, en la mitología mexicana existe una religión predominante sobre los otros seres divinos aztecas, la de su dios del Sol, Huitzilopochtli. Los aztecas fueron considerados como la población general elegida por el Sol, responsable de proporcionar su viaje a través del cielo, alentándolo. Esta inclinación se vio reforzada por el cambio social y religioso de Tlacaelel bajo el gobierno de los jefes Itzcóatl, Moctezuma I y Axayácatl en el siglo XV.

La leyenda de la producción del universo según la mitología mexicana de los aztecas hace crecer este pensamiento. Las religiones prehispánicas se enmarcaron en un desarrollo moderado y en la digestión de seres divinos prehispánicos, no como criaturas de poder ilimitado, sin embargo frecuentemente como manifestaciones de los poderes de la naturaleza con identidad humana, así que algunos exámenes sirven para interpretar el prehispánico. idea de Teotl como ‘señor’  y no como ‘dios’.

Los tlahtimines (astutos nahuas) intentaron dar una pequeña petición a este gran número de seres divinos, por lo que tenemos, en todo caso, el creador de seres divinos, o Ipalnemohuani, a la palabra nahua que significa ‘aquel por quien uno vive’ y dado que El náhuatl no existe más en plural que los nombres de las cosas, ha habido muchas hipótesis sobre una propensión monoteísta concebible de los aztecas en la mitología mexicana.

A pesar del hecho de que esta elucidación puede ser iniciada por el impacto monoteísta occidental cuando no es la importancia en la cultura nahuatl de la idea de la dualidad imaginativa. El creador de los seres divinos era, en cualquier caso, Ometéotl el estándar de la dualidad imaginativa que así se producía en sí misma como fuente e impacto Ometecutli, componente masculino de la raíz y Omecihuatl, componente femenino del punto de partida.

De ellos desarrollaron cuatro componentes principales de control para la ahora llamada mitología mexicana: Tezcatlipoca (gobernante del espejo oscuro) y Quetzalcoatl (serpiente emplumada), fabricantes del mundo, Tláloc (maestro del agua) y Ehécatl (maestro de la brisa) fábricas de lluvia y vida; Otro nombre que se le dio a estos seres divinos es Tloque Nahuaque (“El creador de sí mismo” o “El Señor de la cerca y juntos”). Una gran parte del náhuatl ve que sobrevive, usa estos nombres para aludir al creador de los seres divinos.

En el siguiente video se habla sobre el origen de esta cultura:

En ese punto estarían los seres divinos benefactores, que serían responsables de observar cada pueblo. Según una antigua leyenda, cuando las reuniones náhuatl (los clanes náhuatl) partieron de Aztlán, cada una de ellas transmitió con ellas su “masa sacrosanta”, que contenía las reliquias de su dios benefactor.

Huitzilopochtli era partidario de la fuerza divina de los mexicas, sin embargo, también consideraban a los señores de diferentes grupos de personas. Junto al santuario fundamental fabricaron un santuario único para los seguidores de todos los grupos de personas vencidas, prácticamente equivalente al Panteón Romano.

También existieron en la mitología mexicana, seres divinos dedicados a cada vocación y parte de la vida. Xipe Totec, la fuerza divina del enverdecimiento fue recibida como el señor de los orfebres, Nanahuatzin, de las infecciones de la piel, Tlazotéotl, diosa del amor físico y las prostitutas, y así sucesivamente. (ver articulo Thor)

Además, hubo algunas fuerzas divinas del punto de partida de la familia, sin embargo, se piensa poco en ellas. La mayoría de estos seres divinos que forman parte de la mitología mexicana, se originan antes que los aztecas o los mexicas y son compartidos por otros grupos de gente nahua.

