≡ Menu




Nudo infinito: en budismo, en el karma, en feng shui y más

Dentro de las costumbres tibetanas, el Nudo infinito representa el símbolo del cambio perenne de las expresiones. Hace referencia a la forma en que los fenómenos cósmicos están interrelacionados entre sí formando un ciclo de causa y efecto.

Nudo infinito budista

El Nudo infinito budista representa la sabiduría infinita del gran Buda. Se dice que recibe su nombre debido a que este nudo no tiene principio ni fin. La misma razón puede hallarse dentro del arte de China, esto como uno de los ashta mangala que significan los ocho símbolos auspiciosos. (Ver articulo: Vidyaraja)

Al Nudo infinito se le conoce como srivatsa en sánscrito y como dpal be’u en la cultura tibetana. Su significado trata de un antiguo símbolo que personifica la interrelación que se produce entre el camino espiritual con el flujo del tiempo y a su vez con el movimiento dentro de eso, el cual es eterno.

Su concepto indica también que toda existencia está vinculada con el tiempo y el cambio, para posteriormente descansar tranquilamente en una mente libre de confusión, una mente que ha generado el logro búdico.

Este Nudo involucra la unión de prajñā que es la sabiduría y la upāsana que es el método. Se dice que los nudos infinitos, son derivados de los símbolos místicos y mitológicos, que se han desarrollado de forma independiente y en varias culturas.

Características del Nudo Infinito

El Nudo infinito o eterno, es un nudo simbólico usado en el budismo tibetano que es conceptualmente la sabiduría de Buda. Por ser la interrelación entre lo espiritual, el tiempo y el movimiento eterno, desencadena en lo divino, tiene carácter eterno, está ligado a Buda “la mente de dios”. (Ver articulo: Dakini)

En el “nudo sin fin”, no hay punto de partido ni de llegada, no se sabe donde comienza ni donde termina, es lo infinito. Por ser la sabiduría infinita, simboliza el hecho de que el conocimiento es ilimitado y permanente. Su conceptualización se acentúa en la creencia de que esta infinita sabiduría es de beneficio para todos los seres.

nudo-infinito

La ofrenda de este nudo de características magníficas se hizo con la intensión de que todos los seres vivientes puedan realizar el mismo despertar que el gran Buda. Dentro de las creencias tibetanas, el nudo infinito es símbolo del cambio constante de las manifestaciones, culturas y creencias.

El Nudo Infinito origina el entramado de líneas que resuena en el modo en que los elementos están interconectados entre sí, originando el efecto de causa y efecto. Este Nudo conjuga la unión de la sabiduría y la metodología. Representa la unión de la energía femenina con la masculina, la relación armónica que expresa el amor infinito, la vida infinita, el proceso de unión y fusión en sí.

El Nudo infinito es el emblema más fuerte de referencia ligada a la fortuna. Se dice que colocado junto a un regalo o en un escrito, activa la conexión entre quien entrega el regalo y quien lo recibe, es decir, acciona creando lazos para eventos favorables futuros. Por ello, los maestros tántricos se lo otorgan siempre a sus discípulos como un talismán cargado de bendiciones y de protección.

El Nudo infinito en el Karma

Se hace relación a que el Nudo Infinito, es uno de los ocho símbolos que componen el Ashta Mangala, conocidos como el conjunto de símbolos protectores. Este importante Nudo se encuentra presente también en la rueda de la plegaria. Aparece en los relatos como representación del Kharma, que a su vez simboliza el entrelazado entre las causas y los efectos, a lo que se le llama un ciclo kármico, el cual para este caso especifico, continúa eternamente.

Por su parte el Karma, es una creencia que conjuga las disciplinas del hinduismo, el budismo, el jainismo, el ayyavazhi y el espiritismo. Reflejan las buenas acciones de los seres acumuladas en vidas pasadas. También se le llama energía trascendente, es decir, que es invisible e inmensurable. Esta energía se crea a partir de las actuaciones de las personas, logrando así un equilibrio con una satisfacción.

