≡ Menu




Chi kung: qué es, historia, beneficios, movimientos y más

El Chi kung es una práctica corporal que comprende la realización de suaves movimientos físicos. Esta metodología conocida también con el nombre de Qi Gong, incluye la ejecución de ejercicios respiratorios y concentración mental que son originarios de China y datan de más de 4.000 años.

Chi kung

¿Qué es?

El Chi kung, que se escribe también Qi Gong, es una técnica de ejercicios corporales conformada por la ejecución de una serie de movimientos físicos suaves, que incluyen ejercicios respiratorios y donde se necesita de mucha concentración mental. Esta técnica es originaria de China, creada hace más de cuatro mil años y viene a cumplir la función de fortalecer el organismo a nivel físico, mental y espiritual. (Ver articulo: Cao Guojiu)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Etimológicamente tenemos que él Chi, es la energía vital contenida en todos los elementos de la naturaleza, clasificación donde entran los seres humanos. El Kung por su parte, describe la labor constante y la habilidad que se adquiere con el pasar del tiempo. Es así como entonces la combinación del Chi kung, se constituye la práctica de la movilización consciente de la energía que contenida en el interior del cuerpo.

Los ejercicios contenidos dentro del Chi kung son muy recomendables y sirven de complemento dentro de la realización de tratamientos terapéuticos. Es una práctica corporal que posibilita y brinda un mayor rendimiento a todos los niveles, tanto físico como intelectual. Otra de las fortalezas con las que cuenta es que contribuye con establecer el equilibrio emocional, potenciando la serenidad y la creatividad, cualidades que forman parte de la tradición espiritual en China.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Historia

El Chi kung o Qigong, es una práctica conocida a lo largo de la historia china con diversos nombres, entre los que están “Tu Gu Na Xin”, que consiste en expulsar la energía usada y absorber la nueva, el Xingqi que es movilizar el Qi, el Yangsheng que es la nutrición de la fuerza vital, como Neigong que es la realización interior o más usualmente con el nombre de Daoyin que significa conducir y guiar la energía. El nombre de Qigong es un término conocido recientemente, el cual se mencionó por primera vez dentro de un texto cuya data viene desde la dinastía Ming, ubicada en el tiempo del año 1368-1644. (Ver articulo: Cai Shen)

En aquellos días no era utilizado con un sentido especializado como lo tiene actualmente el cual significa «el arte del cultivo del Qi», siendo así hasta el siglo Xl. Los primeros ejercicios que se asociaron al Chi kung dentro de China fueron las danzas, donde en su ejecución se imitaban a animales pertenecientes a los antiguos chamanes chinos, quienes se remontan a tiempos mucho antes de la dinastía Zhou de los años 1028-221 a.C. En la actualidad, quien practica la disciplina del Chi kung cultiva habilidades que le pertenecen a los animales, estando entre estas el equilibrio, la flexibilidad, la gracia, la fuerza, entre otros.

A su vez, con la práctica del Chi kung se fue incorporando técnicas para mejorar la salud, lograr mayor fortaleza y vitalidad al igual que la tienen los animales. La referencia más antigua que se tiene sobre el Chi kung la asocia con un tipo de ejercicio con fines curativos más que como una simple danza. Esta referencia está argumentada dentro de doce piezas de jade, las cuales tienen fecha de existencia del siglo VI a.C. Estas técnicas contemplan recomendaciones para tomar aliento y hacerlo descender por el cuerpo hasta llegar al abdomen.

El origen del Chi kung moderno data del año de 1955 y su nombre lo obtuvo a partir de la inauguración de un hospital de Chi kung ubicado en Tangshan. Es entonces en el año de 1980 cuando se comienza a utilizar la ciencia y la tecnología para investigar acerca del Chi kung, de la Medicina China y de los potenciales del ser humano.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Para llevar a cabo este cometido, en diciembre del año 1985, se crea la Asociación China de la Ciencia Chi kung, institución donde se desarrollaron muchas pruebas que demuestran mediante el empleo de un estudio científico intensivo, que la técnica del Chi kung conducirá a las personas a tener pleno desarrollo de sus habilidades tanto mentales como físicas.

Beneficios

El Chi kung o Qigong es considerado el arte de cultivar la energía que circula de manera adecuada y armoniosa por todo nuestro organismo. Debido a que el Chi kung comprende técnicas donde se ejercita la mente, el aspecto físico y la respiración, todo buscando favorecer el rendimiento y generar bienestar a cualquier edad.

Es por ello que con la aplicación de este método se obtienen muchos beneficios, entre los que están la reducción del estrés, mejora el sueño, aumenta las energías del cuerpo, equilibra las emociones, elimina las toxinas, evita sufrir lesiones de las articulaciones, acelera la recuperación de las enfermedades, alivia las migrañas, ayuda a tener una mejor digestión, entre muchos otros más beneficios.

La salud

En materia de salud, el Chi kung ha sido objeto de múltiples investigaciones científicas, tanto en el campo hospitalario como dentro de las facultades de Medicina, laboratorios científicos, entre otros, cuyos resultados han demostrado sus efectos terapéuticos en diversas áreas. Con la práctica de esta técnica se disminuye la repetición cardíaca y aumenta el volumen cardíaco, mejorando así la función ventricular. También aumenta el volumen de ventilación pulmonar; mejora la función gastrocólica, equilibra y fortifica la perístasis, acelera las evacuaciones eliminando además las grasas del cuerpo. (Ver articulo: Nuwa)

Estos ejercicios estimulan la corteza cerebral, facilitando los procesos neuronales; uniforma el sistema nervioso vegetativo; regula y tiende a disminuir el sueño entre 1 y 3 horas, cargado de un efecto relajante y tonificante que es de efecto inmediato; contribuye a mejorar la memoria, los esfuerzos intelectuales, la imaginación y la creatividad. Viene a regular y mejorar las funciones endocrinas de las glándulas hipofisarias, las tiroides, las suprarrenales, las pancreáticas y todas las ubicadas al nivel testicular y ovárico bien sea el caso.

De igual forma, estimula el sistema inmune, aumentando el número y la capacidad de linfocitos T; aumenta las inmunoglobulinas y el número y actividad de macrófagos; fortalece la estructura ósea evitando así que la persona padezca de osteoporosis; aumenta la fuerza y elasticidad de músculos y los tendones, disminuyendo y previniendo las contracturas musculares; activa y regula el metabolismo de lípidos referente al colesterol, las proteínas y los azúcares.     

