≡ Menu




Cíclope: orígenes, significado y mucho más de estas fantásticas criaturas

El Cíclope, es una de las criaturas fantásticas de impetuoso tamaño  y con un solo ojo, el cual está ubicado en el centro de su cara. Eran caníbales y no les temían ni a dioses, ni a mortales.

Orígenes del Cíclope     

Los Cíclopes, son criaturas de la mitología que como otros mitos, no se sabe si existieron o no. Se dice que eran seres despiadados, con una gran fuerza, buenos luchadores que inspiraban gran temor a su paso.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Eran carnívoros, criadores de ovejas, cabra y ganado. También eran caníbales es decir, tenían gran predilección por la carne humana. Eran capaces de comerse vivos a cualquier mortal. Cuenta la mitología griega que Los Cíclopes se dividían en dos grupos de descendientes.

Primer grupo de Cíclopes

El primer grupo de Cíclopes de los que se habla en la historia griega estaba conformado por tres hermanos. Estos fueron llamaos Arges, que representaba “el resplandor”, Brontes, que significaba a “el trueno” y Steropes que así lo mismo con “el relámpago”.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Estos tres hermanos eran los hijos de Gaia, la diosa que simboliza a la madre tierra, y de Urano, un titán que representaba el reino de los cielos. Los dioses del cielo y la tierra. (Ver articulo: Ninfas)

Gracias a su capacidad para trabajar con el hierro, esta primera generación de Cíclopes se convirtieron en los forjadores del Olimpo, que servían especialmente a los dioses. Dada a su gran aptitud para manejar el metal, fueron los encargados de fabricar el rayo del dios Zeus, dios de todos los dioses.

Fueron conocidos como los “Artesanos Principales” y ese nombre se usaba para referirse a la construcción de armas bien hechas.  Eran tan célebres que se les adjudica la responsabilidad en la fabricación de otras armas famosas, como el casco invisible, del dios Hades.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Se dice además que eran los ayudantes del dios Hefesto, dios del fuego y dios de la herrería. Estos eran sus trabajadores en los talleres ubicados dentro de los volcanes.(ver articulo: Hefesto)

La fábula narra que Urano odiaba a estos hijos y por ellos los mantuvo cautivos en el interior de Gaia, la diosa Tierra, hasta que fue asesinado por otro de sus hijos, Cronus, un titán. Pero Cronus le temía al poder de los gigantes Cíclopes, así que los volvió a encerrar nuevamente en el centro de la tierra.

Fue el dios Zeus quien los rescató y éstos en agradecimiento le fabricaron su rayo con el que luchaba contra los enemigos. Además que los Cíclopes se unieron a Zeus para derrotar a los titánes, utilizando el poder que emanaba de su único ojo, venciendo así al enemigo.

Segunda generación de Cíclopes

El origen del segundo grupo de Cíclopes se dice que habitaban en la ciudad de Sicilia, siendo de los que se tiene mayor información. Eran los descendientes de Poseidón, el dios del mar y no poseían la habilidad para la metalurgia como si la tenían sus antecesores.

Relatos antiguos señalan que estos Cíclopes eran unos pastores de cabras y ovejas, que además elaboraban quesos. Se dice que pertenecían a una raza salvaje, que además era caníbal, es decir, comían carne humana y vivían sin ninguna ley ni temor a dioses, ni a mortales.

Uno de los más famosos fue el Cíclope Polifemo, a quien se le relacionan hechos directos de historias y aventuras con personajes como Ulíses, un héroe de Troya, también llamado Odiseo y con el personaje de Simbad, un ser originario de Bagdad.

Estas aventuras tienen gran similitud, ya que en ambas se enfrenta el Cíclope Polifemo con los personajes, siendo que en la primera, solo se describe a un Cíclope que sale al encuentro de Ulíses y su grupo, y en la segunda, son varios Cíclopes los que salen a la captura de Simbad y su tripulación.

En ambos relatos, los personajes se libran del fantástico monstruo, dándole un golpe certero en su único ojo, dejándolo completamente ciego y así poder escapar de la cueva donde vive el mitológico ser.

Significado de Cíclope

Estos seres fantásticos, con un solo ojo, fueron venerados tanto en la mitología griega  como en la romana, y continúan encontrándose entre las criaturas más interesantes de los que hablan las más antiguas leyendas. Pertenecen a una raza de los gigantes, cuyo origen se pierde en los tiempos.