En este video, se relatan algunos datos sobre mitología mexicana o azteca:

La leyenda de los cinco soles

Según la mitología mexicana, existe  La leyenda de los cinco soles, que aclara las convicciones que tenían los aztecas en la que existían diferentes universos antes que los suyos. Como indicaron los aztecas, había cuatro universos o soles del pasado, como los llamaban, cada uno gobernado por un dios en particular, una raza humana extraordinaria y aplastado por una maravilla común alternativa. (Ver articulo: calendario maya y el embarazo)

Cada uno de estos soles estaba conectado con los componentes fundamentales: tierra, agua, aire y fuego. Cada uno de estos componentes estaba conectado a la naturaleza y su disposición, así como su pulverización. Hay algunas formas de esta fantasía ya que los datos no están terminados y la solicitud generalmente cambia. Esta variante depende de la historia dela mitología mexicana para sus obras de arte, donde la solicitud del sol es el sol primario, el segundo sol, el tercer sol, el cuarto sol y el quinto sol.

El nacimiento del mundo

Después de las pulverizaciones de los cuatro soles, Quetzalcóatl y Tezcatlipoca son percibidos por la diversión de la tierra y el cielo, no como enemigos sino como socios. Como lo indica la fantasía azteca de la creación, Quetzalcoatl y Tezcatlipoca hacen el cielo y la tierra diseccionando la criatura de la tierra Tlaltecuhtli, lo que implica al maestro de la tierra, a pesar de que se puede encontrar una representación femenina de esta bestia en el escrituras. (ver articulo El dios Caos)

Se dice que Tlaltecuhtli se unió a otra bestia, el inmenso cocodrilo que con su espalda de cocodrilo moldeó las montañas del mundo. Esta leyenda se extendió por todo México por lo que fue para la cultura maya de Yucatán. Una de las formas de esta leyenda dice que Quetzalcóatl y Tezcatlipoca cayeron del cielo para ver a Tlaltecuhtli, y al hacerlo vieron que su anhelo de carne nueva era grande al punto de que no solo tenían una mandíbula llena de dientes afilados todavía. También tenían dentaduras postizas en los hombros, rodillas y diferentes articulaciones.

En este video, un poco mas sobre el origen del mundo según esta mitología

Al ver esto, los seres divinos estuvieron de acuerdo en que la creación no podía ser terminada mientras la criatura estaba incluida. En ese punto para hacer Tierra Quetzalcóatl y Tezcatlipoca resultaron ser enormes serpientes. Uno de ellos tomó la mano izquierda y el pie derecho de Tlaltecuhtli, mientras que el otro la tomó con la mano y el pie izquierdo correctos, y entre los dos evisceraron a la criatura. La parte superior de la bestia formaba la tierra, mientras que la parte inferior era el cielo.

Esta feroz demostración de desmantelamiento de la bestia hizo a los seres divinos alternos airados, por lo que eligieron eso para consolar a la tierra, cada una de las plantas que el hombre debería vivir se desarrollaría a partir de ella, de su cabello se desarrollaron árboles, flores y hierbas y de su piel allí sería hierba y pequeñas flores; sus ojos serían la fuente de los arroyos, estanques de marea y pequeñas hebillas; su desembocadura, los cursos de agua considerables y huecos naturales y su nariz sería el pico de las montañas y valles.

La leyenda dice que se podía oír la llamada de la bestia alrededor de la noche ansiosa de sangre y de los corazones de la población en general y esto debe calmarse con penitencias que ofrecen la frágil criatura viviente y sangre para tranquilizar a Tlaltecuhtli y seguir dando los productos orgánicos requerido para que la vida humana proceda.

Primer sol: Tlalchitonatiuh

Tezcatlipoca era el sol principal para iluminar el mundo y los seres

divinos alternos formaban los Goliaths, hombres excepcionalmente sólidos, que comían semillas de roble. Tezcatlipoca fue el sol por mucho tiempo. En el momento en que Tezcatlipoca dejó de ser sol, cada uno de los monstruos fue devorado por pumas y no quedó ninguno. Tezcatlipoca dejó de ser sol porque Quetzalcoatl lo golpeó con un palo expansivo y lo tiró al agua, desde donde se desarrolló como un puma para comer los monstruos. Este mundo se desvaneció por temblores y el hombre fue devorado por pumas.

