≡ Menu




Descubre todo sobre Arhat en la mitología budista

Dentro de la ideología del budismo, se le designa con el nombre de Arhat o Arahant como también es conocido, a la persona que tiene el conocimiento profundo sobre la verdadera naturaleza de la existencia.

Arhat en el budismo

Con los nombres de Arhat o Arahant son designados aquellos seres que tienen un conocimiento espiritual de lo que es la existencia del mundo y de los seres vivos. Son aquellos que han alcanzado un nivel de beatitud y por ello no volverán a nacer de nuevo.

Arhat denota un ser honorable, consagrado con el grado de Santo budista, que logra su liberación final, atravesando por un estado de nirvana, que es lograr todos los objetivos planteados en la vida. Es un ser con una visión universal de la realidad del mundo que parte de lo espiritual a lo terrenal, lo que le permite una mejor comprensión de las cosas.

Por todas estas características, es un ser que no está sujeto a la frustración y ni el sufrimiento del samsara. Se relaciona al budismo por ser una propiedad característica de la religión del buddha, aunque se ha convertido también en el ideal hinayana para el grado de santidad.

Se dice que el budismo Theravāda considera el Arhat como un estado donde se logra un desarrollo espiritual pleno. Esta doctrina señala que los Arahants tienen por objeto la luz que habita en los seres y que luego emerge en el mundo para lograr el beneficio de otros seres.

La palabra del sánscrito arhat o Pāḷi arahant, viene de la raiz verbal √arh, que significa “merecer”. Otro de los estudios gramaticales determinan que etimológicamente la palabra de ari hace referencia al enemigo y la raíz √han significa golpear y matar. De esta unión se desprende el significado de “destructor de enemigos”.

Otros autores establecen que el participio de la palabra lleva como significado “discordante” aunque parece fuera de lugar cuando se asocia a un adjetivo de la misma raíz arha. Los seguidores jainistas utilizaban dos formas de la palabra, siendo estas arahanta y la otra arihanta.

Características de Arhat

La conceptualización de la palabra Arhat fue traducido vocalmente a algunos dialectos del Asia Oriental, siendo uno de los casos en el idioma chino que se escribe como āluóhàn, y más simplificado luóhàn. También existen registros en inglés donde se reflejas como luohan o lohan y en japonés la pronunciación se hace con los mismos caracteres chinos siendo rakan o arakan. (Ver articulo: Ninfa Acuática Hindú)

Se dice que las escuelas originarias del budismo se dedicaban al estudio de los conceptos que se manejaban en torno a los Arhats. Dentro de los debates enmarcados en estas teorías se desarrollaron una variedad de puntos de vista.

Las principales escuelas del budismo que trabajaban el Ashats son la Sarvāstivāda, la Kāśyapīya, la Mahāsāṃghika, la Prajñaptivāda, la Caitika, la Ekavyāvahārika, la Lokottaravāda y la Bahuśrutīya. La conclusiones en que coincidían estas escuelas era en la imperfección de los arhat al ser comparados con los seguidores del budismo.

Las corrientes del Mahīśāsaka y el Theravada indicaban que los Arhats y a los budas tenían características que se asemejan. Para muchos seguidores, los Arhats eran seres que habían transitado un camino de luz alcanzando su mayor esplendor, por lo que el mismo Buda es reconocido como un arahant.

Tomando en cuenta que dentro de la religión budista el estado de nirvāṇa significa llegar a la meta final, se considera que aquel que haya logrado tener un estado de nirvana, igualmente ha obtenido un Arahant, tanto así que la marca que caracteriza a un Arahant se tomaba como el logro del nirvāṇa a lo largo de la vida​.

El budismo sostiene que un ser debe transitar por tres estados prematuros antes de reencarnar en un cielo como un Arhat. (Ver articulo: Maruts)

¿Quienes eran los Arhats?

Los dieciocho Arhat, se presentan dentro del budismo como los seguidores originales de Buda, los cuales han seguido sus pasos y han alcanzado las cuatro etapas de la Iluminación necesarias para el entendimiento del mundo.

Los Arhats han alcanzado el estado de Nirvana y por ello son seres libres de tener deseos mundanos, su ser es solo espiritual, es decir, ya no tendrán más reencarnaciones ni le temen al karma.

Entre sus funciones está la de proteger la fe budista y esperar en la tierra la llegada de Maitreya, conocido así al Buda Iluminado que según la religión llegará a la tierra muchos milenios después de la muerte. Son bien conocidos por su gran sabiduría, coraje y súper poderes.

Fueron designados como los protectores del templo budista dado a su capacidad para protegerse de los malos espíritus. Los Arhats que se han registrado en la historia son, el que está sentado en un ciervo, el que está feliz, el que levanta un cuenco, el de la pagoda alta, el que medita, el de ultramar.

La lista continúan con el que monta en un elefante, el del León que ríe, el del corazón abierto, el de las manos levantadas, el que piensa, el que se rasca la oreja, el de la bolsa de calico, el del platanero, el de la ceja larga, el  portero, el que doma al dragón, el que doma al tigre.

Dejar Comentario