≡ Menu




Mitología Celta: historia, dioses, personajes, símbolos y más

La mitología celta es conocida como una creencia que nació en la edad de hierro, ya que fue en esta época en la que los primeros celtas idearon la creencia por varios dioses que enmarcaban aspectos de los seres humanos y de la naturaleza. Todo lo que necesitas saber acerca de esta fascinante mitología podrás encontrarlo aquí.

¿Qué es la mitología celta?

Viene siendo conocida como una serie de cuentos que nacieron de la región de los celtas que fueron enmarcados durante la edad de hierro, en esos periodos muchos de estos religiosos mantuvieron la creencia sobre una cultura basada en diferentes dioses y de esa manera idearon una estructura religiosa, esta religión a diferencia de otras culturas como las romanas, no sobrevivió por mucho tiempo ya que se veía acechada por el cristianismo, lo que ocasionó que su idioma y lenguaje se perdieran con el tiempo.

Lo poco que se sabe de esta cultura viene del conocimiento que poseía la cultura romana y cristiana contemporánea quienes llevaron los diferentes detalles sobre esta religión. Esta poseía un único contraste que la hacía ser mucho más relevante que las diferentes culturas que se encontraban activas en aquel momento.

Esta religión sobrevivió durante la edad de hierro donde sus contribuciones a los diferentes avances tecnológicos quedaron grabados para las posteriores épocas del mundo y formaron parte de lo que hoy se conoce como la Edad Media. La palabra celta nació por primera vez en el Pehegesis del geógrafo e historiador griego conocido como Hecateo de Miletos, quien era un contemporáneo de la guerra médica, quien es conocido también por ser el primero en sus diferentes historias y genealogías y por buscar separar lo real de todo lo heroico, así como conocer lo amplio de su poesía y sus diferentes mitos.

Por otro lado, los romanos se encargaron de bautizar la cultura Celta, bajo el nombre de Galli o Galos que era conocido por ser el calificativo para todos los pueblos de raza céltica que vivían en Italia del Norte, Alemania del Sur, también países como Rhim, los Alpes, los pirineos y el Océano.

La mitología celta es muy conocida por tener múltiples relatos que aparecieron durante la edad de hierro, a diferencia de otras culturas Indoeuropeas que existían durante este periodo. Los primeros celtas mantuvieron una mitología que abarcó durante mucho tiempo la mayor parte de Europa occidental y central, esto no estaba políticamente unido ni poseían alguna fuente central de influencia cultural.

Esto hizo que existieran diferentes variaciones en aquellos habitantes que llevaran diferentes prácticas locales de toda la religión celta. Estos poseían una fascinación y completa adoración al dios Lugh, ya que parece haber difundido en diferentes partes del mundo. Las inscripciones más impresionantes de la cultura celta se encuentran mucho más difundidas que otras deidades dentro del mundo celta.

Tambien Te Recomiendo Ver...

La Mitología Celta posee más de trescientas deidades, muchas de las cuales fueron  absorbidas como dioses dentro de la cultura romana. Pero con el paso del tiempo esta creencia fue disminuyendo cada vez más al punto que actualmente es posible distinguir las concordancias que hablan que la mitología celta era mucho más unificado de lo que se cree.

Mediante las funciones que realizaban estos dioses se podían deducir su nombre y la localización de todas sus inscripciones, iconografía y las comparaciones que tuvieron con los diferentes dioses romanos.

¿Cuál es su historia?

Muchas de las raíces célticas provienen de la amplia cultura de Hallstatt, el cual se encontraba extendido por toda Europa Central durante los siglos XIII y V a.C. El nombre céltico proviene de Hallstatt en Australia, fue aquí donde se realizaron muchos de los descubrimientos importantes que databan del periodo V a.C.

Los primeros guerreros que poseían un habla celta que provenían del norte de este país, quienes buscaron desarrollar una cultura propia para ellos mismos que la llamaron a sus comienzos como Téne y con el pasar de los años tomaron el nombre de celta. Fue durante los años 400 a.C. que el pueblo celta empezó a extenderse al sur de los territorios Alpes para poder instalarse en el norte de Italia. (Ver articulo: Xing Tian)

Otros tuvieron que dirigirse a través de del Danubio, donde un siglo más tarde fueron a invadir a Grecia y Asia Menor. Fue en el siglo III a.C.que decidieron cambiar las tornas al colocar una gran resistencia de todos los romanos que se encontraban en el sur, del pueblo germano del norte y todos los del pueblo Dacio que se encontraba en el este.

