≡ Menu




Aprende todo sobre el Salat, la oración islámica

En la mayoría de las religiones sus seguidores y creyentes realizan súplicas u oraciones, los musulmanes no son la excepción, estos realizan una oración de la que seguramente ya habrás escuchado en algún momento, el Salat, ésta es una oración diaria que el musulmán lleva a cabo cinco veces al día, es conocida como uno de los cinco pilares del Islam y por esta razón es considerada fundamental para la vida del musulmán. Conoce más de esta oración en este artículo.

Salat

¿Que es el Salat?

La palabra salat es de origen árabe, cuyo significado es Súplica y es que esta realmente es una súplica u oración que deben hacer los musulmanes, ya que le aporta a su vida espiritual muchos beneficios, tanto en esta vida, como en la venidera y es que para los musulmanes el no hacer el Salat, es considerado una falta muy grave.

Tambien Te Recomiendo Ver...

El Salat es considerado como la obediencia, la devoción, la entrega que debe tener un musulmán y es que es considerado un vínculo directo entre el creyente y Allah, y que según los estudiosos del Corán, en el mismo aparece que Allah menciona cómo y para qué se debe hacer el Salat y es que “el Salat” preserva a las personas de cometer actos inmorales y reprobables”.

salat

Es importante destacar, que en el Islam no existe la figura jerárquica de los sacerdotes, es por esta razón que normalmente las oraciones son dirigidas por una persona letrada, porque para ellos lo más importante es que la persona conozca el Corán.

Tambien Te Recomiendo Ver...

El Salat está compuesto por cinco oraciones, la cuales contienen los versículos del Corán, éstas deben ser rezadas en árabe, ya que esta es la lengua de la Revelación.

El Salat se debe hacer de forma obligatoria al amanecer, al mediodía, por la tarde, a la puesta del sol y por la noche; ésta se debe hacer de preferencia en una mezquita de forma colectiva, pero por las actividades que desempeña cada persona la misma puede hacerse o se puede rezar casi en cualquier lugar.

Salat como oración

El Islam está basado en pilares que fueron ordenados por Allah y es que éste ordenó que todo ser humano luego de pronunciar los dos testimonios de fe, aferre su vida a cuatro preceptos: la oración, el ayuno, la solidaridad social y la peregrinación; cada uno de estos preceptos constituye los pilares sobre los que se alza el Islam.

salat

Tambien Te Recomiendo Ver...

El Salat es una oración que se hace como símbolo de adoración, para pedir perdón o suplicar a Allah, para los musulmanes rezar también tiene como significado inclinarse ante la majestuosa grandeza de Allah, es una forma de establecer un lazo con él.

El Islam considera al Salat como oración y la denomina el miraj del musulmán, que se traduce como el camino para acercarse al Gran Creador y este camino los lleva a ascender ante su presencia; cada vez que se realiza una oración, el musulmán debe sentir el placer espiritualmente hablando de estar en la presencia de Allah. (Ver articulo: Yamur)

El Salat también es conocido como una forma de mostrar servidumbre, de forma tal que este sienta que se eleva espiritualmente, para alejarse de los pensamientos mundanos y de la aflicciones del trabajo y de lo cotidiano, del día a día, es por ello que se dice, que esta oración es una forma concreta de orientación hacia Allah.

El Corán menciona en diversos versículos lo que significa hacer esta oración y entre otras cosas se menciona que trae bienestar, sumisión y cuidado; además, en los versículos 2 y 9 de la sura Al-Mu’minun menciona: “Que observen sus oraciones con sumisión” “Y cumplan con las oraciones prescritas”, por su parte, en el versículo 23 se indica: “Que son perseverantes en la oración”. Por último podemos mencionar que los versículos 4, 5 y 6 de la sura Al-Ma’un: que dicen “¡Ay de los que oran! Y son negligentes en sus oraciones (realizándolas fuera de su horario). Y sólo las realizan para hacerse ver”.

