≡ Menu




Aprende todo sobre Efialtes, un personaje la mitología griega

Efialtes, era un gigante de la mitología griega, que al nacer y verlo deforme, su madre intento lanzarlo desde una montaña para matarlo por su horrible apariencia. Fue salvado por su padre. Se representa como un gigante encorvado y con muchas deformidades.

Origen de Efialtes

Efialtes, era un gigante de la mitología griega. Se dice que en griego antiguo significa “el que salta sobre”. Algunas historias dicen que Efialtes se rebeló contra los dioses y por esta razón, el dios  Apolo le disparó en el ojo izquierdo y Heracles (Hércules) en el derecho. Esta era una de las teorías de su deformidad. (Ver articulo: Anfitrión)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Aparece en unos escritos como hijo de Gea, diosa de la madre tierra y que fue fecundado con la sangre de Urano. En otros relatos aparece como el hijo de la diosa Gea y Tártaro, una deidad del inframundo.

Cumpliendo con las características de todos los gigantes hijos de Gea, Efialtes era de un gran tamaño y fuerza descomunal. Tenía cabellos y barba erizada, con aspecto de humano menos en el cuerpo que tenia cola de serpiente en vez de piernas.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Efialtes de Tesalia

La palabra griega Efialtes significa “pesadilla”.​ Era el hijo de Euridemo de Mélide y originario de Traquis, en Tesalia, una de las primeras ciudades de Grecia. Cuenta la historia que la madre de Efialtes quería deshacerse de el lanzándolo  por el monte Taigeto, una cordillera del Peloponeso, al sur de Grecia, cuando Efialtes nació porque tenia múltiples deformidades, lo que estaba estableció en las leyes de Esparta. Ante este hecho su padre se negó rotundamente. (Ver articulo: Titan en la mitología griega)

Se dice que Efialtes traicionó al rey espartano Leónidas, al ayudar al rey persa Jerjes, colaborándole a encontrar otra ruta alternativa al paso de las Termópilas. Esto le facilito a los persas derrotar a soldados espartanos, del cual sólo sobrevivieron dos.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Hasta ahora se desconocen las razones por la cual Efialtes traiciono a los espartanos. Efialtes esperaba muestras de gratitud por parte de los persas, pero luego estos fueron derrotados en la Batalla de Salamina y se quedo sin nada.

Tras la derrota, Efialtes huyó entonces a Tesalia, pero tenía una solicitud de captura con una recompensa a quien lo capturara. Relatan las historias griegas que fue asesinado por Atenades de Traquinia, un soldado griego.

Oto y Efialtes

Los inicios de los tiempos dentro de la mitología griega estuvieron enmarcados en varias profecías todas en torno a que un heredero destronaría a su progenitor del trono. Se evidencio en la historia de Urano el dios del Universo y luego se repitió con Cronos y su hijo Zeus el dios del Olimpo.

El ciclo de profecías continuaría, esta vez era una que señalaba el nacimiento de dos gigantes invencibles e inmortales a quienes ningún dios podría vencer. Estos eran los hijos del dios Poseidón, dios de los Océanos, llamados Oto y Efialtes.

Se dice que Gea los utilizo para vengarse de Zeus por su desobediencia e influyo sobre los hermanos para que desestimaran el poder de Zeus ya que ellos eran más apuestos, fuertes y estaban por encima de los inmortales, no tenían que obedecer las órdenes del dios del rayo.

Una vez convencidos de que eran superiores, Oto y Efialtes fueron acercando las montañas unas encimas de las otras, hasta llegar a la altura del Olimpo, comenzando a provocar a los dioses.

Se inicio una batalla donde los hermanos tomaron el poder y control. Los dioses del Olimpo daban todo por perdido. Las cosas cambiaron cuando en el cese de la batalla, Oto y Efialtes querían tomar a las diosas Hera y Artemisa, quienes rechazaron la proposición de los hermanos.

Artemisa se acercó a Oto y le dijo que si liberaba a Ares, al que los hermanos lo habían encerrado en un frasco de cobre durante trece meses. Oto estuvo de acuerdo, pero su hermano Efialtes no. Esto origino una disputa entre ellos, ocasión que Artemisa aprovechó transformándose en un ciervo que enfrento a los hermanos.

Debia a las destrezas de Artemisa, hicieron que Oto y Efialtes lanzaron sus lanzas y se mataron el uno al otro. Artemisa fue la salvadora del Olimpo entero, dejando patente una antigua y sabia premisa, “más vale maña que fuerza”.

Efialtes

Efialtes en la Película

En la película “The 300 Spartans”, del año 1962, Efialtes es mostrado como una persona solitaria, que es dueño de una granja criador de cabras, cerca de las Termópilas, unas quebradas en Grecia. El personaje traiciona al rey Leónidas para ganarse unas tierras.

Su personaje es representado como un jorobado deforme que tuvo que dejar Esparta para no morir en su nacimiento, historia apegada a lo que señala la fabula mitológica.

El rey Leónidas rechaza la idea de meterlo dentro de su ejército dado a que por su condición de discapacidad no podía sostener el escudo que era un arma de guerra que se le fue asignado, por lo tanto con su participación ponía en peligro su vida  la de su escuadra. Dolido ante tal discriminación, termina traiciono a Leónidas a cambio ser respetado y aceptado.

Dejar Comentario