Fue durante estos dos primeros siglos donde los romanos decidieron conquistar las plazas fortificadas celtas, causando que en el siglo I d.C. quedaran pocos pueblos de personas las cuales se consideran como verdaderos celtas. Estos dentro de los márgenes de célticos adoptaron las culturas cristianas durante la época donde los romanos aún existían. (Ver articulo: Befana)

Muchos de los territorios celtas quedaron bajo el poder Germánico, países como Irlanda y otras partes de gran Bretaña; en la época VI y VIII d.C. ocurrió un resurgir de la tan extensa cultura celta. Estas nuevas regiones celtas tomaron un extenso territorio que abarcaba Francia en los lugares de Galia; Iberia y Galicia que estaba al oeste de Turquía.

La palabra céltico proviene del uso lingüístico propio de las regiones célticas, las cuales se encontraban en Europa y Asia Menor, dichos lugares se han encargado de hablar lenguas célticas de diferentes épocas de su creación, de esta forma en esa época no existía un sistema único de mitología pancélica, habiendo múltiples similitudes por las deidades romanas descritas en diferentes literaturas de esas épocas que corresponde a una sencillez en su historia careciendo de toda ambigüedad.

Muchas de las interpretaciones romanas que existen de todos los cultos célticos se encuentran en una profunda oscuridad, esto ocurrió cuando el romano Julio César se presenta en un panteón Galo con una profunda idea y claridad: reducir a varios dioses a una uniformidad que venía derivada únicamente por los romanos otorgadores, además de un nombre en latino a estas deidades.

Esto hace que exista una posibilidad que los grupos celtas de todo el continente rindieran culto a estas deidades locales y tribales. Según el Rey César uno de los mayores dioses célticos es aquel que se denomina como Mercurio, que también es conocido como Lugus o el Irlandés Lugh, muchos de los expertos indican que el nombre de Lugus significa el brillo y es adorado como el dios solar que le da vida al mundo. (Ver articulo: Krampus)

Los dioses de esta mitología

Fueron los romanos los que llevaron la interpretación clara sobre todas las deidades celtas, esta cultura inundaba con abundantes y diferentes deidades se ordenaron de una manera muy parecida a las deidades romanas, de esta forma se establecieron una igualdad entre los diferentes dioses romanos y celtas.

Los arqueólogos fueron absorbidos por el imperio de los celtas, consiguieron mucha influencias de los romanos, produjeron una cantidad considerable de dioses, los cuales fueron hechos del material duradero del cual estaban hechas las esculturas romanas como también las diferentes inscripciones religiosas. (Ver articulo: Orisha Oko)

En la actualidad se descubrieron muchas figuras de los dioses celtas, así como sus diferentes relieves, estas esculturas son muy ajenas al panteón clásico de deidades. Los celtas poseían muchos dioses que guardaban relación con los aspectos cotidianos de ellos, muchas de estas deidades eran guerreros, cazadores, dedicados a la fertilidad, la salud, las cosechas entre otros, dioses importantes como Lugh quien era venerado por toda Europa, como también había deidades locales, tribales o familiares. Poseían dioses que vivían y nacían de lugares concretos como árboles sagrados, montañas, rocas y diferentes lagos. Los dioses Borvo y Grannos eran los que poseían una gran relación con los pozos, la diosa Sulis era la deidad que vivía en los manantiales sanadores de Aquae Sulis.

Uno de los dioses más resaltantes era Sucellos, quien era conocido como el buen golpeador y su consorte Nantosuelta quien era la diosa de los ríos, encargada de mantener los flujos de las corrientes de agua de los ríos. El dios Sucellos vivía en las puertas del río actuando como el contendor de sus aguas y protector de la doncella. (Ver articulo: Oración a Oshun)

El rey Cesar denomina al dios Minerva, quien era visto como el protector de las artes y las técnicas de combate, siendo muy valorado, ya que consideraban que podía inculcar el arte de la guerra a todos aquellos que creyeran en esa deidad. El dios Oenghus es conocido como el dios de amor y desenvuelve un papel importante en ayudar a las personas a unirse y encontrar aquella persona el cual la complementará.