El profeta Mahoma, que es considerado el más importante para los musulmanes, ya que dejó un legado muy importante para estos, define a la oración como parte fundamental de la religión, este profeta realizó sus oraciones para representar su sumisión y lo hizo mientras se despedía del mundo y se iba a Akhirah, que para los musulmanes es la vida que hay después de la muerte, es por esta razón que la mayoría de los musulmanes intentan realizar la oración tal cual como el profeta.

Los musulmanes mencionan que para poder hacer el Salat, se debe hacer una conexión entre el cuerpo y el espíritu y es que el cuerpo forma parte fundamental para hacer la oraciones, además de que con la mente se debe ir analizando y pensando el significado de cada rezo, para de esta forma tratar de entenderlos, el corazón se debe llenar de sentimientos tanto de respetos como de responsabilidad y por último el resto de los órganos tienen el papel necesario para completar esta oración.

Lo que es realmente importante cuando se hace el Salat, es que se haga como si se viera a Allah y es que esta oración se debe hacer con conciencia de Ihsá, que significa hacer la oración con benevolencia, inspirando sentimientos de responsabilidad, para de esta forma alejar las energías negativas y los sentimientos malos.

Versículo 45 de la sura Al-Ankabut.

“Recita lo que se te ha revelado del Libro (el Corán) y haz la oración, que ciertamente la oración preserva de cometer actos inmorales y reprobables. Y sabe que tener presente a Allah en el corazón durante la oración es lo importante, y Allah sabe lo que hacéis.”

El Salat requiere de cierta preparación, para así asegurar la limpieza material y espiritual de la persona y esto se puede lograr a través de la preparación, ya que cuando un musulmán va a orar, el lugar donde se va a realizar la oración, así como el cuerpo y la ropa que se usa, deben estar limpios, además la persona debe hacer lo que ellos llaman Ghusl, que es la ablución mayor.

Es recomendable hacer las oraciones en comunidad, ya que estas tienen mayor recompensa y es que cuando la oración se efectúa con una comunidad, se producen mayores y mejores sentimientos de solidaridad y fraternidad entre las personas.

¿Cómo hacerla?

Para comenzar con la oración la persona debe tomar la dirección de la quibla, es decir, hacia la mezquita sagrada de La Meca, comienza por realizar una intención por la que hace esta oración y ésta debe corresponder al momento del día en que se está haciendo.

salat

Si la persona está sola, debe comenzar de pie, con la cabeza erguida, mirando hacia la quibla y sus pies deben estar ligeramente separados, ahora bien, si esta oración se está realizando con más personas, todos deben estar hombro con hombro sin dejar espacios en la fila.

Luego de estar en la posición inicial, se deben alzar las manos con las palmas de ellas hacia el frente y cuando las desciendan por los costados se dice “Allahu Akbar”, que significa Allah es grande, esta parte se conoce como el takbir al-ihram y es la señal de que se ha dado inicio a la oración, es importante destacar que a partir de este instante y hasta que se termine solo se puede hacer lo que exige el Salat.

Luego se comienza con las recitaciones del Corán, se debe recitar la Sura al-Fatihah, que es considerada la primera Sura del Corán y esta va seguida por otra Sura o algún pasaje del Corán, cada una de las suras, pasajes o recitaciones se deben hacer en árabe y será en silencio o también en voz alta según la oración que se esté haciendo.

Una vez finalizada las recitaciones se dice Allahu Akbar y la persona debe realizar la posición conocida como ruku, que consiste en inclinarse hacia delante quedando como en paralelo al suelo y se debe colocar las manos sobre las rodillas; se debe permanecer en esta posición algunos segundos y mientras, se le glorifica a Allah. (Ver articulo: Símbolo Islam)

