≡ Menu




Hipnos: todo lo que debes saber sobre el dios del sueño

En la antigua Grecia, cuando se hablaba del sueño, este tenía una emblemática representación divina y ese era el dios Hipnos –literalmente sueño, en griego antiguo-. De él derivamos el término “hipnosis”.

Hipnos

Orígenes

Hipnos, es hijo de una de las diosas más relevantes de la mitología, Nix -diosa de la noche- y ya hablar del padre, es un tema bastante complicado debido a que se suele contar, que la diosa concibió a su hijo –y gemelo- en solitario pero también mucho relatan que si había un padre, el cual era Érebo, dios de la oscuridad o tinieblas.

Tambien Te Recomiendo Ver...

El dios del sueño, no nació solo sino junto a su gemelo, Tánatos, el cual es conocido como el dios de la muerte sin violencia y ambos fueron dados a luz justamente cuando los sueños se hacen más frecuentemente realidad.

Con su hermano mayor, aprendió a vivir en un palacio subterráneo; el lugar era una cueva oscura donde el sol llegaba pero que en su entrada crecían amapolas y una gran variación de plantas hipnóticas. Según algunas fuentes, despendiendo de la narración la ubicación de la construcción de este palacio era en un lugar diferente, el primero de estos lugares era cercano al palacio de su madre, Nix y la segunda, cuenta que era en una cueva bajo una isla griega, donde fluía Lete, el río del olvido.

Hipnos

Tambien Te Recomiendo Ver...

Representación y función

La imagen más típica vinculada con este dios, es la de un hombre joven, completamente desnudo y con alas, las cuales pueden estar ubicadas en la espalda o en sus sienes. De vez en cuando al igual que a su hermano gemelo, se le muestra con barba pero además de esto no tenían casi cosas en común porque por su parte Tánatos podía llevar una mariposa o una corona o pudiera tener alas como las de su hermano y colgar una espada en su cinturón.

A veces se le ve como un hombre dormido en una cama de plumas con cortinas negras a su alrededor. Entre los elementos que se relatan que utiliza para su trabajo se encuentran: un cuerno de opio, el cual le permite inducir el sueño en las personas, un tallo de amapola, una rama de la cual gotee el roció del río Lete –río del olvido- y por ultimo porta con una antorcha invertida.

Hipnos recorre la tierra –incluyendo el mar- con una velocidad impresionante y adormece a todos los demás a su alrededor. Para esto se cuenta que toca la frente de la persona en cuestión con una rama o deja caer sobre los ojos, el líquido que lleva en su cuerno de opio.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Según Homero y Hesíodo este par de hermanos cada noche se sentaban y discutían quien se llevaría a cada hombre. Esto se debía a que Tánatos era el dios de la muerte sin dolor -siempre a la sombra de Hades, el señor de los muertos- mientras que Hipnos imitaba a su hermano en cierto sentido, ya que el sueño anulaba las acciones de los hombres, lo que era una imitando la muerte y esto era lo que los hacia distribuirse los hombres de manera equitativa cada noche.

Los oniros

Se cree que tuvo un aproximado de cien hijos, pero sólo se resalta a tres de ellos como dioses de los sueños –significado de oniros-: Morfeo -forma-, Fóbetor –miedo- y Fántasos –imaginación o fantasía-; siendo Morfeo el principal ayudante de su padre.

Cada uno de ellos cumplía una función específica diferente a la de sus hermanos, por un lado Morfeo, era el dios alado de los sueños y solía tomar forma o aparecer de mil formas engañosas cuando estaba dentro de uno; Fobétor por su parte, es la personificación de las pesadillas, es decir que se encargaba de los sueños escalofriantes y por ultimo tenemos a Fántasos era conocido por crear falsos sueños llenos de ilusiones.

Se creía que estas tres representaciones de los sueños se le aparecían de los reyes como algo significativo

Los oniros vivían al igual que su padre en una cueva en las orillas del océano del oeste. La cueva tenía dos entradas con las que se encargaban de enviar los diferentes tipos de sueños a la gente; cada una tenía su propio material de construcción, una estaba hecha de marfil y la otra de cuerno de cabrío. Debían trabajar en conjunto a su padre siempre, porque antes de que pudieran hacer su trabajo y enviar los sueños, Hipnos debía primero dormir al recipiente para que soñara.

Hera y la guerra de Troya

Se cuenta que cuando se estaba desarrollando la guerra de Troya, Hera – la diosa del matrimonio-, deseosa de ayudar a los Dánaos, elaboro cuidadosamente un plan, que consistía en engañar a su esposo, Zeus, enamorándolo con su hermosa imagen y así darles la victoria a sus protegidos.

Para llevar a cabo este plan, la diosa necesitaba la ayuda del dios del sueño, Hipnos pero este aborreció por completo la idea cuando escucho la petición del Hera, debido a que la ocasión anterior que se dejó influenciar por los planes de la mujer termino escondiéndose en su madre Nix –oscuridad- de Zeus ya que este estaba completamente hecho una furia por el engaño. (Ver artículo Hércules)

Pero Hera utilizando sus impecables tácticas de convencimientos, utiliza su as bajo la manga que es ofrecerle al dios lo que tanto añoraba. Lo hizo aceptar, al prometer casarlos con Pasítea, una de las Cárites más jóvenes y la mujer con quien Hipnos, desde siempre deseo contraer nupcias; el dios aun un tanto desconfiado le hizo jurar frente a todos los dioses del inframundo como testigos de que se le aseguraría su boda con Pasítea.

Cuando Zeus se reunió con su mujer, el dios del sueño se escondió en las tinieblas esperando su momento de aparecer y así dormir a dios de los dioses, al hacerlo eso le permitió que Hera y Poseidón ayudaran a los Dánaos, dándoles la victoria con un Zeus profundamente dormido. Fue gracias a la ayuda de Hipnos, que la guerra cambió de curso a favor de Hera y el gran dios nunca descubrió ni se dio cuenta que esta vez Hipnos si lo había logrado engañar. (Ver artículo Poseidón)

Edminión

Edminión era un hombre que se enamoró perdidamente de Selene -la luna-, deseoso de nunca dejar sola o desproteger a su amada ni al dormir o al morir, rogo a los dioses una solución. Hipnos conmovido por su amor puro, le otorgo el poder -algunas versiones dicen que fue Zeus- de dormir con los ojos abiertos y tener una vida inmortal siempre vigilando a su amada.

Dejar Comentario