≡ Menu




¿Quieres saber qué es el vajra? Descúbrelo aquí

El vajra es un cetro que tiene uso en ceremonias y los lamas son las personas que lo utilizan en su mano derecha. Mientras que en la mano izquierda llevan una campana. Se le llama vajra o dorje, el poseer el vajra se relaciona con mantenerse imperturbable y ser indestructible por el poder que caracteriza al vajra.

vajra

El vajra tiene dos significados en sánscrito. Entendemos que el sánscrito es una lengua antiquísima de la India, también es una lengua indoeuropea, en la actualidad podemos encontrar que se utiliza con frecuencia en el hinduismo, budismo y jainismo. El sánscrito es uno de los idiomas declarados oficiales entre los varios que existen en India. Los significados de vajra son los siguientes: el primero es considerado como relámpago o rayo y el segundo significa diamante.

Vajra en el budismo

El vajra es una representación de gran significado antiquísimo en el budismo e hinduismo. Lo encontraremos representado en otros continentes con otros personajes, con historias diferentes pero con un mismo significado. Los lamas lo tienen en su mano derecha durante las meditaciones y otras ceremonias. (Ver artículo: Budismo zen)

¿Quiénes lo usan y qué representa?

Es utilizado comúnmente en el budismo tántrico. Se entiende por budismo tántrico como la vía que recorre el practicante hacia la iluminación, conocido como “transporte del camino” o “camino rápido”, éste recibe la enseñanza para percibir, comunicarse y comportarse como si fuese un Buda iluminado que llega a su nivel más alto. Ahora bien, el Vajra es un cetro de metal que utilizan los lamas en su mano derecha, acompañado de una campana con la izquierda. Al momento de iniciar un ritual o meditación, estos elementos representan el simbolismo de lo femenino y lo masculino: el Vajra o Dorje lo masculino, y la campana lo femenino.

Por lo tanto, es importante decir que la simbología del Vajra hace énfasis en mostrarnos la potencia indestructible que poseen los rayos o relámpagos y la pureza del diamante por ser una piedra preciosa, no se mancha, puede cortar todo, pero nada puede cortar al diamante y no sufre procesos de oxidación como el hierro.  Figura el equilibrio que existe cuando nada te turba, cuando nada te hace irritar y simboliza firmeza que se tiene en un estado de iluminación. El Dorje está relacionado con el Buda Akshobya. (Ver artículo: Sutra del diamante)

Actualmente se hace uso del Vajra como representación de un talismán y, también, para distinguir al momento de la enumeración del rosario Mala o para enumerar los mantras. El Dorje debe estar en un lugar que se pueda observar a simple vista, mientras se está meditando.

Representado por el Buda azul

El Buda azul Akshobhya, se encuentra sentado en un trono del loto azul, sobre cuatro elefantes. El cuerpo brilla con una luz azul, que se relaciona con el color del cielo nocturno. Tiene el cabello oscuro y está sentado en la postura del loto. Lo hallamos sonriente, emanando luz, su mano izquierda posada sobre el regazo. En la palma encontramos el Vajra dorado de manera vertical, con su mano derecha y con  las puntas de los dedos está tocando parte de la luna blanca en la que se encuentra sentado.

La simbología que se comprende del Buda tocando la luna, está relacionado hacia la tierra, el regreso a casa, él emana una relajación imperturbable, su gestualidad está respondiendo a todas las preguntas. La comprensión del mudra que hace, les permite a los pobladores de su reino alcanzar los caminos hacia la iluminación y una vez adentro, no podrán retornar. En la imagen del Buda, se observa que en su corazón está la palabra Hung, creada por una luz azul, esto significa la unión del individuo y el universo. Se relata la historia de Akshohbya de la siguiente manera. Muchas eras atrás el Buda llamado Vishalaksha encuentra a un monje que estaba en búsqueda de su iluminación y para ello debía hacer un voto beneficiando a todos los seres. El Buda le indicó que para hacer el voto debía abandonar el sentimiento de ira, mucho menos experimentar la malicia, tampoco podía tener ningún comportamiento que destruyera su moral. Éste decidió acceder al voto y mantenerse en un estado imperturbable (Akshobhya, en sánscrito). De este modo, logró alcanzar a ser el Buda Akshobhya.

