≡ Menu




¿Quieres saber qué es yomi? Apréndelo aquí

Desde el mito de la creación, encontramos en la mitología japonesa la referencia a Yomi, como el inframundo en el cual reposan todos los engendros demoníacos y espíritus de los muertos ¡Vamos a conocer su importancia en la mitología japonesa!

yomi

Sus orígenes

Dentro de la mitología japonesa es posible encontrar la subdivisión que hacen del mundo en tres niveles, a saber:

Tambien Te Recomiendo Ver...

Takamagahara: que hace referencia a la cima del cielo, lugar donde Izanagi e Izanami observaron el caos y desolación que cubría la tierra y desde donde decidieron actuar para el inicio de la Era de los Kamis.

Ashihara no Nakatsukuni: dentro del mito de la creación esta se relaciona con las llanuras celestiales conformadas luego que desde las gotas esparcidas de la lanza del dios Izanagi emergieron las islas que hoy conforman el archipiélago de Japón.

Yomi: es lo que vamos a considerar como el inframundo, comparado al infierno de Hades o el inframundo de Duat, la tierra de los muertos.

En los antiguos textos japoneses -como el Kojinki y el Nihonshoki-, es posible encontrar que desde el momento mismo de la conformación de la Tierra, se podía encontrar la existencia de tres dioses que se encontraban en la Takamagahara: Amanominakanushi, Takamimusubi y Kamimusubi.

¿No les resulta curioso el hecho de que la presencia de una trilogía de dioses en la conformación del mundo es un rasgo común a todas las religiones? Esta similitud la podemos encontrar tanto en la Trimurtú hinduista: con Brahmá, Shiva y Visnú, en la religión oriental; así como también en el Cristianismo de Occidente que se centra en la existencia de tres divinas personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Siguiendo dentro de la mitología japonesa, observamos entonces que junto a estos Kamis originarios, se podían encontrar también kamis menores,  que sin embargo conviven junto a estos en la llanura del cielo y a los que se les conoció como Umashiashikabihikoji y Amanotokotachi; junto a estos últimos se conformaron las cinco deidades principales que participaron en la conformación del Universo, como fuente primaria del plano terrenal, siendo estos incluso los predecesores de Izanagi e Izanami.

Presencia del Yomi en el mito de la creación.

Como es conocido, Izanami fue el Kami de la creación, pues junto con su esposa Izanami les fue asignado la procreación de cientos de miles de kamis, dando así inicio a la conocida -dentro de la cultura japonesa- como la Era de los Kamis.

Cuando se produce la muerte de Izanami durante el alumbramiento de Kagutsuchi, su padre, Izanagi, preso del dolor y la desolación y con la firme intención de recuperar a su amada esposa de las garras de la muerte, emprende su viaje hacia Yomi: la tierra de los muertos.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Yomi y el reencuentro de los Kamis de la creación.

Al emprender su viaje a Yomi, Izanagi logra reencontrarse felizmente con su esposa Izanami, a quien le propone volver juntos de nuevo a la tierra, para continuar con la función de poblar el territorio por los Kamis; sin embargo existía un problema: Izanami ya se había alimentado del producto de la tierra que se producía en Yomi, lo que dificultaba que pudiese volver con su amado Izanagi a la tierra.

Aún así, Izanami intenta negociar su salida del inframundo y conversa con los demonios guardianes, poniéndole a su esposo Izanagi como única condición que durante este tiempo éste no debía posar su mirada en ella. Llevado por la impaciencia de regresar con su amada a la tierra, Izanagi no fue capaz de cumplir con su condición y volvió la mirada con el fin de ver a su esposa, encontrándose entonces con la presencia de una cadáver putrefacto y descompuesto que produjo en él un enorme asco, desprecio y repulsión. Para leer más sobre temas relacionados, te invito a leer el siguiente artículo:  Duat

Esta desobediencia de Izanagi a su única petición, enfureció de tal manera a Izanami que ordenó su persecución y muerte emprendida por los demonios y dioses del Inframundo, de la cual Izanagi logró escapar victorioso, logrando así sellar para siempre la entrada a Yomi, el inframundo, con una enorme piedra que representaba la línea divisoria entre la tierra de los vivos y el Yomi de los muertos.

Con respecto a la muerte, la mitología japonesa permanece apegada al sentido común, pues de ésta no se regresa y es por eso que una vez que se ingresa a Yomi y se respira el aire denso de la tierra de los muertos, no es posible regresar jamás a la tierra de los vivos, estando las almas condenadas a permanecer allí por toda la eternidad.

La existencia del infierno, como contraposición al cielo y al plano terrenal es una característica común en todas las mitologías su referencia es posible encontrarla tanto en la mitología budista, azteca y por supuesto, la mitología japonesa, la referencia al infierno, a la muerte, será siempre un factor común, por eso es importante haber conocido sobre Yomi: la tierra de los muertos. Para continuar leyendo sobre temas relacionados, te invito a leer el siguiente artículo: Dis Pater.

Dejar Comentario