≡ Menu




Mitología Egipcia: dioses, criaturas, símbolos y más

La mitología egipcia es conocida por ser una de las culturas que más ha tenido influencia en el mundo, y esto se debe a lo extenso de su religión, sus diferentes dioses, sus pirámides y la forma en que se manejaba al pueblo. Todo lo que necesites saber con respecto a esta intrigante mitología podrás encontrarlo a lo largo de este artículo.

¿Cuáles dioses conforman la mitología egipcia?

Todas las deidades que conforman la mitología egipcia son personajes que han sido venerados desde el momento que esta cultura dio sus primeros pasos, las creencias y rituales que envuelven a estos dioses son los que conforman la religión del antiguo Egipto, ya que los primeros indicios de esa religión provienen de la prehistoria.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Gran parte de las deidades de esta cultura representan a las diferentes fuerzas y fenómenos de la naturaleza, y los egipcios se ocupaban de atenderlos, apoyarlos y calmarlos mediante ofrendas y rituales para que así las deidades les prestaran su servicio, esto según textos antiguos que provienen de la Maat, o mejor conocido como el orden divino.

Cuando se conformó el estado Egipcio en el año 3100 a.C. fueron las diferentes autoridades las que tomaron el poder de controlar y dirigir la nación, creando un puesto llamado Faraón.

Según la cultura, era conocido como el representante de todos los dioses y era el encargado de gestionar todos los templos y los rituales que eran llevados dentro de esa nación. (Ver articulo: Areop-enap)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Las apariencias, características y personalidades de los dioses que gobernaban dentro de esta cultura se manifestaban a través de los mitos y las escrituras que eran talladas en piedra, en donde se podían apreciar las diferentes relaciones que llevaban estos dioses, las cuales iban desde lazos de sangre hasta jerarquías, y las diferentes combinaciones que nacían de la unión de varios dioses.

Estos dioses poseían grandes representaciones que eran apreciadas mediante formas humanoides donde poseían características de animales, objetos o ambas combinaciones. Esto se mostraba a través de las figuras que eran esculpidas en las obras artísticas de estos y en los mitos que eran mencionados a través de los años mediante las generaciones.

En las primeras épocas de esta extensa cultura se puede encontrar que fueron varios dioses que gobernaron directamente a todos los seres humanos, mientras que estos eran los faraones de esas naciones, entre ellos se encontraba la deidad mayor conocida como Ra el dios solar, también el misterioso Amón y sus poderes capaces de manipular la naturaleza.

La diosa madre Isis, a quien se le acreditaba el poder de haber creado el mundo, era una de las deidades más altas y era comparada con el poder de dar vida a través de la luz del sol. Muchos son los historiadores que se han encargado de manifestar a través de los antiguos manuscritos egipcios en donde los mismos egipcios reconocían un poder divino que se encontraba detrás de la creación de todas las cosas, siendo aquel que se encontraba detrás de todos los demás dioses, y estos mismos reconocían su omnipotencia y poder sobre todas las cosas.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Los egipcios nunca abandonaron la creencia de politeísta en el mundo, asociando diferentes deidades capaces de convivir en el mundo y cumplir diferentes roles para todos aquellos que vivían en ese país y para todos los ciudadanos que trabajan para los faraones. Tenían la creencia que estos dioses se manifestaban en todo el mundo, y eran capaces de influenciar los diferentes eventos naturales y también a los seres  vivientes, los humanos eran capaces de interactuar con los dioses a través de los templos y santuarios que no eran oficiales. Por muchas razones los ciudadanos buscaban seguir diferentes tipos de actos de veneración a los dioses para que estos actuaran a las peticiones de las personas. (Ver articulo: Mahakala)

Muchos de estos dioses eran vistos como las figuras fundamentales para todas las diferentes creencias y rituales que llevaba el antiguo Egipto, estas fuertes creencias conformaban un complejo sistema de interacción entre todos los dioses y el pueblo que seguía a los faraones. El pueblo se encontraba convencido de los diferentes poderes sobrenaturales que poseían esas divinidades, que eran capaces de alterar el destino del mundo, por lo que los ciudadanos buscaron invocar a los poderes de estos dioses mediante ofrendas, tributos, plegarias y diferentes rituales; esto se hacía con la finalidad de ganarse la simpatía de todos estos y poder así conseguir el cumplimiento de los favores que le pedían.

