≡ Menu




Descubre todo sobre el adivino Tiresias

En principio, Tiresias es uno de los adivinos de mayor estima en la mitología griega, aunque no hay muchos de esta índole. Es hijo de la ninfa Cariclo, quien era una de las acompañantes y confidentes de la diosa Atenea. Sin embargo, según distintos autores esta era una criatura que podía ser tres a la vez, por lo que se ve involucrada en distintas historias de la mitología. A su vez, el profeta carecía del sentido de la vista debido al castigo de una deidad.

tiresias

Mito sobre su transexualidad

Una peculiaridad que tenía este ser es que tuvo la oportunidad de ser hombre y mujer durante su vida; la versión más renombrada establece que Tiresias se encontraba paseando por una montaña cuando se encuentra con un par de serpientes apareándose, por lo que sin razón alguna golpea a la hembra con una vara y ésta lo castiga por ello convirtiéndolo en el sexo contrario, una mujer.tiresias

Tambien Te Recomiendo Ver...

Luego de este acontecimiento, llevó una vida de prostituta y hasta dio a luz a su hija, Manto, quien heredaría luego sus dones de profeta. Cuenta la mitología que Tiresias en su forma de mujer también sirvió a la diosa Hera como sacerdotisa hasta ocho años después del acontecimiento de los reptiles, donde se encontró con ambas de nuevo y esta vez golpeó a ambas para revertir la penitencia (ver artículo: La Diosa Atenea)

Historia mitológica sobre su don

Ahora bien, se conocen dos versiones de las razones por las que recibió el don de la predicción, siempre involucrando a deidades enojadas por su comportamiento, las cuales son las siguientes:

tiresias

Tambien Te Recomiendo Ver...

Castigo de Atenea

Como bien se mencionó anteriormente, Cariclo era una de las compañeras de la diosa de la sabiduría, Atenea, a la cual rendía lealtad y compartía la mayoría de los días. Durante una de sus rutinas, ambas se encontraban dándose un baño mostrando su desnudez en una fuente del monte Helicón y mientras tanto, Tiresias en su juventud se encontraba cazando y paseando en los alrededores. Para su mala suerte, se encontró con las féminas mientras no tenían vestiduras y cuando Atenea se percató de ello, lo castigó cegándolo.tiresias

A Cariclo por su parte no le gustó nada la actuación de la diosa, por lo que debido a la confianza que le tenía le pidió que le levantara el castigo, alegando que el joven solo vio lo que tenía frente a sus ojos. Atenea alegó que todo mortal que viera a un dios en contra de su voluntad debía ser castigado, pero debido a lo que su amiga le pidió decidió brindarle otras virtudes a su hijo, ya que no podía revertir lo que hizo.

Dicho esto, la sabia diosa decidió darle unos atributos mágicos al joven Tiresias tales como un bastón mágico que guiaría siempre sus pasos por la tierra a pesar de su ceguera, lo dotó además del poder de hablar con las aves y aunque no podría ver el exterior, podría ver más allá de los límites mortales para así ejercer la adivinación que Atenea le regaló para que fuera menos infeliz. Además, prometió que cuando pasara al mundo de los muertos y residiera en el Inframundo, sus dones no se desvanecerían.

Cabe acotar que también purificó sus oídos para poder escuchar mejor los cantos proféticos de los animales.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Castigo de Hera

Una segunda versión de la historia establece que la pareja de dioses del Olimpo, Zeus y Hera, se encontraban discutiendo sobre qué género disfrutaba más el acto sexual, Zeus alegaba que la mujer sacaba más provecho de ello que el hombre y Hera establecía lo contrario. Por consiguiente, llaman a Tiresias debido que ya había sido tanto hombre como mujer para que diera su argumento. (ver artículo: El Dios Zeus)tiresias

No obstante, cuando Tiresias declara ante las deidades le da la razón a Zeus, por lo que Hera se enfurece al no tener la razón, ser avergonzada en frente de su marido y como mujer en su sexo. Durante su rabieta arrebata a Tiresias de su visión y lo deja completamente ciego, pero Zeus en compasión con él lo dota con el regalo de la adivinación y los mencionados con anterioridad además de una vida prolongada.

Tiresias en Antígona

Ahora bien, Antígona es una obra escrita por el poeta griego, Sófocles, quien se dedicó durante su vida a escribir obras de tragedia que han sido renombradas hasta la actualidad. En ella se basa en el mito homónimo que representa dos maneras del deber, el familiar (idealizado por Antígona, hija de Edipo) y el civil (que lo aparenta Creonte, el regente de la ciudad de Tebas).tiresias

El contexto de esta tragedia parte con el Rey Edipo, quien mató a su padre, se casó con su madre sin saberlo y gobernaba en la ciudad de Tebas, sin embargo, cuando se entera de lo que hizo decidió arrancarse los ojos y escapar de la ciudad junto a su hija, Antígona. Sus hijos varones por su parte se declararon la guerra mutuamente para luchar por el poder de la ciudad, por lo que uno de ellos envió un ejército extranjero a Tebas para acabar con él.

Por otra parte, Creonte toma el poder de Tebas luego de la muerte de los hermanos aspirantes al título, prohibiendo los ritos fúnebres al hermano que ordenó el ataque a la ciudad, Polinices, debido a sus acciones. Acto seguido, Antígona decide sepultarlo de todas maneras y es condenada a muerte por su tío, el Rey; no obstante, el hijo de Creonte ruega por su vida debido a que es su prometida, pero él hace caso omiso a sus súplicas.

Ahora bien, Tiresias tiene que ver en esta historia puesto que acusa al Rey de imprudente por violar las leyes divinas al prohibir los actos fúnebres y le expresa que los dioses no se encuentran contentos con lo que hizo, por lo que estaban mandando señales que indicaban la cólera en el Olimpo. Dicho esto, profesa que alguien con su sangre pagaría las consecuencias de sus actos, así que Creonte rectifica y decide retractarse.

Finalmente, no lo hizo lo suficientemente rápido, porque Antígona se había suicidado y su hijo también al verla hacerlo, así que la profecía de Tiresias se había cumplido.

Dejar Comentario