≡ Menu




Descubre todo sobre Cirene, una ninfa mitológica

En principio, esta se trataba de una deidad menor que generalmente habitaba los bosques, ríos, montañas y fuentes, además de en la mayoría de las veces servir a dioses mayores como sacerdotisas. No obstante, Cirene era la excepción.cirene

¿Cómo era Cirene?

La joven ninfa hija del rey de los lápitas, Hipseo, se dedicó a mantener una vida salvaje junto a su padre, donde cumplía distintas tareas que eran todo lo contrario a lo que una ninfa corriente realizaba, tal como vigilar los rebaños de su padre y lidiar con animales terroríficos que ninguna mujer hubiese podido manejar.cirene

Asimismo, esta es descrita en algunas poesías de líricos griegos como una cazadora audaz y feroz, una segunda Artemisa sobre la tierra. Se habla de ella en los escritos como una mujer que rechazaba pasear sin un propósito, pasar todo el día al lado de telares o disfrutar caros y abundantes banquetes con sus acompañantes en casa; jabalinas de bronce y espadas son los artefactos de su interés, los cuales la llamaron para que sirviera al combate y acabara con las bestias que rondaban el bosque y amenazaban el ganado de su padre. (ver artículo: La Diosa Artemisa)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Cirene y Apolo

Cuenta el mito griego, que la ninfa se encontraba cuidando los aposentos de su padre cuando de repente un león salvaje ataca a una de las ovejas del rebaño, acto que provocó que la ninfa se lanzara sobre el animal para acabar con él con sus propias manos.cirene

No obstante, el dios olímpico Apolo se encontraba cerca de la situación y observaba cada movimiento que realizaba la joven guerrera. Cabe acotar que esta divinidad es hijo de Zeus y Leto, hermano mellizo de la diosa Artemisa, y ambos eran completos antítesis: Artemisa por un lado representaba la caza, el nacimiento, la virginidad y el alivio de las enfermedades cuando por el otro, Apolo era relacionado con la muerte súbita, las plagas y distintas enfermedades además de virtudes como la razón, la armonía y el equilibrio. (ver artículo: El Dios Apolo)

Retomando lo mencionado, Apolo observa la manera en que la mujer se defiende y mata al león con brutalidad, enamorándose perdidamente de ella. En parte se considera que esto sucede debido a la similitud que posee ésta en comparación a su hermana, Artemisa. Dicho esto, Apolo secuestra a Cirene con la ayuda de un centauro, Quirón, al cual le pregunta quién era el padre de la mujer y sería correcto amarla.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Rapto de Cirene

Una vez que Apolo discute con el centauro, se lleva a Cirene a lo que hoy conocemos como Libia, en el Norte de África, lugar donde se establecen juntos y nombran como “Ciudad de Cirene” en su honor, además de convertirla en la reina de la misma.cirene

Durante su unión dieron vida a un único hijo al cual llamaron Aristeo, un niño muy simpático al cual las Horas (diosas de las estaciones, guardianas de las puertas del Olimpo) admiraron, es por ello que dejaron caer un néctar sobre los labios del infante para hacerlo inmortal. A su vez, varias versiones establecen que este fue criado por la tierra, las horas y las ninfas que servían a él.

Aristeo

En los años de su crianza, estas criaturas lo enseñaron a cuajar la leche, domesticar las abejas en las colmenas y sembrar olivos, lo que lo convirtió luego en el dios del ganado debido a sus habilidades en la caza, la agricultura y la apicultura. A través de sus dones, logró enseñar a la población mortal las actividades de extracción de leche ganadera, el cultivo de plantas y uso de redes para cazar animales del bosque. Cabe acotar que en la mitología se le atribuye la invención del aceite y la miel.cirene

Según la mitología, se relata que sus habilidades con la herbología le permitieron liberar a los habitantes de las Islas Cíclades de una peste que los arrastraba terriblemente, pero sobretodo con la ayuda de Zeus, a quien le oraba y realizaba rituales que lo conmovían y honraban de tal manera, que sopló los vientos etesios (secos y provenientes del Norte) por cuarenta días sobre el territorio que alejó las enfermedades para siempre.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Asimismo, este dios menor fue objeto de culto en muchos lugares como Macedonia, Arcadia, Sicilia y Tesalia, lugares por los cuales viajó para enseñar a la humanidad actividades manuales y la manera en que debían orar al dios de dioses, Zeus. No obstante este se enamoró de Naia, un tipo de ninfa encargada de resguardar las grutas, quien lo sedujo con un atractivo baile y posteriormente este se lanzó de una montaña debido al despeche. Como castigo, Apolo convirtió a la oréade en una margarita, vengando sutilmente la muerte de su ejemplar hijo.

Ninfas: seres mitológicos

Dejar Comentario