Dentro de la mitología egipcia estos dioses han servido para alimentar la cultura, por su apariencia, inteligencia y la capacidad que tenían de estar tan avanzados en tecnología pese su época. (Ver articulo: Nganga)

A través del tiempo y las diferentes expediciones arqueológicas se han descubierto estas deidades y las hazañas que realizaron el pueblo egipcio y aún más con cada expedición se encuentran nuevas deidades o reseñas de éstas en diferentes partes del pueblo egipcio.

Estos dioses se han manifestado a través de la naturaleza y han perdurado en los años; la deidad conocida como Amón quien era la divinidad conocida por ser el rey de los dioses y era una personificación del poder de la creación, según la cultura egipcia, no podía ser vista por nadie, bien sea seres mortales o dioses.

La deidad conocida como Ra era el más conocido dentro de la cultura egipcia y era el más importante de todos ellos, ya que personificaba al Sol y era el responsable de hacer alumbrar los días, esta deidad viajaba todas las noches durante 12 horas de oriente a occidente, por las diferentes regiones del Durat que era habitada por los monstruos que intentaba detener la noche y hacerlo eterno, el dios Ra se encargaba de detenerlos; éste se representaba con la cara de un halcón que poseía un gran disco solar.

La diosa Isis, quien es vista como la deidad feminista responsable de la creación de los seres humanos, como la gran madre, la madre de la naturaleza, diosa de la maternidad y la fecundidad. Ésta, junto con los dioses Ra y Amón, conforman una triada de dioses, los cuales fueron los responsables de crear al mundo y dar vida a todos aquellos que viven dentro de la tierra. (Ver articulo: Orisha Oko)

Horus

Es conocido como Horus el elevado, era conocido por ser la deidad celeste dentro de la mitología egipcia; era considerada como el iniciador de toda la civilización de la cultura egipcia, conocido por ser el regente del cielo, de la guerra y caza. Era el hijo de Isis y Osiris, los cuales eran los dioses más antiguos de todo Egipto

Horus dentro de la Mitología Egipcia es una de las deidades más antiguas e importantes dentro de la región del antiguo Egipto, éste fue venerado y adorado desde un período predinástico hasta las épocas greco-romana. Fueron muchos los textos antiguos que apoyan la historia de este dios que se encuentra representado por ser un halcón, o como un hombre que posee cabeza de halcón.

En los antiguos textos se describe una de las pirámides que recalca la naturaleza de este dios y todos sus atributos dentro de la tierra cuando comandó a los seres humanos se halla en las pirámides que datan del año 2400 a 2300 a.C, lo describen de manera diferente ya que es hijo de dos dioses que poseen caracteres muy diferentes al juicio de Osiris, ya que asociaban a Horus como el dios de la vida y a su padre Osiris como el regente de la muerte, que era el lugar donde se reunía el resto de los dioses, durante mucho tiempo las diferentes reencarnaciones de Horus se encargaban de llevar al pueblo que le servían a la muerte de forma pacífica y honrada ya que los egipcios veían la muerte como un paso a la Asunción.

Horus dentro de la mitología egipcia es visto como la concepción de la diosa Isis, quien después de haber recuperado todas las piezas de su difunto esposo que fue desmembrado en 14 partes por parte de Osiris, excepto de su parte reproductora masculina que fue devorado por un cocodrilo que vivían en el Nilo, usó sus poderes mágicos para poderlo resucitar y de esta manera ella reemplazó su pene por uno de oro; de esa manera pudo concebir a su hijo.

Cuando supo que estaba embarazada, ella huyó a las marismas del río Nilo para poder así esconderse de su hermano Set quien mató a Osiris por celos y mataría a Horus para poder continuar con su venganza; fue allí donde dio a luz a su hijo divino.

Desde ese momento se convertiría en el dueño de los cielos, ya que según los textos antiguos esta deidad contenía dentro de él al Sol  y a la Luna, dado que su ojo derecho contenía al Sol y el izquierdo a la Luna y cruzaba por los cielos transformado en un halcón. El ojo de Horus era un símbolo muy importante dentro del antiguo Egipto ya que concedía el poder real de todos los dioses, este símbolo representaba a Horus o Ra, y muchas fueron las obras donde se reflejaba a este dios.