Segundo sol: Ehecatonatiuh

Quetzalcoatl era el sol de la segunda edad, poseído por hombres gorila, que comían piñones. Quetzalcoatl fue el sol durante mucho tiempo, hasta el momento en que Tezcatlipoca lo derribó y levantó una brisa sólida que tomó a Quetzalcoatl y los hombres-mono.

Tercer sol: Tletonatiuh

Tlalocatecutli, también llamado Tlaloc “el que hace crecer”, señor de la lluvia y el rayo era el sol y aguantó 364 años. En medio de esta edad, los hombres chimpancés que comieron acicintli es lo que hoy conocemos como teosinte “semilla como el trigo que se concibe en el agua”. En cualquier caso, Quetzalcóatl arrojó fuego desde el paraíso y evacuó a Tlaloc y fue suplantado por su otro Chalchiuhtlicue.

Cuarto sol: Atonatiuh

Chalchiuhtlicue siguió funcionando durante 312 años produciendo el ángulo del hombre, que en ese momento comió cinco mazorcas, una semilla como el maíz. El año más reciente que fue el sol Chalchiuhtlicue llovió de tal manera que los cielos cayeron y el ángulo del hombre fue tomado por las aguas y se convirtieron en todos los tipos de peces que existen.

Quinto Sol

La fabricación del hombre: Los seres divinos eligieron que era en ese punto un mundo, era fundamental la diversión del hombre para poblar la Tierra.

Según la fantasía, Quetzalcoatl necesitaba ir al mercado negro para recuperar los huesos humanos de la última vez, es decir, la raza que se transformó en el ángulo por el oleaje. El mercado negro era un lugar peligroso conocido como Mictlan, la legislatura de Mictlantecuhtli, maestro del mercado negro.

un poco mas de esta leyenda:

Historia de la creación según lo indicado por los Nahuas

A continuación se mostrará la historia de la creación ingeniada por los Nahuas:

Quetzalcoatl y Tezcatlipoca.

Los nahuas tenían algunas leyendas de la creación, debido a la coordinación de varias sociedades. En uno de ellos, Tezcatlipoca y Quetzalcoatl entienden que los seres divinos fueron enviados vacíos y requerían organización. Esa es la razón por la que esperaban hacer la tierra. Había solo un solo océano gigantesco, donde vivía Tlaltecuhtli, la bestia de la tierra. (ver articulo Odín)

Para tomarlo, Tezcatlipoca ofreció su pastel como una trampa y la bestia resultó y se lo comió. Antes de poder sumergirse, los dos seres divinos lo tomaron y lo extendieron para darle a la tierra su marco. Sus ojos progresaron hacia convertirse en estanques de marea, sus lágrimas en cursos de agua, sus aberturas en huecos. Desde ese punto en adelante, los seres divinos le dieron la dotación de vegetación para consolar su agonía. Y después de eso me he ofrecido a la tarea de hacer a los hombres principales.

En igualdad de condiciones, las dos estrellas aún están inactivas en el cielo y son básicas para alentarlas. En ese punto, diferentes seres divinos eligen perderse y dar el “agua valiosa” que es importante para hacer la sangre. Por lo tanto, los hombres se vieron obligados a reproducir eternamente la primera pérdida perfecta.

¿Cuáles son los dioses de la mitologia mexicana?

Dentro de la mitología mexicana existe una gama de dioses muy amplia, tanto que puede dividirse en varios grupos:

Primordiales

Juntos llamados Ometeotl, son la pareja primordial concebida de la sustancia o doble estándar Omeyotl:

Ometecuhtli, del náhuatl ome (“dos”) y maestro (también llamado Tonacatecuhtli), es la fuerza divina de la dualidad, pregenerador / es de los espíritus y regente de la Creación.

Omecihuatl, de náhuatl ome (“dos”) y dama (también llamado Tonacacihuatl), es la diosa de la dualidad, pregenerador / es de los espíritus y mujer de la Creación.