Nuadhu es una de las deidades más destacadas por el pueblo celta al ser un dios y rey de su propio pueblo que en una gran batalla contra personas que intentaron  invadir su territorio los derrotó pero perdió un brazo en esa guerra, lo que hizo que tuviera que sustituirlo por un brazo hecho completamente de plata, convirtiéndolo como el gran brazo brillante.

Ogmio es otra deidad que pertenece a la cultura celta que es muy parecido al dios irlandés Oghma, ya que fue el encargado de crear el alfabeto Ogham que se muestra en las diferentes muescas y rayas que se encuentran grabadas en piedra o madera pertenecientes a las historias que eran contadas por el pueblo celta.

Dian es conocido dentro de la cultura celta por ser el médico divino que cantaba todos sus conjuros encima de un pozo al que lanzaba a todos aquellos quienes habían recibido alguna herida mortal, trayéndoles una cura a todos sus padecimientos. Goibniu era conocido por ser una de las figuras principales en la triada de dioses que conformaban a las deidades artesanas, éste era además el anfitrión de las fiestas del otro mundo, en esta celebración todo aquel que tomara una de sus bebidas embriagadoras se volvía inmortal.

Personajes

Dentro de los personajes importantes de de la mitología celta resaltan los druidas y los sacerdotes celtas, quienes eran las principales voces que se encargaban de instruir la cultura celta a las demás personas y llevar sus enseñanzas y dioses a todos aquellos que convivían en la naturaleza y dentro de los límites de la cultura.

Estos seres pensaban que todas las personas descendían del dios de los muertos que se conocía como Don, que significa el oscuro. También poseían una fuerte creencia con una deidad capaz de proteger todo lo que existía en la tierra que llevaba el nombre de Dahda, que significa el buen dios, esta deidad según los celtas se encargaban de proteger la abundancia y fertilidad.

Duendes

En la mitología celta los duendes son los seres más conocidos por su particular forma y personalidad. Dentro de lo amplio de la cultura los duendes se han extendido por mucho tiempo, tomando cada más fuerza por los diferentes avistamientos y hechos basados en la creencia real de estos personajes.

Son conocidos por ser seres diminutos que según el folklore viven entre las flores de los grandes bosques, y son muchas veces comparados con los Gnomos, ya que los duendes poseen grandes poderes mágicos como las otras criaturas de la mitología celta. El color de la piel de estas criaturas suele variar, son muchos los datos que se encuentran sobre la apariencia que estos toman ya que sólo son conocidos por ser hombres pero de muy pequeña estatura.

Las casas de los duendes son las setas, y el lugar donde estos se encuentran es muy difícil de hallar según los textos celtas antiguos. La brusquedad de estas criaturas se volvió un deporte, ya que según esta cultura los duendes poseían grandes tesoros y artefactos mágicos bajo su protección que podían darle a los humanos poderes inimaginables.

A los duendes les gusta vivir en grandes comunidades, donde se desenvuelven felizmente y en completa armonía con la naturaleza. El hecho de buscar estas criaturas mágicas en el bosque era digno de admirar ya que no era sencillo conseguir el lugar donde estos se establecían. Muchos de los antiguos celtas podían conseguir atrapar a alguno de estas criaturas sólo si se aventuraban en el bosque para poder hacerlo.

Los duendes poseen una fuerte debilidad por los niños, así como las hadas y las ninfas, ya que en su interior estas criaturas poseen la insolencia de un niño-, según los cuentos celtas la forma en que una persona pueda acercarse a estas criaturas es teniendo un corazón puro. Los duendes poseen una gran cantidad de poderes mágicos que le permiten convertirse en las criaturas más sabias y poderosas del bosque.

Los duendes son conocidos como seres mitológicos que son parte de la naturaleza, mejor vistos como los guardianes del bosque y de todos los seres que viven dentro de el, estas criaturas poseen también diferentes nombres por el cual son conocidos por todo el mundo entre lo más conocidos están Trasnos , Leprechauns, Hobgoblins y punk. El trabajo de estas criaturas es mantener vivas a todas las flores y las plantas del ecosistema.

