≡ Menu




Caronte: todo lo que debes saber

Caronte, el viejo barquero que transporta almas. No se te olvide llevar tu óbolo, no querrás esperar 100 años para que te recojan.

¿Qué significa Caronte?

Una de las tantas teorías sobre el significado de la palabra Caronte es que viene de Egipto y su significado es “barquero”. Otro significado proviene de la palabra “Khárôn” (griego antiguo) y significa “brillo o resplandor intenso”.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Algunos autores afirman que Caronte tuvo la osadía de usurpar el trono de un rey, otros que tenía la capacidad de quitar la belleza y la juventud de una persona o cosa, los griego lo usaban para representar a la persona que transportaba a las almas de un lado a otro de la laguna Estigia. (ver artículo: Morta)

Su nombre fue utilizado para denominar a la luna con mayor tamaño del planeta Plutón, teniendo tres (3) en total. La palabra “Carón” también es sinónimo de Caronte, si la lees por ahí ya sabes que significan lo mismo.

Tambien Te Recomiendo Ver...

El río Aqueronte también está relacionado con el barquero, se dice que el nombre del barquero proviene del río, ya que uno era el medio de transporte y el otro el conductor por asi decirlo.

Caronte y su mitología

Era un viejo, alto, delgado casi famélico, su barba era muy larga y de color gris, tenía  hirsuta, sus ropas eran harapos, tenía una capa parecida a la de muerte (un esqueleto con capa), poseía un sombrero redondo según algunos, y sus ojos estaban encendidos en llamas. (ver artículo Hades)

Iba a bordo una barca, no se sabe quién estaba más dañado si ella o él, tenía unos remos que por su puesto el propio Caronte no utilizaba, él hacía que las almas remaran, de lo contrario les pegaba con una larga vara que también utilizaba para espantar a las almas, bien sea cuando se amontonaban para montarse o cuando sacaban sus manos e intentaban hundir la barca.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Esa famosa vara que usaba más bien como látigo, la empleaba para golpear a las almas que transportaba, pues si se quejaban mucho o no remaban rápido eran golpeados. El color de sus harapos era oscuro – como todo en el inframundo – hay otros que dicen son pieles.

En lo que sí coinciden es que todos sus objetos y hasta él eran viejos, desgastados, con apariencia de abandonado, todo era oscuro y sucio.  Usaba un antifaz y tenía un martillo doble. Con respecto al carácter se afirma que era mal humorado, déspota, taciturno, contestón, y sólo botaba improperios por su boca.

Odiaba a los gordos, eso se le atribuye por su delgada contextura y porque no tenía la suficiente fuerza para llevarlos, por eso eran una de las almas más insultadas. Eso sí a ningún muerto lo podían dejar de enterrar sin su óbolo o moneda en la boca, pues de lo contario su alma estaría por 100 años vagando en las orillas de la laguna, después de ese tiempo si los transportaba gratis. (ver artículo Fobos)

Sus padres eran la oscuridad y la noche, o erebo y Nix respectivamente. Su única función era transportar el alma de los muertos de una orilla a otra de la laguna Estigia, así podían llegar al Averno en donde Hades las estaría esperando.

Para llegar al inframundo existían los cinco (5) ríos infernales, aunque el medio más utilizado para llegar a él era la Laguna Estigia; esta el río Aqueronte o río de la tragedia, el Cocito o río de los lamentos, el Flegetonte o el río del fuego, el Lete o río del olvido, y por su puesto la Estigia o río del odio.

Río Aqueronte

El río Aqueronte es uno de los principales ríos, nace al noreste de Grecia específicamente en la región de Epiro, el pueblo más cercano es  Zotiko. Para el Suda era considerado un río que purificaba los pecados.

Platón decía que este río era el segundo más grande del mundo después de Océano, se dice que el primero fluía en sentido opuesto y era subterráneo, pasaba por lugares que sólo eran desierto.

Su recorrido comienza en Epiro, cerca del templo de la muerte, con sus 6 mtrs de ancho hasta internarse bajo tierra llegando finalmente al inframundo. Se divide en dos ríos un poco más pequeños que son el Estigia y el Cocito, aunque vayan en direcciones opuestas terminan cayendo en el Tártaro la parte más oscura y temida del inframundo, a donde ni siquiera los héroes más famosos han ido.

Cualquiera que toque sus aguas será atraído por voces malévolas, que te traen a la mente tus peores recuerdos o te influencian pecados que nunca has cometido, esto hará que enloquezcas y te lances, automáticamente estarás muerto. (ver artículo: Jonsu)

Como ves cada personaje tiene su función en la mitología griega, y si no fuera gracias a Caronte las almas jamás estarían en donde corresponden.

Dejar Comentario