Osiris

Es conocido como el dios egipcio de la resurrección, el encargado de controlar la vegetación y la agricultura. Es conocido por ser el símbolo de la fertilidad y manejo del Nilo. Este dios es el encargado de presidir en el tribunal que se encarga de darles juicio a todos los difuntos, separándolos en la ascensión o al vacío.

Este dios es representado muchas veces cuando está momificado, posee la piel verde o negra más con los atributos que se le conceden por ser de la realeza, su gran coronada llamada Atef, el Pilar o mejor conocido como Dyerd es conocido por ser su objeto sagrado, el color verde de esta deidad es la representación de la vegetación y la regeneración.

Cuando ese dios se muestra con el color de su piel negra demuestra estar asociado con la tierra negra y fértil que después de varias inundaciones en el Nilo podía aportar nueva vida al campo, existe una fuerte conexión del color negro asociado a la tierra fértil en Egipto y esto es demostrado a través de historias escritas en las murallas y pirámides. (Ver articulo: Yatagarasu)

Osiris es visto como el jefe de la tríada de divinidades egipcias dentro de la Mitología, esta tríada se encuentra organizada por Osiris, Isis quien era su esposa y hermana de sangre y su hijo Horus. En un mito, Osiris, quien es la representación del bien, es asesinado por su hermano Set quien es conocido como el caos, quien lo arroja al Nilo en donde es encontrado por Asth.

Con la ayuda de su hermana Neftis se encargan de encontrar los 14 trozos que fueron picados por Set, cuando encontraron los pedazos del cuerpo, con la ayuda de la magia de Isis éste conjura un hechizo el cual lo vuelve a la vida temporalmente y puede apreciar el nacimiento de su hijo Horus.

Nut

Es conocida dentro de la mitología egipcia como la creadora del universo y los diferentes astros, es conocida por ser la diosa del cielo, esta diosa también es conocida por ser hija de Shu y Tefnut quienes son las hermanas y esposa de Geb quien es el dios de la tierra, de quien fue separado violentamente por el padre de ellos llamado Shu, conocido por ser la deidad del aire.

Esta diosa era conocida por ser aquella grande que da nacimiento a todos los dioses. Nut es vista como una de las amigas y protectoras de los muertos, ya que ellos iban a visitarla para poder obtener comida, ayuda y protección, como cuando el hijo acude a su madre. La diosa Nut tenía la potestad de darles a los difuntos el poder de renacer.

Cuando el Sol renació bajo el poder de Geb y Nut, estos produjeron un nuevo Sol a través de un huevo. De esta manera, Nut se encargaba de acompañar al dios del Sol cada día desde su nacimiento para cuando atravesara los demonios Duat este estuviera a salvo. Su morada se encontraba situada en Heliópolis.

Fueron sus ramas las que conformaron un refugio para todas las almas que se encontraban cansadas durante el fuerte calor del viento de verano que ocurría al mediodía. Muchos de los sacerdotes del antiguo Egipto aseguraban que el hogar donde vivía Nut fue el lugar donde dio a luz a la diosa Isis.

En el antiguo Egipto existía una ciudad llamada Heliópolis, este lugar fue donde  nació el dios Ra y la diosa Nut. Esta diosa fue vista desde la antigüedad como una vaca, según muchas inscripciones. En ese tiempo de completa armonía, el dios Ra había crecido y se convirtió en un gran guerrero que venció a una rebelión hecha por los hombres, cuando éste logró la victoria, la rebelión fue a los pies de la diosa Nut  para que  lo llevara al cielo.

Según textos antiguos, la diosa Nut daba a luz al Sol diariamente, pasando por todo su cuerpo el Sol llegaba hasta su boca, luego éste recorría el interior de su cuerpo y se ocultaba para poder renacer a la mañana siguiente. En otros mitos, el Sol paseaba por sus piernas hasta llegar a su espalda en el mediodía, momento que descendía por sus brazos provocando el ocaso, para luego regresar al Duat o mundo inferior. (Ver articulo: Astrea)

Muchos otros mitos asociaban a la diosa Nut y su cuerpo con las diferentes horas, en donde sus labios correspondían a la segunda hora, sus dientes a la tercera hora, su garganta a la cuarta hora así consecutivamente. Esta diosa se manifiesta en los sarcófagos en donde se muestra acogiendo al difunto con sus alas extendidas, o en el interior de la tapa del sarcófago, se muestra como una mujer con los brazos levantado.

