≡ Menu




Ilitía: todo lo que debes saber sobre la diosa de los nacimientos

Ilitía es conocida como la diosa de los nacimientos, ya que presidía los alumbramientos y las comadronas, mujeres que acompañaban a las mujeres embarazadas. Una diosa con un origen bastante confuso.

Ilitía en la mitología griega

La diosa Ilitía se le atribuye un par de orígenes, uno que suele ser el más común que es el hecho de ser la hija de Zeus y Hera, es decir la hermana de grandes dioses como Ares, Hefestos y Hebe pero también muchos otros cultos de la época han escrito que la diosa de los nacimientos es realmente antigua, incluso más que el mismísimo Crono, el líder de la primera generación de titanes. (Ver artículo El dios Ares)

Tambien Te Recomiendo Ver...

En muchos relatos la diosa fue representada como más de una, es decir varias diosas con el mismo nombre y facultad. Un ejemplo está en un fragmento de la Iliada donde Homero la representa de la siguiente manera “La aguda pena del dolor baja sobre la mujer de parto, la amargura que las duras ilitías traen, las hijas de Hera, que ejercen el poder de los amargos dolores de parto.”

En la época levantaron muchos altares consagrados a su persona, en varias ciudades de Creta y muchas otras cuevas también le fueron consagradas, esto se cree que quizás era en alusión al canal de los nacimientos y basándose en ese pensamiento, los griegos consideraban que las cuevas eran la mejor manera de ofrecerle culto a la diosa.

Hay una cueva que se le considera como de Ilitía, la cual está cerca de Amniso, en la bahía de Cnosos –mencionada brevemente en la odisea-. Muchos de sus seguideros de culto, la consideraban como su lugar de nacimiento y por ende le rendían culto en esta, con elaborados altares.

Tambien Te Recomiendo Ver...

En los antiguos altares griegos, los ciudadanos solían dejar pequeñas figuritas representaban a una niñera inmortal que cuidaba de todos los infantes de los dioses, personaje que se considera fuertemente relacionado con Ilitía pero nunca se ha encontrado algo que lo afirmara.

Esta diosa tenía la potestad de traer los partos pero también de retrasarlos cuanto ella desease pero al ser una diosa tan benevolente y pura de corazón era poco común –si no era petición de su madre- que retrasase algún parte, siempre buscaba ayudar a los mortales a tener una época de embarazo feliz y pacífico.

Muchos de los rezo dirigidos a ella, llamaban a la diosa en los momentos críticos para una mujer embarazada, así deseando garantizar que todo parto transcurriera con normalidad y sin ninguna dificultad.

Oración

Ilitía

Tambien Te Recomiendo Ver...

“Cuando atormentada por los dolores del parto, dolorida y angustiada te invocamos el sexo, para el seguro descanso del alma; pues sólo tú  puedes aliviar el dolor, que intentamos aliviar, pero en vano. Ilitía, venerable poder, que trajiste alivio en la espantosa hora del parto”.

Representación

Su nombre significa La que viene en auxilio, por esto suele ser plasmada por los artistas como una doncella muy recatada, cubierta de pies a cabeza con mantos, generalmente extendiendo una mano, demostrando ayuda y también con una antorcha en la mano libre, la cual es símbolo del alumbramiento.

Esta última la utilizaba para sacar a los niños de la oscuridad hasta la luz –el nacimiento- y por lo mismo los clásicos la consideraban estrechamente relacionada con Artemisa por ser esta diosa también portadora de una antorcha.

Ilitía y Hera

Como fiel criada de su madre, llevaba a cabo cada petición que esta le hiciera sin cuestionar o dudar, como tampoco dudaba el hecho de contar lo que escuchase a Hera, aunque esto traicionase a otra persona cercana a ella pero a pesar de esto no se puede decir que su madre tuviera la misma devoción hacía ella. Un claro ejemplo de este acontecimiento es lo que ocurrió con Leto, la madre de Apolo y Artemisa. (Ver artículo Alcmena)

El mito donde más protagonismo tuvo esta diosa fue cuando Hera retuvo a su hija, la cual venía desde la Hiperbórea en el lejano norte, simplemente buscando evitar que Leto – hija de Ceo y Febe- pudiese parir a Artemisa y Apolo, pues el padre de ambos era Zeus y lo celos de la diosa la cegaron al punto de querer matar a aquellas criaturas.

Si no hubiera sido por los otros dioses presentes en el nacimiento en la isla de Delos, que enviaron a Iris para que fuera en rescate de la diosa Ilitía, pudo haber tenido un desenlace terrible; luego de una larga travesía, en cuanto la diosa puso un pie en la isla nacieron los dioses sin problema.

Dejar Comentario