≡ Menu




Aprende todo sobre el Chom en la mitología maya.

Entre la mitología maya destaca una historia que cuenta como las aves, denominadas Chom, fueron malditas por un rey. Esta es uno de los mitos mayas más populares y así mismo se popularizó también estas aves tradicionales de dicha cultura. A continuación relataremos más sobre este asombroso mito.

chom

El chom y su leyenda maya.

Esta es la historia de un rey, que decidió dar un gran festejo en su castillo y con grandiosos banquetes atrajo a la gente de todo su pueblo, sin embargo, lo que no se esperaba era también atraer a un grupo de aves que podrían arruinar la celebración. (Ver Artículo: Calendario Maya)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Las aves chom se acercaron atraídas también por los alimentos e hicieron gala de un terrible comportamiento, lo que enfureció al rey por haberle arruinado su celebración y con coraje, las mandó a ser malditas por sus sacerdotes, con lo que condenó a estas hermosas aves de por vida.

El banquete del rey.

Todo comenzó cuando el rey Uxmal, que disfrutaba de hacer celebraciones en su gran palacio, mandó a hacer increíbles preparativos para un festejo. En este se vieron las comidas más asombrosas preparadas en el reino, llamativos platos de carnes de todo tipo.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Uxmal, montado en la terraza de su palacio apreció todo los preparativos para su festejo y orgulloso de lo que había logrado, pasó a recibir a sus invitados, los cuales, iban desde reyes vecinos, hasta los más respetados nobles del reino, todos dichosos de estar en una celebración del rey. Presumían sus mejores vestimentas para la ocasión.

Sin embargo, una vez que ingresaron al castillo, se presentaron ciertos altercados. Alrededor del palacio habitaban un grupo de aves denominadas “chom” las cuales se vieron atraídas por los magníficos olores que emanaban los alimentos del banquete y aprovechando que estos se encontraban ubicados en una terraza que dejaron abandonada en ese momento, estas aves bajaron y se alimentaron con toda la comida que se había preparado para la celebración.

Cuando el rey dio ingreso a la terraza del palacio con sus invitados con el propósito de poder degustar estas comidas, se encontraron de frente con los chom y observaron la ingrata sorpresa de que estos ya se habían comido todo.

Tambien Te Recomiendo Ver...

El rey, lleno de una increíble furia porque le hubieran arruinado la ceremonia en la que tanto se esmeró y además de tener que pasar la vergüenza de lo sucedido frente a otros reyes, llamó a sus guardias y los mandó a darles caza a estos animales.

Las aves rápidas en su intento de mantenerse a salvo, dieron vuelo a lo alto de los árboles y se escondieron por su seguridad. Pero el rey aun estaba lleno de coraje y se rehusaba a que no pagaran por el bochorno ocasionado, por lo tanto decidió reunirse con sus sacerdotes en busca de una solución.

La maldición de los chom.

El rey Uxmal y sus sacerdotes hicieron un ingenioso plan, montaron nuevamente un delicioso banquete en la terraza para atraer a los animales y estos, que no pudieron resistirse una vez más a los alimentos sin la presencia de personas cerca que les pudiesen cachar, volaron nuevamente a la terraza en busca de comida. (Ver Artículo: Quetzalcóatl)

Los sirvientes del rey escondidos, salieron y derramaron un pegajoso liquido negro sobre las alas de estos pájaros, quienes asustados dieron vuelo una vez más. Pero por el mismo miedo que les ocasionaron, volaron tan alto que sin darse cuenta llevaron muy cerca del calor del sol y quemaron sus hermosas y coloridas plumas.

No conformes con ello, los sacerdotes los condenaron a ellos y toda su especie que por haber tenido el descaro de tomar el banquete del rey, desde ese momento solo podrían alimentarse de basuras y animales en descomposición, lo que provocó trágicamente para los chom que perdiesen su hermoso plumaje y pasasen a ser animales feos y desagradables, rechazados por los demás.

Por ello, los chom nunca más dejaron de volar en lo alto, en búsqueda de evitar ser atacados de nuevo y además, que nadie pudiese burlarse de su mísera apariencia.

La verdadera especie de los chom.

El nombre de los Chom, fue proporcionado por los mayas a estas conocidas aves. Sin embargo en el resto del mundo e incluso en el mismo México, se les conoce mejor por nombres como zopilotes, zamuros o aves carroñeras.

Estas aves efectivamente gozan de un plumaje en mal estado y descuidado, de colores desde gris oscuro hasta negro. Son de gran tamaño y se alimentan de basura y animales muertos, por lo que suelen oler mal.

Dejar Comentario