Esta diosa ayuda al más allá para hacer renacer el alma, también es la manifestación del cielo en la otra vida de la persona que acaba de fallecer. Se dice que el faraón es confiado por su madre en la tumba y ésta lo abraza y protege su nombre dentro del sarcófago. En otros aspectos se aprecia a esta diosa con su cuerpo arqueado y apuntando a los cuatro puntos cardinales.

Hathor

Es una de las diosas que forma parte del panteón de los dioses egipcios, es conocida por ser madre y a veces esposa del dios Horus. Hathor significa la casa de Horus, siendo conocida como una de las reinas de Egipto. Su nombre se escribe como un halcón dentro de un cuadrado lo que representa la casa de los dioses.

Es conocida por ser también la madre divina que es capaz de renovar todo lo existente. Muchos son los textos antiguos que aseguran a esta diosa con las funciones de la vaca Mehet Urt, con la cual era muy comparada, la cual muchas veces es identificado por ser la señora del cielo, esta diosa posee una relación con el dios sol Ra quien es su guía.

Posee un aspecto muy materno y es la personificación de un gran cielo nocturno. Es vista como la vaca que había alumbrado al mundo y todo lo que se encuentra dentro de él. Se encarga de nutrir a todos y cada uno de los seres vivientes, quienes la adoran como una diosa de los campesinos.

Geb

Es conocido por ser el dios de la tierra, aquel que posee el soporte físico en el mundo, es conocido por los egipcios como la deidad de la fertilidad y de la vida; los primeros indicios de este dios se basan en que tan sólo era un dios local, el cual era venerado como un ave acuática. Nadie sabe cuál es su hogar de origen, pero es muy nombrado por haber sido de Heliópolis donde fue pareja de la diosa Nut.

Ambos produjeron lo que se conoce como el gran huevo de donde surgió el dios del Sol que poseía forma de fénix y de ahí uno de sus nombres el cual es Gran Cacareados o Gran Graznador; en muchas ocasiones se le dio el nombre de príncipe de todos los dioses, ya que no solo fue un deidad que gobernó en la tierra, sino que también gobernaba el interior de la misma.

Se dice que esta deidad posee una autoridad sobre todas las tumbas y de esta manera se desempeña con un papel importante en el libro de los muertos, ya que es uno de los dioses que vigila el pesaje del corazón del difunto en la sala del juicio final. De esta manera mantenía aprisionadas a las almas de aquellos que no fueron justos durante su vida.

Árbol genealógico

El árbol genealógico es la explicación de la consanguinidad y nacimiento de las personas que tienen un pariente cercano o común, dentro de la Mitología Egipcia muchos de los dioses mantenía relaciones con sus mismos hermanos para poder así mantener la consanguinidad y sangre pura de ellos mismos como dioses. Estos nacieron de la diosa Nun quien fue la primera deidad que se hallaba dentro de la cultura egipcia. (Ver articulo: Agayu)

A partir de esta deidad se desglosaron muchas entidades que fueron muy poderosas dentro de la cultura egipcia y por mucho tiempo reinaron sobre todos los seres humanos, guiándolos y llevándolos a un mejor vivir para sus ciudadanos.

Sus criaturas mitológicas

Las criaturas mitológicas que pertenecen a la cultura egipcia son las manifestaciones de muchos animales sagrados. Muchas de estas criaturas mitológicas son seres híbridos, es decir una especie de animal que está combinado con otro animal; estas criaturas mitológicas tienen poderes mágicos.

Dentro de la cultura egipcia existen muchos animales y criaturas enigmáticas que vienen desde diferentes civilizaciones y leyendas que han pasado de generación en generación viéndolos como incluso guardianes de lugares sagrados. Estos seres mágicos estaban bajo el mandato de los faraones, los únicos capaces de controlarlos y dirigirlos.

Esfinge

Esta criatura mitológica no tiene un origen certero, se dice que la esfinge tomó vida de una estatua, posee un cuerpo de león y cabeza de humano. Muchos de los antiguos egipcios lo colocaban como sheps anj, que significa imagen viva. Dentro de los textos antiguos se encuentra que la esfinge poseía cabeza de carnero o de halcón. Estas criaturas mitológicas son feroces y muy inteligentes y no poseen compasión por aquellos que deciden desafiarlo.