Una vez finalizado los segundos, la persona se debe levantar diciendo las palabras sami‘a’llahu liman hamidah, cuya traducción sería Allah escucha a quién le alaba, se esperan unos segundos en posición vertical y se debe decir, Allahu Akbar y en ese instante se adopta la posición llamada suyud, que consiste en doblar las rodillas y se ponen las palmas de las manos en el suelo, en esta posición la frente, la nariz, las palmas de las manos, las rodillas y los pies, tienen que estar tocando el suelo, esta posición se debe adoptar durante unos segundos haciendo súplicas y glorificando a Allah.

salat

Posterior a esto, se vuelve a Allahu Akbar y se sienta de rodillas en la postura llamada yulus, esta puede ser bajo el pie izquierdo, que se dobla bajo el cuerpo y se apoya sobre la nalga izquierda poniendo el pie izquierdo bajo la pierna, cuyo pie permanece en el suelo con los dedos mirando hacia delante, las manos deben estar sobre las rodillas con las palmas hacia abajo.

Una vez que pasaron algunos segundos en la posición descrita anteriormente, se le pide perdón a Allah y nuevamente se dice Allahu Akbar y se vuelve a adoptar la postura de suyud, con esta segunda postración se completa el primer raka’at; por lo que el siguiente paso sería levantarse ayudándose con las manos y al mismo tiempo se dice Allahu Akbar.

Cuando la persona ya está de pie se recita el Fatiha, tal cual como se hizo cuando se comenzó, pero esta vez es seguido por una sura o pasaje diferente del Corán y se vuelve a repetir cada una de las secuencias de movimiento, sólo que al final se termina sentándose por segunda vez en las postura de yulus y así se recita la fórmula llamada tashahhud.

Ahora bien, si la oración es de más de dos raka’ats, una vez completado el tashahhud, la persona se debe levantar nuevamente y dice Allahu Akbar, luego debe recitar solamente el Fatihah en silencio, para luego continuar con la secuencia de movimientos que ya fueron explicados con anterioridad, por ejemplo si es Salat al-Maghrib u oración de la puesta del sol, se termina el tercero raka’ats,  y la persona queda sentado después de la segunda postración y se hace el tashahhud y la oración de pedir bendiciones por el Profeta y se finaliza diciendo salam.

Por último, si el Salat es de cuatro rak’ats, cuando se termina el tercer paso hay que levantarse de nuevo, recitar el Fatiha en silencio y completar la oración de la manera ya descrita.

Virtudes del Salat

Como ya vimos, el Salat es considerada en el Islam como una forma de adoración sublime y es que ésta es una adoración completa que incluye al cuerpo, al alma, la mente y la palabra; su importancia radica en que es considerada como uno de los pilares del Islam “El Islam ha sido edificado sobre cinco pilares: el Testimonio de que no hay más divinidad excepto Allah y que Muhámmad es su mensajero, establecer la oración…” (Al Bujari 8, Muslim 16).

salat

Además, se menciona que el Salat es una especie de marca, ya que es una forma de distinguir a un musulmán de un no musulmán; y es que una de las principales características del Salat, es que Allah ordena la perseverancia en el cumplimiento de las horas, sea cual sea la circunstancia en la que se encuentre la persona.

Dentro del Corán, se mencionan diversas virtudes que tiene el Salat y es que Allah le ordenó a cada uno de los musulmanes realizar el Salat en cada una de las situaciones que éste enfrente, incluyen la guerra y las catástrofes. A continuación se mencionan algunas de las virtudes que tiene el salat:

  • La práctica del Salat permite borrar los pecados, siempre y cuando estos no sean pecados capitales.
  • El Salat aleja a sus practicantes de todo mal y peligro y es que el salat es la luz que ilumina al musulmán.
  • Es la puerta al cielo, esto se debe principalmente a que será lo primero que le van a preguntar a una persona el Día del Juicio, si el Salat fue realizado de forma correcta y por tanto fue aceptado por Allah, serán aceptadas todas sus otras obras, pero si no estaba realizado de la manera correcta será rechazado y también el resto de sus obras.

¿Quiénes deben hacer el Salat?

