≡ Menu




Aprende todo sobre Zeto el hijo de Zeus

En principio, Zeto es conocido en la mitología griega como el hijo de Zeus, dios de dioses, y Antíope, hija del dios personificador del río Asopo o según otras versiones, del Rey Nicteo de Tebas. zetoAsimismo, la unión de ambos sugió debido a la gran belleza que portaba la mujer, la cual encantó y deslumbró al dios del Olimpo en cuestión de segundos. El mismo tomó la figura de un sátiro (una criatura del bosque caracterizada por su sensualidad) para seducirla y embarazarla de sus dos hijos, Zeto y Anfión (ver artículo: El Dios Zeus)

Nacimiento y abandono de Zeto

Dicho esto, el padre de Antíope no creía que su hija estuviera esperando vida del mismísimo señor de los cielos, por lo que la acusó de mentirosa. No obstante, pudo corroborar luego que lo que Antíope le contaba era cierto, acto que desató su cólera y provocó su suicidio.zeto

Por otro lado, la joven escapó a Sición bajo el consejo de su amante en forma de lechuza y decidió que desposaría al rey de la ciudad griega, Epopeo. Sin embargo, Antíope no contaba con que su tío, Lico, la persiguiera hasta allá para cobrar la venganza que su padre no pudo.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Al llegar al reino, Lico invadió la ciudad haciéndose con el puesto del rey y asesinó al prometido de Antíope para luego raptarla y llevarla de regreso a su hogar, lugar donde daría a luz a sus gemelos, Zeto y Afión, los cuales fueron cruelmente arrancados de su seno para dejarlos morir en la montaña de Citerón.

Venganza de los gemelos

Antíope por su parte fue dejada bajo el cuidado de la esposa de su captor, a la cual llamaban Dirce; esta mujer torturó y sometió a la joven a numerosos dolores y actos inhumanos que la mantenían en un constante sufrimiento, encerrándola además en una celda y privándola de consumir alimentos o agua porque envidiaba su físico y la acusaba de mantener relaciones con su marido, Lico.zeto

A pesar de esta situación, Antíope logra escapar y se dirige a Citerón para rescatar sus hijos, los cuales una vez llegados a la madurez arrasaron con el reino de Lico y Dirce para vengar a su madre por lo que le hicieron. Asimismo, asesinaron al rey y su esposa por otra parte, fue atada a los cachos de un toro para que la destrozara tratando e embestir una roca.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Finalmente, cuando los hijos y su madre regresan a su hogar, el dios Dioniso provoca la locura en ella puesto que Dirce (asesinada por los gemelos) era una de sus sacerdotisas y juró cobrar venganza por su muerte. No obstante, mientras Antíope vagaba por Grecia sin rumbo alguno, fue rescatada y sanada por el Foco, rey de la Fócida, quien luego desposaría hasta su muerte.

Zeto y Afión

En este orden de ideas, ambos fueron criados por humildes pastores de bueyes en las afueras de la colina de Citerón, lugar donde fueron abandonados por Lico, su tío abuelo. Una vez que asesinaron a los reyes que mantuvieron cautiva a su madre, juntos tomaron el poder de la ciudad. Es importante resaltar que en la mitología, los hermanos gemelos siempre son expuestos como rivales y en constante conflicto, lo cual no era el caso de este par; Zeto y Afión representaban el entendimiento y compensación, polos opuestos que se complementaban.zeto

Dicho esto, Zeto se destacaba en las tareas manuales como pastoreo, ganadería, entre otros, y su hermano Anfión sobresalía en el arte musical. El maestro de éste último fue el mismísimo Hermes y le obsequió una lira para que la tocara cuando gustase, enseñándole también a tocarla. Cuando ambos decidieron construir el muro de la ciudad que gobernaban, Zeto cargaba y apilaba los pesados bloques mientras que su hermano tocaba su lira para que se movieran por sí solas.

Cabe acotar que la ciudad de Sición pasó a llamarse posteriormente la famosa “Tebas”, ya que Zeto toma por esposa a Tebe, hija del dios rel río Asopo y bautiza el territorio griego haciendo honor a su nombre. Sin embargo, tuvo un único hijo fuera de la unión con ella, a quien llamó Itilo y su madre Aedón; quien asesinó a su hijo por error intentando arrebatar la vida del mayor de sus sobrinos, hijo de Afión. Debido a esto, Zeus la convierte en un ruiseñor para que con su melancólico canto se lamentara de sus actos hasta el fin de sus días.

Por su parte, Anfión desposó a Níobe, la hija del rey de Lidia y con ella tuvo una descendencia de siete hijas y siete hijos, de la cual se encontraba muy orgulloso. Para su mala suerte, su vida estuvo colmada de desgracias que acabaron por quitarle la claridad de sus pensamientos, por lo que en uno de sus ataques de locura decidió acabar con el templo de Apolo para liberar su rabia, acto que le costó el resto de su vida en el Tártaro. (ver artículo: Hades)

Dioses de la mitología griega

 

Dejar Comentario