El Karma se interpreta también como una ley cósmica de retribución que vuelve a unirla al concepto de causa y efecto. Se enmarca dentro del concepto de la acción que vendría a ser la causa, es decir, el comienzo del ciclo de causa y que luego desemboca en el efecto. Basados en los principios del Karma, se cree que cada una de las reencarnaciones sucesivas van a estar condicionadas a los actos que las personas hayan realizado en sus vidas anteriores. (Ver articulo: Akshobhya)

Este principio del Karma lo relaciona a las creencias del cristianismo, siendo su concepto teológico sobre la retribución. Allí, el karma expone las odiseas por las que atraviesan los humanos, sus reacciones a las buenas o malas acciones que hicieron a lo largo de su vida pero en el pasado inmediato. Aunque se tiene la libertad para escoger entre hacer el bien y el mal, también tienen que asumir las consecuencias derivadas de dichas acciones.

Dentro del concepto en la cultura occidental existe un elemento que puede compararse con el Nudo Infinito que es la “Línea Infinita de Pitágoras de Samos”. Esta teoría señalaba que los números no eran una edificación filosófica, sino algo con equilibrio, esto según el pensador Aristóteles, quien fue un investigador de las matemáticas y el principio de la metafísica.

Las reglas matemáticas establecen que los números están compuestos de unidades y estas unidades a su vez están conformadas por cuasi átomos que se añaden en una composición espacial. La mezcla de los puntos es la representación de los números. La yuxtaposición de puntos genera la línea, mientras que la superficie es creada por la yuxtaposición de líneas que da como resultado el cuerpo por la combinación de varias superficies. (Ver articulo: Unalome)

Los puntos, las líneas y las superficies, son las unidades reales que conforman todos los cuerpos de la naturaleza, es decir, que todos los cuerpos se consideran números y se obtiene como resultado el número, el cual era un agregado compuesto de las unidades.

Gracias al aporte que le hizo el concepto de líneas de Pitágoras, al estudio del Karma dentro del Nudo infinito, la masonería medieval desplegó la geometría especulativa, que colaboró al diseño y construcción de las catedrales góticas del continente Europeo, realizado por los monjes cistercienses. Igualmente, la planificación arquitectónica que es acreditada también como las “Líneas Infinitas de las Ojivas Góticas”.

Nido Infinito, su uso en el feng shui

Por ser el Nudo infinito uno de los símbolos más sagrados que tiene la doctrina del budismo, ya que forma parte de los ocho tesoros del gran Buda, se presenta como una de las filosofías orientales más antiguas, la cual ha sido respetada en las diversas corrientes que componen a la religión del budismo.

Se dice que cada uno de los signos simboliza una parte del cuerpo de Buda y de la gran sabiduría que éste le brinda a toda la humanidad. El nudo infinito, que es un caso particular, viene a representar “el corazón del iluminado”, el cual se encuentra lleno de un amor perenne, duradero, eterno, capaz de abarcar al universo en toda su extensión.

A esta insignia tibetana se le conoce también como palbeu y en sánscrito es identificado como shrivatsa. De igual manera, se le conoce de diferentes formas, entre ellas el nudo místico, el nudo sin fin o también el nudo maravilloso.

Pero igualmente, todos estos nombres hacen marco de referencia al gran poder que este emblema tiene para consagrar el ciclo eterno en el que existe la creación, ya que no tiene ni un principio, ni un fin.
Dentro del feng shui, el Nudo infinito se muestra de diferentes formas y en diferentes tamaños, pero siempre con el color rojo, que es un signo característico, lo que consagra la energía del yang.

Este símbolo dentro del Feng Shui, tiene la capacidad de ampliar la energía de cualquier tipo, pues cuenta con una infinidad de usos y múltiples de posibilidades. Con estas características, resulta muy común encontrarlo dentro de un conjunto junto con otros símbolos que evoca la prosperidad, la abundancia, la protección e incluso el amor. (Ver articulo: Templos budistas)

Se dice que para usarlo como un amuleto para la buena suerte, este debe ser llevado consigo o también se puede colocar en la parte trasera de la puerta principal del hogar, del establecimiento comercial o cualquier tipo de negocio.