El Salat es una oración de carácter obligatorio para todos los musulmanes que se encuentren en todas sus facultades mentales y que ya hayan alcanzado la pubertad, aunque el caso de la mujer, sólo puede realizar el Salat cuando no esté en sus días de menstruación o puerperio.

salat

Entonces podemos resumir de la siguiente forma, el Salat es sólo obligatorio para:

Las personas que ya tengan los 15 años de edad, que exista el crecimiento del vello púbico, tenga eyaculación ya sea dormido o despierto y por último, en el caso de la mujer que ya le haya llegado su menstruacion.

Requisitos para poder cumplir con el Salat

El primero de estos requisitos es que deben estar purificados y sus partes privadas deben estar cubiertas, en el caso de la mujer adulta sólo se le puede ver su cara y sus manos, los niños muy pequeños deben tener cubiertos sus genitales y el hombre adulto debe cubrir como mínimo desde el ombligo hasta las rodillas.

Otro de los requisitos que se debe cumplir, es orientarse hacia la quíblah, este para los musulmanes es la Kábah, la cual fue construida por el profeta Abraham, en la actualidad son sólo piedras, pero como Allah les indicó que debían orientarse hacia ella cuando se realiza el Salat, los musulmanes lo hacen como símbolo de unión, es decir, adoración unificada.

Ahora bien, es obligatorio orientar la vista hacia la Kábah si la tienes cerca y la puedes ver, pero los musulmanes que se encuentran lejos, deben orientarse hacia La Meca y es que en el Corán, se menciona que “Lo que hay entre el naciente y el poniente es quíblah”.

Finalmente, si por alguna enfermedad o discapacidad la persona no puede orientarse hacia el quíbah, se le dispensa y deja de ser obligatorio.

salat

El último requisito es el de la entrada del tiempo legal del Salat, por cuanto la oración debe realizarse a unas horas específicas durante el día y hacerla a la hora que corresponde hace que el Salat sea o no válido y es que está mal si se realiza antes de que comience su tiempo establecido o que por el contrario se realice después.

Ahora bien, los musulmanes consideran que lo ideal es realizar el Salat cuando recién comienza, es obligatorio hacer el Salat dentro de su período y si a alguna persona se le pasó el tiempo del Salat, porque se quedó dormido o porque se le olvidó, entonces este debe recuperarlo lo más pronto posible.

¿Cuáles son los Salat obligatorios?

Como ya hemos visto desde el comienzo de este artículo, existen cinco salat que son obligatorios y es que Allah los estableció de esta manera para los musulmanes, cinco oraciones en el día y la noche, estas cinco oraciones son parte fundamental de la religión y existe un tiempo específico para hacer cada una de ellas.

salat

Salat Al Fayr – Oración del alba

Esta es la primera oración que se debe hacer, su tiempo comienza cuando se ve la luminosidad en el horizonte y finaliza cuando el Sol ya ha salido; este Salat está compuesto por dos unidades de oración rakah.

Salat Ad Dúhur – Oración del mediodía

Esta es la segunda oración del día y su tiempo comienza cuando el Sol ha alcanzado su cenit y termina cuando las sombras de que se refleja en el suelo es igual a la altura del objeto; este Salat se compone de cuatro unidades de oración rakah.

Salat Al Asr – Oración de la media tarde

Esta es la tercera oración del día, su tiempo comienza al terminar el Dúhur (cuando la sombra de los objetos es igual a su altura) y termina cuando comienza el ocaso; este se compone de cuatro unidades de oración rakah.

Salat Al Mágrib – Oración del ocaso

Esta es la cuarta oración del día y su tiempo comienza con la puesta del Sol y termina cuando desaparece la última luminosidad del cielo, esta está compuesta por tres unidades de oración rakah.

Salat Al Ishá – Oración de la noche

Con esta oración se llega a la última del día, esta comienza al llegar la noche y termina a la media noche: está compuesta por cuatro unidades de oración rakah.