Descripción del Vajra o Dorje

Te contaremos de forma detallada los elementos que componen el Vajra y la definición de los términos que se emplean en su composición.

En el medio está constituido por una esfera, tiene dos lados y de cada uno tiene una flor de loto, puede aparecer con cuatro pétalos o con ocho pétalos. De las flores de loto se desencadenan cinco rayos, en ocasiones nueve rayos. Uno de los rayos forma el eje central, de este modo, hay una biela que recorre todo el Vajra, los rayos restantes se direccionan en puntos cardinales. Posteriormente generan una onda para encontrarse con el rayo central otra vez, hasta confluir. Donde se ubica la parte del rayo hacia el loto encontraremos una especie hoja, aunque en realidad no lo es. Lo que verdaderamente hallaremos será una bestia que ocasionalmente se representa de forma indistinguible.vajra

Simbología que lo compone

Hablaremos del significado de la esfera, los lotos, los rayos, los polos de dos mundos, el Makara y más.

La esfera

Su representación va ligada a la realidad, ese término es comprendido en el budismo Mahayana, específicamente en Shunyata que nos enlaza al vacío o vacuidad. Es decir, el mundo no goza de una autonomía aparente, todo lo contrario, todos estamos conectados. Por lo tanto, la individualidad es una ilusión, quiere decir que el conjunto es su totalidad está vacía. Para esta comprensión se requiere internalización del ser y cuando se entiende, se dice que está despertando.

Los lotos

La definición del término flor de loto es comprendida por el renacer de una flor que ha atravesado procesos lodosos, caos y turbulencia para llegar al punto de un renacer que nos ilumina. El Vajra tiene dos extremos acompañados de lotos de  cuatro u ocho pétalos, cada extremo de las flores tiene un significado de dos polos que forman parte del mundo, el Samsara y el Nirvana. También guarda estrecha relación con la división de nuestro cerebro.

El Samsara está vinculado con el lapso de tiempo en el que naces una y otra vez, deambulando en el sufrimiento, esto se debe al karma que lleves contigo. Por esta razón tienes que nacer y renacer para aprender y experimentar una evolución. El modo de avanzar dejando al Samsara; esto se debe al despertar e iluminación del ser y es gracias al estado de Nirvana. Cuando se alcanza el Nirvana es en un carácter energético, mental de integridad, iluminación y libertad. El practicante es un ser lleno de compasión que busca ayudar a las personas para que alcancen el nivel más alto, que es el Nirvana.

Los rayos

Nacen cinco o nueve rayos provenientes de los lotos, uno de ellos cruza ambos extremos, los cuatro u ocho rayos restantes, se unen hacia la dirección de los puntos cardinales para terminar en el rayo central. Los puntos cardinales también se encuentran repitientes en nuestras vidas con las cuatro estaciones y las cuatro caras de Buda. Los rayos representados guardan relación con los cinco Budas, las cinco sabidurías, los cinco elementos, la vida fijada, las cinco toxicidades mentales.

Primera sabiduría

Está relacionada con Dharmadhatu, simbolizada por Vairochana. El buda blanco por ser la combinación de todos los colores que nos dan este color, es blanco por reunir todas las facultades de los otros Budas. Se representa sentado entre dos leones, la lectura que se determina hace referencia cuando el rey león ruge los demás callan. Es decir, cuando se escuchaba a Vairochana todo quedaba en silencio por su poderosa voz. El significado de Dharma en el budismo nos hace referencia a los principios del mundo y su armonía. Dhatu significa dimensión, es la realidad de la verdad. Es el estado natural de la purificación de la mente.

Segunda sabiduría

Se representa por el Buda Akshobhya, nos indica el conocimiento reflejado por espejismos sin ser afectado. Ver la realidad tal y como es, pero desde un punto de vista objetivo, no perturba, no daña, la observación desde la distancia, la existencia de la realidad. En cambio, para aquellos que no han alcanzado el nivel de iluminación, los espejismos son representados de una manera subjetiva, esa realidad que nos representa y nos involucra.

Tercera sabiduría

Relacionado a la equidad del saber, simbolizado por el Buda Ratnasambhava. La tercera sabiduría nos enseña de la contemplación del mundo, su movimiento desde una percepción habitual. Los seres iluminados encuentran el punto medio y comprenden al mundo desde la objetividad, sin sumergirse. Comprensión desde los ojos del amor, la igualdad, la compasión, sin discriminar a ningún ser.

