≡ Menu




Serafines: significado, características, nombres y más

Los Serafines se refieren a la concepción de seres celestiales, también conocidos como espíritus, que según en la mitología hebrea se encuentran más cerca y alrededor del trono de Dios. Son seres divinos que arden en calor y amor divino, respaldando el palacio del Omnipotente. Les invitamos a conocer sobre estos ángeles especiales que le cantan y alaban sin cesar al Creador.

Serafines 1

Significado de Serafines

El vocablo Serafín, proviene de la palabra hebrea será-fîm que es un nombre masculino en plural originándose del verbo sâ-raf -y quiere decir “quemar-arder”.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Los Serafines son divinidades del más alto nivel jerárquico que están inmediatos al reino de Dios. La cultura hebrea establece que estos brillantes infantes espirituales son los custodios veloces que se encuentran rodeando y adornando el trono de Dios.

Los Serafines están considerados como los seres que tienen la misión de purificar y eliminar todo a su alrededor, por lo que están designados a custodiar los lugares más sagrados, debido a que son ángeles elevados que se encuentran circundando, ensalzando y entonando cánticos a Dios. Su principal alabanza o trisagio al Señor en hebreo que se evidencia en Isaías 6.3 es la exclamación de:

“Kadosh, Kadosh, Kadosh”

Tambien Te Recomiendo Ver...

Que literalmente traduce:

  “Santo, Santo, Santo, es el Señor Dios de los Ejércitos. Llenos están los cielos y la tierra de su Gloria”.

Serafines 2

De acuerdo a la religión cristiana, los Serafines son los ángeles que están en la primera posición de los nueve coros celestiales existentes, o también llamados espíritus benditos en el mundo de los ángeles. Estos se caracterizan por la energía y la dignidad con que aman al prójimo y por enaltecer los espíritus de menor nivel a Dios; también se les conoce como las llamas ardientes. Su principal actuación es elevar cánticos y sus notas musicales emanadas de sus cuerdas vocales, armonizar los movimientos del firmamento y generar la conmoción fundamental del amor emanado por Dios.

Tambien Te Recomiendo Ver...

En las sagradas escrituras, en el pasaje Ezequiel 1.1 y en Apocalipsis 4.12 y 9.12, se evidencia que los Serafines son seres que muy pocos tienen la virtud de verlos, sólo pueden ser visualizados por quienes tienen un elevado nivel espiritual a una dimensión privilegiada, esto quiere decir un estado en que el Cielo apertura sus puertas para ellos. (Ver artículo: Malakim)

También en las sagradas escrituras, los Serafines se plasman en los pasajes de Isaías 6.2, con un enfoque de alto contenido espiritual, que le fue otorgado a Isaías en el palacio, donde vislumbró las verdades invisibles que simbolizan las formas exteriores de la morada de Dios, su sagrario y sus discípulos. Cuando Isaías estaba mirando ante el recinto del sacerdote, se alzó en frente de él una honorable mirada de Dios que estaba reposando en su sagrario de deleite y gloria.

Se observaba claramente que a los lados derecho e izquierdo del trono, estaban unos inexplicables custodios de aspecto hermoso y brillante e irradiaban amor y compasión, y que a su vez con alegría agitaban sus glamorosas alas, y cobijaban su bello rostro y sus pies, sin embargo estaban descubiertos y se les veía su cálida piel, como deben presentarse para su asistencia eclesiástica ante la presencia del Dios Todopoderoso, pronunciando sus más encantadores y fascinantes cánticos y alabanzas. Se trataba de los agraciados Serafines, y uno de estos sobrevoló con fuerza adonde estaba Isaías, y con un carbón escondido que alcanzó desde el sagrario, le palpó y depuró los labios del profeta, purgando todos sus pecados del pasado para siempre, y desde ese momento quedaron santificados a las afirmaciones de la voz del Cielo.

Serafines 3

Se cuenta que los Serafines son los más antiguos y responsables de todos los ángeles, no tienen ni sexo ni edad, representan la inteligencia, sabiduría y la compasión, son seres de naturaleza pura y reluciente, y que su cercanía al aspecto divino les concede la gracia de sanar y purificar cualquier condición. Muestran la Gloria a Dios, pronunciándola en atributos puros que generalizan los principios de la existencia en el cosmos. A partir de esta visión figurada de Isaías, se puede deducir lo que descubren las sagradas escrituras acerca de los Serafines.