Fundamentales

Huitzilopochtli (del mismo modo Mextli, Mexitl, Uitzilopochtli): el considerable Señor de Tenochtitlan, partidario de la guerra, el fuego y el sol. Guía, defensor y partidario de los aztecas desde su despegue desde Aztlán. Su nombre implica colibrí zurdo (o colibrí izquierdo) o colibrí sureño.

Quetzalcoatl: Serpiente de valiosas plumas, creador de dios y partidario del gobierno, ministros y comerciantes. Relacionado con Ehecatl como la brisa perfecta. Relacionado además con Tlahuizcalpantecuhtli como la estrella de la mañana (el planeta Venus). Una de las cuatro crías de la primera pareja.

Tezcatlipoca (asimismo Omácatl, Titlacauan): El espejo ahumado, fuerza divina trascendente de gobernantes, alquimistas y guerreros; de la noche, pasando, desunión, lucha, seducción y cambio; Él dio y se llevó la riqueza y fue el defensor de los esclavos. Malvado adversario de Quetzalcoatl en numerosas leyendas. Puede aparecer como una pantera, a pesar de muchos otros Tonal.

Tlaloc (igualmente Nuhualpilli): la persona que influye en las cosas para crecer, Licor de la Tierra, proveedor asombroso y anticuado y fuerza divina de lluvia, fructificación y rayos. Una de las cuatro crías de la primera pareja (Ometecuhtli y Omecihuatl). Dios el Creador y uno de los cuatro soles. Era uno de los seres divinos más experimentados en toda Mesoamérica y tenía un santuario gemelo junto a Huitzilipochtli en Tenochtitlan.

Xipe Tótec Nuestro Señor Desollado: fuerza divina de la primavera, la germinación de las semillas y la restauración de la vegetación; a pesar de la fructificación. Fue visto como el partidario de los orfebres. Lo distingo de vez en cuando con Mixcoatl; particularmente como un objetivo para las penitencias de gladiadores y para los pernos.

Xiuhtecuhtli: La encarnación de la vida eterna, la luz en la oscuridad y la nutrición en medio de la inanición.

Celestiales

Tepeyollotl

Citlalicue: Dress of Stars, un fabricante de las estrellas.

Coyolxauhqui: Jingle Bells o The Jingle Bells on the Face, increíble hermana de Huitzilopochtli y benefactora de la Vía Láctea.

Ehécatl (adicionalmente Ehecatl-Quetzalcóatl): fuerza divina de la brisa y hacedor de la tierra, los cielos y la raza genuina de los hombres mientras salva los huesos de los ancianos de Mictlán, en su conjuro de Quetzalcóatl. Como el señor del oeste, él es uno de los individuos que sostiene el cielo. La brisa que limpiaba la calle del Tlaloque (señores menores de la lluvia, colegas de Tlaloc) soplaba.

Meztli (como Metztli, Tecuciztécatl, Tecciztécatl): diosa de la luna, la noche y los agricultores. Además, me he relacionado con un dios gusano, de bajo rango, que se convierte en una víctima para terminar en el Sol, y se convirtió en la Luna, su cara nublada por un conejo.

Mixcoatl (serpiente nube): Señor de la persecución, la guerra y la Vía Láctea.

Nanahuatzin (adicionalmente Nana, Nanautzin, Nanahuatl o Nanauatzin): Dios de baja posición que se entregó a sí mismo para alcanzar el Sol Dios Tonatiuh, en el preliminar en el que Tecuciztécatl.

Tlahuizcalpantecuhtli: fuerza divina del este, señor de la sombra rojiza de la aurora, y de esta manera de la “estrella de la primera luz” (el planeta Venus, que se convierte en una indicación de Quetzalcoatl). Él es uno de los individuos que experimenta los efectos negativos del cielo.

Tletonatiuh: Fue uno de los cuatro soles aztecas. Es el “sol de la llama”, bajo cuyo impacto las personas fueron aniquiladas por la llama que cayó del cielo y se transformó en diferentes criaturas, por ejemplo, cachorros, animales alados, etc.

