≡ Menu




Descubre todo sobre la tribu inmortal: los Hiperbóreos

Los hiperbóreos eran una región situada en las tierras septentrionales que a pesar de saber que están al norte de Tracia, no se sabe la ubicación exacta.

El significado de hiperbóreos

Su nombre que en griego antiguo significa más allá del norte y deriva precisamente de que se creía que el dios del viento –Bóreas-, habitaba en Tracia y los hiperbóreos -sus hijos-, lo harían más al norte de este reino, en el país de Hiperbórea. Se dice que los hijos del Segundo Sol, los hiperbóreos, perecieron arrasados por fuertes huracanes.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Según ciertas tradiciones espirituales, Hiperbórea fue el principio terrestre y celeste de la civilización y en una fábula, se decía que fueron los primeros hombres en ser visitados por extranjeros -personas de otro continente más allá del océano- pero estos asustados por encontrar cosas que no se esperaban, regresaron a su país y no volvieron más.

Hiperbóreos

Descripción

Lo consideraban seres inmortales, hasta el punto de ser descritos como Dioses en los relatos. Los griegos plasmaban todas sus aspiraciones e ideales en esta tierra, todos esos aspectos «utó-picos» que era imposible que fueran alcanzados por ellos, simples humanos. Los hiperbóreos se consideraban que vivían en un status que para los griegos era inalcanzable, de ahí que hoy en día, podamos definirlo como utopía.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Ellos pasan los ratos entre danzas, música y una vida plena de ocio, limitándose a solo poner su empeño al tratarse del culto a Apolo, un dios que está, como veremos, muy ligado a ellos.

Apolo y lo hiperbóreos

Su propósito es asegurarse de que Apolo reciba las ofrendas que ellos le encomiendan y llevan hasta la isla de Delos. Al principio las ofrendas eran llevadas por unas muchachas – Arge y Opis o Hipéroca y Laódice-, mas con el tiempo los hiperbóreos comenzaron a entregar sus ofrendas a sus vecinos comenzando la tradición de que, de pueblo en pueblo, llegaran hasta Delos. (Ver artículo El dios Apolo)

Lamentablemente aún al día de hoy, no se sabe con seguridad en qué consistían esas ofrendas. Pero muchos relatos al mencionarlas se pueden llegar a algunas especulaciones: Algunos hablan de solo de ofrendas sagradas embaladas en paja de trigo mientras otros son más específicos y nombran la caña de trigo y las sagradas gavillas de espigas.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Muchos otros dieron propuestas según los gustos, unos han pensado que consistían en huevos de cisne, otros en miel de incomparables abejas hiperbóreas, otros eran más crudos y consideraban sacrificios; sin embargo, los planteamientos más creíbles son aquellos que dicen que las ofrendas son ámbar o simplemente, espigas de trigo.

Apolo es el dios más importante para este pueblo porque, cuando nace en Delos, marcha al norte, con los hiperbóreos. Está claro que Apolo y los hiperbóreos están relacionados entre sí, y esta relación tiene que ver con el sol.

Hiperbóreos

Mito de Apolo

Todo tiene inicio con Zeus entregando todo su interés a la diosa Asteria, -la hermana mayor de la diosa de la noche/la luz del día-, Leto. Aunque la diosa mayor, rechazo al dios, este no se dio por vencido y comenzó a perseguirla sin descanso has que presa de la desesperación, se convirtió en codorniz y cuando tuvo la oportunidad, se arrojó al mar para convertirse en la isla flotante, Ortigia. (Ver artículo Leto)

Zeus ahora sin el objetivo de su amor, dirigió todo su interés en Leto, quien correspondía su interés –a diferencia de su hermana mayor-, entregándole todo su amor y de este amor, se engendraron a los mellizos Artemisa y Apolo.

Pero Hera -la verdadera esposa del dios-, llena da cólera y cegada por los celos, maldijo a Leto, evitando que cualquier ser de la tierra, le pudiera dar refugio para el parto, la pobre Leto tuvo que vagar sin rumbo, buscando un lugar que estuviera libre de la cólera de Hera para tener a sus hijos hasta que al fin logro ser acogida por Ortigia, la isla en la que se convirtió su hermana.

Pero Hera sin ver posible el hecho de dejar en paz a la nueva amante de su esposo, le prohibió a su hija Llitía – la diosa de los nacimientos-, que presenciara el parto, encerrándola y así retrasando el mismo. Leto sufrió entonces durante nueve terribles días y noches hasta que finalmente los dioses, conmovidos por su resistencia ante tan horribles dolores, hicieron que Artemisa naciera y alcanzara la edad suficiente para ayudar a su madre en el alumbramiento de su hermano menor, Apolo.

A partir del nacimiento de los hermanos, la isla comienza a llamarse Delos que quiere decir manifiesta o evidente.

Dejar Comentario