≡ Menu




Ninfas: nombres, significados, y mucho más

Todas las ninfas tuvieron mucha importancia en diversas leyendas. Es común encontrarlas como esposas de algún héroe o semidiós, porque casi siempre se veían intervenir en los mitos amorosos.

Ninfas

Las ninfas son seres mágicos procedentes de las fuerzas de la naturaleza. Su creación es más sencilla de lo que se piensa, simplemente la esencia natural de ninfa crea un cuerpo y lo habita. Las ninfas tienen su propio lenguaje musical.

Tambien Te Recomiendo Ver...

En la mitología griega

En la Mitología griega, consideradas como divinidades secundarias a las que se les pueden hacer plegarias, personificando de las actividades creativas y alentadoras de la naturaleza; con aspecto de mujeres jóvenes y encantadoras que a menudo los humanos relacionaban con lugares u objetos concretos.

Típicamente eran asociadas a un lugar natural, como puede ser un manantial, ríos, pozos, montañas, bosques y árboles. Durante la época homérica, se solían emparentar con Zeus –como su padre-.

Casi todas eran benevolentes y podían garantizar la fertilidad junto con la prosperidad de un entorno, pero bien exigían un trato cuidadoso, porque a veces mostraban su carácter caprichoso y gracias a esto se permitían, seducir a los mortales y enloquecerlos, resultando realmente temibles a pesar de ser bondadosas. Era común que sean el séquito fiel de algún dios o diosa o de otra ninfa de alto nivel.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Nunca envejecían o eran afectadas por la enfermedad y completamente capaces de engendrar a un dios completo, ellas no necesariamente eran consideradas inmortales, ya que podían morir gracias a distintas cosas. Aunque para Homero todas las ninfas son inmortales y se les debía culto, realizando sacrificios pero la adoración de estas deidades era restringida, se identifican en su totalidad por una localidad concreta.

A las ninfas no se les atribuía la inmortalidad pero se creía -según Hesiodo- que vivían muchos miles de años, fijando el número de años de su vida en nueve mil setecientos veinte. Aunque en los monumentos antiguos se representa a las ninfas bajo la forma de unas jóvenes medio desnudas, los antiguos afirmaban que era una de las mayores desgracias que podían pasarle a un hombre era el ver una ninfa desnuda y que esta imprudencia podía costar tu vida.

Características

Las ninfas odian la fealdad y el mal, por eso, ellas siempre tienen cuerpo de una mujer de enorme atractivo y encanto. Son muy inteligentes, de mente rápida e ingeniosa. Cualquier animal cerca de una ninfa buscara ser acariciado por una ella, ya que le es imposible no sentirse relajados al tenerlas cerca, por eso ni les importaría tener cerca incluso a su peor enemigo si pueden están cerca de ella.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Las ninfas sólo habitan en los lugares más hermosos; palacios de hielo, grutas oceánicas, lagos y arroyos cristalinos, y los más maravillosos bosques.

Estos encantadores seres, suelen ser no agresivos, generalmente intentarán huir siempre que noten el peligro cerca. A pesar de que no son seres violentos, son pocos los que de verdad se atreven a enfrentarse a una ninfa, ya que el simple hecho de contemplarla produce en la mayoría de los casos una ceguera irreversible por su pureza y belleza.

Su condición de seres mágicos originarios de la naturaleza, las convierte en protectoras del bosques, lagos, ríos y océanos. Curan animales heridos, reparan flores y árboles rotos. Una ninfa puede vivir durante largas generaciones, por lo que suelen conocer bien su entorno, siendo conscientes de donde se encuentra la mayoría de lugares secretos y entradas ocultas.

Ninfas y sátiros

Los sátiros, forman el cortejo dionisíaco que escolta al dios Dioniso. Algunas tradiciones consideran a Sileno padre de la tribu de los sátiros. Se representan muy variadas formas y la más común es la de una criatura mitad hombre mitad carnero, con orejas puntiagudas y cuernos en la cabeza, abundante cabellera, cola de cabra y un priapismo permanente. (Ver artículo El dios Dioniso)

Estos seres son conocidos por su amor al vino y a las borracheras que trae. Sus incontrolables deseos sexuales llegan al punto que aprovechan cualquier ocasión para organizar ruidosas orgías y saciar así estos deseos. Sus pasatiempos eran principalmente el beber, bailar, tocar la pandereta, la flauta y perseguir como acosar a las ninfas para lograr seducirlas de una u otra manera.