Movimientos

La técnica del Chi kung tiene diversos movimientos que constan de varios métodos. El movimiento básico se comienza estando de pie, con las rodillas sueltas y espalda recta, formando una especie de sello. Allí se inicia realizando 9 respiraciones. Existe el movimiento denominado Juntar la energía con la respiración, que se traduce en respirar con las manos; la posición del árbol sin raíz donde se respira con el cuerpo; nueve vueltas para volver la energía donde se extiende todo el cuerpo.

Separar el Cielo y la Tierra que es estirar los brazos y las piernas; el girar nueve miembros con el cual se activa la energía del Hígado; sacar puerro de la tierra seca que es cuando El Chi fluye por todo el cuerpo; empujar la montaña con las manos movimiento con el cual se activa la energía del corazón; abrir la puerta de dos hojas con el que se activa la energía de los pulmones. (Ver articulo: Huang Di)

El movimiento de adelantar la pierna izquierda; empujar la mano del Dragón con la que se activa la energía ubicada en el abdomen; el Ave Fénix abre las alas con el cual se activa la energía contentiva en la espalda; adelantar el pie izquierdo; girar las manos a izquierda y derecha para activar con ello la energía del Riñón; saludar al inmortal activando con ello la energía ubicada en columna vertebral; el dragón encoge su cuerpo que busca activar la energía del hombro y la cintura; agarrarse la cabeza y mirar las estrellas donde se activa la energía de la vértebra cervical y del cerebro.

Abrazar el árbol

La técnica del Chi Kung denominada “Abrazar el árbol”, también se conoce como el ejercicio de Mabu. Es un ejercicio del Chi Kung de naturaleza estática que ha sido muy estudiado y practicado ampliamente dentro de otras disciplinas tales como el Tai Chi, Chuan e incluso el Kung Fu. Este ejercicio contiene un gran valor ya que nivela cuerpo, mente y espíritu. En la parte física, abrazar el árbol fortalece las piernas, aumenta la circulación de la sangre y la energía contenida en los riñones.

En cuanto a lo mental y emocional, con la práctica de este ejercicio se desarrolla la voluntad y el control sobre las emociones. Se dice que este ejercicio es tan poderoso, que lo utilizan maestros y estudiantes avanzados como una herramienta para la posición de meditación. Se recomienda que durante una semana, este ejercicio se practique por el lapso de tres minutos diarios, lo cual se puede ir incrementando a cinco minutos durante la segunda semana, siete en la tercera, y así hasta llegar a los quince o veinte minutos que es el tiempo suficiente para realizarlo de manera general.

Esta técnica es utilizada y recomendada por maestros de la artes marciales tradicionales, los cuales entrenan a sus estudiantes encendiendo varillas de incienso y clavándolas en el suelo, para luego colocar al participante en posición de Mabu sobre dicha varillas hasta que éstas se consumen por un lapso aproximado de una hora, aunque lo normal son de 15 a 20 minutos.

Ejercicio

La práctica del Chi kung comprende una serie de movimientos explícitos dentro de técnicas, métodos y ejercicios que tienen la finalidad de brindar el bienestar al cuerpo y la mente del individuo, lo que incide en el desarrollo de su vida y su salud. Estos ejercicios que contemplan el Chi kung son beneficios para poder llevar una mejor calidad de vida, manteniéndose joven, activo, sano, entre otros beneficios. (Ver articulo: Guan Yin)

Para rejuvenecer

El Chi Kung está siendo considerado como una especie de gimnasia terapéutica milenaria, la cual destinada a movilizar la energía contentiva dentro de nuestro cuerpo. El Chi que es la energía vital necesaria para sanarnos, revitalizarnos y desarrollarnos tanto física como espiritualmente. Es una técnica basada en la realización de una serie de movimientos sin un mayor esfuerzo muscular y que tampoco implica la aceleración cardíaca.

La gimnasia occidental genera una oxigenación fundamentada en el esfuerzo muscular y el consumo de oxígeno que hace el ser humano, lo que produce radicales libres que favorecen la degeneración celular y contribuyen a un envejecimiento prematuro. Es por ellos que los adeptos a la gimnasia oriental ven en la práctica del Chi Kung, una manera de conservarse longevos, obteniendo flexibilidad y un perfecto estado de salud, lo cual lo hace una práctica útil para todas las edades.

En el caso de rejuvenecer, el Chi Kung devuelve la flexibilidad a las articulaciones, fomentando la circulación de energías contentivas en el Chi sin necesidad de fatigarse al tiempo que mejora la salud. De igual manera mejora la resistencia y tonifica las estructuras osteo articulares. Además fortalece la capacidad de concentración y sirve para obtener un máximo rendimiento.

En las personas maduras se presenta artrosis, que debilita el sistema cardiovascular y el respiratorio con enfisemas, bronquitis crónica, anginas de pecho, infartos, dolencias de tipo reumático, donde los ejercicios del Chi Kung actúan con gran potencia y de eficacia sobre los trastornos, sirviendo de canal para nuevas sensaciones de bienestar y retrasando de esa forma el envejecimiento.

El Chi kung ayuda a recuperar la energía vital desgastada y consumida mediante la lucha contra las enfermedades, reparando los estragos que ésta haya producido y por la edad. Los ejercicios del Chi Kung estimulan los mecanismos inmunitarios favoreciendo con ello la reparación de los tejidos inflamados producto del proceso degenerativo que conlleva la edad.

Además de esto, calma los nervios y los relaja, acciona atacando los factores que provocan la angustia, el insomnio y la depresión. El Chi Kung activa las potencialidades del individuo, alcanzando así la salud y deteniendo el proceso de envejecimiento de su cuerpo. Los ejercicios producen una sensación de limpieza, tanto a nivel físico como en el plano de las emociones y de la mente.

Para adelgazar

El Chi kung es un método de la medicina tradicional china que trabaja directamente sobre el flujo de la energía que se encuentra dentro del organismo. Las acciones se ejecutan mediante la realización de las técnicas de respiración y diversos ejercicios físicos sin mucho esfuerzo. Estos ejercicios se practican con la intención de tener una buena salud y con un sentido terapéutico específico, siendo uno de ellos establecer el equilibrio que se pierde por la falta de armonía energética ocasionada por el sobrepeso u obesidad.