La palabra “cíclope” significa ojo, rueda y círculo, teniendo mayor sentido completo como “ojo circular”. Un ser místico con forma de gigante que tiene un solo ojo en medio de la frente. Habita en cuevas, es carnívoro y caníbal.

No se puede comprobar lo real de su origen, así que conseguir pruebas de su existencia, resulta ser uno de los mayores retos pertenecientes a la mitología.

El Cíclope llamado Polifemo    

Polifemo, es el más célebre de los Cíclopes según la mitología griega. Pertenece a la segunda generación de los ciclopes y es hijo de Poseidón, el dios del mar junto a Toosa, una ninfa marina con forma de sirena.

Al Cíclope Polifermo se le suele representar como un gigante horrible, un ogro salvaje, con barba de aspecto descuidado y con un solo ojo en la frente. Por dientes tiene grandes colmillos parecidos a un sable y sus orejas son puntiagudas, cuyas características hacen que parezca una criatura de fantasía alejada a apariencia tradicional de los mortales.

En los relatos se cuenta que Polifemo era especialmente cruel y estaba dotado de extraordinaria fuerza y vitalidad. Era un salvaje, ignorante de la justicia y de sus leyes por lo que sus actuaciones iban en contra de ella.

Polifemo consiguió atrapar a Ulíses, un héroe de la mitología griega, quien se encontraba en una expedición junto a doce compañeros más. Sin percatarse que habían llegado a la cueva donde vivía el Cíclope, cayeron en una trampa y Polifemo los atrapó para comérselos uno a uno.

Al ver como cada día el Ciclope se iba comiendo a sus compañeros, Ulíses planificó una estrategia para escapar de la cueva, utilizando un vino con el cual poco a poco logro emborrachar a su raptor y así lo fue debilitando, hasta que el gigante cedió y se quedó dormido.

El momento fue oportuno para el  ataque y así el guerrero lo hirió en su único ojo dejándolo  prácticamente ciego. Ulíses y los compañeros que quedaban consiguieron escapar disfrazados  entre los rebaños de cabras que tenía el Cíclope a su custodia.

El Cíclope llamado Brontes       

En la mitología griega, Brontes, que significa “el que truena” formaba junto a sus hermanos Estéropes y Arges, la primera generación de Cíclopes que existieron. Arges en griego significa “resplandor”, y  Steropes era el relámpago. Así como los titanes y gigantes de cien manos, el Ciclope Brontes era hijo de Urano, un titán de la mitología griega y de Gea, la representación de la madre tierra.

Físicamente eran un gigante con un solo ojo el cual lo tenía en la mitad de la frente, de mal genio y temperamento inestable. Era fuerte y testarudo. Su nombre terminó siendo sinónimo de fuerza y poder.

Al igual que sus hermanos, fue conocido como un buen artesano y fabricante de armas de guerra. Formo parte del grupo de artesanos que sirvió a los dioses del Olimpo, y es creador del rayo de Zeus, el padre de todos los dioses. El odio de su padre Urano lo hizo victima junto a sus hermanos Arges y Estéropes, de una crueldad, donde fueron encerrados por éste en el centro de la tierra, de donde fueron liberados por el dios Zeus.(Ver articulo: El dios Zeus)

Desenlace entre el Cíclope y Ulíses

Mediante una expedición de reconocimiento encabezada por Ulíses, conocido también como Odiseo, un héroe de Troya, junto a un grupo de hombres que conformaban su equipo, llegan sin saberlo a la isla de los Cíclopes. Se aventuraron a entrar en una gran cueva donde había una gran variedad de comidas y bebidas.

Pero no sabían que dicha cueva era el hogar donde vivía el Cíclope llamado Polifemo, criatura gigantesca y de un solo ojo, agresivo y carnívoro, el cual pronto salió al encuentro de los intrusos y los capturó, dejándolos cautivos en la cueva. El Cíclope comenzó a devorar a varios de los acompañantes de Ulises, durante los días que estuvieron cautivos.

