≡ Menu




Aprende todo sobre Héctor defensor de Troya

Héctor fue uno de los principales personajes en el poema homérico la Iliada, en donde se encargaba de comandar las tropas de Troya contra Grecia.

Héctor en Troya

Retrato de Héctor

Tambien Te Recomiendo Ver...

Hector fue un príncipe Troyano, hijo primogénito del rey Príamo y de la reina Hécuba, y hermano de Paris y Casandra. Tenia una esposa de nombre Andrómaca, hija del rey de los cilicios, con quien tuvo un hijo llamado Astianacte. Estaba llamado a heredar el trono de Troya algún día, por esto recibe una amplia formación política y militar como gobernante, orador, soldado y general.

Era conocido como el domador de caballos, nombre que no tiene ninguna relación con el personaje ya que nunca se habla de habilidades  con caballos ni destrezas montandolos o manejandolos.

Se caracterizaba por ser un hombre noble, respetuoso, hogareño, lo cual para la época era el perfil de un héroe completamente nuevo y diferente

Tambien Te Recomiendo Ver...

Este príncipe fue el encargado de defender la ciudad de Troya frente a los conflictos con los aqueos durante la famosa guerra narrada en la Iliada.

Guerra de Troya

Este conflicto nació según la obra de Homero , debido al rapto de Helena de Grecia, amante de París, hermano de Héctor y por consecuente príncipe de Troya. Helena era conocida por ser la mujer mas bella del mundo y estaba casada con Melenao de Esparta rey de Grecia, quien al enterarse de esta noticia convocó a el ejercito griego para comenzar una guerra con los troyanos, en rescate de su esposa. Esta guerra se caracterizó por encuentros de los heroes antiguos mas famosos como: Aquiles, Héctor o Ayax.

Retrato de Hector Héctor cada vez que surgía la oportunidad de acabar la guerra y evitar mayores sufrimientos del pueblo troyano, se lanzaba tras ellas, esa era su finalidad terminar la guerra, siendo un conflicto solo entre dos soldados, entre su hermano menor Paris y el rey de Esparta Menelao, cuyos personajes son el origen de los conflictos.

En este enfrentamiento Paris es derrotado por Menelao, pero la diosa Afrodita (su guardiana) le salva la vida a ultimo minuto, por lo cual el conflicto no se soluciona y la guerra sigue. Héctor para evitar mas daño se ofrece como voluntario para combatir, en ausencia del gran guerrero griego Aquiles, el único que se atreve a pelear en el gran Ayax, rey de salamina y conocido guerrero. Ambos pelean durante horas, pero ninguno de los dos se rinde.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Finalmente cansados del combate deciden negociar la paz, declarándose ademas una admiración mutua y haciendo un intercambio de regalos como ofrenda de este acuerdo en donde Héctor le obsequia su espada y Ayax su cinto.

Al retirarse Aquiles del combate, Héctor da la orden a su ejercito para que ataquen el campamento griego con la esperanza de obtener la victoria de una vez por todas. El asalto ocasionó muchas pérdidas Griegas lo cual generó que las tropas se vieran obligadas a retroceder y protegerse detrás de sus murallas.

En un combate Héctor ejecuta al compañero de guerra y gran amigo de Aquiles, Patroclo y al descubrir la muerte de su compañero,  Aquiles jura vengarse de Héctor.

Rivalidad de Héctor y Aquiles

Ambos personajes son de gran fortaleza física, son los mejores luchadores de Grecia y Troya respectivamente y poseen cualidades únicas. Pero la gran diferencia entre Hector y Aquiles es la personalidad, y la forma de ver la vida y vivirla.

Hector es un personaje muy humano con el cual resulta fácil identificarse, a diferencia de Aquiles. El guerrero troyano sufre como un hombre normal, posee miedo y se hace dudas ante la inquietud del combate, pero no solo es un guerrero, también demuestra ser un padre y un esposo ejemplar, siempre pensando en su lugar como jefe de Troya , pero a su vez en la importancia de su familia y que debe permanecer junto a ella para poder disfrutarla.

Aquiles era un guerrero que difrutaba el combate, pero Héctor a pesar de ser un general y combatiente prefiere la paz a la guerra. Por este motivo siempre se muestra obtuso con la idea de dejar a Helena de Troya en la ciudad , tras su rapto por Paris. El capitán del ejercito troyano toma el mando del mismo debido a su responsabilidad con su patria pero no lo hace por creencias personales.

Durante la guerra de Troya el combate de Aquiles y Héctor marcó el fin de esta rivalidad de héroes. El enfrentamiento empezó de manera igualada, no obstante la ayuda de los dioses (común en las historias griegas) desencadenó un punto decisivo en la batalla, debido a que para estas divinidades el ganador debía Aquiles. A fin de apresurar el proceso,  Zeus engendra en el alma de Héctor miedo por lo cual cae y Aquiles ve esto como una oportunidad de acabar con la vida de su rival y aprovecha la oportunidad para clavar su lanza en el cuello  y dar muerte a su adversario.

Muerte de Héctor

Aquiles al quedar satisfecho con el resultado decide atar al cadáver de Héctor a su carro y da varias vueltas en torno a Troya como muestra de su poder y de la debilidad de su héroe. Su cuerpo es abandonado doce días para que las aves y las bestias se alimenten de el. No obstante, el dios Apolo (protector de Héctor) cuida el cadáver y lo mantiene intacto hasta el momento de la entrega del cuerpo a su padre el Rey Priamo.

Hermandad de París y Héctor

Héctor poseía un odio hacia su hermano París, lo consideraba un casanova despreciable, un seductor sin precedentes, el cual no le importaba ni su patria ni su honor como caballero. Pero de igual forma lo defendía por respeto a sus principios y valores familiares.

Los conflictos entre París y Héctor se agravaron al momento del secuestro de Helena, ya que según Héctor era un acto que no tenia limites y que podría causar muchos problemas. Fue tan cierta esta afirmación que le ocasionó su muerte.

Retrato de Hector y Paris

Dejar Comentario