Con los ejercicios del Chi kung se trata de controlar la energía que contribuye al equilibrio a través de la respiración. En una persona que sufra de sobrepeso debido a la falta de armonía en su energía, la práctica del Chi kung va a actuar en tres niveles, cuerpo, mente y emociones. Con el ejercicio se regula el metabolismo, una de las herramientas necesarias para combatir el sobrepeso.

La respiración es fundamental dentro del Chi kung, ya que sirve para lograr el equilibrio de la energía interior, lo cual acciona el trabajo abdominal intenso que ayuda a eliminar la grasa. Las fases de la respiración, inspiración y espiración, se combinan con una serie de ejercicios pausados y relajados. Argumentando en la teoría del Chi kung, el cuerpo humano está lleno de una energía que se encauza y luego controla al individuo alcanzando el equilibrio deseado y un mayor poder sobre nuestro propio cuerpo, obteniendo la armonía vital.

Con la práctica del Chi kung se controla la ansiedad y a su vez disminuye del hambre y la reducción del aporte calórico. Esta terapia ayuda a una mejor circulación de la sangre, eliminando las grasas y mejorando el estado de humor, la autoestima y la flexibilidad. Con los movimientos y  ejercicios del Chi kung se pierde peso.

Para quitar el hambre se recomienda un ejercicio que debe hacerse recostado o también de pie, realizando la fase de respiración, inspirando por la nariz durante un lapso de tres segundos para luego espirar por la boca. Al hacer esta fase se debe contraer el abdomen al inspirar y relajarlo al exhalar. Se deben ejecutar una serie de veinte respiraciones completas, cuatro veces al día o cada vez que se sienta hambre fuera de las horas de comida.

Para buscar corregir el metabolismo, se puede hacer un ejercicio que comienza flexionando las rodillas a unos 90 grados con los codos apoyados sobre ellas. Otro es tener las rodillas flexionadas de la misma manera, pero con las manos colocadas sobre los muslos de forma relajada. Se debe inhala por la nariz en dos etapas, reteniendo el aire por el lapso de unos segundos para luego expulsar el aire por la boca. Al hacerlo, se saca el vientre cuando se va a inspirar y se vuelve a la normalidad al espirar. Este proceso debe ejecutarse unas cincuenta veces, tres veces al día.

Para el hígado

Existen ejercicios del Chi kung que sirven para regular el movimiento energético del hígado, aspecto que ha venido siendo investigado por años a través de la Medicina Tradicional China, cuyos estudios arrojan que cuando el Qi se estanca, surgen desequilibrios y enfermedades. En el caso del hígado, este órgano es uno de los encargados de que esta situación no ocurra, es decir, siendo una de sus funciones primordiales, mantener la fluidez y el movimiento constante de la energía dentro del organismo.

Para poder cumplir con su cometido, el hígado necesita realizar sus funciones enmarcado en un ambiente relajado y sin tensiones emocionales. Hoy en día se hace muy difícil vivir sin estrés, por lo que el hígado vive constantemente sometido a una presión que ocasiona que su energía se estanque. Existe un modo de comprobar cuando hay un bloqueo energético en el hígado a través del nivel de irritación que la persona padezca.

Otros síntomas que indican el bloque energético del hígado es la sensación de cansancio, el encogimiento muscular y la sensibilidad de los ojos. Con la práctica del Chi kung se promueve la distribución energética y sanguínea dentro del órgano, deshaciendo así el bloqueo y los estancamientos, relajando la tensión muscular y calmando los estados emocionales que se alteran con el estrés. (Ver articulo: Fuxi)

El ejercicio se inicia colocando las piernas abiertas al nivel del ancho de los hombros y luego las rodillas se flexionan levemente con los brazos relajados hacia los lados. Se inhala estirando las piernas y levantando al mismo tiempo los brazos, uno por delante y el otro por detrás del cuerpo, con las palmas de las manos colocadas hacia arriba. Teniendo las piernas totalmente estiradas, se colocan los brazos sobre la cabeza y las palmas de la mano unidas.

Luego se exhala haciendo un círculo, bajando el brazo que subía por detrás ahora por delante, y el brazo que subía por delante que baje por detrás. Las palmas de las manos se colocan miran hacia abajo, flexionando las piernas de manera leve. Este ejercicio debe repetirse varias veces en un sentido y luego con otro. Se debe inhalar al subir y exhalando al bajar. El movimiento debe ser de manera fluida, muy relajado y lento de manera uniforme, logrando con ello que la energía del hígado llegue a todas partes.

Para la ansiedad

Existe un ejercicio del Chi kung con mucho provecho para atacar la ansiedad. Se comienza colocando los pies separados a la misma distancia que los hombros, elevando las manos por delante con las palmas orientadas hacia la tierra hasta la altura de los hombros. Luego se separan los brazos hacia los lados abriendo el pecho al momento de inhalar, cerrando a la vez los brazos y colocando una mano sobre la otra, presionando sobre el esternón al exhalar, colocando los codos hacia delante para así relajar el corazón.

Luego se suben los codos hacia arriba manteniendo las puntas de los dedos sobre los hombros, llevándolos hacia atrás para abrir nuevamente el pecho. Seguidamente juntan los codos por delante haciendo con ello un espacio entre los omóplatos. Se vuelve a abrir los codos y une el derecho con el izquierdo dándole vueltas a la cintura hacia la izquierda, para volver a abrir los codos y el pecho. Luego se vuelve a girar la cintura pero esta vez hacia la derecha, para unir el izquierdo con el derecho.

Estos movimientos ayudan a movilizar y desbloquear la energía del pecho, Corazón y Pulmones y gracias al giro de la cintura, también la de los Riñones. Este ejercicio apacigua el fuego del corazón y controla el exceso de calor originado por bloqueos de la energía del hígado. De igual forma, refuerza los riñones, moviliza la energía que se encuentra dentro del pecho previniendo los bloqueos, fricciona el sistema digestivo y regula el sistema nervioso, volviendo la calma y el equilibrio a su cuerpo lo que le resta los niveles de ansiedad.