Negado a correr la suerte de muchos de su unidad, Ulises comienza a fraguar un plan para escapar de la cueva y evitar ser comido por el Cíclope. Para ello, comienza a ganarse la confianza Polifemo dándole un barril lleno de vino concentrado. Al preguntarle su nombre el Cíclope a Ulises, este le dijo que su nombre era Nadie.

De poco a poco iba dándole de beber al gigante hasta emborracharlo, y una vez logrado el cometido, el Cíclope cayó dormido. Al debilitarlo, Ulises y sus hombres, los que quedaban aún con vida, tomaron una lanza y con ella, hirieron al gigante en su único ojo, acción que lo cegó.

Polifemo pidió ayuda a otros cíclopes pero al decir que era Nadie quien lo había herido, sus amigos lo creyeron loco, haciendo caso omiso de su llamada de auxilio. Al día siguiente, Ulises y su equipo se escurrieron entre las ovejas que pastoreaba el Cíclope, el cual estaba completamente ciego y no podía verlos.

Contando a su rebaño y sabiendo que estaban completos, movió la piedra que tapaba la roca para salir a pastorear a sus cabras y ovejas como todos los días, momento que aprovecharon los intrusos, logrando huir de la cueva y de isla.

Al sentirse burlado por Ulises, Polifemo, que era hijo de Poseidón, el dios del mar, lanzó una maldición sobre él junto con una pesada roca que cayó en el barco donde pretendían huir. Sumado a esto, el dios Poseidón les causó varias desgracias durante el resto de su viaje, haciéndolos navegar sin rumbo, perdidos en los mares por muchos años. (ver articulo: Odiseo)

Minotauro vs Cíclope  

Otro de los animales de la mitología que eran comparados con los Cíclopes eran los Minotauros,  quienes según la mitología griega, era el nombre con que se conocía a un ser mitológico con cuerpo de hombre y cabeza de toro.

Al igual que el Cíclope, el Minotauro sólo comía carne humana, y era descrito como un ser  salvaje e incontrolable, sin ley, tal cual como actuaban los Cíclopes. Solo en el tamaño superaban en características los Cíclopes a los Minotauros, ya que a pesar de ser altos, no eran unos gigantes.

Su nombre significaba “Toro de Minos”. Se dice que fue concebido por Pasífae, una reina que se casó con el Rey Minos, el hijo que el dios Zeus concibió con una mortal, representando a un toro.

Pero Minos no es el padre del Minotauro. Cuentan que la reina Pasifae se enamora de un toro blanco que el dios Poseidón le había regalado a su esposo para hacer un sacrificio en su honor. Minos se encariño con el hermoso toro y no quiso matarlo sino conservarlo, lo que el dios Poseidón consideró una ofensa he hizo que Pasifae se enamorase del animal como venganza.

Dédalo, un miembro de la familia real y quien era un gran maestro, inventor, arquitecto de la corte de Minos, fue el encargado de construir una vaca artificial para que Pasifae pudiera meterse dentro y así poder hacer el amor con el toro.

De este inusual enlace, nació el Minotauro, un monstruoso, brutal, un animal con cuerpo humano y cabeza de toro. El rey Minos avergonzado por la traición de su esposa y de la horrible criatura, le ordenó a Dédalo que construyese una especie de Laberinto, para mantenerlo encerrado y en cautiverio.

Por muchos años, ese lugar fue utilizado como un santuario de sacrificios, donde se lanzaban a hombres y mujeres que eran devorados por la bestia. Se dice que el Minotauro murió a manos del héroe Teseo, quien quiso acabar con aquellos sacrificios considerados como inútiles. Con astucia se introdujo en el laberinto y acabo con la vida del monstruoso animal.

El Ciclope y Simbad      

Para poder contar la relación del Ciclope y Simbad, se debe primero contextualizar la historia para poder entenderla mejor. Cuenta la leyenda que el marino Simbad, era hijo de un próspero comerciante de la ciudad de Bagdad. Al fallecer, el hombre le dejo a su hijo una gran fortuna, la cual éste se dedicó fue a gastar dándose cuantiosos lujos y diversiones, descuidando también los negocios también heredados por su fallecido padre.

El ritmo de vida, de derroche y fiesta, no duró mucho, viéndose Simbad en la total ruina perdiendo casi todo que tenía. Tomando conciencia de que no podía seguir en lo mismo, vende lo poco que le quedaba de herencia y con el dinero invierte en mercancía, la cual iba a vender en varias partes del mundo.