Monstruos

Dentro de la cultura celta los monstruos, al igual que las diferentes deidades, han tomado mucho valor y reconocimiento a través del tiempo y las generaciones, estos se han encargado de llevar la creencia celta a los confines de la tierra, volviendo sus criaturas las más conocidas e incluso a la que más referencia se hacen.

Estas criaturas poseen una increíble versatilidad y aceptación entre las persona, ya que se encuentra envuelta en misterios y diferentes fantasías, estos poseían a cientos de deidades poderosas pero como toda cultura también poseían sus diferentes demonios que podían rivalizar en contra a las deidades; según la mitología celta estos monstruos eran en un principio deidades que, pese a dejarse llevar de su poder, se convirtieron en criaturas malignas capaces de traer caos a donde ellos se encontrasen.

Dearg Due

Es conocido por ser el vampiro de la cultura celta, el nombre Dearg Due significa chupador rojo. Es un demonio que se presenta como una mujer que es capaz de seducir a los hombres y poder así drenar toda su sangre hasta dejarlos sin ni una gota de sangre en su cuerpo. Según la leyenda celta esta diosa es una mujer irlandesa la cual era la más hermosa de toda su nación por su belleza, quien se enamoró de un campesino local, un hombre completamente inaceptable para su padre.

Esto hizo que el padre impusiera sobre esta doncella que debía casarse con un hombre rico, ésta sin poder negarse al absoluto poder de su padre se casó con ese hombre quien la maltrataba constantemente y abusaba de ella, esto hizo que eventualmente ella se suicidara. En vista de esta gran pérdida el  padre decidió sepultarla cerca del árbol Strongbow que se ubicaba en Waterfod en Irlanda.

En una noche de luna llena, la bella doncella se levantó de su tumba y llena de odio y rencor decidió llevar una venganza en contra de su padre y su esposo, esto hizo que ella les chupara la sangre hasta dejarlos sin una gota, desde ese momento esta deidad se convirtió en una vampira que se dedica a salir a cazar a los hombres que maltratan a las mujeres.

Dullahan

Es conocido por ser uno de los monstruos más legendarios de esta cultura ya que es conocido con el nombre de hombre de negro, es visto y retratado como una criatura que se encuentra vestida completamente de negro y es conocida por ser el mensajero de la muerte; en otros lados de Irlanda conocen a esta criatura como el jinete sin cabeza.

Dullahan es un caballero sin cabeza que va montado sobre un caballo negro con ojos en llamas, cargando su cabeza bajo el brazo. Cuando deja de cabalgar, un ser humano muere. Algunas versiones de esta leyenda cuentan que Dullahan arroja baldes de sangre a las personas que se cruzan en su camino, mientras que otras dicen que él simplemente llama a la persona que morirá en breve.

Conocido por ser una criatura que no posee cabeza, y es visto como ser una representación del mal, posee una gran debilidad la cual es el oro, lo que le causa un miedo irracional a este elemento, por este motivo muchos de los viajeros llevaban una joya de oro en caso de que esta criatura se le apareciera.

Banshee

Es conocido por ser una criatura que hace equipo con Dullahan, conocida por ser una entidad femenina que posee un llanto capaz de aturdir a la persona. Cuenta la leyenda que si una persona escucha el llanto y lamento de las banshee mientras está saliendo de su casa significa que alguien dentro de éste morirá. Hay muchas versiones que cuentan como el Banshee era el temido fantasma que se encontraba al lado de Dullahan, el cual llevaba un carruaje negro que era tirado por dos caballos negros.

 ¿Cuáles son sus símbolos?

Lo celtas desarrollaron una simbología la cual se volvió la fuente del haba de toda su mitología, ésta se encuentra representada con unas marcas únicas que la hacen un sistema de escritura muy complejo y profundo. En estas simbologías se puede encontrar la narrativa de las diferentes historias de toda la cultura celta infundiendo un mensaje propio y esencial que hace resaltar a todas esas deidades y sus poderes.

De esta forma los símbolos más importantes y resaltantes dentro de la cultura celta son tres, los cuales son: la tierra, el aire y el agua, estos eran los símbolos base de toda la mitología celta y poseían una particular conectividad entre cada uno de ellos. La simbología de los celtas poseía unas habilidades capaces de sobresalir en la capacidad de comunicación que poseían el pueblo celta.