Tipos de Chi kung

La técnica del Chi kung ha estado evolucionando durante miles de años siendo practicado por  pueblo chino integrante de todas las clases sociales, formando así parte de su idiosincrasia. Esta práctica se puede dividir en varios grupos, los primeros son aquello que buscan preservar la salud y aumentar la longevidad, los médicos, los artistas marciales y los monjes. (Ver articulo: Dioses chinos)

Chi kung para preservar la salud

Durante  el siglo VI se crearon en China dos grandes escuelas de sabiduría. La primera de ellas fue fundada por Confucio en el año 551-479 a.C., que años más tarde fue ampliada por Mencio, dando a conocer esta doctrina como el confucionismo. La segunda escuela fue creada por Lao-Tse llamada Taoísmo, quien contó con un discípulo muy importante, Zhuang Zhou, de la mano de quien surge una nueva área del conocimiento. La humanidad y los sentimientos humanos fueron la base de la teoría del confucionismo, transformándose en una parte muy importante dentro de la cultura china.

Con respecto a Lao-Tse, se le atribuye la edición de un libro titulado “Tao Te Ching”, el cual se refiere a la moralidad humana. En un principio, el taoísmo no fue considerado como una religión, sino más bien una rama del conocimiento. Cuando el budismo se mezcla con la cultura de la India es cuando el taoísmo comienza a verse y estudiarse como una religión. Dentro de la teoría que manejan las dos escuelas se hace hincapié en la relación de las enfermedades  asociados con los excesos mentales y emocionales.

Dichas teorías mantienen como principio que cuando la mente no está tranquila, ni equilibrada o en paz, entonces los órganos no funcionan correctamente, por lo que una manera de prevenir las enfermedades es equilibrar los pensamientos con las emociones. Una de las teorías destacaba la técnica de la meditación estática como una especie de entrenamiento para poder eliminar los malos pensamientos y así conseguir que la mente estuviera limpia y tranquila. Otra de las razones que argumentaban que si el cuerpo se relajaba los órganos internos lo hacían también, con ello se permitía que el Chi fluyera con mucha fuerza.

Esta técnica de la meditación era una práctica muy común entre los sabios de aquellos tiempos. Este tipo de Chi kung regula la mente, el cuerpo y la respiración, haciendo que el flujo del Chi sea de manera constante, previniendo que la enfermedad aparezca. Los primeros entrenamientos taoístas se denominaron como Xiu Qi, que se traduce en cultivar el Chi. Esto persigue como finalidad mantenerse sano de una manera natural. Luego el Chi kung paso a conocerse con el nombre de Lan Qi, que figura entrenar el Chi, con la finalidad de fortalecer el cuerpo, mejorando y aumentando la longevidad.

El Chi kung médico

Desde que se descubrió que la energía Chi circulaba por todo el cuerpo humano, los médicos han puesto su mayor esfuerzo y dedicación, estudiando e investigando sobre su comportamiento. En medio de esas investigaciones se comenzaron a descubrir diversas técnicas como la acupuntura, el masaje en puntos determinados y el tratamiento a base de hierbas. Aparte de esto, se crearon diferentes tipos de ejercicios del Chi kung que tienen como finalidad conservar la salud y para curar enfermedades específicas.

Estos investigadores no consideraban la meditación y otras técnicas de respiración como único medio de curación, aunque sabían que era de suma importancia tranquilizar la mente y poder tener paz. Tenían la creencia de que había que mover el cuerpo de una manera adecuada para poder así tener una salud plena. Se pudo comprobar que con la ejecución de estos ejercicios se podía aumentar la circulación del Chi dentro de algunos órganos específicos, herramienta que podía se utilizar para combatir algunas enfermedades.

De la misma forma que habían movimientos que ayudaban a tratar las enfermedades concretas, muchos otros solo se hacían con la intención de conservar la salud, logrando con ello que el Chi circulara con libertad. Se dice que si el Chi está desequilibrado, los órganos resultan con distintas afecciones. Es por ello que el objetivo principal de los movimientos son los de corregir o aumentar la circulación del Chi. Cabe destacar que el Chi kung es sólo una parte de la medicina china, teniendo como métodos principales las técnicas de la acupuntura, la acupresión y el uso de las hierbas.

El Chi kung marcial

Los orígenes del Chi kung marcial comienzan con la práctica del Da Mo dentro del Templo de Shaolin, durante los tiempos de la dinastía Liang en el año 502-557. Los estudiosos de esta técnica se percataron de que no sólo representaba mejoras en el campo de la salud sino que también aumentaba el poder de sus estrategias en las artes marciales, por lo que elaboraron grupos específicos de movimientos para producir una mejor eficacia. Muchos de los estilos de las artes marciales se basaron en la teoría del Chi kung, y por esta razón es que los participantes de las artes marciales juegan un papel importante dentro del desarrollo del Chi kung chino.

En ese caso, la mente se utiliza para dirigir el Chi hacia los músculos, brindándoles energía para así buscar aumentar su fuerza y eficacia. Con ello se atacan los puntos en concreto que alteran el flujo del Chi, lo que puede provocarles hasta la muerte. Algunas prácticas de este tipo de Chi kung pueden llegar a generan una gran fuerza destructiva, afectando la circulación del Chi del practicante perjudicando gravemente su salud.

Los estilos externos llevan el Chi hacia las extremidades aumentando con ello la fortaleza muscular haciendo más efectivas las técnicas marciales. Adaptan el cuerpo para resistir los golpes, puñetazos y patadas. Con estas acciones se genera una dispersión de la energía a medida que el participante va creciendo. En cuanto a los estilos internos, llevan el Chi hacia las extremidades para aumentar su fuerza. La ejecución de estas técnicas son muy suaves, reduciendo el uso de los músculos al mínimo. También hay estilos con técnicas externas y duras donde se utilizan los músculos, pero desde la teoría que enmarca el trabajo interno.

Chi kung religioso

Este tipo de Chi kung es el que más logros ha conseguido, aún manteniendo sus teorías en secreto hasta hace pocos años, que se comenzaron a dar a conocer al público en general,  aunque la naturaleza del verdadero Chi kung siempre será secreto. Los participantes de la metodología del Chi kung religioso lo practican para fortalecer su Chi interno y nutrir el espíritu, es decir su Shen. Existen tres tipos de Chi kung religiosos en China, el de corriente budista, el tibetano y el taoísta.