Se cree que para atraer y sentir la presencia de los Serafines se recomienda leer poesías y cuentos de hadas, porque se relacionan con la inocencia infantil, que íntimamente están ligados a los niños, y muy esencialmente cuando la hermosura de sus espíritus se refleja en la preciosidad de su rostro que se asemejan a los Serafines.

Características y aspectos de los Serafines

Entre las características y aspectos que poseen los Serafines se describen que tienen forma de animales, en su estructura física poseen alas y que cada una de ellas tiene entre diez a veinte ojos, estas alas les permiten desplazarse con veloces movimientos, dos alas la usan para cubrirse su rostro y la cabeza, que al parecer es para taparse de la luminosidad que emana Dios; sin embargo, con los ojos que tienen en las alas pueden ver la presencia del Creador, con las otras dos cobijaban sus pies y con las otras dos alas tienen la gracia de desplazarse volando. Sus movimientos al volar siempre son en forma ascendente lo que puede significar que están únicamente hacia el Creador. Su principal característica es su pureza y la grandeza del sentimiento surgido al amor de Dios.

Serafines 8

En las sagradas escrituras, se puede encontrar en Isaías 6.2.6, que indudablemente se trata de seres espirituales que existen y son bautizados como Serafines, no solamente son imágenes como muchos pudieran hacer creer. Igualmente estos seres angelicales son mencionados en Apocalipsis 4.8, refiriéndose a ellos como los cantores a Dios. (Ver Artículo: Bene Elohim)

En sus características también se puede encontrar que son seres espirituales que gozan de una increíble y espectacular belleza y luminosidad, así como de transmitir la calidez del fuego, que se enlaza con el fervor abundante de su luz que emanan al cosmos, y la sabiduría del amor individual y el amor universal. Por naturaleza son cantores y músicos especialmente para el reino de Dios y muchos de ellos tienen instrumentos musicales que utilizan para entonar sus canciones. Son especialistas en generar música maravillosa y sublime, con la que encantan a quienes tienen el privilegio de escucharlos.

La presencia de los Serafines demuestra el misticismo y caridad de Dios y la necesidad del humano en estar purificado antes de disfrutar un contacto con Dios. Una de las exigencias de Dios es que el individuo tenga un proceso de purificación y purgación antes de sostener un contacto directamente con Él.

Serafines 9

Nombres de los Serafines

A ciencia cierta no se conocen los nombres asignados, sin embargo, sólo se cuenta que están clamando uno al lado del otro, lo que se deduce es que se encuentran al lado del trono cantando la santidad y la gloria a Dios sus canciones en coro. En este sentido, damos a conocer alguno de sus nombres más conocidos:

Elemiah

Se refiere a un Serafín que tiene la particularidad de colocar en tus manos el poder sorprendente y celestial que apoya al prójimo a edificar su sendero y reconstruir todo lo que haga mientras marcha. Igualmente, suministra a quien se lo solicita la claridad para encontrar lo que está escondido. Las personas pueden comunicarse con este ente angelical cuando sea necesario, sobretodo para reformar una acción incorrecta en que haya incurrido, siempre y cuando te acompañe el verdadero y puro amor para que guíe en las más íntimas intenciones en condiciones sinceras de corazón. Está representando con el color de tono dorado.

Serafin 10

Mahasiah

Se refiere a un Serafín que ayuda a modificar lo más pronto posible de los errores que comete el prójimo, incluso antes de que los hechos se materialicen y que puedan traer malas consecuencias; provee de paz y tranquilidad para que continúes el sendero. Se cuenta que este Serafín tiene el don de dominar las altas ciencias como la filosofía, la teología y las artes liberales. Se le puede invocar para lograr una convivencia en paz y armonía con todos los seres que te rodean y contigo mismo, lo que es perfecto para mejorar el carácter.

Serafin 11

Lehahel

El Serafín Lehahel tiene la condición especial que contribuye iluminando todo aquello que lo requiera y necesite, aporta entendimiento y el discernimiento en la conciencia humana. Se cuenta que la luz que irradia esta entidad angelical puede llegar a sanar, curar dolencias y enfermedades, así como su luz puede influenciar en el amor por la claridad interior que posee, permitiendo que se amen y se comprendan unos a los otros.

