≡ Menu




¿Quién es Arsínoe en la mitología griega? Apréndelo aquí

En el folklore griego Arsínoe o Alfesibea era una hija de Fegeo, gobernante de Psófide. Se casó con Alcmeón cuando fue a la corte de su padre en busca de garantías contra las erinias, que lo perseguían por asesinar a su propia madre: Erífile.

Arsínoe y Alcmeón

Alcmeon era hijo de Erífile, quien había convencido a su marido Anfiarao, sabiendo que podría morir,  de participar en el asalto de los siete contra Teba, a petición de polinices, quien le ofreció el collar de Harmonía a cambio de su ayuda. En su lecho de muerte, Anfiarao le pidió a sus hijos Alcmeón y Anfíloco que vengaran su muerte, luego de esta, se cumplió la profesía y Alcmeón asesinó a su madre, lo que resultó en una persecución hacia el por parte de las Erinias.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Las erinias, conocidas como Furias en la mitología romana, son la personificación de la venganza. Se encargaban de perseguir a los culpables de ciertos crímenes. Cuenta la leyenda que estas nacieron a partir de la sangre derramada por Urano cuando su hijo, Cronos lo castró. No está muy claro cuantas son, pero la leyenda más conocida nombra a tres: Alecto, que castiga las inmoralidades, Megera, que castiga la infidelidad, Tisífone, que castiga los asesinatos y delitos de sangre.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Mientras huía por todo el territorio griego, llegó a Psófide, donde fue purificado por el rey Fegeo y se casó con Arsíone, para luego regalarle a esta el collar y la túnica de Harmonía, que había portado su madre. Este país sufrió una época de hambre debido a que Alcmeón, que había asesinado a su madre, residía allí. (ver articulo Antígona)

¿quieres conocer mas sobre las erinias? mira el siguiente video:

Las erinias no dejaron de molestarlo, entonces Alcmeón, informado por el oráculo de Delfos, fue hasta el río Aqueloo, donde las tierras recientemente formadas por un meandro fueron excluidas de la maldición por su matricidio. Allí se casó de nuevo con Calírroe, la niña de Achelous, y tuvo dos hijos con ella.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Después de un tiempo, Calirroe, que temía por su excelencia, se acercó a Alcmeón y le pidió el collar y la túnica de Erífile, que le había dado a Arsíone, negándole la cama hasta el momento en que se las entregara.

El retorno de Alcmeón

Alcmeón regresó a Psófide y persuadió a Arsíone para que le diera las joyas y la túnica con el pretexto de que se las transmitiría al oráculo de Delfos para que lo liberara de las erinias. La joven, que estaba inconsciente de que su pareja se había vuelto a casar, se los entregó alegremente, sospechando que volvería con ella. En cualquier caso, Fegeo  se enteró de los engaños de este y solicitó a sus hijos que ejecutaran a Alcmaeon cuando saliera del castillo.

La maldición de Arsínoe

Arsíone estaba despidiéndose de su pareja desde la ventana sin saber nada cuando vio cómo sus hermanos asesinaban a Alcmeón y, sin detenerse a aclararlos, los injuriaba con morir salvajemente antes de la siguiente luna nueva. Fegeo, que se incorporó adicionalmente a la injuria, le aseguró un arca y la dio como esclava del señor de Nemea.

Al descubrir la desaparición de Alcmeón pidió a el dios Zeus que hiciera desarrollar a sus hijos con el objetivo de que vengar el fallecimiento de su padre, y una vez permitido este deseo, fueron a asesinar a los descendientes de Arsíone, que en lugar de ir a purificarse por la muerte, se desviaron a Nemea para suplicarle a su madre que evacuara el insulto. A continuación, los descendientes de Calírroe fueron a Psófide y además ejecutaron a Fegeo.

Después de su desaparición, Alcmaeon fue adorado como una leyenda, y parece que tenía una piedra sacrificial en Tebas, cerca del lugar de Píndaro, quien lo llamó vecino y guardián de sus versos, y además, según todos los relatos que se le atribuyen fuerzas proféticas, como su padre Anfiarao. Su plataforma de la tumba podía verse en Psófide, rodeada por honorables cipreses sagrados. En Oropo, en el Ática, donde Anfiarao y Anfíloco eran adorados, Alcmeón no recibia los respetos, ya que era una matricida. Le presentaron en una estatua en Delfos y en la caja de Cípselo.

Aquí termina la corta historia de Arsíone, princesa de Psófide, la cual sería Arcadias en un futuro. Quien gracias a su inocencia e impulsividad, terminó en un destino que nunca antes habría podido imaginar.

Dejar Comentario