El Chi kung budista tiene como finalidad lograr el estado de buda, mientras que el Chi kung taoísta tiene como objetivo conservar la salud y la longevidad. El budismo comprende como creencia de que todo el sufrimiento es producto de las siete pasiones y los siete deseos del ser humano, contemplando que la persona debe desligarse de sus emociones y sus deseos para así evitar la reencarnación. Para lograr tal cometido, debe adiestrarse hasta obtener un grado muy alto, haciendo que el espíritu sea muy fuerte para poder liberarse de la muerte.

El Chi kung tibetano, estuvo influenciado por la cultura china y la cultura hindú, por eso es que su basamento es similar a la del budismo hindú. A pesar de ello, este tipo de Chi kung creó su propio estilo tras miles de años de estudio. La meditación y las artes marciales son diferentes metodologías distintas a la de los budistas chinos e hindúes. Los sacerdotes tibetanos se dieron a conocer con el nombre de Lamas, manteniendo un gran secretismo. Sobre este aspecto existen muy pocos documentos conocidos debido a que se registraron con diferentes lenguas. (Ver articulo: Sun Wukong)

Hasta el tiempo de la dinastía Han, el taoísmo no se consideraba una religión, sino una forma de sabiduría cuyo centro de estudios era la naturaleza y el espíritu humano. El entrenamiento del Chi kung taoísta consiste en transformar el Jing en Chi para que a su vez se nutra el Shen. Esta fase de transformación solo se consigue a través de la meditación. Cuando el Chi se va a la cabeza nutre el cerebro y eleva el Shen, cuyo método es conocido con el nombre de “Las tres flores se reúnen en la cima”.

En dicha etapa se consigue salud y longevidad, y a partir de allí comienza el proceso de iluminación. Uno de los obstáculos que se presentan son las emociones, que afectan al pensamiento y al equilibrio del espíritu. A diferencia de los budistas, en esta teoría se tiene como creencia que primero hay que disfrutar de buena salud y luego cultivar el espíritu. Muchos taoístas han vivido más de ciento cincuenta años ya que descubrieron diversas maneras de mejorar la salud y retrasar el deterioro de los órganos.

La práctica del taoísmo contempla tres formas de entrenamiento que logra el desarrollo del cuerpo físico y del espíritu. El Jian Dan Da Dao que es el encargado de instruir lo referente a los métodos de entrenamiento que existen dentro de uno mismo, encontrando así la pócima de la longevidad y de la iluminación. Por su parte, el Shuang Shou, usa auxiliar para poder equilibrar el Chi de una forma más rápida, y el Tao Wai Tsae Yao, utiliza hierbas para acelerar y controlar el desarrollo del cuerpo físico.

Técnicas de Chi kung

Para ejecutar las técnicas del Chi kung es importante tener la mente atenta y receptiva, para poder obtener los resultados deseados, conscientes de todos los elementos que nos rodean en el ambiente, sin distracciones centrando los pensamientos, interiorizando los sentidos, desarrollando los movimientos con total concentración.

El ambiente a escoger para la práctica del Chi kung deben ser espacios que no sean tan fríos pero tampoco demasiado calurosos, mayormente al aire libre pero sin muchas corrientes de viento. No es recomendable practicarlos durante tormentas, relámpagos o campos magnéticos adversos. La ropa debe ser ligera, sin usar de accesorios molestos. No es recomendable realizar los ejercicios si la persona se encuentra mal emocionalmente.

Armonización

En la práctica del Chi kung es necesaria la técnica de la armonización que consiste en regular el cuerpo, la respiración, la mente y el espíritu. Debido a que estos aspectos son inseparables, al momento de armonizarlos causan un efecto multiplicador. Esta regulación debe hacerse de manera natural. El método de la relajación, de la armonización del cuerpo, de la mente y de la respiración son herramientas básicas imprescindibles para la ejecución de esta práctica.

Relajación

La relajación es una técnica clave para poder practicar con eficacia el Chi kung. Los canales energéticos estarán abiertos siempre y cuando el cuerpo esté relajado. Primero debe relajarse la mente y luego el cuerpo. La mente que es el Yi, es la que lleva al cuerpo a un estado de paz y tranquilidad. Es por ello que debe controlarse la mente emocional que es el Xin, el cual afecta los sentimientos y el estado del cuerpo.

Existen tres niveles de relajación, el primero es el nivel externo, que se trata de la relajación física o que se asocia a la postura del cuerpo. Dentro de sus características están que es muy superficial y todo el mundo llega a ella. Con este proceso, la mente no necesita estar relajada a un nivel muy profundo.

El segundo de los niveles de la relajación va dirigida hacia los músculos y los tendones. En esta parte la mente debe estar contemplativa para poder sentir los músculos. Y un tercer nivel donde se relajan los órganos internos y la médula ósea. En esta parte el Yi debe alcanzar un nivel de paz profundo, ya que es el estado donde la mente puede llegar a dirigir el Chi sin ningún obstáculo, protegiendo al cuerpo de las enfermedades.

Armonización del cuerpo

Con la ejecución de esta técnica del Chi kung se busca tener una estructura corporal que le permita al cuerpo tener estabilidad y equilibrio sobre un eje de gravedad. Se deben memorizar una serie de movimientos con los cuales el cuerpo se relaja abriendo los canales y la circulación del Qi de manera constante. La ejecución de estos movimientos serán suaves, lentos y fluidos, sin que las articulaciones se sometan a una extensión máxima.

Cuando el cuerpo está relajado se puede percibir mejor el centro y el equilibrio. En la ejecución de cada movimiento los músculos seguirán relajando las zonas más tensas. Para este cometido, las rodillas deben estar dobladas de forma leve, igual que el sacro, las lumbares y la pelvis. Todos estos órganos deben estar muy relajados para establecer una conexión con la tierra, estirándonos hacia abajo, desde la planta de los pies. La cabeza debe estar de manera ascendente pero sin mucho esfuerzo, para que así el cuerpo esté alineado con el eje de gravedad, produciendo un enraizamiento.

Armonización de la mente

Para armonizar la mente se debe aplicar una técnica cuyo entrenamiento es complicado ya que consiste en dejar de pensar, la mente debe estar totalmente en blanco, para no ser influenciado por ningún elemento. Sólo teniendo la mente en un estado de tranquilidad y paz se logrará percibir las cosas de manera forma precisa y relajada.

