≡ Menu




Átropos: significado y todo lo que debes saber

Átropos es la mayor de las tres Moiras, hija de Zeus rey de los dioses y Temis la diosa de la ley. Es una divinidad griega que siendo la personificación del destino, tenia el poder de decidir que tan larga seria la vida de cada humano.

Atropos

Las Tres Moiras

La función de las tres Moiras era regir la vida de cada uno de los mortales en la tierra, desde el momento en que nace hasta el que muere. Cloto quien era la menor de las tres hermanas era la que empezaba el proceso pues sostenía una rueca con hilos de materiales diferentes que representaban la vida de cada tipo de persona, los mortales que eran mas adinerados y felices se encontraban identificados con hilos de oro y seda. Mientras que los mortales que vivían desdichados y tristes eran identificados con hilos de lana.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Luego la hermana de intermedia edad Laquesis, iba enrollando y atando los hilos, dándole vueltas al huso repartiendo la buena y la mala suerte a los mortales. Y para finalizar, Átropos la mayor de las hermanas, supervisaba que el trabajo se hiciera correctamente y sin previo aviso cortaba los hilos que le provocaba, dándole fin a la vida de las personas, sin importarle si eran ricos o pobres (Ver Articulo: el dios Zeus)

Ellas impedían que un dios interviniera en la muerte de un mortal, cuando su destino ya estaba predicho. Y según se dice en algunas leyendas, los mismísimos Dioses las temían y estaban sujetos a los designios y caprichos de las Moiras. Puesto que la vida de cada uno de los mortales pendía de un hilo y eran esas divinidades quienes controlaban el destino de cada uno jugando con ellos a su antojo sin importarles en lo mas mínimo sus situaciones.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Al ser representantes de la muerte, las Moiras vivian en el reino de Hades, hacia donde eran atraídas sus victimas.

Significado de Átropos

Su nombre en griego significa inevitable, refiriéndose a que el destino que Átropos tenia para cada uno de los mortales no se podía impedir. Se la representa como una mujer anciana, vestida de negro, empuñando tijeras y un ovillo de hilo, y con un libro donde registra el destino de los mortales.

Una de las tres Moiras, divinidades griegas de una decisiva influencia en la vida humana. Átropos tenia el encargo singular de cortar el hilo de la existencia, presidía los nacimientos (como Afrodita, Urania e Ilyta) y simbolizaba el destino. (Ver Articulo: la diosa Afrodita)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Átropos y Laquesis

La hermana del medio Laquesis, era la encargada de medir con su vara de longitud que tal largo iba a ser el hilo del destino de todos y cada uno de los mortales en la tierra, es decir, sabia cuanto tiempo iban a vivir. También decidía como iban a cruzarse la vida  de unos con otros y junto con su hermana mayor Átropos torcían el destino de las personas haciéndolos dichosos o miserables.

Puesto que Átropos era la mayor le gustaba que todo saliera a la perfección cuando se trataba de determinar el si una persona tendría buena suerte o no, les divertía el momento en el que cortaba la hebra de la vida con sus detestables tijeras, sin discriminar posición, edad o riquezas. La muerte les llega a todos por igual en algún momento pero disfrutaban de hacerla llegar en el momento menos esperado.

Se decía que las Moiras eran diosas encargadas de la vida y la muerte. Al conocer el destino de los hombres conocían su futuro, por lo que se les atribuía también la capacidad de hacer profecías.

Las Parcas

En la mitologia romana Las Moiras eran llamadas como Las Parcas cuyos nombres eran Nona, Décima y Morta, con la diferencia de que una se encarga del nacimiento, la segunda del matrimonio y la tercera de la muerte. Dando origen a una expresión que surgió de una fabula romana en la que se dice que la vida de cualquier hombre es dirigida por tres hermanas hilanderas conocidas como Las Parcas que la controlan desde que nace hasta que muere.

Átropos o como se llamaba su semejante romana o Morta cuyo significado es la muerte, era principalmente la Parca pues era la responsable de agarrar el hilo de la vida del carrete y cortarlo con sus tijeras de oro determinando el fin de la vida de los hombres.

La Muerte se ha visto mencionada por el nombre de la Parca, como nos recuerda J.M. Serrat en sus hermosos y reconocidos versos:

Si un día para mi mal           
viene a buscarme la Parca,
empujad al mar mi barca
con un levante otoñal.

Dejar Comentario