Serafin 12

Achaiah

Este Serafín también puede aportar los dones de la paciencia que permite aguantar las torpezas de la existencia; induce a descubrir los secretos ocultos que tiene la naturaleza; permite descubrir el verdadero sentido de la vida en el caso que se haya disipado la fe y esperanza; provee de la capacidad para modernizar y visualizar lo que está más allá de las situaciones concebidas; ayuda a luchar contra la flojera, el abandono y la indiferencia.

Serafin 13

Como se puede observar, cada uno de estos Serafines tienen una misión específica que permite ayudar y orientar al prójimo por el buen camino del amor y la verdad de la existencia humana.

¿Cuántos hay?

Aún no se conoce la cantidad exacta de Serafines que pudieran existir, sin embargo en las Sagradas Escrituras se cuenta que cuando falleció el rey Uzías, rey de Judá, se observó a Dios sentado en el más alto nivel de su excelso trono, y sus grandiosas faldas repletaban el templo y estaban dentro de su aposento gigantesca cantidad de Serafines con voces y sonidos encantadores. (Ver artículo: Jofiel)

En las Sagradas Escrituras, específicamente en Apocalipsis 5.8.14, se evidencia que se narra sobre la existencia de una innumerable cantidad de seres angelicales que se encuentran circundando el trono de Dios, y figurativamente en los seres vivientes y sobretodo en las personas mayores, se trata de unas multitudes y multitudes que pronunciaban con gran y clara voz: El Cordero que fue sacrificado merecedor de percibir las fuerzas, las fortunas, la sabiduría, el recinto, la dignidad, la gloria y las alabanzas. Al recibir las escrituras, los cuatro seres vivos y los veinticuatro ancianos doblegaron sus rodillas delante del Cordero; cada uno de ellos tenía en sus manos arpas, liras y copas elaboradas en oro, que estaban repletas de incienso y mirra con oraciones de los santos.

Serafines 14

Igualmente, en Apocalipsis 19.5.7, se puede apreciar como se narra de una enorme legión de seres angelicales, que hacen algarabías como si fuera la corriente de muchas aguas y con sonidos estruendosos como si fueran truenos. De igual manera, en Apocalipsis 4.6.11, también se puede apreciar que se narra sobre la existencia de un trono que tiene delante un océano transparente, haciendo la similitud al cristal, y en medio del trono y alrededor del mismo, hay la presencia de grandes cantidades incontables de seres vivientes que están llenos de ojos en sus alas tanto por delante como por detrás.

Para concluir, en este párrafo se puede manifestar que existe una gran cantidad que no puede ser enumerada de seres angelicales conocidos como Serafines.

Serafines y Querubines

Los Serafines se refieren a una clase de especie angelical, este vocablo seraph quiere decir seres ardientes, se presume que es una mención a la palabra amor ardiente. Se simbolizan seres con rostros, cabeza, y pies, que son de característica con cualidades humanos aun no siendo humanos en especial cuando se refiere a entes divinos, y son criaturas tan fuertes y poderosas que hacen la voluntad del Creador.

Los Serafines están en la primera y mayor jerarquía angelical, que tienen la misión de servir y están encargados de Dios, cantándole y adorando incesantemente con  sus hermosas alabanzas. De acuerdo a la religión cristiana, los Serafines son entidades celestiales con tanta pureza e inocencia que tienen la capacidad de iluminar y mantener comunicación directa y permanente con el Creador, el fuego o calor que emanan se relaciona netamente con la purificación y el afecto verdadero. (Ver Artículo: Haniel)

La doctrina que se fundamente con las religiones cristianas y judías sostienen que los Serafines, en su figura de elohines, que se refiere a seres poderosos de acuerdo a la cultura hebrea, o también llamas ardientes que demolieron a Sodoma y Gomorra, cuando atacaron la ciudad con inmensas esferas de fuego. Siendo los Serafines los seres del universo con características más hermosas, que cuentan que solamente Dios tiene el privilegio y el derecho a vislumbrar su enorme belleza. En el caso que un ser humano tenga la capacidad de visualizar a un Serafín, siendo el caso como relatan las escrituras de lo acontecido a Santa Teresa y otros Santos, sobre las estigmas o heridas de la cruz en sus partes del cuerpo, grabando al mismo tiempo el sello del dolor que debe de acompañar durante toda su existencia.