Cuarta sabiduría

El saber que discierne en su totalidad, representado por Amitabha es uno de los Budas más importantes. El ser elevado tiene la capacidad de discernir entre las dos maneras del uno y del todo sin disminuirlas. Diferencia el significado de los polos del uno y del todo.

Quinta sabiduría

Nos encontramos con el conocimiento de alcanzar todo, está representado por Amoghasiddhi, buda verde. Los seres iluminados se ocupan por la dicha de los todos seres vivientes, tender la mano nace con espontaneidad para lograr el objetivo de ayudar a todos.

Segundo conjunto de rayos

Se muestra simbolizado por el número cinco. Representando los cinco elementos: la tierra, el aire, el fuego y el espacio. Después nos encontramos los cinco conjuntos de la vida fijada que son: la forma, el sentir, la percepción, el impulso y la conciencia. Por último nos encontramos con las cinco toxicidades de la mente: la avaricia, el odio, la presunción, el despiste y el desconocimiento.

Makara

Es un ser simbolizado como una bestia que se encuentra repetido ocho veces en el Vajra, significa la unión que existe entre el agua y la tierra, como el yin yang. Su traducción es la de un lagarto que puede vivir en el agua o en la tierra.

El Mudra Vajra

Hacer el mudra de Vajra nos proporciona beneficios que se podrán sentir y observar a medida que se haga de forma constante. Antes de entrar en detalles te contaremos el significado del mudra, cómo hacer un mudra y sus beneficios.

¿Qué significa mudra?

El término mudra de forma literal tiene la traducción de sello. Es el posicionamiento de las manos, dedos, la palma de la mano y muñeca. Comúnmente se hacen al momento de meditar o mientras se hace yoga. Hacer mudras nos ayuda a sanar, tienen un poder curativo, practicarlo a diario, varias veces al día, nos ayudará a generar transformaciones internas.

Intención de los mudras

No existe una posición correcta para hacer los mudras. Sin embargo, se utilizan algunas sugerencias que nos ayudan de forma idónea al momento de la práctica. Te sugerimos mantener la cabeza y columna completamente levantadas y derechas, los ojos mirando hacia abajo, específicamente la mirada hacia la nariz, entre las pestañas para la activación del tercer ojo.

Practicar mudras no nos proporciona demasía de energía, el objetivo de los mudras es mantener el equilibrio. Librándonos de la energía retenida en nuestro cuerpo, de este modo nos permite generar paz y fortaleza interior, eliminando el agobio, la zozobra, protegiendo nuestro bienestar físico y emocional, ayudándonos a vencer las emociones cargadas de condena, presión, enfado y desánimo. Creando energía en nuestro interior que nos ayuden a experimentar el amor, desarrollar nuestra intuición, expansión, alegría y vitalidad. Para llevar a cabo los mudras no es necesario tener algún tipo de preparación, no hay edad específica para iniciar, tener un peso recomendado y se puede practicar cuando se está enfermo.

Significado de los dedos para hacer mudras

Cada dedo de nuestra mano tiene un poder y misión específica, por ello es necesario comprender la representación de cada uno para practicar de forma idónea los mudras.

Pulgar 

Simboliza el elemento tierra, estómago e inquietud.

Índice

Simboliza el elemento metal, los pulmones, el intestino grueso, en cuanto a las emociones encontramos aflicción, desaliento y sufrimiento.

Dedo medio

Figura el elemento fuego, el corazón, intestino delgado y el sistema circulatorio; en las emociones hallamos intranquilidad y aceleración.

Anular

Figura el elemento madera y está enlazado con el hígado, vesícula y el sistema nervioso y pertenece a la emoción de la rabia.

Meñique

Representa el agua, los riñones y a la emoción del miedo. Si te encuentras atosigado puedes hacer presión en el dedo correspondiente un par de veces durante el día y te ayudará a sentirte distinto. 

¿Cuándo y cómo hacer mudras?

Para iniciar se recomienda hacer el movimiento de tus manos como si las estuvieras lavando un par de veces, cuando empezamos nuestros dedos deben estar relajados y la presión que se ejerza debe ser sutil.

