≡ Menu




Shisa, lo que no sabías sobre estas criaturas mitológicas

Shisa en la mitología japonesa es considerado como una decoración típica en los templos que representan a los guardianes de dichos lugares sagrados. Todo lo que necesitas saber acerca de estos ornamentos típicos del folclore japonés podrás encontralo aquí.

¿Qué es Shisa?

Shisa es una decoración que se coloca en la entrada de los templos, estos son representados como los protectores de estos lugares sagrados, siempre son colocados en parejas, tiene el aspecto de un perro con cabeza de león. Estos seres mitológicos son considerados guardianes, que se encargan de mantener las buenas energías dentro de los santuarios. Desde tiempos antiguos estos seres son vistos como guardianes de las personas de los templos y, también, como aquellos que espantan a los yokais malignos de estos sitios sagrados. (Ver articulo: Izanami)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Cuando se adorna un templo con estas criaturas, siempre son colocados de la siguiente manera el Shisa izquierdo posee la boca cerrada y el que se encuentra en la derecha posee la boca abierta, esto simboliza que el protector que tiene la boca abierta aleja  a todos los espíritus malignos, y aquel que posee la boca cerrada protege a las personas buenas que se encuentran dentro del templo  y atrae la suerte y la prosperidad a estos lugares.

Shisa

Durante el periodo Edo, estas criaturas mitológicas fueron llamadas como perros guardianes por muchos lugares de Japón. El género de estos seres místicos pueden variar, muchos monjes consideran que el Shisa que posee la Boca cerrada es el macho, ya que este al tener la boca de esa manera mantiene las cosas malas fuera del hogar. Mientras que la hembra es aquella que lleva la boca abierta, ya que esta comparte lo bueno con las demás personas.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Muchas leyendas consideran que estos seres mitológicos no pertenecen a ningún raNgo sexual, sino que son seres asexuales. Otras leyendas hablan que el Shisa hembra es aquella que posee la boca cerrada, ya que esta siempre busca mantener lo bueno dentro del hogar, y el macho, aquel que lleva la boca abierta, que le sirve para asustar el mal y espantar a los demonios con su feroz rugido. (Ver articulo: Azukiarai)

Apariencia

Shisa es conocido en la mitología japonesa como un perro león, es considerado como una variación de los perros guardianes chinos, los Shisa son vistos como un artefacto decorativo cultural okinawense, procedentes netamente de Okinawa; son vistos como criaturas mitológicas dentro de la tipología mágica como gárgolas. A lo largo de muchas generaciones son vistos como talismanes protectores de los malos espíritus.

shisa

Los Shisa también son seres considerados típicos de la cultura ruya, esta se encuentra dentro de la prefectura de Okinawa. Son vistos sentados o agazapados y siempre junto con su pareja estas criaturas mitológicas adornan las entradas hacia los templos, o vistos en los tejados frontales de la casa. (Ver articulo: Okiku)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Originalmente los Shisa son colocados sobre los tejados de los palacios, templos, casas y otros edificios, donde mucho afirman que donde se encuentren pueden asentar sus poderes y servían para representar el estatus social de la cabeza de la familia, ya que si estos eran colocados en el techo de sus casas eran considerados de buena familia. Aquellos que colocaban a los Shisa en la entrada de sus casas eran considerados como personas de clase media y con grandes fines espirituales.

El hecho que estos demonios se popularizaran en el población japonesa proviene de Okinawa, esta población que se encontraba a finales del siglo XIX, en donde se le prohibió a los plebeyos el uso de tejas rojas, por lo que estos tuvieron que buscar otro método de protección contra los males y los maleficios; también es habitual el uso de los flancos de las puertas estar representado por Shisa

Leyenda

En una ocasión, un emisario fue enviado a China a vivir, en uno de estos viajes descubrió en el castillo Shuri un regalo que le caería perfecto a la reina, este era un collar con forma de Shisa, esto le pareció al rey lo más adorable y sincero que pudieron hacerle, este aceptó el regalo con gusto y lo guardó bajo su camisa.

Al día siguiente en las bahías del pueblo, un dragón apareció y devoró a los habitantes y los edificios, destrozó todos los cultivos y las cosechas, esto que hizo que las personas huyeran de miedo a esconderse. En ese momento a la sacerdotisa de esta región se le originó una epifanía, en esta pudo observar como derrotar al dragón. Ella vio que el rey debía mantenerse frente al dragón y mostrar una figura de Shisa, ya que esta lo protegería y haría que volviera la paz al pueblo y a sus habitantes. Y así ocurrió, desde ese momento las personas decidieron usar la representación de Shisa como símbolo de protección contra las energías negativas.

Dejar Comentario