Tonatiuh: dios Sol y guerrero del cielo que disparan sus dardos brillando a los cuatro puntos cardinales con la primera luz, relacionados con los pájaros. Relacionado con Huitzilopochtli. Se le habló con el glifo de desarrollo (ollin). También fue el oficial del cielo en el que los guerreros ejecutaron en la lucha, los que rindieron en su respeto y las damas que fallecieron en el nacimiento primario.

Xolotl Twin: Representado como un cachorro sombreado, gemelo del dios Quetzalcoatl. Fue visto como la “estrella de la noche” (el planeta Venus), diferente a su gemelo, la “estrella de la mañana” (Venus en la pausa del día, o el océano Quetzalcoatl). Hablaba de las partes aburridas de la dualidad de los gemelos.

Yohualtecuhtli era la diosa azteca de la noche y aseguró el descanso de los jóvenes.

Xitlali: diosa de las estrellas, estrella de las estrellas, estrella de la mañana, estrella del triunfo o expectativa.

Fenoménicos

Atlacoya: diosa del hechizo seco.

Ayauhtéotl: diosa de la niebla y la niebla; Se encuentra por las mañanas o durante la noche. Está relacionado con la vanidad y la notoriedad.

Tepeyototl: Corazón de la montaña, dios pantera, relacionado con ecos y temblores sísmicos.

De alta mar

Chalchitlicue.

Acuecucyoticihuati: diosa de los océanos, de los cursos de agua y del agua corriente. Su representación de una dama que concibe una descendencia, y el pensamiento de las representaciones de Chalchitlicue.

Amimitl: Señor de los lagos, piedad que aquietó las tempestades y aseguró a los pescadores.

Atl: una fuerza divina de aguas,

Atlacamani: diosa de las tempestades marinas.

Atlatonin o Atlatonan: diosa de las costas.

Atlaua o Atlahua: Señor de las Aguas, fuerza divina del agua, partidario de los pescadores y arqueros.

Chalchiuhtlatónal: agua.

Chalchitlicue: El de la Falda Verde de Jade, diosa del agua y esposa de Tlaloc.

Matlalcehuitl (también Matlalcueje): diosa de los diluvios y el canto, relacionado con Chalchitlicue.

Ígneos

Chantico.

Camaxtli: fuerza divina de persecución, guerra, destino y fuego. Él fue uno de los creadores del mundo.

Chantico: diosa del fuego divino, fortunas individuales y volcanes.

Huehuetéotl (asimismo Ueueteotl, Xiuhtecuhtli, Xiutechuhtli): anticuada fuerza divina del corazón, el fuego de la vida. Relacionado con la Estrella del Norte y el Norte, es uno de los individuos que tienen el cielo. Su nombre implica Viejo Dios.

Paynaltón: el recado de Huitzilopochtli.

Xócotl: Estrella de Dios relacionada con la llama.

Del Alimento

Centéotl: adicionalmente Cinteotl o Centeocihuatl, señor primario del maíz, hijo de Tlazotéotl. El cuarto mes del año estaba dedicado a él.

Chicomecóatl (adicionalmente Chalchiuhcihuatl, Chiccoméccatl, o Xilonen): Siete diosa Serpiente del nuevo maíz, esposa de Centéotl, venerada especialmente por los Huaxtecs.

Coatlicue: la de la falda de la serpiente, madre de Coyolxauhqui, Centzon Huitznahua y Huitzilopochtli, Señor de la tierra.

Xilonen: ” Barbuda ”, la diosa del jilote.

De las Indecencias

Huehuecóyotl (así mismo Ueuecoyotl): Coyote Viejísimo, dios que empuja y liberal, maestro de la libertinaje y lugares salvajes. Listo para cambiar de forma, está relacionado con tambores y coyotes.

Macuilcozcacuauhtli: The Five Buitre, uno de los Ahuiateteo (fuerzas divinas de sobreabundancia).