Serafines 15

Los Serafines han sido instituidos para amar eternamente al Amor Supremo, primer principio infinito de todo amor. Los Serafines arden en amor inagotable sin cansarse y tampoco se debilitan, porque se introducen en la eternidad del amor, y de forma exclusiva al servicio del Altísimo. Estos seres celestiales aman, adoran y alaban a la Santísima Trinidad; son espíritus con gran fervor que permanecen orando y cantando, su principal obra es reafirmar el amor puro y divino y están encargados de estimular el sentimiento del amor en los seres humanos, el afecto perpetuo y sus poderes siempre serán de la luz y la purificación.

Oración a los Ángeles Serafines para recibir sus dones

“Señor Dios, Padre excelentísimo,

poderoso en sabiduría, te ruego con humildad , si es tu Voluntad,

me concedas por intercesión de tu perfecto coro celestial Serafines,

el amor como energía esencial purificadora. Señor, que tus más cercanos ángeles me asistan

en la inteligencia para la concreción de mis proyectos  sobre el basamento espiritual interior de la perseverancia,

la fe y el amor. Gloria a Ti, Señor. Amén.”

En este párrafo comenzamos a hablar sobre los Querubines, su nombre tiene el significado de colmado de conocimiento, inteligencia y sabiduría divina, son los  seres responsables de suministrar la luz e irradiar a las estrellas, planetas y otras constelaciones, así como de generar luz a las almas y corazones de los seres humanos. Los Querubines son entidades angelicales que están dentro de los llamados coros angélicos, componen el segundo coro de acuerdo a la filosofía católica.

El vocablo Querubín tiene su origen en el término latín Cherubim y que a su vez proviene del término hebreo querub, que quiere decir espíritus celestes.

En las Sagradas Escrituras, en Génesis 3.24, Ezequiel 10.1.20 y 28.14.16, se hace mención de los Querubines con el significado de Cherub, que significa con el alto rango de los ángeles y los arcángeles, y que tienen conexión en la administración de la dirección celestial enfrente del reino del Creador. Los Querubines están en el primer orden del renqueo de los ángeles, por lo general se relacionan con niños, por lo que se simbolizan con aspecto infantil, que protegen la gloria de la divinidad; tienen la función mística de resguardar el cielo, incluyendo las estrellas y su luz celestial.

Los Querubines concurrieron al Este del Edén con el objetivo de resguardar el sendero que llevaba al Árbol de la Vida. Un Querubín fue el responsable de arrojar a Adán y Eva del Paraíso por su indisciplina. Las sagradas escrituras se refieren a estos seres angelicales como muy veloces, parecidos a relámpagos, y poseen una gran inteligencia. Poseen alas de hermosos y llamativos colores y como si fueran serpientes que emiten fuego. La principal misión de estos seres es que son los mensajeros de Dios y favorecen en las revelaciones; su labor es aguantar el magnífico trono del Creador.

Serafines 16

Los Querubines son custodios del cosmos desde el plano divino y sin tener contacto directo con los seres humanos, sin embargo, sí influyen en la actuación de ellos. Se personifican con alas, pies y manos, y también se describen como si tuvieran dos rostros y aún como si tuvieran cuatro rostros. También se encuentran en un alto estado de elevación en el cielo, alabando al Creador y recordando por siempre a la humanidad la gloria divina. Los Querubines de igual manera pueden estar en grupos.

Oración de los Querubines

…“Resuena en el universo el tronar inteligente y resplandece en la esencia la maestría del bien.

Kerub, Querubines que saben de la verdad y que como espada penetran en la debilidad.

Inicien en mi la fase perfecta de lo grande, de lo sabio, de lo bueno, de lo inmenso.

Para poder reflejarlos en mi propio espejo.”…

Las diferencias existentes entre los Serafines y Querubines podemos mencionar que:

Los Serafines representan el pensamiento del Creador, su mayor vibración es el amor divino y de la creación. Ellos obedecen a las órdenes de Dios, su luz es derramada como una sustancia primordial. Extienden su aura y esencia embebiendo todo el cosmos preparándolo para la inmensa obra de Dios. Estos seres angelicales componen el coro celestial con más jerarquía y están junto a Dios. Sus cánticos y música reúnen rayos de hermosos colores y ondas del pensamiento de Dios, que luego son enviados al lugar desde el plano que viven.