Los sátiros presentan un especial interés por la música y el baile; tanto que repetidamente organizan improvisados conciertos de caramillo con los que atraen a las ninfas.

Calipso

Nombre que proviene del griego antiguo, significando la que oculta. Era, según la Odisea, una hija del titán Atlas que reinaba en la hermosa isla de Ogigia, debido a que cuando los titanes perdieron la guerra, los dioses del olimpo, la castigaron por el único hecho de ser hija de Atlas.

Cuando Odiseo, quien estaba en la deriva tras el naufragio de su barco, llegó a la isla y siendo recibido cordialmente por la ninfa, fue hospedado en la cueva de esta, donde lo proporciono con manjares, ropa y un techo. Lo retuvo durante muchos años y debido a esto, de él, engendro a dos hijos: Nausítoo y Nausínoo.

Calipso intentó de todas la maneras que Odiseo olvidara su vida anterior, llegando incluso al punto de ofrecerle la inmortalidad y la juventud eterna con tal que se quedara en la isla. Pero el héroe se cansó y más temprano que tarde empezó a añorar a su mujer, Penélope.

Viendo la situación, Atenea le pidió a Zeus que le ordenase a Calipso que liberara a Odiseo. Ella notando que no tenía más opción que obedecer o salir perjudicada, termino por darle a Odiseo materiales y víveres para que se construyera una balsa y continuara su viaje. Algunos cuentan que Calipso terminó muriendo de pena justo después de la partida del héroe.

Ninfas

Nombres y significados de las ninfas

Las diferentes especies de ninfas se diferencias según las variadas esferas de la naturaleza con las que están conectadas:

Ninfas celestes

  • Auras (Aurae o Aurai, ‘brisas’), también llamadas Aetae o Pnoae
  • Asterias (‘estrellas’), las Atlántides (hijas de Atlas)
  • Hespérides (ninfas del oeste, hijas de Atlas)
  • Egle (‘brillo’ o ‘esplendor’)
  • Híades (hacedoras de lluvia)
  • Pléyades (hijas de Atlas y Pléyone, también conocidas como Oréades)
  • Maya (madre de Hermes con Zeus)
  • Néfeles (nubes)

Ninfas terrestres

  • Alseides (cañadas, arboledas)
  • Auloníades (pastos).
  • Leimáquides o Limónides (prados)
  • Napeas (valles de montañas, cañadas)
  • Oréades u Orestíades (montañas, grutas), también Orodemníades
  • Ninfas de bosques y plantas
  • Anthousai (flores)
  • Dríades (árboles)
  • Hamadríades o Hadríades (árboles)
  • Dafneas (árbol de laurel)
  • Epimelíades o Epimélides (manzanos, también protegían los rebaños), incluyendo las variantes del nombre también Melíades, Malíades o Hamamelíades; iguales a ellas son también las Boucolai (ninfas pastorales)
  • Kissiae (hiedra)
  • Melias (fresnos)
  • Hyleoroi (vigilantes de los bosques)

Ninfas acuáticas (Ondinas o Hidríades)

  • Náyades o Naides (agua dulce)
  • Creneas (fuentes y pozos)
  • Heleades (pantanos y marismas)
  • Limnades o Limnátides (lagos)
  • Pegeas (manantiales y cataratas)
  • Potámides (arroyos y riachuelos)
  • Oceánidas (ríos; hermanos de las Oceánides)
  • Oceánides (agua salada)
  • Nereidas (las 50 hijas de Nereo, el mar Mediterráneo)
  • Sirenas (habitaban una isla del Mediterráneo frente a Sorrento)

Ninfas del Inframundo

  • Cocitias (hijas del dios-río Cocito)
  • Lampades (portadoras de antorchas en la comitiva de Hécate)
  • Otras ninfas
  • Cabírides (hermanas de los Cabiros)
  • Hecatérides (danza rústica; hermanas de los Dáctilos, madres de las Oréades y los Sátiros)
  • Melisas (abejas; subgrupo de Oréades o Epimélides)
  • Ménades o Bacaes o Bacantes (ninfas frenéticas del séquito de Dioniso)
  • Lenas (prensa del vino)
  • Mimalones (música)
  • Naides (Nayádes)
  • Tíades o Tías (portadoras del tirso)
  • Musas (memoria, conocimiento y arte.)
  • Témides (hijas de Zeus y Temis, profetas y guardianas de ciertos objetos divinos)

Ninfas Marinas

Las ninfas marinas, son hijas de Caliope y del río Aqueleoo. Su aspecto es igual a lo que hoy en día se conoce como sirenas, es decir cuentan con un rostro y torso de una mujer con belleza extraordinaria, con hermosos cabellos largos y de las caderas hacia abajo la inconfundible cola de pez larga; pasan sus horas en las rocas bajo el sol pero bajando al mar cada cierto tiempo, ya que no podían durar tanto fuera de el.