Las esfinges se han encargado de realizar acertijos y múltiples adivinanzas a los viajeros que pasaron junto a sus dominios y si estos podían descubrir la respuesta ante ese acertijo serían capaces de librarse de la muerte, muchas son las imágenes que eran usados por los reyes y faraones llevando a la esfinge como representación de seguridad.

Amemait

Es conocido por ser una criatura híbrida que posee partes de león, cocodrilo e hipopótamo; es conocida por resaltar cada atributo de estos animales. Se representa como una criatura fuerte, feroz, corpulenta y muy temperamental; se dice que esta criatura sólo se encuentra en los pantanos del río Nilo. Posee un gran torso como los hipopótamos y cola de un reptil, garras de león, cabeza y mandíbula de cocodrilo.

Esta criatura se conoce por ser muy floja ya que pasa la mayor parte de su tiempo durmiendo entre los diferentes juncos, y convive con los otros animales formando grupos pequeños, los cuales son liderados por un sólo macho.

Apofis

Es visto dentro de la cultura egipcia como una gran serpiente indestructible y poderosa. Tiene la función de interrumpir el recorrido nocturno de la barca solar que era pilotada por el dios Ra, para que éste no pudiera alcanzar un nuevo día. Por esto empleaba mucho método, esta gran serpiente atacaba de forma directa a esta barza provocando rendimientos de arena con la finalidad de romper el orden cósmico.

Esta criatura de la mitología egipcia era conocida por ser el representante del mal en el mundo, muchos de estos dioses tenían la finalidad de contenerlo para que no pudiera causar daño. Sin embargo esta criatura nunca sería aniquilada dañada o sometida completamente. (Ver articulo: Octavius)

Los gatos egipcios en la mitología

Los gatos fueron criaturas domésticas que aparecieron en Egipto hace 4000 años, se dice que estos se acercaron a los pueblos por la abundancia de las ratas y los ratones; además, estos gatos del antiguo Egipto cumplían un papel muy importante ya que se encargaban de controlar las plagas que eran peligrosas para los seres humanos.

Así  los animales eran muy bien vistos por los servicios que le ofrecían a los seres humanos, ya que de esa manera podían mantener las cosechas y evitar así morirse de hambre. No era raro que estos animales hayan creado una relación simbiótica con los pobladores que se encargaron de dominarlos.

Hay muchos textos antiguos que hablan de cómo los animales acompañaban a sus amos a la hora de cazar, esto se logró después que los perros fueron domesticados y dominados. Estos animales desde siempre gozaban de mucha más libertad que la mayoría de los animales domésticos ya que estos iban y regresaban a su casa a su voluntad, hasta que decidieron quedarse y criar a sus hijos en un ambiente de puros humanos.

Las primeras imágenes en donde se aprecian a los gatos en las tumbas vienen 500 años después y luego se encuentran momias de estos gatos en los años 3000 a.C. allí se evidencia claramente que los gatos ya eran animales domésticos, y las tumbas de los egipcios los mostraban de esa forma, viéndose involucrados en sus actividades domésticas comunes.

Muchos gatos eran vistos y valorados como animales que poseían gran misterio y superstición, ya que los egipcios aseguraban que era un dios que convivía con los seres humanos. Estos animales eran protegidos con una ley que castigaba severamente a todo aquel que intentara matarlos o lastimarlos, estas personas eran castigadas con pena de muerte.

Origen del Universo

Dentro de la mitología egipcia se habla del origen del universo mediante una historia donde habla que en el principio del tiempo sólo existía una inmensa masa de agua cubierta de tinieblas que existía en la nada, ya que la oscuridad de la noche aun no había sido creada, el océano era infinito y según los antiguos egipcios el océano provenía de la diosa Nun.

Ella contenía todos los elementos del cosmos, pero aún no existía nada en el cielo ni en la tierra, tanto los hombre como los dioses aún no habían nacido. No existía la vida ni la muerte, y el mundo se había inundado en un caos inmenso hasta que empezó a tomar conciencia. De esta manera nació el dios Ra quien es conocido como el dios del sol.