Macuilcuetzpalin: uno de los Ahuiateteo (fuerzas divinas de sobreabundancia).

Macuilmalinalli: uno de los Ahuiateteo (fuerzas divinas de sobreabundancia).

Macuiltochtli:  uno de los Ahuiateteo (fuerzas divinas de sobreabundancia).

Macuilxóchitl: Las Cinco Flores, fuerza divina de las diversiones y la diversión, y cabeza de los Ahuiateteo, señores de las abundancias.

Mayáhuel (también Mayahual, o Mayóuel): diosa del maguey, y por expansión, de licor.

Ometochtli (Los dos conejos): dios del conejo destrozado, jefe del Centzon Totochtin

Tepoztécatl (asimismo Tezcatzontécatl): fuerza divina del pulque y los conejos.

Tlazolteotl (del mismo modo Tlaelquani, Tlazolteotli) Devorador del Barro: diosa de la purga de la tierra, dolencia o abundancia. Ella agarró el marchitarse para admitir sus fechorías previamente su teopixque (Sacerdote), también se pensó en apoyar la textura, los afectos y las alegrías impuras. Defensor y benefactor de los queridos.mitologia mexicana 25

De la Muerte

Chalmecatecuchtli: una fuerza divina del mundo subterráneo, Mictlán, y de penitencias.

Chalmécatl: el mercado negro (Mictlán) y el norte.

Ilamatecuhtli (también Cihuacóatl o Quilaztli): la Princesa Vieja, antigua diosa de la tierra, pasando y la Vía Láctea. Su trueno demostró guerra.

Itztlacoliuhqui-Ixquimilli: fuerza divina de la piedra, obsidiana, frialdad, dureza y disciplina. Aspecto de Tlahuizcalpantecuhtli

Iztli: fuerza divina de perdida y hojas de piedra.

Itzpapálotl: Mariposa Obsidiana, Reina de Tomoanchan y los tzitzimime (demonios de las estrellas) y además uno de los Cihuateteo (Mujeres Deificadas).

Mictecacíhuatl (o Mictlancíhuatl): diosa de la muerte y Señora de Mictlán, el mercado negro del mercado negro.

Mictlantecuhtli (también Mictlantecuhtzi, o Tzontémoc): fuerza divina de la muerte y Señor de Mictlán, además fuerza divina del norte, uno de los individuos que experimenta los efectos nocivos del cielo.

Teoyaomqui (del mismo modo Teoyaomiqui): fuerza divina de los guerreros muertos.

De la Sanación

Ixtlilton: fuerza divina de recuperación, movimientos, celebraciones y diversiones. Hermano de Xochipilli

Patécatl: el de la Tierra de las Medicinas, fuerza divina de la riqueza farmacéutica y, cónyuge de Mayahuel, creador del peyote y padre del Centzon Totochtin

Toci: La abuela de los seres divinos, igualmente una mujer de bienestar entre los tlaxcaltecas

Legendarios

Chiconahuiehécatl: relacionado con la creación.

Tecuciztécatl: El del Caracol Marino, en algunas fantasías aclimatadas con Tezcatlipoca.

Calendáricos

Oxomoco: Diosa de adivinación y el calendario (Primera mujer).

Cipactonal: Dios de adivinación y el calendario (Primer hombre).

Otros

Cuaxólotl: una diosa del corazón.

Malinalxóchitl: hechicera y diosa de las serpientes, escorpiones e insectos del desierto.

Grupos de dioses

muchos de los dioses de la mitología mexicana se agrupaban, est5os grupos recibian sus propios nombres:

Aihuateteo (adicionalmente Macuiltonaleque): las cinco fuerzas divinas de la abundancia

Centzon Huitznahua: Dioses aztecas de las estrellas del sur. Son los hermanos insubordinados de Huitzilopochtli e hijos de Coatlicue.

Centzon Totochtin (cuatrocientos conejos): señores del pulque, “corruptos” y alcohólicos.

