≡ Menu




Acamante: Todo lo que necesitas saber de este guerrero de Troya

Acamante, era un guerrero hijo del héroe Teseo y quien participó junto a su hermano gemelo Demofonte en la guerra de Troya. Fue uno de los griegos en montar en el caballo de Troya.

Significado de Acamante

Acamente, es un sustantivo masculino que en mitología griega es relativo a un personaje conocido también como “Acamas”,  el  hijo del guerrero Teseo y de la princesa Fedra, además de hermano gemelo del rey Demofonte.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Acamante es el más célebre de los héroes de ese nombre. Su etimología viene del latín “Acamas” partiendo de la palabra griega Akámas. Este término pertenece a la mitología Griega para referirse al caudillo de Tracia, que intervino en la guerra de Troya. (Ver articulo: Perseo)

Con este nombre también se conoció a un jefe de Tracia que murió a manos de Aya, diosa de la justicia y esposa del dios sol. Del mismo modo aparece también como Acamus, que hace alusión al mismo soldado griego hijo de Teseo. (Ver articulo: El Dios Ares)

Tambien Te Recomiendo Ver...

La Historia de Acamante

Acamante, era hijo de Teseo, rey de Atenas e hijo del dios Poseidon. Su madre era Fedra, una princesa de la ciudad de Creta, e hija del rey Minos junto a Pasífae, conocida como la madre del Minotauro.

Acamus, como también era conocido, tenía además un hermano gemelo llamado Demofonte, quien era el duodécimo de los reyes de Atenas. Se dice que Acamus y su hermano participaron en la guerra de Troya como reyes de Atenas, y que formaron parte de los hombres que estuvieron dentro del caballo de madera. Acamante recibió como parte del botín de guerra a la cautiva Clímene, la confidente y amiga de Helena.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Acamus y sus Travesías 

Al terminar la guerra, Acamus se quedó en Atenas, pero su hermano Demofonte va a Chipre donde perdería la vida al caer de su caballo y ser traspasado por su propia espada, muriendo en una batalla. Historiadores de la mitología indican que cuando Teseo fue desterrado de Atenas, Acamus y su hermano fueron enviados a Eubea, una isla costera de Grecia. En esa isla crecieron los gemelos y ya adultos se aliaron a Elefenor, rey de Eubea.

Acamante y Laódice

Antes del asalto a la ciudad de Troya, cuentan que Acamante acompaño a Diómedes, un héroe de la mitología griega, a exigir que Helena fuese devuelta, como emisario de los griegos.

Durante su permanencia en Troya conoce a Laódice, quien era una de las hijas de Príamo, el rey mitico de Troya, y de Hécuba, reina de Troya y segunda esposa de Priamo. Se dice que Laódice quedó tan impresionada con las virtudes de Acamante, su valentía al ofrecerse ser el mensajero de los griegos para reclamar a Helena, que eso la enamoro.

Acamante y Laodice tuvieron un hijo, al que llamaron Múnito, quien sería criado por su abuela Etra. Después de la guerra, Acamus rescató a su abuela Etra, quien estaba cautiva como criada de Helena.

Hechos posteriores  ubican a los gemelos participando en otras travesías, como la captura del Paladio, una estatua arcaica de madera que representaba a la diosa Atenea y que se conservaba en Troya desde los tiempos de su fundación.

 

El rasgo dominante de su personalidad es su interés por los lugares lejanos. Mientras cazaba en Olinto en Tracia, una serpiente lo mordió provocándole la muerte. En honor a este personaje de la mitología fueron nombradas la montaña de Acamas, en la isla de Chipre así como la ciudad de Acamantio en Frigia y hasta una tribu de Atenas “Los acamántidas”.

Acamante en la Película         

En la película Los Inmortales del 2011, el personaje de Acamante aparece en la parte final del drama, como un niño de 10 años aproximándome, observando la tumba de su padre con una escultura en su honor donde sale matando al minotauro. En la película es llamado Acamus.

También su madre se llama Fedra, quien en el film no solo es la pareja de Teseo sino también una sabia sacerdotisa que ve el futuro, condición que al parecer, es heredada por el pequeño, pues al tocar una de las imágenes de la guerra donde lucho su padre, tiene una visión de una  guerra en el cielo.

Acamante

A su encuentro ve un anciano que le dice que no tenga miedo de sus visiones. Este anciano es el dios Zeus disfrazado, quien le cuenta que conoció a su padre y  además le adelanta que pronto su tiempo de luchar llegara, y que su padre estará ahí para luchar. En la historia se nombra solo a un hijo, Acamus, y no a Demofonte, quien en la mitología griega fue su hermano gemelo.

Dejar Comentario