No te dejes engañar con su belleza, ellas no son seres amigables, usan su hermosa y melodiosa voz, la cual es su preciado don que seduce a los marineros que estén perdidos en el medio del océano, atrayéndolas hasta hacerlos estrellas contra las rocas donde ella habitan. Debido a esto, se dice que los marineros de la época eran obligados por sus capitanes a taparse los oídos con cera caliente, buscando evitar caer bajo el hechizo de tan temible criatura.

Ante esto, al ver que no lograban su objetivo, ellas volvían a los mares y rodeaban el barco, para luego impulsarse con sus colas hacia el mismo para atrapar a algún marinero y devorarlo o para ahogarlo en venganza. Estas son las únicas ninfas de la gran gama de especies que hay, que son consideradas hostiles solo por diversión y no por defensa propia, por eso son tan temibles.

Las ninfas de hercules

Lo que hay en común entre Hércules y las ninfas, es un joven llamado Hylas, portador de una belleza tan arrasadora que hizo al mismísimo héroe caer enamorado de él.

El mito griego de Hilas y las ninfas es muy poco conocido. Luego de que Heracles asesinara al rey Tiodamante y venciera a todo su pueblo, se enamoró perdidamente de su hijo –Hylas-, un joven de una belleza incomparable. Volviéndolo su escudero y protegido, este lo acompañó en expedición de los Argonautas. Habiendo hecho una escala de la travesía en Misia, el muchacho abandonó la nave para saltar a tierra con Heracles. (Ver artículo El dios Zeus)

Heracles por su parte comenzó a talar algunos árboles para así elaborar unos remos a la vez que otros miembros de la expedición, hacían diversas tareas en la nave. Hylas al ser joven e inexperto, se le encargó de ir por agua y luego de internarse en el lugar, coincidió con una fuente -Pegea, Misia-, que sin saberlo, era donde habitaban las ninfas.

Cuando estas lo vieron llegar, quedaron prendadas al instante de su belleza. Al acercarse a recoger agua, Hylas fue secuestrado por las náyades de la fuente y cayo gracias a las mismas ninfas, muriendo al instante ahogado pero rápidamente siéndole entregada la inmortalidad.

Entretanto, sus compañeros habían llevado anclas partiendo pero sin darle importancia Heracles, ayudado por el argonauta Polifemo, -quien escucho el último grito del muchacho al desaparecer-.El semi-dios, buscó a Hylas durante mucho tiempo a su compañero preso de la desolación pero nunca logro dar con él.

La Ninfa Aretusa

Conocida como la Acuática. Era una ninfa hija de Nereo –transformándola en nereida– y que luego se convirtió en una fuente de la isla de Ortigia, en Sicilia.

El mito de su transformación inicia cuando ella asistió a una corriente clara y comenzó a bañarse, no sabiendo que se trataba del dios del río Alpheus. Éste se enamoró durante el encuentro, pero ella huyó tras descubrir su presencia e intenciones, ya que solo deseaba continuar siendo asistente de Artemisa. A dicha diosa le ruega protección, así que la diosa apiadándose de ella la oculta en una nube.

Pero aquel dios era persistente y la ninfa ante el miedo comenzó a transpirar profusamente y pronto se convirtió en una corriente. Artemisa buscando soluciones, rompió el suelo para permitir otra tentativa de huir, entonces su cauce viajó debajo de la tierra hasta la isla de Ortigia, pero Alpheus locamente enamorado atravesó el mar para alcanzarla y mezclarse con sus aguas y estar juntos al fin.

Como dato curioso, Aretusa aparecía estampada en monedas junto a varios delfines alrededor de su cabeza. Estas monedas eran comunes en los lugares aledaños a la mencionada Ortigia.

Ninfas del mar mediterráneo

Las Nereidas son el otro nombre por las que se conoce a estas ninfas, son las 50 jovenes de impresionante belleza que habitaban el mar Mediterráneo. Cada una representa las formas en que era visto el mar Mediterráneo y eran hijas de Nereo – el viejo hombre del mar- y Doris su esposa -una oceanide-. Estas criaturas nacieron antes de que los mortales existieran, incluso antes de que muchos de los dioses griegos fueran creados.