Cihuateteo (o Cihuapipiltin): espíritus de mujeres muertas que conciben una descendencia como demonios de la noche que toman jóvenes y causan asaltos.

Civatateo: espíritus de las mujeres muertas que conciben una descendencia que guía el sol poniente en los cielos de Occidente. Ellos también van con los guerreros al paraíso.

Tzitzimime: Los demonios son estrellas de la nebulosidad, que asaltan al Sol en medio de obenques y debilitan a la Tierra.

Lugares

existieron lugares de suma importancia dentro de la mitología mexicana:

Aztlán, el lugar de la blancura: hogar original de los mexicas antes de su reubicación y asentamiento en Tenochtitlan.

Mictlán: el mercado negro.

Tlalocan: el cielo primario, controlado por Tlaloc, donde los espíritus de los muertos anticipaban la resurrección.

Tlillan-Tlapallan: el reino central del cielo, o centro del cielo, celebrado por los individuos que comprendieron la astucia de Quetzalcoatl.

Tonatiuhichan: el cielo más elevado.

Tomoanchan: Cielo mítico en el que reina Itzapapaláll, de donde todo se origina. Como lo indica la leyenda de la creación azteca, fue allí donde los seres divinos hicieron la raza humana actual.

mitología mexicana para niños

al igual que muchas otras, la mitología mexicana tiene su propia version para niños, un libro  lleno de cuentos y relatos sobre las fantasticas criaturas, dioses y lugares que en esa epoca existieron y aun forman parte de la cultura de ese pais.

 

¿Quieres saber quién es el dios Tonatiuh? Descúbrelo aquí

Tonatiuh, era el quinto y actual sol en la vista azteca del cosmos y el feroz dios del sol de varias otras culturas mesoamericanas del Posclásico, incluidos los [...]

Aprende todo sobre Oxomoco, personaje mitológico

La diosa Oxomoco dentro de la mitología Mexicana era la diosa de la astrología, creadora del calendario. Se dice que por el aire de misterio que estaba a [...]

Coatlicue: significado, leyenda, representaciones y más

Coatlicue o “la que tiene la falda de serpiente” era la diosa azteca de la vida y la muerte, de la tierra y de la fecundidad. Ella es [...]

Huitzilopochtli: significado, leyenda, nacimiento y más

Huitzilopochtli era el dios primario de los mexicas, relacionado con el sol. Por lo demás, se llamaba Ilhuicatl Xoxouhqui o Tlacauepan Cuexcotzin. Tras la entrada de los españoles [...]

Descubre todo sobre el dios del viento Ehécatl

Dentro de la mitología mexicana podemos encontrar a Ehécatl, el cual es conocido por ser el dios del viento. Es también conocido como otra de las formas que [...]

Ometéotl, lo que no sabías del dios de la dualidad.

Dentro de la mitología mexicana se encuentra el dios Ometéotl, conocido como el dios de la dualidad. Su nombre hace referencia a “dos dioses”, debido a que este [...]

Descubre todo sobre Mayáhuel, diosa mexicana

Mayáhuel, es la diosa mexicana del maguey, y por prolongación de la embriaguez, específicamente está relacionada con la elaboración de la bebida típica mexicana, el tequila. Es una [...]

¿Quieres saber quién es Yacatecuhtli? Apréndelo aquí

Yacatecuhtli, dentro de la mitología mexicana, era el dios del comercio y los viajeros. Era un dios anciano y como tal utilizaba bastón para caminar lo que además [...]

Ixtlilton, lo que no sabías sobre el dios de la medicina

Ixtlilton, era conocido dentro de la mitología mexicana como el dios negrito, patrono los músicos y del baile. Era considerada la deidad consagrada a la medicina asociado a [...]

Tlazolteotl, todo lo que no sabías sobre esta diosa

Tlazolteotl, es considerada dentro de la mitología mexicana como la diosa de la lujuria y de los amores ilícitos. Es la señora del sexo, de la carnalidad y [...]

12