Se concluye con esto que los Serafines almacenan el pensamiento de Dios y comienzan a emanar sonidos agradables que concierne a este pensamiento, porque son los consejeros directos de Dios y que trabajan a su lado.

Los Querubines son custodios del cosmos desde un plano divino y su luz divina es recibida desde el cielo y que no tienen contacto directamente con los seres humanos, que aunque gracias a su labor influyen positivamente sobre ellos.

Serafines 17

Los Querubines son los responsables por vigilar la gloria de Dios, y que su gracia divina siempre sea reverenciada. En el transcurso del tiempo se simbolizan con formas de niños. Como la gloria divina de Dios se medita que no se encuentra en el nivel terrenal, sino que más bien está en el cielo donde los Querubines cumplen su cometido irradiando la existencia del ser humano hacia el cielo.

Generalmente se ha visualizado por los siglos de los siglos y se han calificado los vocablos tanto de Serafines como Querubines como ángeles, visto siempre como seres de otra dimensión.

Serafines Caídos

En las Sagradas Escrituras, en Génesis, se habla que ese tiempo los humanos fueron tentados por un reptil inteligente refiriéndose a una serpiente, inclusive más que a los demás seres que incluían la creación de Dios. Se narra de ángeles caídos, y que igualmente estos seres tuvieron que ser precisamente ángeles originalmente, nos hallamos ante una cualidad angelical que describe exactamente con las representaciones que se muestran en las civilizaciones antiquísimas, y que inclusive en los libros sagrados se vincula con el conocimiento, pero también con el mal: los Serafines.

En este caso, se detallan a los Serafines como divinidades con forma de serpiente veloces con fuego que contribuían a resguardar la creación. En el Antiguo Testamento se encuentran escritos que manifiestan que al comandante de los Serafines se le denominada Belzebub, o Baal-zebub que se referían al conocido Baal quienes veneraban los satanistas, éste se halla justo debajo de quien posee el más alto status de las aglomeraciones de los caídos, llamado Lucifer. Sin embargo, en el Nuevo Testamento y la Iglesia Ortodoxa, manifiesta el Arcángel Miguel está puesto y es designado como el príncipe de todas las entidades celestiales incluyendo a los Serafines.

Serafines 18

Los ángeles caídos no poseen la oportunidad de dispensarse, sin embargo, los seres humanos han tenido la posibilidad a través de la intervención de Jesucristo, quien con su propia existencia pagó las faltas y pecados cometidos por todos los humanos, pero notoriamente las entidades caídas no abandonaron el sendero, dejándolo libre. Se cuenta que los ángeles oscuros o caídos, son entidades celestiales que por alguna razón traicionaron a su creador, por lo que transitaron a formar parte de legiones oscuras.

Los serafines caídos tienen en su lenguaje palabras condenadas, estas expresiones eran conocidas como sagradas, que tenían el poder de disminuir a las entidades malévolas, pero como perdieron la gracia celestial, estas palabras se volvieron tan dañinas como su propio dueño que las expresa. No tienen la opción de pesar en nada positivo que pueda conllevar a la aniquilación, en el caso que lleguen a pensar en cometer acciones maléficas, no tienen la suficiente fuerza y poder para arruinar a un contrincante, inclusive esto sucede antes de iniciar cualquier batalla, por lo que no consiguen implorar el poder de otra entidad dañina u oscura. (Ver Artículo:  Gigantes en la Biblia)

También se dice en Apocalipsis 12.3.4 que los ángeles caídos son aquellas entidades que, junto con Satanás, se unieron para protestar y faltarle a Dios, luego de la caída de Adán y Eva. En la creencia religiosa de la gran parte de los cristianos, concuerdan con que un tercio de ángeles cayeron y en ese entonces  apareció la señal en el cielo como un gran dragón color rojo, que está figurado con siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas las adornaban siete coronas, y su cola remolcaba una tercera parte de las estrellas del firmamento que fueron lanzadas a la tierra, y el dragón se enfrentó a una mujer que estaba a punto de alumbrar a su hijo, esperando para devorar a su criatura una vez que esta llegará al mundo.

Imágenes representativas de Serafines

Los Serafines también cuentan con sus más hermosas y llamativas representaciones, que nos inspiran de alguna manera a admirar su espectacular belleza plasmada en distintas imágenes. A continuación mostramos algunas de ellas.

Serafines 4

Serafines 5

Serafines 6

Serafines 7

Dejar Comentario