Aplicando una respiración consciente y con una buena estructura corporal, se puede lograr “vaciar” los pensamientos tranquilizando así la mente, es decir, la mente Yi debe aquietar a la mente Xin. Cuando la mente inteligente domine a la mente emocional se producirá entonces un estado de tranquilidad y relajación, y una vez conseguido dicho estado mental, la mente Yi dirigirá el Chi hacia una zona específica del cuerpo.

Una mente que esté equilibrada es una mente que estará en paz y solo así se podrá pensar y  progresar. Para lograr el equilibrio es necesario utilizar la intención de Yi. Teniendo claro los objetivos, esto genera paz y relajación tanto física como emocional. Una vez que se alcanza esta etapa, el Chi fluye libremente consiguiendo los objetivos trazados con éxito.

Armonización de la respiración

Antes de regular la respiración se debe regular la mente. La mente debe estar estable y tranquila, ya que de lo contrario las emociones se alterarán y la respiración no se hará de manera adecuada. Al practicar el Chi kung, los movimientos deben adaptarse al ritmo de la respiración y no al revés. La respiración debe hacerse por la nariz, de manera suave, calmada, continua, lenta y profunda.

La respiración más utilizada en esta técnica es la abdominal, la cual consiste en inhalar de forma lenta por la nariz, expandiendo el abdomen de forma suave. Luego se exhala también lentamente por la nariz, contrayendo el abdomen de manera leve. La capacidad respiratoria no debe hacerse al cien por ciento para no crear una tensión excesiva dentro de la caja torácica. El diafragma se vuelve más elástico, ocasionado un masaje en los órganos internos, lo que contribuye al tránsito de los nutrientes y a la eliminación de las toxinas.

Prácticas del Chi Kung

A continuación te presentaremos algunas de las prácticas que se ven involucradas durante la realización de los ejercicios Chi kung:

Chi kung Estático

En los sistemas de Chi kung o Qigong, el estado estático rige las funciones de la Energía Vital que se produce en el abdomen bajo o Dantian Inferior para luego hacerla fluir llevándola hacia las extremidades. En las posturas estáticas, los elementos de la relajación y la respiración abdominal juegan funciones claves, en vista de que la mente produce y acumula Energía Vital.

Chi Kung Sentado

El Chi Kung sentado consiste en una serie de ejercicios que se realizan para poder eliminar las contracturas, corregir la postura corporal y recuperar la flexibilidad que el cuerpo va perdiendo con el paso del tiempo. Con esto se mejora la salud, se relaja la mente y también se equilibran las emociones. La actividad de Chi Kung o Qi Gong establece relaciones estrechas entre lo emocional, lo afectivo y espiritual.

La realización de una serie de movimientos que pretenden el Chi kung buscan amplificar y aportar un desarrollo nuevo a las y contentivas dentro de las tradiciones antigua. Persigue como objetivo adecuarlos y adaptarlos de forma progresiva a las teorías y corrientes de los nuevos tiempos. Se busca recuperar el carácter universal del movimiento el cual consiste en realizar una conexión con la identidad espiritual, la emocional y la material. Este estilo del Chi Kung se presenta como un viaje hacia el encuentro de la verdad con uno mismo.

Chi kung camisa de hierro

La práctica de la Camisa de Hierro es uno de los ejercicios más importantes que se pueden desarrollar dentro del plano físico, ya que a través de ésta se consigue el enraizamiento con la energía de la madre tierra. Para los taoístas, esta técnica se presenta como un fenómeno intrínseco dentro del plano espiritual. El Chi kung camisa de hierro se deriva de la práctica del Kung Fu, siendo la práctica de las disciplinas tipos marciales y espirituales, ejecutadas de forma intensa.

La práctica del Kung Fu se comenzaba a practicar a muy temprana edad. En un principio se trabajaba para desarrollar el poder interno, labor que llevaba desarrollar hasta unos 10 años. La técnica de la Camisa de Hierro se adoptaba como un método de defensa y esto se generaba mediante la aplicación de técnicas externas simples, logrando con ello un formidable poder interno. Durante su ejecución se protegía al practicante para que los golpes no afectaran sus órganos vitales, sus glándulas, y toda fuente primaria necesaria para la producción de la energía vital o Chi.

Con la práctica del ejercicio de la Camisa de hierro se aprovecha al máximo la respiración, ya que ayuda a incrementar la energía vital y a reforzar los órganos así como potenciar la auto-curación, aumentando la presión del Chi dentro de los órganos y las cavidades del cuerpo. Con esta práctica se benefician también los sistemas linfático, el circulatorio, el nervioso y glandular, los cuales se activan produciendo que la sangre, el líquido encefalorraquídeo y las hormonas fluyan con mayor facilidad y el corazón trabaja menos. También se fortalece con ello el sistema inmunológico, obteniendo una gran sensación de bienestar.

La meditación

En el Chi kung se busca relacionar al Chi o la energía corporal, con el kung o también conocida como energía de la naturaleza, esto con la ayuda de los ejercicios de concentración. La respiración y los movimientos que se realizan con la práctica del Chi kung se logra manipular la circulación de energía vital del cuerpo, como una forma de transmutación de la energía corporal.

Existen diferentes ejercicios del Qigong que involucran diversos tipos de respiración todas diferentes. Tener una respiración correcta es primordial para poder manejar y liberar el Chi, Qi, o energía vital. Muchos de estos ejercicios se relacionan con las artes marciales y cumplen con el propósito revitalizar y fortalecer el cuerpo. Otros de los ejercicios cumplen con la función de curar enfermedades y nutrir al cuerpo para conservar la salud. Muchos otros se utilizan para alcanzar un estado de meditación y alcanzar el desarrollo espiritual.

El Chi kung o Qigong puede ser practicado en una posición estática, sentada o de pie, o simplemente a través de la ejecución de una serie de movimientos. Estos ejercicios realizados a través de la meditación generalmente se hacen en una posición sentada y quieta.

Existen diferentes prácticas del Qigong que tiene sus raíces en antiguas y largas tradiciones que son llevadas por diferentes escuelas. La práctica de la meditación sentada, consiste en sentarse en una posición cómoda donde el cuerpo pueda estar equilibrado. Luego se relaja todo el cuerpo, es decir, los músculos, los nervios  y demás órganos internos. Se va regulando la respiración suavemente hasta que se vuelva profunda, larga y leve, lo que produce que se calme la mente.

