≡ Menu




Hécate: todo lo que debes saber sobre la diosa de las brujas

Hécate es una diosa que cuenta con un origen tan arcaico como complejo y misterioso, puesto que muchos de sus atributos fueron cambiando con el tiempo o siendo asimilada con otras diosas del montón. Pero en las leyendas Zeus le reconoce sus poderes y sus privilegios.

Hécate

Diosa Hécate

Se suponía que propagaba su benevolencia a todos los hombres concediendo todos los favores que se le pedían en todos los ámbitos imaginables, pues su poder era inmenso. Pero con el pasar de las épocas, dicha Hécate se difumina y aparece una Hécate nueva, completamente oscura y vinculada fielmente al mundo de las sombras.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Se le veía como el opuesto de Artemisa, quien representaba la luz lunar y el esplendor de la noche, mientas a Hécate, por su parte representaba la oscuridad y los terrores nocturnos. (Ver artículo La diosa Artemisa)

Hécate

Los ancianos relataban a los más jovenes que en los pueblos, en las noches sin luna, ella vagaba por las tierras junto a un sequito de perros fantasma, los cuales aullaban, advirtiendo a los campesinos la presencia de la diosa. Ella enviaba a los humanos los temores nocturnos, apariciones fantasmales o de espectros. Hécate era la diosa de la hechicería y lo arcano, siendo venerada por magos y brujas ante todo, quienes en su honor, hacían un sacrificio de corderos y perros negros, al final de cada noche sin luna.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Puede que no se suele dejar en claro pero también es diosa de los infiernos, desplazándose de un lado para otro con las almas de los muertos. Se le solía observar con tres caras completamente diferentes unas con otras; la primera siendo esta la derecha, es la de un caballo, la segunda de perro, ubicada en el extremo izquierdo y la tercera que estaba en el centro, era la de mujer.

Otros orígenes

Ferea era un sobrenombre para esta diosa y en la mitología también nos presenta a veces a Hécate como una de las diosas menos conocidas e hijas Zeus –siendo ella la menos-, que fue diosa de la Luna. En el Hades gozaba de gran autoridad, debió a su gran poder, el cual el permitió obtener el título de reina invencible. Siempre presenciaba las ceremonias de expiación y purificación de las sombras, donde se les permitía reparar todas esas malas acciones de su vida pasada.

Rituales

Estos rituales son una iniciación de renacimiento, no solo se utiliza para adorar a la diosa Hécate, también tiene el propósito de honrar a esos seres queridos que abandonaron ya este mundo. Es un ritual que a pesar de ser posible de realizar en cualquier momento de año, se recomienda en época del 13 de agosto o el 30 de noviembre.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Para iniciar se suele llenar un envase con agua y luego encender velas por todos esos seres queridos, reflexionando sobre cada una de sus partidas. Se encienden inciensos para serenar los pensamientos en este momento.

A la Diosa, en el momento de horrarla, se puede con manzana asada y sidra, decorando para estas dos cosas un altar con las frutas. Por último se reza una oración, siempre meditando en cada una de las palabras que se pronuncian al hablar pausado.

Oración hacia la diosa

Celebro a Hécate, Protectora de caminos y encrucijadas,

Agradable, celeste, ctónica y marina,

De azafranado peplo, sepulcral,

Que entra en frenesí junto con las almas de los muertos,

Hija de Perses, amante de las soledades, que se regocija con los ciervos,

Nocturna, protectora de los perros, reina irresistible,

Acompañada de ruidos de animales,

Desceñida, de aspecto irresistible, Diosa de los toros, Señora poseedora de las llaves de todo el mundo,

Guía, ninfa, nutricia de jóvenes, que vive en los montes;

Suplicando a la doncella que se haga presente en las sagradas iniciaciones,

Siempre propicia para el pastor de bueyes y con ánimo grato.

Datos curiosos

  • Hécate por algunos, no la consideran una diosa originalmente griega, todo gracias a que sus raíces parecen estar en Asia Menor.
  • Aparece en el himno homérico a Deméter y en la Teogonía de Hesíodo, hablándose de ella como una gran diosa.
  • El lugar de origen de su culto es muy incierto, pero se afirma que tuvo numerosos seguidores en Tracia.
  • Su santuario más importante estaba en Lagina, una ciudad-estado, donde el famoso templo dedicado a la diosa, atraía grandes reuniones festivas cada año junto a muchos extranjeros.
  • A medida que su culto de origen desconocido se apoderaba de las zonas de Grecia, se presentó una gran problemática, esto se debía a que el papel de la diosa, ya estaba cubierto por otras deidades más prominentes del panteón griego. (Ver artículo Dioses de la mitología griega)

Dejar Comentario