Esta simbología era conocida por ser un medio de comunicación en donde la naturaleza hacía contactos con los hombres y estos eran capaces de comunicarse con todas las energías naturales del planeta. Estos símbolos buscaban siempre representar a la naturaleza la cual era considerada como la fuente más grande de protección y fuerza.

Las hadas

Son conocidas por ser fuerzas de la naturaleza, son vistas como las almas de las antiguas tribus que habían pisado la tierra de Irlanda, según varias historias celtas estas almas hicieron un trato con San Patricio, en donde le pidieron que les devolvieran a la vida y así estos se convertirían en sus sirvientes más leales.

De esta forma, las hadas eran conocidas por ser las almas de los antiguos paganos, no pertenecían a ningún lado del mundo espiritual como lo es el celestial y el infernal. Son considerados criaturas extremadamente caprichosas.

Según la mitología celta, estas criaturas eran consideradas como descendientes de los ángeles, cuando estos fueron arrojados del cielo se dedicaron a refugiarse en el aire, en el mar, bosques y ríos. Otras historias de los celtas aseguraban que estas criaturas eran dioses que vivieron durante épocas en donde el ser humano no había hecho su aparición.

Relación entre la mitología celta y la gallega

En los diferentes avistamientos en los mapas donde reinó el pueblo celta se puede encontrar que estos se asentaron en un territorio muy amplio. Cuando estos se dedicaron a mantener sus tierras fueron atacados por los romanos los cuales delimitaron su territorio. De esta manera, los celtas tuvieron que aliarse con grandes cavilaciones para poder así expandir su cavilación.

Estos se aliaron con el pueblo de Galias que se encontraba en Tracia, Bulgaria. Fue conocida como una de las grandes guerras que vivieron los celtas por expandir sus terrenos, donde la cultura gallega se encargó de evadir y resistir ante los ataques consecutivos que realizaba los celtas.

De esta forma muchos de los celtas poseían una gran relación con los gallegos al tomar sus tierras e interactuar con su gente, en donde con el paso del tiempo se sumaron a su poder y conformaron grandes alianzas permitiendo el acceso de muchas personas en sus tierras.

Relación entre mitología griega celta y romana

Los romanos eran conocidos por ser los grandes rivales quien durante mucho tiempo defendieron los límites y sus territorios de los celtas, en esas consecutivas guerras por los territorios se formaron randas alianzas en ambos países, tanto que el Rey César era considerado como un verdadero y único aliado de estos pueblos.

Durante mucho tiempo los romanos y los celtas compartieron sus deidades asemejándolas las unas con las otras creando muchas similares y en muchos casos adoptando a esas deidades como propias de su cultura. Por tal motivo muchas de las creencias que existen en el pueblo celta proviene o vienen siendo influenciadas por los romanos, ya que fueron estos los encargados de llevar la viva historia de los celtas a través del tiempo y de los años.

Mitología celta y la fiesta de Halloween

Los antiguos pueblos celtas poseían una gran festividad que sólo se celebraba a finales del mes de octubre. Esta gran festividad se hacía para conmemorar el final de las cosechas, era conocida bajo el nombre de Samhain, que significa el final del verano.

Esta festividad era el momento del año donde los antiguos celtas se preparaban para recibir el invierno y se dedicaban a preparar provisiones y sacrificar animales para poder tener alimento durante todo el invierno. Cuando se acaban las cosechas los días era más cortos y las noches mucho más largas, por este motivo lo celtas creían que en la noche de Samhain, que también es celebrado como la noche de Halloween por otros países, los espíritus de los muertos volvían a visitar a todos los seres que aún podían respirar.

Lo muertos regresaban de la muerte, esto era suficiente como para causar pánico y terror para los pueblerinos celtas los cuales se encargaban de realizar grandes hogueras con la finalidad de ahuyentar a todas estas criaturas. Muchos eran los preparativos que realizaban los celtas antes de estas épocas: recurrían al sacrificio de algunos humanos hacia sus dioses, los cuales eran colocados dentro de un hueco en la tierra donde eran incinerados con carbón desde adentro creyendo que los espíritus podían otorgar poder a los seres vivos, los cuales les permitían alejar a todas las deidades malignas que acechaban durante la noche.

Dejar Comentario