El lugar y condiciones donde se hace el Salat

A pesar de que en el Islam el Salat es válido en cualquier lugar, es recomendable que ésta se haga en grupo y en la mezquita más cerca, esto se hace con el fin de crear lazos de unión y de congregación entre los musulmanes; ahora bien, el Profeta menciona en el Al Bujari 328, Muslim 521 “Se me ha dado la Tierra entera como lugar de prosternación (mezquita) y purificación; así que, a cualquiera de mi comunidad que le llegue el tiempo del salat, que lo haga”.

salat

Lo importante es que el lugar donde se haga el Salat sea una superficie limpia y pura y es que Allah menciona en el Corán 2:125 que “toda la superficie de la Tierra en principio es pura”, por lo que se considera que la suciedad debe ser transitoria y además menciona que no es correcto tener la idea de que la oración sólo puede ser realizada sobre una alfombra, ya que ésta se puede hacer en cualquier otra superficie pura.

Las principales condiciones que debe tener el lugar escogido es que no se moleste a la gente en el lugar que se realiza el Salat, no debe de haber nada que distraiga a la persona que va a orar, un ejemplo de esto es que no haya música o voces.

Se debe buscar un lugar donde no se presenten burlas o insultos, por lo que no se debe hacer en un lugar donde estén personas inadecuadas como borrachos por ejemplo; por último, se debe escoger un lugar en donde no se haya realizado pecados.

Beneficios del Salat

El Salat es una oración obligatoria, pero aparte de esto los musulmanes consideran que con ella obtendrán beneficios; a continuación se nombran los principales beneficios que consideran los musulmanes que van a recibir:

  • Los musulmanes consideran que la oración les lleva luz a sus vidas y es que ellos dicen, que la oración es luz y como tal, la luz los guía hacia el camino de la rectitud, logrando así que no se cometan faltas ni malas obras.
  • Comunicación, el Salat es considerado un canal directo de comunicación con Allah, a través de este canal los musulmanes purifican su alma, el corazón se calma, el pecho se libera y se logra satisfacer las necesidades del ser, para que así la persona puede descansar sin las preocupaciones de esta vida.

salat

  • Al orar, los musulmanes no sólo manejan su aspecto externo, sino que van más allá, se maneja el interior de la persona ya que en cada oración se involucra al corazón, para poder hacer glorificación, magnificación, obediencia, alabanza y entrega de todo el amor a Allah.
  • El Salat constituye para cada musulmán que hace esta práctica, el cumplimiento de los mandamientos establecidos por Allah y es que cada musulmán debe estar entrenado para cumplir con las órdenes de Allah, en cada uno de los aspectos de su vida, de este modo se logra obediencia.
  • La oración es protección, ya que previene que la persona caiga en hacer malas acciones, además es considerada como un medio de expiar nuestras faltas.

Tipos de oraciones musulmanas

Dentro del Islam existen diversos tipos de oraciones, están las 5 oraciones (salat) obligatorios que se hacen a diversas horas de día, pero aparte de ésta que es la mas conocida, también existen muchas más oraciones; a continuación se mencionan las más importantes:

salat

El Salat del Jumu’ah

El Salat Jumu’ah o la Yumma, como también es conocido, es una oración que se realiza cada viernes en la mezquita, poco después del mediodía y ésta reemplaza a la oración Dhuhr que se efectúa todos los demás días de la semana.

Esta oración es considerada obligatoria para los hombres y es recomendada para las mujeres, sólo las personas que están enfermas son las que tienen una razón válida para perder el yumu’ah.

El Salat del Eid

La oración del Eid, es aquella a la que asiste el imán y guía a los fieles a realizar dos rak’ah ‘Umar .

Otros tipos de Salat

Existen diversas oraciones que se hacen en momentos específicos como lo son las siguientes:

  1. Los actos de adoración que se realizan por la noche.
  2. El Salat del Lailat-ul-qadr, o la noche del destino.
  3. La oración de Istikhara.

Dejar Comentario