≡ Menu




Descubre todo sobre el dios Teutates, su historia y mucho más

Teutates también conocido como Tutatis, proveniente de la raíz “teuta”, que significa pueblo; era considerado, en la mitología celta, el padre de todas las tribus y protector de pueblo. Es el dios de la unidad de la tribu masculina del mausoleo galo, y el más importante de los dioses celtas. Tutatis, el predecesor de los hombres, era visto como el dios de todo el territorio que conformaba la Galia.

Teutates el dios padre y rey del mundo.

Se conocía bajo distintos seudónimos, entre ellos, Dios del Pueblo, Albiorix que significa “rey del mundo” o Caturix traducido como “rey de la batalla”. Esta última connotación era lo que hacía referencia a su asociación con el dios latino, Júpiter; sin embargo, su equivalencia mas más común era con Marte, el dios de la guerra para los romanos. Todavía, no está claro si Teutates era el nombre con el que los celtas identificaban a Marte, o si era una deidad diferente. (Ver Artículo: Dios Júpiter en la mitología)

Tambien Te Recomiendo Ver...

Tutatis, en conjunto con Esus, dios de la naturaleza; y Taranis, la divinidad del trueno, de la luz y del firmamento, formaban lo que los celtas denominaban “Dioses de la Noche”.

Teutates

 

Las ofrendas por Tutates.

Al ser el dios rey del mundo, tenía la capacidad de proteger a los celtas que estuvieran en peligro o bajo a alguna amenaza de muerte. Como también era el rey de la batalla, era alabado como el espíritu de la guerra, incluyendo también la productividad, la constructividad y la riqueza. Era considerado por los galos como la esencia de la unión, cordialidad y equilibrio en las tribus, y cada tribu tenía su propio Tutatis.

Se le rendía culto a través de sacrificios humanos, ya fuese para agradecer la protección ofrecida al celta que corría riesgo de muerte y como una forma de sustituir la vida que debía ser entregada; o para mitigar su furor y como una manera de mostrar entrega y subordinación. Los rituales de sacrificios humanos realizados por los galos se basaban en inmolar a las víctimas que serian quemadas y consumidas por el fuego.

Estas ofrendas eran especialmente vistas en las batallas o guerras, ya que los celtas que ocupaban el territorio asiático, comenzaron a ejecutar estas practicas que fueron extendiéndose al resto de las tribus, hasta hacerse una costumbre, donde los prisioneros de guerra eran ofrecidos junto al botín que obtenían después del enfrentamiento, incluyendo a los animales, al dios Teutates de forma religiosa, como agradecimiento por la victoria y la protección concedida por su dios.

Tambien Te Recomiendo Ver...

Esta deidad fue venerada principalmente por las tribus celtas de Galia y Britania, donde pueden encontrases altares o santuarios que fueron erguidos para alabarlo.

La Galia.

Para poder hablar del las deidades celtas, necesitamos conocer la región donde estos eran adorados y alabados. La palabra Galia proviene del latín Gallia; se conoce con este nombre a una parte del territorio de Europa occidental, que hoy en día, está dividida es distintas naciones o partes de ella, como lo son el oeste de Suiza, el norte de Italia, algunas regiones de Alemania, los Países Bajos al oeste del río Rin, Bélgica, Francia, Irlanda, Inglaterra y Gales. Aunque en aquel tiempo los celtas se movilizaron por todo territorio europeo.

De allí proviene el término “galo”, originario del latín “gallus”, que era el término utilizado antiguamente por los romanos, para referirse a las personas procedentes de este territorio que conformaban las diversas tribus celtas. A pesar de No era muy común por parte de los romanos referirse a estos pobladores como celtas. Con el tiempo, la palabra galo, se utilizó como un segundo gentilicio para referirse a los franceses.

Los Dioses de la Noche.

Como ya habíamos mencionado anteriormente, los dioses de la noche, en la mitología celta, estaban conformados por el dios de la guerra, Teutates; el dios de la naturaleza, Ésus; y la deidad de las tormentas, Taranis. También conocidos como “la triada de la noche”. (Ver Artículo: Mitología Irlandesa)

Este grupo de dioses tenían este título, debido a que no existía un límite para rendirles cualquier tipo de sacrificios, incluyendo las ofrendas humanas. En ciertos casos, la persona que sería sacrificada, de ser un creyente, se sentía honrada por dar su vida como regalo a su dios.

La tríada de la noche solía ser invocada, adorada y alabada por los druidas de la noche, un grupo de religiosos, sacerdotes, sacerdotisas, brujos, y poetas celtas, que vivían dentro de los bosques, apartados de las tribus. Los druidas eran vistos principalmente en Gales. Ellos acostumbraban a invocar a estas deidades en sus ritos lunares, para rogarles por favores, poder y sabiduría, o en otros casos para demostrarles rendición.

Para saber mas sobre la mitología celta:

Dejar Comentario