Teniendo claro su objetivo, Simbad se embarca junto a una pequeña tripulación en un barco que lo llevaría de viaje por tierras lejanas donde pudiese vender su mercancía y recuperarse un poco económicamente. Así es llamado además “Simbad el marino”.

Al desembarcar en una de las tierras, Simbad y su tripulación son recibidos por una salvaje tribu quienes los atacan y logran vencerlo ya que los superaban en números. Al atraparlos, los abandonan en una misteriosa isla, la cual era por un gigante con un solo ojo y sediento de carne humana.

Lavc56.12.100

Simbad lucha por su vida, atacando al gigante con un palo en el único ojo de aquel monstruo, logran huir y dejando al Cíclope completamente ciego. Esto le da el momento oportuno para  escaparse de la isla, siendo perseguidos por otro de los gigantes con las mismas características del Ciclope. Así logran abordar en una balsa y lanzarse al mar, quedando vivos solo Simbad y dos de sus compañeros.

Un cíclope real

No existen a ciencia cierta evidencias convincentes que apoyen la existencia de los míticos cíclopes, si solo eran Figuras fantasiosas o si en verdad fueron reales.  Sin embargo, los relatos de algunos famosos escritores de la antigüedad dieron pie a una leyenda que fue creciendo en las mentes de generaciones, habitantes de Grecia y fueron tomadas como parte de su cultura.

Esas teóricas sobre los Cíclopes fueron motivadas dadas al hallazgo por parte de los griegos de cráneos de elefantes prehistóricos, algunos incluso aún existen en la ciudad de Creta. Estas fósiles tienen gran cavidad nasal en el centro del cráneo, por lo que se presume se podría haber contado con un solo gran ojo.

Adicional a este, cuentan con otros más pequeños, están a los lados pero debido a su tamaño son menos visibles. Se dice que se puede haber confundido los fósiles de elefantes con los característicos de un ciclope debido a que los habitantes de la zona no tenían mucho contacto con los elefantes, por lo que desconocen su anatomía.

También es posible el nacimiento de niños con malformaciones provocadas por ciclopía, un raro trastorno encefálico congénito, pudiera haber inspirado la leyenda.

¿Qué es la ciclopía?

La ciclopía es una forma complicada y rara, un daño del nacimiento que ocurre durante las primeras semanas de gestación del embrión, debido a que el cerebro del bebe no se divide como debería, en dos mitades y tampoco sus cavidades, que es donde circula el líquido cefalorraquídeo. Esta rara anomalía afecta la parte frontal del cerebro mientras el feto se está desarrollando.

Los niños que padecen ciclopia, no desarrollan sus ojos con normalidad, ni tienen forma en la nariz. En lugar de dos ojos, los bebés que nacen con un solo ojo, ubicado casi en el medio de la cara, tal cual como el cíclope míticos, por lo que de allí se origina su nombre.

Los bebes con esta condición, tiene además una nariz poco pronunciada, la cual no le funciona tampoco bien, dificultando la función respiratoria, además que puede estar ubicada por encima del ojo en lugar de estar debajo de éste.

La enfermedad produce además otras malformaciones no solo físicas sino también en los organismos como es el caso del corazón, al que le produce graves daños dificultando su funcionamiento y disminuyendo las posibilidades de vida, por lo que la mayoría de quienes la padecen, mueren.

El tratamiento para las condiciones físicas requieren de una cirugía reconstructiva, pero esta enfermedad origina otras muchas más difíciles condiciones que pueden sufrir los pacientes como son: retraso mental, parálisis cerebral y la epilepsia.

Algunas personas han sobrevivido con ciclopia, pero es raro. Existe preocupación sobre la calidad de vida de la persona que superaron todos los pronósticos y es capaz de vivir con la enfermedad. El muy diferente configuración de la cara es, por desgracia probable que llamar la atención no deseada.

Ciclopia en animales

La anomalía de la Ciclopia no se presenta solo en seres humanos, también se dan muchos casos en animales, en especial en los gatos que nacen con esa irregularidad. Los gatos con este defecto tienden a no sobrevivir y por lo general nacen ya muertos o mueren en las primeras horas de vida.