Es importante saber que no hay una regla que diga que deben practicarse antes de dormir, después de levantarse, el momento lo eliges tú, no hay un lugar que sea el ideal, ya que puedes practicar el mudra mientras caminas, estando acostados, de pie, sentados o haciendo alguna actividad. Lo necesario es entender que el lugar puede ser cualquier lugar para practicar los mudras. Sin embargo, también se recomienda realizar la práctica en un ambiente adecuado a distintas horas del día con la energía acorde para poder liberar nuestras energías atrapadas. Los mudras nos ayudan a soltar y entrar en el plano consciente. El trabajo que se genera a través de los mudras es completamente interno, si queremos ver beneficios debemos hacer una observación interna. Hay que recalcar que cuando iniciamos con ansiedad en esta práctica o esperando algún resultado no tiene sentido, porque hay que vivir cada momento, aquí y ahora, aprovechando la oportunidad de evolucionar y regenerándonos. Para ello, es indispensable disfrutar de ese proceso de sanación que se experimenta a través del mudra.

El tiempo recomendado para realizarlos es una estimación de 45 minutos que puedes dividir durante el día, depende de cada quien. Cada persona es distinta y la evolución y sanación tienen tiempos diferentes, comprendiendo esto las prácticas nos ayudarán a enfocarnos en nosotros y no en los tiempos de evolución de otras personas y así evitar emociones contraproducentes para nuestro ser.

Efectos en nuestro ser

Los mudras nos han proporcionado hechos que llaman nuestra atención, algunos pueden generar cambios en horas o incluso minutos, generan cambios espirituales incluso morales en nuestro ser. La práctica frecuente puede reducir el insomnio, son curativos y producen transformaciones en nuestro aspecto físico, generándonos paz, aliviándonos de los dolores de cabeza, nos produce cambios que nos llevan al despertar.

Vajra Mudra

La práctica de este mudra nos proporciona una mejora a nivel de nuestro sistema circulatorio de la sangre, eliminando la indiferencia y los mareos, se recomienda llevar a cabo este mudra unos 5 minutos tres veces al día. Para hacer el mudra vajra es de la siguiente manera: tu pulgar debe presionar, recuerda que es una presión delicada, la presión se ejerce en la primera parte de la uña del dedo medio, el dedo medido, anular y meñique van doblados y unidos los tres; el dedo índice debe estar relajado y levantado. Lo puedes hacer con las dos manos. Otra recomendación es echarse agua fría o caliente en las muñecas.

Hacer este mudra cuando haya debilidad en el elemento tierra, que está relacionado con el hígado, corazón, estómago y páncreas. La indiferencia va relacionada por el cansancio físico- mental por eso se recomienda hacer el mudra cuando nos hallamos en estos estados.

Mantra Vajra Gurú

Para entrar en el contexto del mantra del Vajra, primero debemos saber qué significa mantra. Después hablaremos del mantra Vajra, su pronunciación y la simbología que presenta. (Ver artículo: Mahakala)

Significado de Mantra

El término mantra significa el protector de la mente. El objetivo del mantra nos ayuda a instruirnos para avanzar rápidamente gracias a los distintos niveles de la vía espiritual, protegiéndonos el pensamiento de fingir, de una mente corriente.

 Mantra Vajra Gurú

El saber consiste en transitar la vida como realmente somos, no como anhelamos ser, esto quiere decir que debemos dejar a un lado al ego. Por lo tanto, es una revisión interna de nuestro ser, encargarnos de una forma consciente de nuestro crecimiento, los cambios deben venir desde adentro, a su vez las cosas cambiarán en nuestro exterior. Esto se basa en hacer preguntas y seguir preguntando hasta que no haya que seguir haciendo preguntas porque no hay respuestas, evitando preguntarse el porqué de lo que nos acontece, sin esperar las respuestas. (Ver artículo: Vajrapani)

El mantra es:

OM AH HUM VAJRA GURU PADMA SIDDHI HUM

Y su pronunciación es:

OM AH HUM BENZA GURU PEMA SIDI HUNG.

La j se pronuncia como sh, la h se pronuncia con un sonido aspirado y la m en el hum tiene la pronunciación ng.

Simbología del mantra

Conoceremos la representación que se le otorga a cada parte del mantra de la siguiente manera:

OM AH HUM

Cada sílaba corresponde a una terminología referente al cuerpo, habla y mente, tanto interna como externa.