El dios Ra creó con su aliento el viento a quien llamó Shu, y de su saliva creó a Tefnut quien era conocido como la humedad y de esta manera les ordenó que viviese en el extremo del Nun. Después de esto Ra hizo emerger un espacio seco en donde pudiera descansar.

Ese espacio seco lo llamó tierra y esa tierra la llamó Egipto y de esta manera surgieron las agua, y Ra ordenó a estas aguas que estuvieran a merced de la tierra y así nació el Rio Nilo. Ra fue el encargado de crear la vegetación y todos los seres vivos y a partir de Nun lleno el vacío en la tierra. En ese momento, los dioses Shu y Tefnut decidieron tener dos hijos los cuales fueron llamados Geb tierra y Nut cielo.

Estos dos dioses se casaron, y Shu celoso los maldijo y los separó sosteniendo al cielo sobre su cabeza y sus hombros y sujetó la tierra a sus pies. De esta manera el viento sopló en medio de Shu celoso, Nut intentó detenerlo y ella se encargó de crear a todas las estrellas del cielo. El dios Ra envió a uno de sus ojos a buscar a Shu y Tefnut para que les contara lo que había ocurrido, cuando el ojo regresó a Ra sin obtener lo que buscaba vio que otro ojo ocupaba su lugar. Este comenzó a llorar.

Y fue Amón Ra quien lo colocó en su frente y de esta manera creó el Sol y de las lágrimas de aquel ojo se crearon los primeros hombres y mujeres y estos se encargaron de poblar todo Egipto. De esa forma Amón Ra recorría el cielo buscando una barca para que flotara Nun, ya que ésta le encantaba cubrir el cosmos divirtiéndose con las aguas sobre el firmamento. Amón Ra iba por el cielo llevando luz y transportando el Sol y así iluminando a la tierra por un periodo de doce horas.

Los símbolos destacados

Los egipcios desde la antigüedad se han encargado de manifestar a través de su historia y leyendas diferentes simbologías, conocidas como jeroglíficos, que han sido atesoradas en los años por su profundo significado y misticismo, ya que conformaban parte de las antiguas escrituras y señalan un poder en cada una de ellas, el cual se manifestaba en cada dios del antiguo Egipto. Estos símbolos poseen muchos misterios y una gran cantidad de espíritus que tratan de manifestarse mediante señales.

La cruz de Ankh es conocida por ser la cruz ansata, ésta caracteriza la vida y la  inmortalidad, es usada para representar la unión entre hombres y mujeres, este símbolo también es conocido por ser la representación de Osiris e Isis que inundó el río Nilo para poder así traer la fertilidad a Egipto. El ojo de Horus, es la representación de la protección, curación, buena salud y poder real. Este símbolo también funciona para representar la luna.

Muchos de los antiguos egipcios creían que los amuletos que poseían el ojo de Horus tenían poderes curativos. Este símbolo también era usado como herramienta médica para poder así medir todos los ingredientes cuando estos preparaban medicina.

El Ouroboros dentro de la mitología egipcia era uno de los símbolos del Sol ya que estos encarnaban los viajes de Aten, que era un disco solar dentro de la mitología egipcia.

El Ouroboros también servía para representar el renacimiento y la recreación de la vida. Este símbolo es mostrado muchas veces en el libro de los muertos, en donde se ve como una serpiente se come su misma cola.

El símbolo Amenta dentro de la cultura egipcia se encargaba de representar la tierra de todos los muertos, éste servía para simbolizar el horizonte donde el sol se ponía con el tiempo. Mientras avanzaba el tiempo este símbolo servía para representar la orillas del occidente del Nilo, el cual era el lugar donde todos los egipcios enterraban a sus muertos, por esta razón el símbolo de Amenta con el pasar de los años se convirtió en el símbolo del inframundo en Egipto.

El escarabajo es uno de los símbolos que más peso tiene en la cultura egipcia, donde el escarabajo pelotero también conocido por ser el escarabajo estiércol, representaba el Sol, la creación de la vida, la transformación y la resurrección de las almas.

El pilar Djed es conocido por el símbolo que representa la columna vertebral de la diosa Osiris. Es un símbolo el cual encarna la fuerza la estabilidad dentro de la cultura del antiguo Egipto. Se encuentra asociado con el dios Ptah quien era conocido por ser el dios de la creación.

Dejar Comentario