En el caso de los gatos, la nariz tiene mal funcionamiento, provocando que no puedan respirar causando la asfixia mecánica. Al igual que los felinos, la mayoría de los mamíferos pueden tener esta condición e igualmente no sobreviven más de unos pocos días después del nacimiento.

Cíclope película            

Se han versionados muchas películas sobre estos seres de la mitología griega, Los Cíclopes, esto en distintos años, los 50 y en especial en el 2000, teniendo una en el 2008, otra en el 2012-2013 y la ultima el 2016.

El trama se ubica en el contexto de la antigua Roma Imperial, donde un ser amedranta a los habitantes. Este terrible ser es “El Cíclope, un monstruo de un solo ojo y de cuya raza, aún sobrevive uno.

Por órdenes del emperador Tiberius, Marcus, uno de sus mejores soldados de Roma, debe cazarlo y llevarlo vivo a la ciudad. Sin embargo, Falco, un personaje que representa al codicioso sobrino del emperador Tiberius, intentará acabar con Marcus al considerarlo como un rival y un estorbo en sus aspiraciones de llegar al trono como sucesor de su tío.

Otro de los tramas casi con la misma visión, se representa en la historia del emperador Tiberio César llamado ‘El caballero oscuro’, un soberano abusivo y corrupto, que es informado de que un cíclope ha sido visto en las afueras de Roma, atemorizando a la población.

El emperador envía a su mejor hombre a cumplir esta misión, a Marcus, un soldado de la corte, quien debe dar captura al monstruoso asesino y llevarlo ante el soberano. El héroe cumple con el cometido luego de ganar un enfrentamiento entre él y el Ciclope.

Una vez capturado es llevado a unas mazmorras, por rodenes del emperador Tiberio, quien dispone de el para usarlo como una atracción del Circus Maximus. Al ver la gran atención que acapara, decide utilizarlo en las peleas de gladiadores, sustituyendo a los leones por el fenómeno gigante.

Cíclope

El personaje de Marcus, que se niega a apoyar la esclavitud de cualquier especie, protagoniza una serie de altercados con sus jefes, oponiéndose tajantemente a esta cruel decisión, posición que lo lleva a ser juzgado y convirtiéndolo en un gladiador más que debe luchar en la arena, nuevamente en contra del Ciclope. Con la ayuda de Bárbara, personaje de bella gladiadora, Marcus descubre que puede usar al Cíclope para acabar con el mandato del villano Tiberio y todo su imperio.

Cíclope poderes

Los Cíclopes, además de ser grandes criaturas, atemorizantes y crueles, poseen un poder especial que emerge de su único ojo, el cual es de gran tamaño y está situado en el centro de la frente. A este ojo se le atribuyen poderes especiales, ya que es capaz de desintegrar a cualquier cosa con una mirada.

Este poder que poseen los Cíclopes es comparado con el poder de Medusa, fenómeno mitológico con forma de mujer y con serpientes en la cabeza, y a quien son solo mirarla podía convertir en piedra a cualquiera de sus enemigos. (ver articulo: Medusa en la mitología griega)

Este poder especial de los Cíclopes inspiró también al personaje de los comics llamado Cíclope, de la famosa película “Hombres X”.  El personaje Cíclope, describe que es un miembro de un grupo especial de mutación humana, que desde que nacen tienen variadas habilidades sobrenaturales.

En el caso de Cíclope o Cyclops, este puede emitir potentes rayos de energía de que se emiten desde sus ojos. Es una luz potente, incandescente y de color rojo. Pero este poder no lo puede controlar por sí solo, necesita de unos lentes especiales sin los cuales, no puede contener la fuerza no la potencia de su rayo. La forma de estos lentes es corrida, simulando también una sola visión tal como el cíclope de la mitología.

En un principio el personaje creyó que esta habilidad provenía de las energías del ambiente, como la radiación solar y los rayos cósmicos, los cuales Cíclope podía absorber y luego liberar en forma de un potente rayo óptico.

Sin embargo, después se dio cuenta que era parte de su poder mutante. Estos rayos no producen calor, ni radiación, sino más bien pura fuerza de impacto. De igual forma, utiliza el rayo para abrir portales mágicos hacia otros mundos ubicados en el universo.

Dejar Comentario