Usualmente también se le colocan monedas chinas y algunos cascabeles a estos amuletos, esto con la intensión atraer muchas más riquezas, adicional a poder limpiar la energía que entra al establecimiento a través del sonido.

De igual manera, se puede cargar de diferentes formas este amuleto, bien sea en llaveros, como adornos para los celulares o también dentro de las carteras. Este tipo de amuleto es muy usado dentro de las celebraciones, conmemoraciones, u ocasiones especiales, ya que santifica la felicidad que se vive durante esos momentos especiales. Un ejemplo articular son las bodas chinas, donde es común encontrarlos como elementos decorativos del festejo.

Este elemento se le considera oportuno como uso casual dentro de las sociedades de cualquier tipo. También es de uso frecuente dentro de las oficinas, donde es utilizado con la finalidad de que se generen las buenas comunicaciones y los acuerdos dentro de dicho ambiente.

Es ideal que los socios lleven consigo uno de estos amuletos, acompañados de una representación del pez arowana u otro símbolo que represente a la riqueza, dado a que esto les asegurara grandes ingresos para sus empresas, negocios o establecimientos comerciales, además de protegerlos de malas intenciones.

Nudo infinito Celta

Según los relatos históricos, dentro la cultura celta, la cual es rica en tradiciones y costumbres, y más específico, dentro de lo que eran sus artesanías, los nudos infinitos son los elementos más atractivos y más fáciles de reconocer e identificar.

Además de la belleza decorativa con las que cuentan estos complejos nudos, estos están cargados de un gran simbolismo y en ellos están contentivos de distintos significados. Se dice que comenzaron a aparecer cerca del año 450 antes de Cristo.

Existen mínimos registros que hablan acerca de sus significados, pero a pesar de ello, se han encontrado, algunos teniendo el hallazgo de los mismos tipos de nudos en circunstancias parecidas y con la interpretación simbólica de cada uno de ellos regidos a la cultura celta. Hoy en día, estos elementos permiten conocer algunos de los significados de dichos nudos.

Por ser unos símbolos más atractivos, antiguos y simbólicos que existen en la actualidad, los nudos y los diseños de tatuajes celtas, se han tornado muy populares en todo el mundo de los tatuajes. Como muestras tenemos tres tipos de nudos celtas y sus significados.

El nudo de Dara celta

El nudo de Dara Celta, es uno de los nudos conocidos dentro de esta importante doctrina. Se dice que etimológicamente, el nombre Dara es una derivación de la palabra irlandesa “doire”, la cual tiene su significado en español como “roble”.

Es muy común ver este tipo de nudo como elemento decorativo en repetidas ocasiones en distintos lugares de las ciudades irlandesa de Kildare, donde se encuentra por ejemplo la iglesia erigida por la Santa Brígida de Irlanda.

Esta iglesia Irlandesa se llama Cill-Dara, nombre que significa algo así como “la iglesia del roble”. Se dice también que la forma de este nudo simboliza las muchas similitudes con las que se presentan a las raíces de este tipo de árbol, el roble, por lo que no resulta extraño que el nudo de Dara se relacione directamente con los árboles del roble. El roble es considerado como un árbol sagrado por los celtas, de allí también la conexión de su uso para este símbolo.

De igual manera, se cree que el nudo de Dara ha sido utilizado a lo largo de la historia como un signo de poder, pero además que denota el destino, la sabiduría, la fuerza, la resistencia y el liderazgo en las personas o entes. Dentro de las tradiciones celta, el símbolo del roble evoca gran poder, el cual era pedido en los momentos más difíciles, en especial cuando era necesario ser fuerte y resistir a algún un desafío, aferrados a las raíces del sabio roble.

Nudo cuaternario celta

En cuanto al nudo cuaternario celta, se dice que este obtuvo su nombre basado en las cuatro esquinas o cuatro poderes que lo conforman. Como todo nudo tradicional y especialmente como ocurre con todos los nudos de origen celtas, su concepto se refiere a un símbolo infinito y cerrado, es decir, que no tiene ni un inicio, ni un final, característica esta por lo cual siempre están relacionados al concepto de lo supremo y lo eterno, lo que nunca muere, lo finito.