De manera externa OM se refiere al cuerpo que trasmuta las vibras negativas ocasionadas por el cuerpo. AH significa el habla y desde el exterior limpia los hechos realizados por medio del habla y HUM purifica las acciones que se cometen a través de la mente.

De forma interna nos encontramos que OM limpia las vías delicadas, AH el viento, el aire del interior o circulación de energía y HUM es el camino de la naturaleza creativa.

VAJRA

Se establece comparación con el diamante, es una piedra preciosa que no se rompe, nada la turba. El diamante puede cortarlo todo, pero nada puede cortar al diamante por su pureza y fortaleza, está librada de desperfectos.

GURU

Quiere decir muy pesado como el oro, tiene virtudes increíbles que reconocen el saber, la compasión y otros medios. El oro es de los metales más pesados y es de los más bellos.  

PADMA

Corresponde al loto y habla específicamente de la función del habla iluminada, se refiere a la compasión y oramos para hacer realidad nuestra acción.

SIDDHI

Está representado por la autenticación lograda o bendición, corresponde a dos clases los siddhis ordinarios que suprime las adversidades de la vida que nos proporciona aportes como abundancia, prosperidad, armonía, dicha y felicidad que nos favorecen para iniciarnos en el camino de la iluminación. Siddhi supremo canaliza hacia la iluminación logrando un beneficio a todos los seres aparte de nosotros.

HUM

Representa la naturaleza del núcleo familiar trascendental.

Vajra como arma de los dioses

Se ha encontrado similitud del Vajra como un arma para varios dioses en otras culturas y algunas de ellas son: griega, hindú, australiana, nórdica y en las Américas. Se hace referencia que el dios portador de esa arma que emitía rayos, por lo general era un dios del cielo, de los truenos. El Vajra corresponde a diferentes representaciones, por ejemplo, como hacha, varilla o como un cetro de varias puntas, depende de la localidad en la que se halle.

En África creen que los dioses cuando están en combate y por eso caen piedras del cielo por el estruendo que se genera en el cielo. A continuación te contaremos algunas representaciones del vajra de diferentes culturas donde se puede encontrar.

En la mitología hindú

La representación en la mitología hindú hace referencia al dios Indra que es el dios de los dioses, el rey de los Devas. Se cuenta que en tiempos remotos de la India habitó la oscuridad, esto sucedió por los viles Asuras, Namuchi y Vritra responsables de quitar la luz a esas tierras, dejando sin posibilidad a los seres vivos para habitarla. Por esta razón, Indra invocó a Vishnu, su dios supremo, en búsqueda de ayuda. Vishnu le recomendó un arma para destruir a sus oponentes.

Tvashta era el carpintero divino que llamaron para diseñar el arma que ayudaría a Indra para destruir el mal. Esta arma era el Vajra, un arma que poseía un poder indestructible, esto se debía porque el arma lanzaba rayos poderosos. Indra exterminó a Namuchi y Vritra con el vajra, se cuenta que se lanzaba el vajra a los oponentes y éste lanzaba fuego, relámpagos, truenos y rayos. De este modo fue como Indra logró que la luz regresara a la tierra y pudiese ser un lugar habitable para los seres vivos.

Los Yoruba

Los que específicamente se ubican en el sudoeste de Nigeria, creen que el hacha del dios Shangó, dios de la tormenta lanza piedra, truenos y relámpagos a la tierra. Es considerado como místico si encuentran esas piedras arrojadas por el dios de Shangó.

Los mayas y aztecas

El dios maya de la lluvia, Chaac y el dios Tlátloc, son dioses que se muestran con un hacha de rayo. También se podía observar que estos dioses sostenían serpientes, como símbolo que corresponden a los rayos que arrojaban desde las montañas donde habitaban.

 Los griegos

Nos encontramos con el dios celestial, Zeus. Portador de una vara que arrojaba rayos para pelear con monstruosidades.

Se cuenta que Zeus salvó a los Cíclopes del inframundo y en agradecimiento le regalaron un arma que emitía rayos. Esta arma él la utilizó para combatir con la serpiente de cien cabezas, Tifón.

El Vajra plasmado en tatto

Te enseñaremos algunos de los diseños que se han plasmado en tatto, con el símbolo del Vajra. Como ya hemos explicado anteriormente, el Vajra está relacionado con la perdurabilidad, indestructibilidad, emanando rayos, truenos o relámpagos.

 

Dejar Comentario