Estos seres viven en las profundidades del mar junto a sus padres y sólo van a la superficie cuando quieren jugar con las olas, observar a los navegantes pasar y en caso de que se las necesite, prestar ayuda – generalmente marineros en apuros-, salvándolos montadas en delfines u otros animales del mar. Gracias a esto, era que el pueblo griego les veneraba y mandaban ofrendas desde las orillas, eran altares elaborados en los cuales colocaban leche, aceites y miel.

Simbolizan todo aquello que hay de hermoso y amable en el mar. Se las representa como muchachas muy hermosas, vestidas con túnicas de seda blanca con bordeados dorados, dependiendo de la representación pueden ser mitad mujeres y mitad pez, o bien jóvenes de figura humana con largos cabellos rubios adornados por ramas de coral rojo, sentadas sobre animales marinos y portando el tridente de Poseidón -al ser parte de su séquito forman parte-.

Ninfa

¿Cuál fue la ninfa que tuvo un hijo con poseidon?

Anfitrite, nombre proveniente del griego antiguo, significando el tercero que rodea -el mar-.Una ninfa y antigua diosa del mar, hija de Nereo y Doris, conocida por ser igual de celosa que la diosa Hera.

Poseidón la vio por primera vez bailando en Naxos mezclada entre las otras nereidas, se enamoró perdidamente de ella y se la llevó para volverla su cónyuge. La descendencia de ambos fue un hijo varón, llamado Tritón que es conocida do como el dios mensajero de las profundidades marinas.

Ninfa galatea

Se cuenta que ella era una nereida de Sicilia, hija de Nereo y de la ninfa Toosa; una joven que contaba con gran belleza. Amada por el cíclope Polifemo pero estos sentimientos no fueron correspondidos por ella, ya que el corazón de la muchacha era de Acis, un pastor siciliano, hijo del dios Pan y una ninfa. Polifemo descubrió a la pareja junta mientras estos descansaban en la orilla del mar; el gigante de un solo ojo, invadido por los celos y la furia, lo mató aplastándolo con una enorme piedra.

Completamente sumergida en su dolor, la pobre Galatea acudió a los dioses, quienes conmovidos por el amor de la joven pareja, convirtieron la sangre de Acis en un río en Sicilia, que hasta hoy lleva el nombre del pastor.

Otros mitos, aseguraban que Galatea pertenecía correspondía ciegamente al imponente Polifemo pero que aun así Acis se enamoró de ella  y al enterarse el cíclope, intentó matarlo lanzándole unas rocas, terminando el joven se transformándose en río para evitar así su trágica muerte.

Ninfas del bosque

Ellas habitaban los árboles en los bosques sobre todo los robles. Estas Ninfas, son descritas como hermosas mujeres, alegres con mucha gracia y agilidad. Pero no hay que confundirse, ellas son muy poco sociables con los hombres y las relaciones voluntarias son inexistentes.

Los árboles altos se supone que son las mujeres mientras que los más pequeños las niñas. El follaje representaba el cabello y el grosor del tronco la contextura de la fémina. El temperamento era lo que reflejaba el estado de los árboles. Su llanto es igual a las hojas del otoño cayendo de los árboles mientras que la primera, es su alegría de las ninfas.

Las vidas de las Ninfas de los Bosques están conectadas a los árboles, ya que ellas son los árboles, dañar a uno es dañarlas a ellas.

¿Cuál ninfa es amada por Apolo?

Dafne es el nombre de la ninfa protagonista de una desgraciada historia de amor con dios Apolo. Ella era una dríade (ninfa de los árboles), hija del dios río Ladón de Arcadia con Gea y sacerdotisa de la misma.

Apolo – dios del sol y las artes-, fue maldecido por el joven dios Eros, por burlase al argumentar que solo jugaba con un arco y flechas.

El dios del amor, tomó dos de sus flechas -una de oro y otra de plomo-. La de oro que provocaba amor con locura fue la que le disparó a Apolo mientras con la de plomo que incitaba al odio, le disparó a la pobre ninfa Dafne que solo se encontraba ahí en el peor momento. El dios del sol se inflamó de afecto por Dafne y ella por su parte solo lo aborreció.