Por ser este un nudo cuaternario, está conformado por 4 partes que en si forman un conjunto las cuales suelen señalarse con diferentes significados para dicho conjunto, incluso se dice que cada parte de ese conjunto podría ser un punto cardinal, norte, sur, este y oeste.

Con estos atributos, éste más que un símbolo, se presenta como una herramienta que indica cuál debe ser el camino a seguir tal como una brújula. Se tiene por creencia que este nudo puede estar asociado con el tiempo y así que cada punto señala las cuatro estaciones o bien también, los cuatro elementos, el fuego, la tierra, el agua y el viento.

Visto desde una óptica dentro de un marco histórico y mitológico, este nudo celta se lo relaciona también con los 4 tesoros de los Tuatha Dé Danann, que quiere decir, la gente de la diosa de Danú. Otros dice que bien podría ser además los 4 evangelios contentivos en el Libro de Kells.

Nudo quíntuple celta

Parecido a lo que ocurre con el nudo cuaternario, el nudo quíntuple celta, se presenta como un conjunto conformado de cinco elementos, el cual consta a su vez de 4 círculos que se entretejen formando así la quinta figura ubicada en el centro.

Los primeros celtas, se identificaban por tener una fuerte relación directa con los elementos de la madre naturaleza, lo cual se manifiesta en la mayoría de sus historias. En este nudo se puede evidenciar dentro de la esencia de esto. Para ello, cada círculo significa un elemento, como el fuego, la tierra, el agua y el viento. El vínculo que se forma a partir de esa unión se denomina como el espíritu celta, que se simboliza con la figura del centro.

También, cada uno de los cuatro círculos simboliza a las cuatro estaciones del año, el verano, el otoño, el invierno y la primavera, al igual que los cuatro puntos cardinales norte, sur, este y oeste. A la convergencia de todos estos elementos se le llama la armonía del espíritu celta, el cual se encuentra presente manifestándose entre todas esas cosas.

Nudo infinito plasmado en tattoo

El Nudo infinito, es uno de los ocho símbolos del budismo, y uno de los más populares de la doctrina budista tibetana. Es denominado también como el “dragón místico”, que simboliza la infinita sabiduría y compasión del gran Buda, la cual sentía por todos los seres vivos del planeta.

Este Nido infinito guarda cierto parecido con el habitual nudo celta. Aunque ambos poseen un mismo esquema en su diseño están compuestos por complicadas líneas geométricas, pero que mantienen las característica del sin principio ni fin. Esto puede encontrarse dentro de muchas culturas alrededor de todo el mundo, condición que convierte a este Nudo en un símbolo universal.

Su diseño es de carácter simétrico, formando un lazo flojo, equilibrado y grácil, pero de igual manera sin un principio ni un final, solo un bucle cerrado que denota la eternidad y la unidad.

Para los budistas, el hecho de que este nudo sea sin fin, es una especie de recordatorio de que todos los elementos del universo están relacionados entre sí. También tienen relación estrecha con los múltiples hechos futuros que tienen sus raíces dentro del presente. El diseño del Nudo infinito representa y simboliza la causa y el efecto, en otras palabras, conceptualiza lo que es el “karma”.

El Nudo infinito, presentado con su diseño eterno, relata que el hecho de que el ser humano está atado a cumplir con un destino kármico. Portar el diseño de este nudo, es también un constante recordatorio de que se debe mantener el tránsito por el camino de la iluminación y meditación basado en las lecciones del maestro o quizás expresado con las palabras del gran Buda, “No vivas del pasado, no sueñes con el futuro, concentra tu mente en el momento presente”.

Desde los inicios de la doctrina del budismo dentro de la India, fueron muchos los símbolos que fueron tomados y prestados a otras religiones. El carácter de los ocho símbolos del budismo, en sí mismos, se presenta como una evolución de estos ocho símbolos anteriores que se utilizaban de manera frecuente durante algunas ceremonias en las Indias.

