≡ Menu




Ame no uzume, lo que no sabías sobre esta diosa

Ame-no-Uzume es representada como la diosa de la felicidad, la fertilidad y la danza, esta posee tres dominios bajo estas tres cualidades. Todo lo que necesitas acerca de esta deidad japonesa podrás encontrarlo aquí.

¿Quién es Ame-no-Uzume?

Ame-no-Uzume es la diosa de la danza, ya que fue a través de ésta, que liberó a la diosa Amateratsu de su cueva trayendo otra vez la luz al mundo, son muchas las culturas que veneran a esta diosa como la que trae felicidad, sus danzas son capaces de alegrar los corazones de todos, sus movimientos a la hora de bailar están caracterizados por ser muy protagónicos, gentiles, y divertidos, siendo esta diosa al que infundó la danza en la cultura japonesa. (Ver artículo: Inugami)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Ame-no-Uzume consiguió, a través de su baile, despertar la curiosidad y la risa de Amateratsu, logrando así posicionarse como aquella diosa que logró hacer lo que muchos dioses no pudieron hacer por mucho tiempo. Ame-no-Uzume es adorada en la actualidad como un shinto kami, deidades indígenas en Japón, también se le conoce como la gran persuasora, y la hembra divina ya que su cuerpo posee una gran sensualidad, motivo por el cual muchas mujeres de la cultura japonesa toman el baile como un trabajo duro y riguroso.

Leyenda de Ame-no-Uzume

Amateratsu, diosa del sol, es considerada como el ancestro de los emperadores, la deidad absoluta y más elevada, comparada muchas veces con el dios Zeus por su poder absoluto dentro de los mismos dioses. Un día Susanoo, dios del mar, destrozó edificios y templos sagrados y mató a una de las doncellas ya que esta no quiso confiar en él. Este acto barbárico por parte de este dios, hizo que Amateratzu aterrorizada e invadida por la ira, se retiró en una cueva llamada Ame no Iwato. Al encerrarse allí, se llevó la luz del mundo dejándolo todo en una completa oscuridad, los dioses en vista de esto intentaron atraer a esta diosa nuevamente al mundo, pero ninguno consiguió mover la roca que tapaba la cueva.  (Ver artículo: Namazu)

Tambien Te Recomiendo Ver...

En vista de esto, Ame-no-Uzume se mostró frente a todos los dioses y fue hasta donde se encontraba la diosa Amateratsu, volcó una tina cerca de la caverna y comenzó a bailar sobre ella, desvistiéndose delante de los otros dioses, estos consideraron este acto tan cómico que se rieron calurosamente, mientras esta diosa danzaba estos hicieron ofrendas a la diosa y la aclamaron.

La danza de la diosa Ame-no-Uzume fue para aplacar la ira de Amateratsu, quien finalmente se calmó, mientras los dioses reían por el baile que hacía Ame-no-Uzume, las risas despertaron la curiosidad de la diosa que se encontraba en lo profundo de la caverna, llevada por su interés decidió ir hasta donde se encontraba la gran roca que tapaba la entrada a la caverna y la movió un poco para observar lo que pasaba afuera.

A lo que los dioses al percatarse de esto y con sus poderes movieron por completo la roca sacando por la mano a la diosa Amateratsu de su cueva. Ella apaciguó su furia y restauró la luz de la llanura celestial.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Danza kagura

En la tradición japonesa se habla que la descendencia de Ame-no-Uzume fue la familia Sarume no Kimi, dicha familia tenía como profesión ser shamanes (miko) en la corte imperial a inicios del siglo V, estos ejecutaban las danzas de sus ancestros más directos.

Este clan se dedicó a las danzas miko, siendo grandes shamanes considerados como pertenecientes al kagura primitivo, siendo el nombre de la danza con la que apaciguaron la ira de la diosa del sol. Estas danzas se han llevado de generación en generación siendo las principales fuentes de la danza típica dentro de la cultura japonesa. Estas danzas en la actualidad son practicadas por jóvenes, que  muestran  su gran feminidad a través del baile como símbolo de felicidad ya que sus danzas pueden traer alegría a las personas, por sus divertidas interpretaciones y movimientos como si un actor de teatro fuera.

La danza kagura es una ceremonia teatral japonesa, que se lleva a cabo con música y tambores a los dioses, este baile consta de numerosos actos donde el primero consiste en preparar el lugar donde se va a bailar y el segundo recolecta la representación dada por los sacerdotes para el entrenamiento de la deidad y la audiencia, usando ropa muy llamativa y maquillajes muy exuberantes representativos de la cultura japonesa.

Dejar Comentario