La meditación a través del Qigong es practicada por aquellos que buscan integrar los trabajos que ejecutan la mente y el cuerpo de una forma más activa. Para aquellos que no pueden realizar la meditación sentada, pueden explorar otras formas más vigorosas del Qigong, aunque con la diferencia de los estilos se recomienda probar diferentes teorías hasta dar con la más apropiada.

Pero en general, cualquier tipo de meditación que se realice cuenta con numerosos beneficios que van a incidir en las diferentes dimensiones de nuestra vida, influyendo de manera directa en el bienestar corporal, mental, espiritual y la salud. Esta variedad de técnicas y enseñanzas ofrecen múltiples técnicas de desarrollo espiritual, para escogencia del participante.

Automasaje

La práctica del Qigong engloba varias rutinas contentivas de técnicas de automasaje. Se debe aclarar que no es lo mismo el automasaje que el masaje. El practicante del Chi kung siempre resulta el protagonista dentro de la ejecución de las acciones para poder preservar su propia salud. No es un ser pasivo dentro de la terapia, ni traspasa a otros sus responsabilidades en el desarrollo del tratamiento, por el contrario actúa y se auto masajea él mismo. Las rutinas comprenden ejercicios muy fáciles de aprender y aplicar de forma correcta. Las técnicas de manipulación son presionar, golpear, percutir, las cuales son simples e intuitivas, favoreciendo con ello la fluencia del Qi.

6 sonidos curativos

El empleo de los seis sonidos curativos dejarán el cuerpo limpio de toxinas. Este elemento es clave para mantener la salud al igual que el desarrollo espiritual. Estos seis sonidos están cargados de vibración, refuerza y con ello depuran cada uno de los órganos principales del cuerpo y a la vez que a sus canales energéticos con los cuales están relacionados. Los sonidos deben hacerse en un orden sugerido y en una posición sentado cómodamente y con la columna recta.

El objetivo que persiguen estos sonidos es deshacerse de las energías negativas generadas por ciertas emociones y que éstos transmutan en luz y energía positiva. Cada sonido se debe repetir unas 3, 6, 9, 12, 24, ó 36 veces, exhalando hasta que el aire que salga por la boca sea frío. Al inhalar se debe visualizar que el cuerpo se llena de energía positiva en forma de luz blanca. Lo ideal es que el sonido que se emite hacia el órgano, esté acompañado por una vibración.

La práctica se hace con los ojos cerrados y centrando su atención hacia en el órgano. En el caso de los pulmones, se coloca la lengua detrás de los dientes cerrados y se produce el sonido Sssssss haciendo una exhalación lenta y prolongada. Este sonido se debe hacer con la intención de soltar las tristezas y las depresiones. Con la ejecución de este sonido se limpian las tristezas del pulmón, que es el órgano donde radican las emociones. Al inhalar, se lleva la energía del coraje, del valor y la alegría hacia los pulmones. Al sonreír y brindarle amor a este órgano, conviene visualizarlo envuelto mediante una luz blanca.

En el caso de los riñones, se forma el sonido de una O con los labios, como cuando se sopla una vela. La exhalación se hace lenta y prolongada emitiendo el sonido hoooooo. Con esto se eliminan los miedos y las inseguridades. Durante los periodos de descanso, respire hacia los riñones y sonríales mientras los visualiza envueltos mediante una luz azul celeste. Con este sonido se busca el efecto de sentir paz y bondad.

En cuanto al hígado, se debe colocar la lengua junto al paladar y luego hacer una exhalación lenta y de forma prolongada. Así producirá el sonido sshhhhhhhhhhhh, al tiempo que va a eliminar los sentimientos de rabia, ira, cólera, y agresividad. Durante periodos de descanso, respire hacia el hígado y sonríale visualizándolo rodeado con una luz verde brillante al tiempo que siente un sentimiento de amabilidad.

Con respecto al corazón, mantenga la boca abierta completamente y coloque la punta de la lengua detrás de los dientes inferiores. Realice una exhalación que sea lenta pero profunda, al mismo tiempo que produzca el sonido haaaaaaaaa. Con este sonido elimine los sentimientos de orgullo, odio, soberbia e impaciencia. Durante el descanso, realice una respiración y sonríale al corazón, al mismo tiempo que lo visualice rodeado por una luz de color roja brillante. Con ello sentirá un sentimiento de amor y felicidad plena.

Con el órgano del bazo, se debe colocar la lengua junto al paladar y se hace una exhalación que sea lenta y profunda, produciendo así el sonido guuuuuuuuu que vaya desde la garganta, parecido a un gemido. Con este sonido elimina la preocupación, por lo que debe respirar y sonreírle al bazo, visualizándolo rodeado por una luz de color amarilla brillante, lo que produce un sentimiento ligado a la virtud de la belleza, lo cual potenciará este órgano de forma positiva.

El sexto sonido va ligado al triple calentador, cuyo ejercicio debe hacerse de manera tumbada y con la boca abierta. Se debe exhalar lentamente el aire mientras se produce el sonido hiiiiiiiiiiiiii. Al momento en que exhale, imagínese con un rodillo grande con el cual se aplane el pecho, el estómago y el abdomen y sintiendo a la vez un vacío. Sonríale al triple calentador y con ello equilibrará las energías que a su vez activará los demás sonidos, relajando el cuerpo en general.

Con la ejecución de estos ejercicios depurar el organismo liberándolo de energías negativas. Con esto hará prevalecer estados de conciencia poderosos, con lo que se eliminan las tristezas, las depresiones, los cóleras y demás miedos habituales, logrando a cambio un estado de  felicidad plena.

Los 5 elementos

El Chi kung o Qigong de los 5 elementos, es conocido como uno de los métodos terapéuticos más eficaces dentro del contexto de los movimientos enmarcados dentro de la energía que circula a través del cuerpo y del pensamiento. Esta terapia consiste en la realización de una serie de movimientos simples que dan como resultado una comprensión directa del movimiento. El método del Qigong le aportará al individuo una serie de connotaciones valiosísimas siempre y cuando se practique de manera correcta, tanto a nivel físico como espiritual.

Dentro de la tradición china, el concepto de los 5 elementos se asocia a un conjunto de sustancias esenciales como el Agua, la Madera, el Fuego, la Tierra y el Metal. Cada uno de estos elementos cumple una función específica e importante en la regulación del movimiento del universo, dado al paralelismo que existe entre el macrocosmos o  Universo y el microcosmos que se refiere al ser Humano. Actúan en la regulación de la energía vital del ser humano a través de la función de sus órganos internos.