Se dice que siglos después de la muerte de Buda, la religión del Hinduismo, se encuentro empapado del folklore popular, de la cultura y creencias, hechos con los que se considera que los ocho símbolos son una realidad mediante los cuales se le hacen ofrendas al gran buda por parte de los dioses dado a su despertar.

Posiblemente este símbolo haya aparecido a partir del emblema de dos serpientes entrelazadas, que es el símbolo del “Naga”, que quiere decir serpiente o dragón. La imagen que sugiere la dualidad entre ambos son los elementos de luz-oscuridad y el bien-mal. Estas fuerzas que a su vez son opuestas, están destinadas a fundirse para originar la armonía del universo.

Algunas de las representaciones del Nudo muestran a veces los detalles en la parte inferior que claramente se ve como una serpiente. Este Nudo tiene muchas interpretaciones, todas relacionadas con el concepto de interdependencia, parejas de conceptos que dependen uno del otro, como el cado de la sabiduría y la compasión, o de la religión y lo secular, e incluso de la quietud y la acción, apareciendo en muchas formas de representación artística.

Hay quienes lo usan en pulsera 

Muchas joyas fabricadas con material de plata contienen en sus diseños algunos significados que hacen referencia a amuletos, supersticiones o creencias. Una de estas prendas es el uso de las pulseras de plata con símbolo infinito.

Comprendido el significado de lo que es el Nudo infinito y de donde proviene este místico símbolo, se puede entonces entender el porqué es una joya de plata tan usada y preciada por mucha gente.
Se dice que desde tiempos remotos, el ideal de lo infinito y de la vida eterna expresada en los ciclos que nunca acaban, han sido materia de interés para el Hombre.

A muchas personas les encanta llevar el símbolo infinito de alguna u otra manera en su cuerpo y lo más práctico es en una joya tipo pulsera.

Existen diversos símbolos que simbolizan la eternidad, entre ellos el símbolo infinito, que pueden manifestarse de varias maneras. Este símbolo infinito es el que une a dos círculos que representan el ideal de la perfección, el cual se debe realizar de un solo trazo. El infinito aparece en varias áreas de las matemáticas.

Otro de los símbolos del infinito más interesantes y populares entre las personas es el llamado Ouroboros. Este símbolo tiene sus orígenes en la edad media y era representado por una serpiente comiéndose a sí misma. Esto simboliza la idea de la regeneración, es el círculo armonioso perfecto y reiterativo que da la vuelta inagotable de lo mismo.

Usualmente se regala una pulsera de plata con el símbolo infinito cuando se quiere compartir toda la vida con alguna persona. También se les hace este tipo de regalos a los amigos para simbolizar la amistad eterna, en definitiva, es cuando buscamos compartir algo eterno con algún ser querido.
La figura del ave fénix, en cierto modo, personifica la vuelta a la vida, el renacer, lo cual hace que bien podemos relacionar todo con la idea de lo que nunca se acaba, lo que no tiene fin, es decir, lo que nunca muere, lo infinito.

Nudo infinito

El nudo cuaternario celta, también es uno de los elementos utilizados para tatuajes o simplemente para incorporarlo dentro de las joyas, la más tradicional las pulseras. Como nudo celta, tiene el concepto de un símbolo infinito y cerrado, que no tiene comienzo ni final. Es por ello que se asocia con el concepto de lo supremo y eterno, lo que nunca muere.

A las cuatro partes que forman este nudo se les suele referencias con diferentes significados, los puntos cardinales Norte, Sur, Este y Oeste o las estaciones del año primavera, verano, otoño e invierno.
Otro de los símbolos escogidos para las pulseras y otras joyas es el Ankh. Este elemento se refiere a un tipo de símbolo de origen egipcio, que ellos mismo denominaban el símbolo de la vida eterna.

En muchos enigmas se pueden observar a los dioses portando este tipo de símbolo en la mano o también en los labios de alguien. Describe la leyenda que con esta acción se le ofrecía el aliento de vida a las personas después de su muerte, simbolizando así la eternidad, lo trascendental y todo lo que es infinito.

Dejar Comentario