≡ Menu




Descubre todo sobre el yokai Abura Sumashi

Abura Sumashi, es una criatura que pertenece a la cultura de Amakusa, ubicado en la prefectura de Kumamoto en Japón. Es un tipo de fantasma que transita y a su paso va robando aceites.

Abura Sumashi

¿Quién es Abura Sumashi en la mitología Japonesa?

Para describir quien es este personaje de la mitología japonesa, se debe primero ver la descripción etimológica de la palabra Abura, la cual significa aceite en japonés. Por su parte, la palabra Sumashi significa presionar, apretar o también exprimir. Uniendo ambos conceptos tenemos entonces que el Abura Sumashi, es una especie de espíritu que atrapa a las personas por su paso en las montañas.

En conclusión, el nombre de Abura Sumashi significa entonces “prensador de aceite”, y se origina del hecho de sacar el aceite de las semillas de las plantas de té, las cuales nacen en los alrededores de Kumamoto, Japón. (Ver articulo: Kannushi)

Durante muchos años se ha tenido la creencia de que los Abura Sumashi son unas almas en pena, son los fantasmas de los ladrones del mineral de petróleo, ladrones que escaparon evadiendo la justicia y fueron a esconderse en la densidad del bosque. Este dato no es muy preciso, manteniendo la certeza de su existencia como un misterio, un mito.

El yokai Abura Sumashi, fue representado físicamente como un ser que viste una especie de abrigo fabricado con paja, el cual le cubre todo el cuerpo. Su cabeza tiene la forma de una piedra o papa, apariencia obtuvo basado en unos diseños de arte de Shigeru Mizuki. Es pequeño, tanto que se puede confundir con una especie de duende que vive en las montañas.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Su historia

Se dice que en los tiempos donde no había electricidad, el aceite o gasolina que eran obtenidos del petróleo, un elemento que utilizado por muchos años para obtener el fuego y poder tener luz, ofreciendo una comodidad muy valiosa, que luego se fue haciendo necesidad, ya que se hizo indispensable para poder calentar alimentos y cosas, además iluminar las casas. El Abura Sumashi, es el fantasma de un humano que robaba aceite. (Ver articulo: Ryujin)

El Abura Sumashi es un tipo de yokai pero no típico. Su naturaleza es nativa de la comunidad de Kumamoto. Tiene forma de un humanoide el cual físicamente es achaparrado y gordo, con una gran cabeza redonda como una papa o una piedra. Lleva puesto un impermeable tejido de paja.

El Abura Sumashi es una criatura totalmente extraña y rara. Se puede conseguir en las montañas profundas y retiradas, o también a lo largo de los pasos de montaña ubicadas en el sur de Japón, específicamente en el rango donde se cultivan y abundan las plantas silvestres de té.

Este tipo de yokai japonés es de característica muy solitario, hecho que hace que se conozca muy poco sobre su comportamiento, modo de vida, además de los hábitos y costumbres que posee. Se dice que había un Abura Sumashi que habita en el paso de Kusazumigoe en Kumamoto que suele aparecérseles a los viajeros de esa zona, materializándose de la nada, ocasionando gran sorpresa a los transeúntes.

Se dice que en el pasado, el petróleo era un producto muy difícil de obtener además de costoso. Para poder tenerlo se debía invertir mucho tiempo y trabajo, sacándolo de las semillas de té. El robo de este mineral era considerado un delito muy grave, por lo que se dice que los ladrones que no se logró atrapar, reencarnaron como yokai, para que así tuviesen el castigo que no se les impuso en vida.

Características de los Abura Sumashi

Tanto los Abura Akago como los Abura Sumashi son considerados los espíritus de los ladrones de petróleo ya muertos, pero los primeros son de los ladrones condenados y los segundos de aquellos que se fueron de prófugos a esconderse en las montañas.

El petróleo llegó a ser un artículo de lujo y costoso los tiempos del antiguo Japón, por lo que el robo de petróleo fue visto como un crimen muy serio. Dentro de la mitología se tiene la creencia de que los dioses reencarnaron a estos ladrones de petróleo como Abura Sumashis con el objeto de hacerlos pagar por sus delitos.

Estas criaturas mitológicas se encuentran ubicadas en los pasos montañosos, específicamente en el lado sur de Japón, sorprendiendo a su paso a los viajeros que se encuentren desprevenidos por esas zonas. El Abura Sumashi además de andar vestido con un traje de paja, usa un bastón y su cabeza además de ser de gran tamaño, es de color verde como un duendecillo. Se le puede ver sorprendiendo a los viajeros y aterrándolos con su aspecto.

Dejar Comentario