Apolo la hostigó constantemente, rogándole que se quedara con él, pero la ninfa siguió huyendo cuando el joven estuvo a punto de alcanzarla, la ninfa imploro por la ayuda de los dioses y apiadados, la convirtieron en un laurel –especie de árbol-. Apolo, juro que la amaría eternamente a pesar de ser un árbol y arrancando algunas hojas de la que había sido su amor imposible, se hizo una corona que desde entonces es el símbolo de los que triunfan, lo que corona las cabezas de los héroes.

Eco y Narciso

Narciso era un joven de increíble belleza pero también contaba con un egoísmo y crueldad como ninguna otra con los que lo rodeaban. De la larga lista de pretendientes que sufrieron gracias a este apuesto hombre, la que más sufrió por el desdén de Narciso fue la ninfa Eco, una ninfa criada por otras ninfas y por las Musas.

Ella siempre estuvo en encantada con su propia voz, ya que era hermosa y la envidia de sus hermanas ninfas; poseía una elocuencia y un manejo de las palabras tan espectacular, que podía competir contra el mismísimo Hermes pero la hermosa ninfa decidió usar este don de forma incorrecta, más precisamente con la diosa equivocada.

Eco era quien hacía el favor al rey de los dioses de distraer a su esposa con conversaciones amenas mientras él se escapaba con alguna de sus amantes. La diosa estalló en una cólera tan grana al enterarse del porqué de las conversaciones de la joven y la pobre Eco pagó el precio.

Hera le arrebató más amado por ella, lo que era su esencia, es decir su hermosa voz. Pero no la dejo muda, no, por su insolencia estaría obligada a solamente repetir la última palabra que le fuera dicha.

Como esta muchacha no contaba con la facultad del habla y tan solo lograba repetir las últimas palabras que escuchaba,  cuando vio a Narciso, le siguió en silencio, pero él se dio cuenta y al ver que se escondía le pregunto si era una mujer y mujer fue lo único que logro responderle Eco (Ver artículo Dioses de la mitología griega)

Como a Narciso le gustaba atraer a los demás y después despreciarlos, inicio hablándole cariñosamente y cuando la ninfa cayo enamorada, se alejó burlándose cruelmente de sus sentimientos. La pobre ninfa quedó tan desconsolada que se refugió en una cueva en la que permaneció hasta finalmente desaparecer en el olvido.

Y Narciso no salió impune de sus acciones narcisistas, obteniendo su castigo cuando llego a un río y al inclinarse para beber un poco de agua fresca, al contemplar por primera vez su imagen reflejada en las aguas, se enamoró de sí mismo de tal manera que no quiso moverse de allí para lo más mínimo y así, murió de hambre mientras contemplaba su amor inalcanzable.

Diferencia entre las ninfas y elfos

Un elfo es un espíritu de la naturaleza que habitad entre los árboles y actúan como protector de los bosques. Estas criaturas tenían una apariencia más o menos humana, solo que menos corpulentos y contaban con manos y los pies grandes mientras sus orejas eran puntiagudas.

Ya entrando más en el diferencias con las ninfas son un par empezando porque a los elfos son considerados con una vida larga pero no más de 500 años mientras que las ninfas son completamente inmortales; los elfos son protectores de únicamente del bosque mientras que las ninfas según su tipo podían defender otro campo, también se debe resaltar que las ninfas son únicamente de  género femenino, mientras que los elfos pueden ser masculinos o femeninos.

Por otro lado los elfos a diferencia de las ninfas todas sus formas son completamente humana a pesar de uno que otro detalle con las orejas mientras que las ninfas muchas pueden tener solo mitad humana o hasta menos de ese lado.

Diferencia entre ninfas y musas

Las musas eran consideradas según los escritores más antiguos de Grecia, las diosas inspiradoras de la música, y posteriormente de los diferentes tipos de poesía, las artes y las ciencias. Originalmente se las consideraba ninfas inspiradoras de las fuentes, en las cuales se les rendía culto y recibieron el nombre de aquellos lugares, hasta que se extendió la adoración de las nueve Musas, que es la última que quedo establecida.  (Ver artículo Musas)

Una ninfa por su parte es una deidad o un espíritu que protege cierto lugar de la naturaleza, además de contar con poderes debido a su elemento mientras que las musas como se vio son especie de diosas que solo buscan inspirar -exaltación de los sentimientos -. Una ninfa lo que hace es provocar el crecimiento de la naturaleza, mientras que las musas al estar con una persona esta lograra el crecimiento necesario para cambiar lo que le rodea.

Dejar Comentario