En el caso del agua, se asocia con los riñones, caracterizada por el frío y la humedad, así como por una tendencia a descender. Por su parte la madera, se relaciona con el hígado, caracterizándose por sus brotes y ramas, los cuales se expanden y ayudan al fuego existente dentro del corazón. El elemento del fuego está vinculado al corazón, caracterizado por el grado de calor aportado por el Yang y por su tendencia a inflamarse. El elemento tierra, está conectada con el bazo y el estómago, caracterizada por sostener y nutrir. Por último se encuentra el metal, relacionado con los pulmones y caracterizado por su inclinación a descender. Su ubicación se encuentra bajo el abrigo de la tierra teniendo como función depurar el agua.

Estos 5 elementos tienen una esencia innata. El agua baja y humedece, el fuego llamea hacia arriba, la madera puede ser doblada, el metal puede ser moldeado y endurecido, la tierra mantiene la naturaleza de sembrar crecer para finalmente recoger la cosecha. La teoría de los 5 elementos fue desarrollada por la escuela filosófica naturalista que también perfeccionó la teoría del Yin-Yang.

Manos de luz

La técnica de imposición de manos ha existido desde tiempos remotos, siendo la única escuela que ha metodizado la práctica del Chi kung. Es conceptualizada como la fuente original y la más segura de practicarlo. Los Maestros del Chi kung hacen que las personas se muevan a varios metros de distancia con el poder de la energía que emerge de las manos. Esto es conocido también como un método de sanación a distancia contenido dentro de las técnicas del Chi kung. Tienen como características ser un método muy poderoso, proveniente de otro continente y que se adaptó para ser utilizados en mantras especiales, visualizaciones y colores especiales, entre otros.

Mano de Luz es conocido como el primer nivel del Chi kung sanador, el cual consiste en colocarse de forma cómoda ante el paciente. Se le hace una imposición de manos, luego del cual debe lavarse las manos hasta los codos. Como complemento se debe practicar la meditación de manera continua.

Realizar ejercicios donde se aumente el Chi dentro del dantien. Igualmente, aumentará la sensibilidad en las manos. Se deben hacer otras cosas complementarias como algunos ejercicios físicos del Chi kung, cuidar la alimentación consumiendo verduras y frutas, liberarse de malos pensamientos, sanar el aura, entre otros.          

El Chi kung Vs. Yoga

Entre las similitudes que tienen la práctica del Chi kung con el yoga está que ambas son prácticas orientales, donde se tiende a trabajar la integridad de la persona tomando este aspecto como un todo y no en partes. Ambas técnicas producen cambios importantes tanto en la parte física, como interna, ayudando a transformar las acciones negativas en aspectos positivos.

Tanto el Chi kung como el yoga se inician haciendo una preparación previa a la ejecución de la práctica, el desarrollo y el cierre. Las dos técnicas trabajan coordinando movimientos junto a la respiración. El yoga persigue como finalidad el equilibrio interno, a través de lo cual se equilibran los chakras, adoptando posturas donde la persona permanece descalzo. En el caso del Chi kung el equilibrio se logra a través de los meridianos que contienen toda energía vital.

En cuanto a las diferencias que existen entre el Yoga y el Chi kung están que los pre asanas nos preparan para la práctica, que es la ejecución de movimiento articulares en general, para luego realizar los asanas en si, donde se adoptan las posturas realizando flexiones, extensiones, torsiones, lateralizaciones. Dichos movimientos preparan a la persona para la realización de la última parte de la práctica que es la relajación.

Este ejercicio se hace estando de pie, sentado y acostado. La relajación es acostado en posición de shavasana que es boca arriba. En el Chi kung, la mayoría de las prácticas se hacen de pie y en constante movimiento, aunque contiene algunas prácticas sentados y en quietud,  pero en el cierre no se está acostado sino por el contrario, el cierre es muy energético. Con el Chi kung se equilibran las energías que circulan a través de los meridianos. Aunque existan más similitudes que diferencias entre el Chi kung y la yoga, ambas persiguen el mismo objetivo que es el de tratar al hombre en su integridad.

Diferencias entre Chi kung y el Tai chi

Dentro de la práctica del Tai chi existen varios estilos, pero destaca en especial que es tomado como arte marcial. De todos sus estilos, el más conocido, es el tai chi estilo yang, el cual es escaso los rasgos de alguna aplicación marcial, aún más el que se manifiesta en occidente, ya que es bastante parecido al Chi kung. El Tai chi es conocido como el arte supremo del puño, el cual tiene como finalidad trabajar y cultivar la energía para ser utilizada en la lucha como una herramienta potencial. En occidente, el Tai chi es más conocido y practicado como una secuencia de movimientos lentos y conscientes de alto valor terapéutico que esto contiene.

La secuencia de los movimientos que contempla el Tai chi persiguen un doble cometido, por un lado tienen como finalidad una función en las artes marciales de combate, y por otro lado está el servir de tránsito a los canales de energía que van por todo el cuerpo moviéndose para ofrecer salud y vitalidad.

Por su parte, los ejercicios del Chi kung escasean de toda aplicación marcial, y sus movimientos y  trabajo realizado se enfoca en ofrecerle salud al cuerpo y a la mente, es decir, esta focalizado en tratar de prevenir, fortalecer, entre otros. El Tai chi, como un arte marcial busca centrarse en un trabajo más lento y complicado.

Es por ello que si lo que se quiere es aprender movimientos y practicar un deporte suave que ofrezca salud al cuerpo y mente, se puede practicar el Tai Chi pero si lo que se quiere es trabajar de manera más amplia el estado de la salud física, mental y emocional, así como la prevención de enfermedades y cultivar la energía, para combatir ansiedad y estrés, entonces la práctica recomendable es el Chi kung.

Imágenes

La práctica del Chi kung contempla la conciencia de la ejecución del movimiento lento y natural, la conciencia de la práctica de una respiración profunda y sincronizada con gestos, y también el control de la mente la cual es regida por el Chi, es decir, la energía que se encuentra en el interior del cuerpo, tomando estos tres aspectos como los principios fundamentales del Chi kung.  Estas son algunas de las imágenes de tan efectiva práctica para el cuerpo y la mente.

Dejar Comentario